Constitución Europea

From Wikisource
Jump to: navigation, search

Contents

PARTE I[edit]

TÍTULU I: DE LA DEFINICIÓN Y LOS OXETIVOS DE LA UNIÓN[edit]

ARTÍCULU I-1. Creación de la Unión 1. La presente Constitución, que naz de la voluntá de los ciudadanos y de los Estaos d’Europa de construir un futuru común, crea la Unión Europea, a la que los Estaos miembros atribúin competencies p’alcanzar los sos oxetivos comunes. La Unión ha coordinar les polítiques de los Estaos miembros empobinaes a llograr dichos oxetivos y exercer, de mou comunitariu, les competencies qu’éstos-y atribúin. 2. La Unión ta abierta a tolos Estaos europeos que respeten los sos valores y se comprometen a promovelos en común.

ARTÍCULU I-2 Valores de la Unión La Unión fundaméntase nos valores de respetu de la dignidá humana, llibertá, democracia, igualdá, Estáu de Derechu y respetu de los derechos humanos, incluyíos los 3 derechos de les persones pertenecientes a minoríes. Estos valores son comunes a los Estaos miembros nuna sociedá caracterizada pol pluralismu, la non discriminación, la tolerancia, la xusticia, la solidariedá y la igualdá ente muyeres y homes.

ARTÍCULU I-3 Oxetivos de la Unión 1. La Unión tien como finalidá promover la paz, los sos valores y el bienestar de los sos pueblos. 2. La Unión ha ofrecer a los sos ciudadanos un espaciu de llibertá, seguridá y xusticia ensin fronteres interiores y un mercáu interior nel que la competencia seya llibre y nun tea falsiada. 3. La Unión ha obrar en pro del desendolque sostenible d’Europa basáu nun crecimientu económicu equilibráu y na estabilidá de los precios, nuna economía social de mercáu altamente competitiva, tendente al plenu emplegu y al progresu social, y nun nivel eleváu de protección y meyora de la calidá del mediambiente. Poles mesmes, ha promover el progresu científicu y técnicu. La Unión ha combatir la esclusión social y la discriminación y ha afalar la xusticia y la protección sociales, la igualdá ente muyeres y homes, la solidariedá ente les xeneraciones y la protección de los derechos del neñu. La Unión ha afalar la cohesión económica, social y territorial y la solidariedá ente los Estaos miembros. La Unión ha respetar la riqueza de la so diversidá cultural y llingüística y velar pola conservación y el desendolque del patrimoniu cultural européu. 4. Nes sos rellaciones col restu del mundu, la Unión ha afirmar y promover los sos valores y intereses. Ha contribuir a la paz, la seguridá, el desendolque sostenible del planeta, la solidariedá y el respetu mutuu ente los pueblos, el comerciu llibre y xustu, la erradicación de la probeza y la protección de los derechos humanos, especialmente los derechos del neñu, asina como al estrictu respetu y al desendolque del Derechu internacional, en particular el respetu de los principios de la Carta de les Naciones Uníes. 5. La Unión ha persiguir los sos oxetivos polos medios apropiaos, d’alcuerdu coles competencies que se-y atribúin na Constitución.

ARTÍCULU I-4 Llibertaes fundamentales y non discriminación 1. La Unión ha garantizar nel so interior la llibre circulación de persones, servicios, mercancies y capitales y la llibertá d’establecimientu, de conformidá colo dispuesto na Constitución. 2. Nel ámbitu d’aplicación de la Constitución, y ensin perxuiciu de los sos disposiciones particulares, prohíbese toa discriminación por razón de nacionalidá. 4

ARTÍCULU I-5 Rellaciones ente la Unión y los Estaos miembros 1. La Unión ha respetar la igualdá de los Estaos miembros ante la Constitución, asina como la so identidá nacional, inherente a les estructures fundamentales polítiques y constitucionales d’éstos, tamién no referente a l’autonomía local y rexonal. Ha respetar les funciones esenciales del Estáu, especialmente les que tienen por oxetu garantizar la so integridá territorial, caltener l’orde públicu y salvaguardar la seguridá nacional. 2. Conforme al principiu de cooperación lleal, la Unión y los Estaos miembros han respetase y asistise mutuamente nel cumplimientu de les misiones derivaes de la Constitución. Los Estaos miembros han adoptar toles midíes xenerales o particulares axeitaes p’asegurar el cumplimientu de les obligaciones derivaes de la Constitución o resultantes de los actos de les instituciones de la Unión. Los Estaos miembros han ayudar a la Unión nel cumplimientu de la so misión y han abstenese de toa midida que pueda poner en peligru la consecución de los oxetivos de la Unión.

ARTÍCULU I-6 Derechu de la Unión La Constitución y el Derechu adoptáu poles instituciones de la Unión nel exerciciu de les competencies que se-y atribúin a ésta han primar sobre’l Derechu de los Estaos miembros.

ARTÍCULU I-7 Personalidá xurídica La Unión tien personalidá xurídica.

ARTÍCULU I-8 Símbolos de la Unión La bandera de la Unión representa un círculu de doce estrelles doraes sobre fondu azul. L’himnu de la Unión tómase del "Himnu a l’allegría" de la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven. La divisa de la Unión ye "Unidá na diversidá". La moneda de la Unión ye l’euro. El Día d’Europa celébrase’l 9 de mayu en tola Unión.

TÍTULU II:DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Y DE LA CIUDADANÍA DE LA UNIÓN[edit]

ARTÍCULU I-9 Derechos fundamentales 1. La Unión reconoz los derechos, llibertaes y principios enunciaos na Carta de los Derechos Fundamentales que constitúi la Parte II. 5 2. La Unión ha adherise al Conveniu Européu pa la Protección de los Derechos Humanos y de les Llibertaes Fundamentales. Esta adhesión nun ha modificar les competencies de la Unión que se definen na Constitución. 3. Los derechos fundamentales que garantiza’l Conveniu Européu pa la Protección de los Derechos Humanos y de les Llibertaes Fundamentales y los que son frutu de les tradiciones constitucionales comunes a los Estaos miembros formen parte del Derechu de la Unión como principios xenerales.

ARTÍCULU I-10 Ciudadanía de la Unión 1. Toa persona que tenga la nacionalidá d’un Estáu miembru posee la ciudadanía de la Unión, que s’amiesta a la ciudadanía nacional ensin sustituila. 2. Los ciudadanos de la Unión son titulares de los derechos y tán suxetos a los deberes afitaos na Constitución. Tienen el derechu: a) de circular y residir llibremente nel territoriu de los Estaos miembros; b) de sufraxu activu y pasivu nes elecciones al Parlamentu Européu y nes elecciones municipales del Estáu miembru nel que residan, nes mesmes condiciones que los nacionales de dichu Estáu; c) d’acoyese, nel territoriu d’un tercer país nel que nun tea representáu l’Estáu miembru del que seyan nacionales, a la protección de les autoridaes diplomátiques y consulares de cualquier Estáu miembru nes mesmes condiciones que los nacionales de dichu Estáu; d) de formular piticiones al Parlamentu Européu, de recurrir al Defensor del Pueblu Européu, asina como de dirixise a les instituciones y a los órganos consultivos de la Unión nuna de les llingües de la Constitución y de recibir una contestación nesa mesma llingua. Estos derechos han exercese nes condiciones y dientro de les llendes definíes pola Constitución y poles midíes adoptaes n’aplicación d’ésta.

TÍTULU III: DE LES COMPETENCIES DE LA UNIÓN[edit]

ARTÍCULU I-11 Principios fundamentales 1. La delimitación de les competencies de la Unión ríxese pol principiu d’atribución. L’exerciciu de les competencies de la Unión ríxese polos principios de subsidiariedá y proporcionalidá. 2. En virtú del principiu d’atribución, la Unión actúa dientro de les llendes de les competencies que-y atribúin los Estaos miembros na Constitución pa llograr los oxetivos qu’ésta determina. Toa competencia non atribuyida a la Unión na Constitución correspuénde-yos a los Estaos miembros. 6 3. En virtú del principiu de subsidiariedá, nos ámbitos que nun seyan de la so competencia esclusiva la Unión ha intervenir namás en casu de que, y na midida en que, los oxetivos de l’acción pretendida nun puedan ser algamaos de manera suficiente polos Estaos miembros, nin a nivel central nin a nivel rexonal y local, sinon que puedan algamase meyor, debío a la dimensión o a los efectos de l’acción pretendida, a escala de la Unión. Les instituciones de la Unión han aplicar el principiu de subsidiariedá de conformidá col Protocolu sobre l’aplicación de los principios de subsidiariedá y proporcionalidá. Los Parlamentos nacionales han velar pol respetu de dichu principiu con arreglu al procedimientu afitáu nel mentáu Protocolu. 4. En virtú del principiu de proporcionalidá, el conteníu y la forma de l’acción de la Unión nun han esceder de lo necesario p’alcanzar los oxetivos de la Constitución. Les instituciones han aplicar el principiu de proporcionalidá de conformidá col Protocolu sobre l’aplicación de los principios de subsidiariedá y proporcionalidá.

ARTÍCULU I-12 Categoríes de competencies 1. Cuando la Constitución atribuya a la Unión una competencia esclusiva nun ámbitu determináu, namás la Unión va poder lexislar y adoptar actos xurídicamente vinculantes, mientres que los Estaos miembros, desque tales, únicamente van poder facelu si son facultaos pola Unión o p’aplicar actos de la Unión. 2. Cuando la Constitución-y atribuya a la Unión una competencia compartida colos Estaos miembros nun ámbitu determináu, la Unión y los Estaos miembros van poder lexislar y adoptar actos xurídicamente vinculantes en dichu ámbitu. Los Estaos miembros han exercer la so competencia na midida en que la Unión nun exerciera la suya o decidiera dexar d’exercela. 3. Los Estaos miembros han coordinar les sos polítiques económiques y d’emplegu según les modalidaes afitaes na Parte III; pa la definición d’ésta la Unión ha disponer de competencia. 4. La Unión ha disponer de competencia pa definir y aplicar una política esterior y de seguridá común, incluyida la definición progresiva d’una política común de defensa. 5. En determinaos ámbitos y nes condiciones afitaes na Constitución, la Unión ha disponer de competencia pa perfacer acciones col envís d’apoyar, coordinar o complementar l’acción de los Estaos miembros, ensin por ello sustituir la competencia d’éstos en dichos ámbitos. Los actos xurídicamente vinculantes de la Unión adoptaos en virtú de les disposiciones de la Parte III relatives a esos ámbitos nun van poder conllevar harmonización dala de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. 6. L’alcance y les condiciones d’exerciciu de les competencies de la Unión han determinase nes disposiciones de la Parte III relatives a cada ámbitu. 7

ARTÍCULU I-13 Ámbitos de competencia esclusiva 1. La Unión ha disponer de competencia esclusiva nos ámbitos siguientes: a) la unión aduanera; b) l’establecimientu de les normes sobre competencia necesaries pal funcionamientu del mercáu interior; c) la política monetaria de los Estaos miembros col euro de moneda; d) la conservación de los recursos biolóxicos marinos dientro de la política pesquera común; e) la política comercial común. 2. La Unión ha disponer tamién de competencia esclusiva pa la celebración d’un alcuerdu internacional cuando dicha celebración tea prevista nun actu lexislativu de la Unión, cuando seya necesaria pa permiti-y exercer la so competencia interna o na midida en que pueda afectar a normes comunes o alterar l’alcance de les mesmes.

ARTÍCULU I-14 Ámbitos de competencia compartida 1. La Unión ha disponer de competencia compartida colos Estaos miembros cuando la Constitución-y atribuya una competencia que nun correspuenda a los ámbitos mentaos nos artículos I-13 y I-17. 2. Les competencies compartíes ente la Unión y los Estaos miembros han aplicase a los siguientes ámbitos principales: a) el mercáu interior; b) la política social, nos aspectos definíos na Parte III; c) la cohesión económica, social y territorial; d) l’agricultura y la piesca, con esclusión de la conservación de los recursos biolóxicos marinos; e) el mediambiente; f) la protección de los consumidores; g) los tresportes; h) les redes treseuropees; i) la enerxía; j) l’espaciu de llibertá, seguridá y xusticia; k) los asuntos comunes de seguridá en materia de salú público, nos aspectos definíos na Parte III. 2. nos ámbitos de la investigación, el desendolque tecnolóxicu y l’espaciu, la Unión ha disponer de competencia pa perfacer acciones, en particular destinaes a definir y realizar programes, ensin que’l exerciciu d’esta competencia pueda tener por efectu impidir a los Estaos miembros exercer la de so. Nos ámbitos de la cooperación pal desendolque y de l’ayuda humanitaria, la Unión ha disponer de competencia pa perfacer acciones y una política común, ensin que’l exerciciu d’esta competencia pueda tener por efectu impidir a los Estaos miembros exercer la de so. 8

ARTÍCULU I-15 Coordinación de les polítiques económiques y d’emplegu 1. Los Estaos miembros han coordinar les sos polítiques económiques nel sen de la Unión. Con esta fin, el Conseyu de Ministros ha adoptar midíes, en particular les orientaciones xenerales de diches polítiques. Han aplicase disposiciones particulares a los Estaos miembros que tengan de moneda l’euro. 2. La Unión ha tomar midíes pa garantizar la coordinación de les polítiques d’emplegu de los Estaos miembros, en particular definiendo les orientaciones de diches polítiques. 3. La Unión va poder tomar iniciatives pa garantizar la coordinación de les polítiques sociales de los Estaos miembros.

ARTÍCULU I-16 Política esterior y de seguridá común 1. La competencia de la Unión en materia de política esterior y de seguridá común abarca tolos ámbitos de la política esterior y toles cuestiones relatives a la seguridá de la Unión, incluyida la definición progresiva d’una política común de defensa que va poder conducir a una defensa común. Los Estaos miembros han apoyar activamente y ensin reserves la política esterior y de seguridá común de la Unión, con espíritu de llealtá y solidariedá mutues, y han respetar l’actuación de la Unión nesti ámbitu. Han abstenese de toa acción contraria a los intereses de la Unión o que pueda amenorgar la so eficacia.

ARTÍCULU I-17 Ámbitos de les acciones d’apoyu, coordinación o complementu La Unión ha disponer de competencia pa perfacer acciones d’apoyu, coordinación o complementu. Los ámbitos d’estes acciones han ser, na so finalidá europea: a) la protección y meyora de la salú humano; b) la industria; c) la cultura; d) el turismu; e) la educación, la xuventú, el deporte y la formación profesional; f) la protección civil; g) la cooperación alministrativa.

ARTÍCULU I-18 Cláusula de flesibilidá 1. Cuando se considere necesaria una acción de la Unión nel ámbitu de les polítiques definíes na Parte III p’alcanzar ún de los oxetivos fixaos pola Constitución, ensin qu’ésta previera los poderes d’actuación necesarios a tal efectu, el Conseyu de Ministros ha adoptar les midíes adecuaes por unanimidá, a propuesta de la Comisión Europea y previa aprobación del Parlamentu Européu. 2. La Comisión Europea, nel marcu del procedimientu de control del principiu de subsidiariedá mentáu nel apartáu 3 del artículu I-11, ha indicar a los Parlamentos nacionales les propuestes que se basen nel presente artículu. 3. Les midíes basaes nel presente artículu nun van poder conllevar harmonización dalguna de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros cuando la Constitución escluya dicha harmonización.

TÍTULU IV:DE LES INSTITUCIONES Y MUÉRGANOSS DE LA UNIÓN[edit]

CAPÍTULU I. MARCU INSTITUCIONAL[edit]

ARTÍCULU I-19 Instituciones de la Unión 1. La Unión dispón d’un marcu institucional que tien como finalidá: - promover los sos valores; - persiguir los sos oxetivos; - defender los sos intereses, los de los sos ciudadanos y los de los Estaos miembros; - garantizar la coherencia, eficacia y continuidá de los sos polítiques y acciones. Esti marcu institucional ta formáu por: - el Parlamentu Européu, - el Conseyu Européu, el Conseyu de Ministros (denomáu darréu "Conseyu"), - la Comisión Europea (denomada darréu "Comisión"), - el Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. 2. Cada institución ha actuar dientro de les llendes de les atribuciones que-y confier la Constitución, con arreglu a los procedimientos y condiciones afitaos na mesma. Les instituciones han mantener ente sí una cooperación lleal. ARTÍCULU I-20 El Parlamentu Européu 1. El Parlamentu Européu ha exercer conxuntamente col Conseyu la función lexislativa y la función presupuestaria. Ha exercer funciones de control políticu y consultives, nes condiciones afitaes na Constitución. Ha elexir al Presidente de la Comisión. 2. El Parlamentu Européu ha tar compuestu por representantes de los ciudadanos de la Unión. El so númberu nun ha esceder de setecientos cincuenta. La representación de los ciudadanos ha ser decrecientemente proporcional, con un mínimu de seis diputaos por Estáu miembru. Nun s’ha asignar a nengún Estáu miembru más de noventa y seis escaños. El Conseyu Européu ha adoptar por unanimidá, a iniciativa del Parlamentu Européu y cola so aprobación, una decisión europea pola que se fixe la composición del Parlamentu Européu conforme a los principios a que se refier el primer párrafu. 3. Los diputados al Parlamentu Européu han ser elexíos por sufraxu universal directu, llibre y secretu, pa un mandatu de cinco años. 4. El Parlamentu Européu ha elexir al so Presidente y a la Mesa d’ente los sos diputaos. ARTÍCULU I-21 El Conseyu Européu 1. El Conseyu Européu ha dar a la Unión los impulsos necesarios pal so desendolque y definir les sos orientaciones y prioridaes polítiques xenerales. Nun ha exercer función lexislativa dalguna. 10 2. El Conseyu Européu ha tar compuestu polos Xefes d’Estáu o de Gobiernu de los Estaos miembros, asina como pol so Presidente y pol Presidente de la Comisión. Ha participar nos sos trabayos el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. 3. El Conseyu Européu ha aconceyase trimestralmente por convocatoria del so Presidente. Cuando l’orde del día lo esixa, los miembros del Conseyu Européu van poder decidir contar, caún d’ellos, cola asistencia d’un ministru y, nel casu del Presidente de la Comisión, cola d’un miembru de la Comisión. Cuando la situación lo esixa, el Presidente ha convocar una xunta estraordinaria del Conseyu Européu. 4. El Conseyu Européu ha pronunciase por consensu, nun siendo cuando la Constitución disponga otra cosa. ARTÍCULU I-22 El Presidente del Conseyu Européu 1. El Conseyu Européu ha elexir al so Presidente por mayoría cualificada pa un mandatu de dos años y mediu, que va poder renovase una sola vez. En casu d’impidimientu o falta grave, el Conseyu Européu va poder poner fin al so mandatu pol mesmu procedimientu. 2. El Presidente del Conseyu Européu: a) ha presidir y impulsar los trabayos del Conseyu Europeu; b) ha velar pola preparación y continuidá de los trabayos del Conseyu Européu, en cooperación col Presidente de la Comisión y basándose nos trabayos del Conseyu d’Asuntos Xenerales; c) ha puxar por facilitar la cohesión y el consensu nel sen del Conseyu Europeu; d) al términu de cada xunta del Conseyu Européu, ha presentar un informe al Parlamentu Européu. El Presidente del Conseyu Européu ha asumir, nel so rangu y condición, la representación esterior de la Unión nos asuntos de política esterior y de seguridá común, ensin perxuiciu de les atribuciones del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. 3. El Presidente del Conseyu Européu nun va poder exercer dal mandatu nacional. ARTÍCULU I-23 El Conseyu de Ministros 1. El Conseyu ha exercer conxuntamente col Parlamentu Européu la función lexislativa y la función presupuestaria. Ha exercer funciones de definición de polítiques y de coordinación, nes condiciones afitaes na Constitución. 2. El Conseyu ha tar compuestu por un representante de cada Estáu miembru, de rangu ministerial, facultáu pa comprometer al Gobiernu del Estáu miembru al que represente y pa exercer el derechu a votu. 3. El Conseyu ha pronunciase por mayoría cualificada, sacante cuando la Constitución disponga otra cosa. 11 ARTÍCULU I-24 Formaciones del Conseyu de Ministros 1. El Conseyu ha aconceyase en diferentes formaciones. 2. El Conseyu d’Asuntos Xenerales ha velar pola coherencia de los trabayos de les diferentes formaciones del Conseyu. Ha preparar les xuntes del Conseyu Européu y garantizar l’actuación subsiguiente, en contactu col Presidente del Conseyu Européu y la Comisión. 3. El Conseyu d’Asuntos Esteriores ha ellaborar l’acción esterior de la Unión atendiendo a les llinies estratéxiques definíes pol Conseyu Européu y ha velar pola coherencia de l’actuación de la Unión. 4. El Conseyu Européu ha adoptar por mayoría cualificada una decisión europea pola que s’estableza la llista de les demás formaciones del Conseyu. 5. Un Comité de Representantes Permanentes de los Gobiernos de los Estaos miembros ha encargase de preparar los trabayos del Conseyu. 6. El Conseyu se reunirá en públicu cuando dellibere y vote sobre un proyectu d’actu lexislativu. A esti envís, cada sesión del Conseyu ha xebrase en dos partes, dedicaes respectivamente a les delliberaciones sobre los actos lexislativos de la Unión y a les actividaes non lexislatives. 7. La presidencia de les formaciones del Conseyu, con escepción de la d’Asuntos Esteriores, ha ser desempeñada polos representantes de los Estaos miembros nel Conseyu pentemedies d’un sistema de rotación igual, de conformidá coles condiciones afitaes por una decisión europea del Conseyu Européu. El Conseyu Européu ha pronunciase por mayoría cualificada. ARTÍCULU I-25 Definición de la mayoría cualificada nel Conseyu Européu y nel Conseyu 1. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de los miembros del Conseyu que incluya siquier a quince d’ellos y represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimo’l 65% de la población de la Unión. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier por cuatro miembros del Conseyu, a falta de lo que la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. 2. Magar lo dispuesto nel apartáu 1, cuando’l Conseyu nun actúe a propuesta de la Comisión o del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, la mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 72% de los miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimo el 65% de la población de la Unión. 3. Los apartaos 1 y 2 han aplicase al Conseyu Européu cuando se pronuncie por mayoría cualificada. 4. El Presidente del Conseyu Européu y el Presidente de la Comisión nun han participar nes votaciones del Conseyu Européu. 12 ARTÍCULU I-26 La Comisión Europea 1. La Comisión ha promover l’interés xeneral de la Unión y tomar les iniciatives adecuaes con esta fin. Ha velar por que s’apliquen la Constitución y les midíes adoptaes poles instituciones en virtú d’ésta. Ha supervisar l’aplicación del Derechu de la Unión baxo’l control del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. Ha executar el Presupuestu y xestionará los programes. Ha exercer poles mesmes funciones de coordinación, execución y xestión, de conformidá coles condiciones afitaes na Constitución. Con escepción de la política esterior y de seguridá común y de los demás casos previstos pola Constitución, ha asumir la representación esterior de la Unión. Adoptará les iniciatives de la programación añal y pluriañal de la Unión col fin d’alcanzar alcuerdos interinstitucionales. 2. Los actos lexislativos de la Unión namás van poder adoptase a propuesta de la Comisión, nun siendo cuando la Constitución disponga otra cosa. Los demás actos han adoptase a propuesta de la Comisión cuando asina lo estableza la Constitución. 3. El mandatu de la Comisión ha ser de cinco años. 4. Los miembros de la Comisión han ser elexíos en razón de la so competencia xeneral y del so compromisu européu, d’ente personalidaes qu’ofrezan plenes garantíes d’independencia. 5. La primer Comisión nomada con arreglu a lo dispuesto na Constitución ha tar compuesta por un nacional de cada Estáu miembru, incluyíos el so Presidente y el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, qu’ha ser ún de los sos Vicepresidentes. 6. A partir del final del mandatu de la Comisión a que se refier l’apartáu 5, la Comisión ha tar compuesta por un númberu de miembros correspondiente a los dos tercios del númberu d’Estaos miembros, qu’ha incluyir al so Presidente y al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, a nun ser que’l Conseyu Européu decida por unanimidá modificar dichu númberu. Los miembros de la Comisión han ser seleccionaos d’ente los nacionales de los Estaos miembros pentemedies d’un sistema de rotación igual ente los Estaos miembros. Dichu sistema ha afitase por decisión europea adoptada por unanimidá pol Conseyu Européu y conforme a los siguientes principios: a) ha tratase a los Estaos miembros en condiciones de rigorosa igualdá no que se refier a la determinación del orde de turnu y del periodu de permanencia de los sos nacionales na Comisión; polo tanto, la diferencia ente’l númberu total de los mandatos qu’exerzan nacionales de dos determinaos Estaos miembros nunca va poder ser superior a ún; b) con suxeción a lo dispuesto na lletra a), caúna de les sucesives Comisiones ha constituyise de forma que reflexe de manera satisfactoria la diversidá demográfica y xeográfica del conxuntu de los Estaos miembros. 7. La Comisión ha exercer los sos responsabilidaes con plena independencia. Ensin perxuiciu del apartáu 2 del artículu I-28, los miembros de la Comisión nun han solicitar nin aceptar instrucciones de nengún gobiernu, institución, órganu u organismu. Han 13 abstenese de tou actu incompatible coles sos obligaciones o col desempeñu de los sos funciones. 8. La Comisión ha tener una responsabilidá colexada ante’l Parlamentu Européu. El Parlamentu Européu va poder votar una moción de censura contra la Comisión de conformidá col artículu III-340. Si s’aprueba dicha moción, los miembros de la Comisión habrán dimitir colectivamente de los sos cargos y el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión habrá dimitir del cargu qu’exerce na Comisión. ARTÍCULU I-27 El Presidente de la Comisión Europea 1. Teniendo en cuenta’l resultáu de les elecciones al Parlamentu Européu y en manteniendo les consultes apropiaes, el Conseyu Européu ha propone-y al Parlamentu Européu, por mayoría cualificada, un candidatu al cargu de Presidente de la Comisión. El Parlamentu Européu ha elexir al candidatu por mayoría de los miembros que lu componen. Si’l candidatu nun obtién la mayoría necesaria, el Conseyu Européu ha proponer nel plazu d’un mes, por mayoría cualificada, un nuevu candidatu, qu’ha ser elexíu pol Parlamentu Européu pol mesmu procedimientu. 2. El Conseyu, de común alcuerdu col Presidente electu, ha adoptar la llista de les demás personalidaes que se proponga nomar miembros de la Comisión. Éstes han ser seleccionaes, a partir de les propuestes presentaes polos Estaos miembros, d’alcuerdu colos criterios enunciaos nel apartáu 4 y nel segundu párrafu del apartáu 6 del artículu I- 26. El Presidente, el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión y los demás miembros de la Comisión han sometese colexadamente al votu d’aprobación del Parlamentu Européu. Sobre la base de dicha aprobación, la Comisión ha ser nomada pol Conseyu Européu, por mayoría cualificada. 3. El Presidente de la Comisión: a) ha definir les orientaciones con arreglu a les cuales la Comisión ha facer les sos funciones; b) ha determinar la organización interna de la Comisión velando pola coherencia, eficacia y colexalidá de la so actuación; c) ha nomar Vicepresidentes, distintos del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, d’ente los miembros de la Comisión. Un miembru de la Comisión ha presentar la so dimisión si-y lo pide’l Presidente. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha presentar la so dimisión, con arreglu al procedimientu afitáu nel apartáu 1 del artículu I-28, si se lo pide’l Presidente. ARTÍCULU I-28 El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión 1. El Conseyu Européu ha nomar por mayoría cualificada, cola aprobación del Presidente de la Comisión, al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. El Conseyu Européu va poder poner fin al so mandatu pol mesmu procedimientu. 14 2. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha tar al frente de la política esterior y de seguridá común de la Unión. Ha contribuir coles sos propuestes a ellaborar dicha política y executala como mandatariu del Conseyu. Ha actuar del mesmu mou en rellación cola política común de seguridá y defensa. 3. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha presidir el Conseyu d’Asuntos Esteriores. 4. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha ser ún de los Vicepresidentes de la Comisión. Ha velar pola coherencia de l’acción esterior de la Unión. Ha encargase, dientro de la Comisión, de les responsabilidaes qu’incumben a la mesma nel ámbitu de les rellaciones esteriores y de la coordinación de los demás aspectos de l’acción esterior de la Unión. Nel exerciciu d’estes responsabilidaes dientro de la Comisión, y esclusivamente polo que respecta a les mesmes, el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha tar suxetu a los procedimientos polos que se rixe’l funcionamientu de la Comisión na midida en qu’ello seya compatible colos apartaos 2 y 3. ARTÍCULU I-29 El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea 1. El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea compriende’l Tribunal de Xusticia, el Tribunal Xeneral y los tribunales especializaos. Garantiza’l respetu del Derechu na interpretación y aplicación de la Constitución. Los Estaos miembros han afitar les víes de recursu necesaries pa garantizar la tutela xudicial efectiva nos ámbitos cubiertos pol Derechu de la Unión. 2. El Tribunal de Xusticia ha tar compuestu por un xuez por Estáu miembru y ha tar asistíu por abogaos xenerales. El Tribunal Xeneral ha disponer siquier d’un xuez por Estáu miembru. Los xueces y abogaos xenerales del Tribunal de Xusticia y los xueces del Tribunal Xeneral han ser elexíos d’ente personalidaes qu’ofrezan plenes garantíes d’independencia y qu’atropen les condiciones acolumbraes nos artículos III-355 y III- 356. Han ser nomaos de común alcuerdu polos Gobiernos de los Estaos miembros pa un periodu de seis años. Los xueces y abogaos xenerales salientes van poder ser nomaos de nueves. 3. El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha pronunciase de conformidá cola Parte III: a) sobre los recursos interpuestos por un Estáu miembru, por una institución o por persones físiques o xurídiques; b) con calter prexudicial, a pitición de los órganos xurisdiccionales nacionales, sobre la interpretación del Derechu de la Unión o sobre la validez de los actos adoptaos poles instituciones; c) nos demás casos previstos pola Constitución.


CAPÍTULU II. OTRES INSTITUCIONES Y MUÉRGANOS CONSULTIVOS DE LA UNIÓN[edit]

ARTÍCULU I-30 El Bancu Central Européu 1. El Bancu Central Européu y los bancos centrales nacionales han constituir el Sistema Européu de Bancos Centrales. El Bancu Central Européu y los bancos centrales nacionales de los Estaos miembros col euro de moneda, que constitúin l’Eurosistema, han dirixir la política monetaria de la Unión. 2. El Sistema Européu de Bancos Centrales ha tar dirixíu polos órganos rectores del Bancu Central Européu. L’oxetivu principal del Sistema Européu de Bancos Centrales ha ser mantener la estabilidá de precios. Ensin perxuiciu d’esti oxetivu, ha emprestar apoyu a les polítiques económiques xenerales de la Unión pa contribuir a la consecución de los oxetivos d’ésta. Realizará toles demás misiones d’un bancu central de conformidá cola Parte III y colos Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. 3. El Bancu Central Européu ye una institución. Tien personalidá xurídica. Ha corresponde-y n’esclusiva autorizar la emisión del euro. Ha ser independiente nel exerciciu de los sos competencies y na xestión de les sos finances. Les instituciones, órganos y organismos de la Unión y los Gobiernos de los Estaos miembros han respetar esta independencia. 4. El Bancu Central Européu ha adoptar les midíes necesaries pa desempeñar los sos cometíos con arreglu a los artículos III-185 a III-191 y III-196 y a les condiciones afitaes nos Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. Con arreglu a dichos artículos, los Estaos miembros que nun tengan de moneda l’euro y los bancos centrales d’éstos han caltener les sos competencies nel ámbitu monetariu. 5. Nos ámbitos qu’entren dientro de les sos atribuciones, ha consultase-y al Bancu Central Européu sobre tou proyectu d’actu de la Unión y sobre tou proyectu de normativa a escala nacional; el Bancu va poder emitir dictámenes. 6. Los órganos rectores del Bancu Central Européu, la so composición y les normes del so funcionamientu defínense nos artículos III-382 y III-383 y nos Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. ARTÍCULU I-31 El Tribunal de Cuentes 1. El Tribunal de Cuentes ye una institución. Tien d’efectuar el control de cuentes de la Unión. 2. El Tribunal de Cuentes ha esaminar les cuentes de la totalidá de los ingresos y gastos de la Unión y garantizar una bona xestión financiera. 16 3. El Tribunal de Cuentes ha tar compuestu por un nacional de cada Estáu miembru. Los miembros del Tribunal han exercer les sos funciones con plena independencia, n’interés xeneral de la Unión. ARTÍCULU I-32 Órganos consultivos de la Unión 1. El Parlamentu Européu, el Conseyu y la Comisión Europea van tar asistíos por un Comité de les Rexones y por un Comité Económicu y Social, qu’han exercer funciones consultives. 2. El Comité de les Rexones ha tar compuestu por representantes de los entes rexonales y locales que seyan titulares d’un mandatu electoral nun ente rexonal o local, o que tengan responsabilidá política ante una asamblea elexida. 3. El Comité Económicu y Social ha tar compuestu por representantes de les organizaciones d’empresarios, de trabayadores y d’otros sectores representativos de la sociedá civil, en particular nos ámbitos socioeconómicu, cívicu, profesional y cultural. 4. Los miembros del Comité de les Rexones y del Comité Económicu y Social nun van tar vinculaos por nengún mandatu imperativu. Han exercer les sos funciones con plena independencia, n’interés xeneral de la Unión. 5. Les normes relatives a la composición d’estos Comités, la designación de los sos miembros, los sos atribuciones y el so funcionamientu defínense nos artículos III-386 a III-392. Les normes acolumbraes nos apartaos 2 y 3, relatives a la naturaleza de la so composición, han ser revisaes periódicamente pol Conseyu pa tener en cuenta la evolución económica, social y demográfica na Unión. El Conseyu, a propuesta de la Comisión, ha adoptar decisiones europees a tal efectu.

TÍTULU V: DEL EXERCICIU DE LES COMPETENCIES DE LA UNIÓN[edit]

CAPÍTULU I. DISPOSICIONES COMUNES[edit]

ARTÍCULU I-33 Actos xurídicos de la Unión 1. Les instituciones, pa exercer les competencies de la Unión, han utilizar los siguientes instrumentos xurídicos, de conformidá cola Parte III: la llei europea, la llei marcu europea, el reglamentu européu, la decisión europea, les recomendaciones y los dictámenes. La llei europea ye un actu lexislativu d’alcance xeneral. Ha ser obligatoria en tolos sos elementos y directamente aplicable en cada Estáu miembru. La llei marcu europea ye un actu lexislativu qu’obliga al Estáu miembru destinatariu en cuantes al resultáu que tenga que consiguise, dexando, sicasí, a les autoridaes nacionales la competencia d’elexir la forma y los medios. El reglamentu européu ye un actu non 17 lexislativu d’alcance xeneral que tien por oxetu la execución d’actos lexislativos y de determinaes disposiciones de la Constitución. Podrá cuándo ser obligatoriu en tolos sos elementos y directamente aplicable en cada Estáu miembru, o cuándo obligar al Estáu miembru destinatariu en cuantes al resultáu que deba consiguise, dexando, ensin embargu, a les autoridaes nacionales la competencia d’elexir la forma y los medios. La decisión europea ye un actu nun lexislativu obligatoriu en tolos sos elementos. Cuando designe destinatarios, namás ha ser obligatoria pa éstos. Les recomendaciones y los dictámenes nun tienen efectu vinculante. 2. Desque se-yos presente un proyectu d’actu lexislativu, el Parlamentu Européu y el Conseyu han abstenese d’adoptar actos non previstos pol procedimientu lexislativu aplicable al ámbitu de que se trate. ARTÍCULU I-34 Actos lexislativos 1. Les lleis y lleis marcu europees han ser adoptaes, a propuesta de la Comisión, conxuntamente pol Parlamentu Européu y el Conseyu pol procedimientu lexislativu ordinariu acolumbráu nel artículu III-396. Si entrambes instituciones nun lleguen a un alcuerdu, l’actu nun ha adoptase. 2. Nos casos específicos previstos pola Constitución, les lleis y lleis marcu europees han ser adoptaes pol Parlamentu Européu cola participación del Conseyu, o por ésti cola participación del Parlamentu Européu, con arreglu a procedimientos lexislativos especiales. 3. Nos casos específicos previstos pola Constitución, les lleis y lleis marcu europees van poder ser adoptaes por iniciativa d’un grupu d’Estaos miembros o del Parlamentu Européu, por recomendación del Bancu Central Européu o a pitición del Tribunal de Xusticia o del Bancu Européu d’Inversiones. ARTÍCULU I-35 Actos non lexislativos 1. El Conseyu Européu ha adoptar decisiones europees nos casos previstos pola Constitución. 2. El Conseyu y la Comisión, en particular nos casos previstos nos artículos I-36 y I-37, asina como’l Bancu Central Européu nos casos específicos previstos pola Constitución, han adoptar reglamentos o decisiones europeos. 3. El Conseyu ha adoptar recomendaciones. Ha pronunciase a propuesta de la Comisión en tolos casos en que la Constitución disponga que’l Conseyu adopte actos a propuesta de la Comisión. Ha pronunciase por unanimidá nos ámbitos nos que se requier la unanimidá pa l’adopción d’un actu de la Unión. La Comisión, asina como’l Bancu Central Européu nos casos específicos previstos pola Constitución, han adoptar recomendaciones. 18 ARTÍCULU I-36 Reglamentos europeos delegaos 1. Les lleis y lleis marcu europees van poder delegar na Comisión los poderes p’adoptar reglamentos europeos delegaos que completen o modifiquen determinaos elementos non esenciales de la llei o llei marcu. Les lleis y lleis marcu europees han acutar de forma espresa los oxetivos, el conteníu, l’alcance y la duración de la delegación de poderes. La regulación de los elementos esenciales d’un ámbitu ha tar reservada a la llei o llei marcu europea y, polo tanto, nun va poder ser oxetu d’una delegación de poderes. 2. Les lleis y lleis marcu europees han fixar de forma espresa les condiciones a les qu’ha tar suxeta la delegación, que van poder ser les siguientes: a) el Parlamentu Européu o’l Conseyu van poder decidir revocar la delegación; b) el reglamentu européu delegáu nun va poder entrar en vigor si’l Parlamentu Européu o’l Conseyu formularon oxeciones nel plazu fixáu na llei o llei marcu europea. A efectos de les lletres a) y b), el Parlamentu Européu ha pronunciase por mayoría de los miembros que lU componen y el Conseyu ha facelo por mayoría cualificada. ARTÍCULU I-37 Actos d’execución 1. Los Estaos miembros han adoptar toles midíes de Derechu internu necesaries pa la execución de los actos xurídicamente vinculantes de la Unión. 2. Cuando se requieran condiciones uniformes d’execución de los actos xurídicamente vinculantes de la Unión, éstos han conferir competencies d’execución a la Comisión o, en casos específicos debidamente xustificaos y nos previstos nel artículu I-40, al Conseyu. 3. A efectos del apartáu 2, han afitase previamente pentemedies de llei europea les normes y principios xenerales relativos a les modalidaes de control, por parte de los Estaos miembros, del exerciciu de les competencies d’execución pola Comisión. 4. Los actos d’execución de la Unión han revistir la forma de reglamentu européu d’execución o de decisión europea d’execución. ARTÍCULU I-38 Principios comunes de los actos xurídicos de la Unión 1. Cuando la Constitución nun estableza’l tipu d’actu que se tenga d’adoptar, les instituciones han decidir en cada casu conforme a los procedimientos aplicables y al principiu de proporcionalidá acolumbráu nel artículu I-11. 2. Los actos xurídicos habrán tar motivaos y han referise a les propuestes, iniciatives, recomendaciones, piticiones o dictámenes previstos pola Constitución. 19 ARTÍCULU I-39 Publicación y entrada en vigor 1. Les lleis y lleis marcu europees adoptaes pol procedimientu lexislativu ordinariu han ser firmaes pol Presidente del Parlamentu Européu y pol Presidente del Conseyu. Nos demás casos, han ser firmaes pol Presidente de la institución que les adoptara. Les lleis y lleis marcu europees han espublizase nel Diariu Oficial de la Unión Europea y han entrar en vigor na fecha qu’elles mesmes fixen o, nel so defectu, a los venti díes de la so publicación. 2. Los reglamentos europeos, y les decisiones europees que nun indiquen destinatariu, han ser firmaos pol Presidente de la institución que los adoptara. Los reglamentos europeos, y les decisiones europees que nun indiquen destinatariu, han espublizase nel Diariu Oficial de la Unión Europea y entren en vigor na fecha qu’ellos mesmos fixen o, nel so defectu, a los venti díes del so asoleyamientu. 3. Les decisiones europees distintes de les acolumbraes nel apartáu 2 han notificase a los sos destinatarios y surde’l so efectu en virtú de dicha notificación.

CAPÍTULU II. DISPOSICIONES PARTICULARES[edit]

ARTÍCULU I-40 Disposiciones particulares relatives a la política esterior y de seguridá común 1. La Unión Europea ha perfacer una política esterior y de seguridá común basada nel desendolque de la solidariedá política mutua de los Estaos miembros, na identificación de los asuntos que presenten un interés xeneral y na consecución d’una converxencia cada vez mayor de l’actuación de los Estaos miembros. 2. El Conseyu Européu ha determinar los intereses estratéxicos de la Unión y ha fixar los oxetivos de la so política esterior y de seguridá común. El Conseyu ha ellaborar dicha política nel marcu de les llinies estratéxiques afitaes pol Conseyu Européu y conforme a lo dispuesto na Parte III. 3. El Conseyu Européu y el Conseyu han adoptar les decisiones europees necesaries. 4. La política esterior y de seguridá común ha ser executada pol Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión y polos Estaos miembros, utilizando los medios nacionales y los de la Unión. 5. Los Estaos miembros han concertase nel sen del Conseyu Européu y del Conseyu sobre tou asuntu de política esterior y de seguridá que presente un interés xeneral col envís d’afitar un enfoque común. Enantes d’emprender cualquier actuación na escena internacional o d’asumir cualquier compromisu que pueda afectar a los intereses de la Unión, cada Estáu miembru tien de consultar a los demás nel sen del Conseyu Européu o del Conseyu. Los Estaos miembros han garantizar, pentemedies de la converxencia de 20 la so actuación, que la Unión pueda defender los sos intereses y valores na escena internacional. Los Estaos miembros han ser solidarios ente sí. 6. En materia de política esterior y de seguridá común, el Conseyu Européu y el Conseyu han adoptar decisiones europees por unanimidá, sacantes los casos acolumbraos na Parte III. Han pronunciase cuándo por iniciativa d’un Estáu miembru, cuándo a propuesta del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, cuándo a propuesta d’esti Ministru col apoyu de la Comisión. Les lleis y lleis marcu europees nun s’han utilizar nesta materia. 7. El Conseyu Européu va poder adoptar por unanimidá una decisión europea qu’estableza que’l Conseyu se pronuncie por mayoría cualificada en casos distintos de los acolumbraos na Parte III. 8. Ha consultáse-y periódicamente al Parlamentu Européu sobre los aspectos principales y les opciones fundamentales de la política esterior y de seguridá común. Hai que lu mantener informáu de la evolución de la mesma. ARTÍCULU I-41 Disposiciones particulares relatives a la política común de seguridá y defensa 1. La política común de seguridá y defensa forma parte integrante de la política esterior y de seguridá común. Ha ofrece-y a la Unión una capacidá operativa basada en medios civiles y militares. La Unión va poder recurrir a dichos medios en misiones fuera de la Unión que tengan por oxetivu garantizar el mantenimientu de la paz, la prevención de conflictos y el fortalecimientu de la seguridá internacional, conforme a los principios de la Carta de les Naciones Uníes. La execución d’estes tarees s’apoyará nes capacidaes proporcionaes polos Estaos miembros. 2. La política común de seguridá y defensa ha incluir la definición progresiva d’una política común de defensa de la Unión. Ésta tien de conducir a una defensa común una y bones el Conseyu Européu lo decidiera por unanimidá. Nesti casu, el Conseyu Européu ha recomendar a los Estaos miembros qu’adopten una decisión nesti sen de conformidá coles sos respectives normes constitucionales. La política de la Unión con arreglu al presente artículu nun ha afectar al calter específicu de la política de seguridá y defensa de determinaos Estaos miembros, ha respetar les obligaciones derivaes del Tratáu de l’Atlántica Norte pa determinaos Estaos miembros que consideren que la so defensa común se realiza nel marcu de la Organización del Tratáu de l’Atlántica Norte y ha ser compatible cola política común de seguridá y defensa establecida en dichu marcu. 3. Los Estaos miembros han poner a disposición de la Unión, a efectos de l’aplicación de la política común de seguridá y defensa, capacidaes civiles y militares pa contribuir a los oxetivos definíos pol Conseyu. Los Estaos miembros que constitúin ente ellos fuerces multinacionales van poder poles mesmes poneles a disposición de la política común de seguridá y defensa. Los Estaos miembros comprométense a meyorar progresivamente les sos capacidaes militares. Créase una Axencia nel ámbitu del desendolque de les capacidaes de defensa, la investigación, l’adquisición y l’armamentu (Axencia Europea de Defensa) pa 21 identificar les necesidaes operatives, fomentar midíes pa satisfacerles, contribuir a identificar y, nel so casu, a aplicar cualquier midida oportuna pa reforciar la base industrial y tecnolóxica del sector de la defensa, pa participar na definición d’una política europea de capacidaes y d’armamentu, asina como p’asistir al Conseyu na evaluación de la meyora de les capacidaes militares. 4. El Conseyu ha adoptar por unanimidá, a propuesta del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión o a iniciativa d’un Estáu miembru, les decisiones europees relatives a la política común de seguridá y defensa, incluyíes les relatives al entamu d’una misión acolumbrada nel presente artículu. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión va poder proponer que se recurra a medios nacionales y a los instrumentos de la Unión, nel so casu conxuntamente cola Comisión. 5. El Conseyu va poder encomendar la realización d’una misión, nel marcu de la Unión, a un grupu d’Estaos miembros al envís de defender los valores y favorecer los intereses de la Unión. La realización d’esta misión ha rixise pol artículu III-310. 6. Los Estaos miembros que cumplen criterios más elevaos de capacidaes militares y que suscribieren compromisos más vinculantes na materia pa realizar les misiones más esixentes han afitar una cooperación estructurada permanente nel marcu de la Unión. Esta cooperación ha rixise pol artículu III-312 y nun ha afectar a lo dispuesto nel artículu III-309. 7. Si un Estáu miembru ye oxetu d’una agresión armada nel so territoriu, los demás Estaos miembros tienen menester d’ayudalu y asistilu con tolos medios al so alcance, de conformidá col artículu 51 de la Carta de les Naciones Uníes. Ello entiéndese ensin perxuiciu del calter específicu de la política de seguridá y defensa de determinaos Estaos miembros. Los compromisos y la cooperación nesti ámbitu han siguir axustándose a los compromisos adquiríos nel marcu de la Organización del Tratáu de l’Atlántica Norte, qu’ha siguir siendo, pa los Estaos miembros que formen parte de la mesma, el fundamentu de la so defensa colectiva y l’organismu d’execución d’ésta. 8. Ha consultase periódicamente al Parlamentu Européu sobre los aspectos principales y les opciones fundamentales de la política común de seguridá y defensa. Hai que mantenelu informáu de la evolución de la mesma. ARTÍCULU I-42 Disposiciones particulares relatives al espaciu de llibertá, seguridá y xusticia 1. La Unión ha constituyir un espaciu de llibertá, seguridá y xusticia: a) pentemedies de l’adopción de lleis y lleis marcu europees destinaes, en casu necesariu, a aproximar les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros nos ámbitos acolumbraos na Parte III; b) fomentando la confianza mutua ente les autoridaes competentes de los Estaos miembros, basada en particular na reconocencia mutua de les resoluciones xudiciales y estraxudiciales; 22 c) pentemedies de la cooperación operativa de les autoridaes competentes de los Estaos miembros, incluyíos los servicios de policía, d’aduanes y otros servicios especializaos na prevención y detección d’infracciones penales. 2. Los Parlamentos nacionales pueden, nel marcu del espaciu de llibertá, seguridá y xusticia, participar nos mecanismos d’evaluación afitaos nel artículu III-260. Han tar asociaos al control políticu d’Europol y a la evaluación de l’actividá d’Eurojust con arreglu a los artículos III-276 y III-273. 3. Los Estaos miembros ha disponer de derechu d’iniciativa nel ámbitu de la cooperación policial y xudicial en materia penal con arreglu al artículu III-264. ARTÍCULU I-43 Cláusula de solidariedá 1. La Unión y los Estaos miembros han actuar conxuntamente con espíritu de solidariedá si un Estáu miembru ye oxetu d’un ataque terrorista o víctima d’una catástrofe natural o d’orixe humanu. La Unión ha movilizar tolos instrumentos de que disponga, incluyíos los medios militares puestos a la so disposición polos Estaos miembros, pa: a) – prevenir l’amenaza terrorista nel territoriu de los Estaos miembros; – protexer les instituciones democrátiques y a la población civil de posibles ataques terroristes; – emprestar asistencia a un Estáu miembru nel territoriu d’ésti, a pitición de les sos autoridaes polítiques, en casu d’ataque terrorista; b) emprestar asistencia a un Estáu miembru nel territoriu d’ésti, a pitición de les sos autoridaes polítiques, en casu de catástrofe natural o d’orixe humanu. 2. Les modalidaes d’aplicación del presente artículu tán previstes nel artículu III-329.

CAPÍTULU III. COOPERACIONES REFORCIAES[edit]

ARTÍCULU I-44 Cooperaciones reforciaes 1. Los Estaos miembros que deseen instaurar ente sí una cooperación reforciada nel marcu de les competencies non esclusives de la Unión van poder facer usu de les instituciones d’ésta y exercer diches competencies aplicando les disposiciones pertinentes de la Constitución, dientro de les llendes y con arreglu a les modalidaes acolumbraes nel presente artículu y nos artículos III-416 a III-423. La finalidá de les cooperaciones reforciaes ha ser impulsar los oxetivos de la Unión, protexer los sos 23 intereses y reforciar el so procesu d’integración. La cooperación reforciada ha tar abierta permanentemente a tolos Estaos miembros, de conformidá col artículu III-418. 2. La decisión europea d’autorizar una cooperación reforciada ha ser adoptada pol Conseyu como últimu recursu, cuando llegara a la conclusión de que los oxetivos persiguíos por dicha cooperación nun pueden ser alcanzaos nun plazu razonable pola Unión nel so conxuntu, y a condición de que participe nella siquier un terciu de los Estaos miembros. El Conseyu ha pronunciase con arreglu al procedimientu afitáu nel artículu III-419. 3. Tolos miembros del Conseyu van poder participar nes sos delliberaciones, pero únicamente han participar na votación los miembros del Conseyu que representen a los Estaos miembros que participen nuna cooperación reforciada. La unanimidá ha tar constituyida únicamente polos votos de los representantes de los Estaos miembros participantes. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de los miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros participantes qu’atropen como mínimo el 65% de la población de dichos Estaos. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu de miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. Magar lo dispuesto nos párrafos terceru y cuartu, cuando’l Conseyu nun se pronuncie a propuesta de la Comisión o del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, la mayoría cualificada requerida ha definise como un mínimu del 72% de los miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros participantes qu’atropen como mínimo’l 65% de la población de dichos Estaos. 4. Los actos adoptaos nel marcu d’una cooperación reforciada han venceyar únicamente a los Estaos miembros participantes. Dichos actos nun s’han considerar acervu qu’han aceptar los Estaos candidatos a l’adhesión a la Unión.

TÍTULU VI: DE LA VIDA DEMOCRÁTICA DE LA UNIÓN[edit]

ARTÍCULU I-45 Principiu d’igualdá democrática La Unión ha respetar en toles sos actividaes el principiu de la igualdá de los sos ciudadanos, que s’han beneficiar por igual de l’atención de les sos instituciones, órganos y organismos. ARTÍCULU I-46 Principiu de democracia representativa 1. El funcionamientu de la Unión básase na democracia representativa. 24 2. Los ciudadanos van tar directamente representaos na Unión por acio del Parlamentu Européu. Los Estaos miembros van tar representaos nel Conseyu Européu pol so Xefe d’Estáu o de Gobiernu y nel Conseyu polos sos Gobiernos, qu’han ser democráticamente responsables, cuándo ante los sos Parlamentos nacionales, cuándo ante los sos ciudadanos. 3. Tou ciudadanu tien derechu a participar na vida democrática de la Unión. Les decisiones han ser tomaes de la forma más abierta y próxima posible a los ciudadanos. 4. Los partíos políticos de dimensión europea han contribuir a formar la conciencia política europea y a espresar la voluntá de los ciudadanos de la Unión. ARTÍCULU I-47 Principiu de democracia participativa 1. Les instituciones han dar a los ciudadanos y a les asociaciones representatives, pelos calces apropiaos, la posibilidá d’espresar y intercambiar públicamente les sos opiniones en tolos ámbitos d’actuación de la Unión. 2. Les instituciones han mantener un diálogu abiertu, tresparente y regular coles asociaciones representatives y la sociedá civil. 3. Con oxetu de garantizar la coherencia y la tresparencia de les acciones de la Unión, la Comisión ha caltener amplies consultes coles partes interesaes. 4. Un grupu d’al menos un millón de ciudadanos de la Unión, que seyan nacionales d’un númberu significativu d’Estaos miembros, va poder tomar la iniciativa d’invitar a la Comisión, nel marcu de los sos atribuciones, a que presente una propuesta adecuada sobre cuestiones qu’estos ciudadanos estimen que requier un actu xurídicu de la Unión pa los fines de l’aplicación de la Constitución. La llei europea ha afitar les disposiciones relatives a los procedimientos y condiciones necesarios pa la presentación d’esta iniciativa ciudadana, incluyíu’l númberu mínimu d’Estaos miembros de los qu’han proceder los ciudadanos que la presenten . ARTÍCULU I-48 Interlocutores sociales y diálogu social autónomu La Unión ha reconocer y promover el papel de los interlocutores sociales nel so ámbitu, teniendo en cuenta la diversidá de los sistemes nacionales. Ha facilitar el diálogu ente ellos, dientro del respetu de la so autonomía. El cume social tripartitu pal crecimientu y l’emplegu ha contribuir al diálogu social. ARTÍCULU I-49 El Defensor del Pueblu Européu El Parlamentu Européu ha elexir a un Defensor del Pueblu Européu, qu’ha recibir les quexes relatives a casos de mala alministración na actuación de les instituciones, órganos u organismos de la Unión nes condiciones afitaes na Constitución. Ha instruir 25 estes quexes y informar al respective. El Defensor del Pueblu Européu ha exercer les sos funciones con total independencia. ARTÍCULU I-50 Tresparencia de los trabayos de les instituciones, órganos y organismos de la Unión 1. Al envís de fomentar una bona gobernanza y de garantizar la participación de la sociedá civil, les instituciones, órganos y organismos de la Unión han actuar col mayor respetu posible al principiu d’apertura. 2. Les sesiones del Parlamentu Européu han ser públiques, asina como les del Conseyu nes qu’ésti dellibere y vote sobre un proyectu d’actu lexislativu. 3. Tou ciudadanu de la Unión y toa persona física o xurídica que resida o tenga’l so domiciliu social nun Estáu miembru ha tener derechu, nes condiciones afitaes na Parte III, a acceder a los documentos de les instituciones, órganos y organismos de la Unión, cualquiera que seya’l so soporte. La llei europea ha fixar los principios xenerales y límites que rixan, por motivos d’interés públicu o priváu, l’exerciciu del derechu a acceder a dichos documentos. 4. Cada institución, órganu u organismu ha afitar nel so Reglamentu Internu disposiciones específiques sobre l’accesu a los sos documentos, de conformidá cola llei europea acolumbrada nel apartáu 3. ARTÍCULU I-51 Protección de datos de calter personal 1. Toa persona tien derechu a la protección de los datos de calter personal que-y conciernen. 2. La llei o llei marcu europea ha afitar les normes sobre protección de les persones físices respecto del tratamientu de datos de calter personal poles instituciones, órganos y organismos de la Unión, asina como polos Estaos miembros nel exerciciu de les actividaes comprendíes nel ámbitu d’aplicación del Derechu de la Unión, y sobre la llibre circulación d’estos datos. El respetu de diches normes ha tar sometíu al control d’autoridaes independientes. ARTÍCULU I-52 Estatutu de les ilesies y de les organizaciones non confesionales 1. La Unión ha respetar y nun prexulgar l’estatutu reconocíu nos Estaos miembros, en virtú del Derechu internu, a les ilesies y les asociaciones o comunidaes relixoses. 26 2. La Unión ha respetar poles mesmes l’estatutu reconocíu, en virtú del Derechu internu, a les organizaciones filosófiques y non confesionales. 3. Reconociendo la so identidá y la so aportación específica, la Unión ha mantener un diálogu abiertu, tresparente y regular con diches ilesies y organizaciones.

TÍTULU VII: DE LAS FINANCES DE LA UNIÓN[edit]

ARTÍCULU I-53 Principios presupuestarios y financieros 1. Tolos ingresos y gastos de la Unión han ser oxetu de previsiones pa cada exerciciu presupuestariu y ser consignaos nel Presupuestu de la Unión de conformidá cola Parte III. 2. El Presupuestu ha tar equilibráu en cuantes a ingresos y a gastos. 3. Los gastos consignaos nel Presupuestu han ser autorizaos pa tol exerciciu presupuestariu añal de conformidá cola llei europea a que se refier l’artículu III-412. 4. La execución de gastos consignaos nel Presupuestu ha riquir l’adopción previa d’un actu xurídicamente venceyante de la Unión qu’otorgue un fundamentu xurídicu a la so acción y a la execución del correspondiente gastu de conformidá cola llei europea a que se refier l’artículu III-412, sacante nes escepciones que dicha llei establez. 5. Al envís de garantizar la disciplina presupuestaria, la Unión nun ha adoptar actos que puedan incidir de manera considerable nel Presupuestu ensin dar garantíes de que los gastos derivaos de dichos actos puedan ser financiaos dientro del límite de los recursos propios de la Unión y dientro del Marcu Financieru pluriañal a que se refier l’artículu I- 55. 6. El Presupuestu ha executase con arreglu al principiu de bona xestión financiera. Los Estaos miembros y la Unión han cooperar pa que los creitos consignaos nel Presupuestu s’utilicen d’alcuerdu con dichu principiu. 7. La Unión y los Estaos miembros, de conformidá col artículu III-415, han combatir el fraude y cualquier otra actividá ilegal que perxudique a los intereses financieros de la Unión. ARTÍCULU I-54 Recursos propios de la Unión 1. La Unión ha furnise de los medios necesarios p’alcanzar los sos oxetivos y pa perfacer los sos polítiques. 2. El Presupuestu de la Unión ha financiase íntegramente con cargu a recursos propios, ensin perxuiciu d’otros ingresos. 27 3. Una llei europea del Conseyu ha fixar les disposiciones relatives al sistema de recursos propios de la Unión. Nesti contestu van poder establecese nueves categoríes de recursos propios o suprimise una categoría esistente. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá previa consulta al Parlamentu Européu. Dicha llei nun ha entrar en vigor hasta que fuera aprobada polos Estaos miembros de conformidá coles sos respectives normes constitucionales. 4. Una llei europea del Conseyu ha fixar les midíes d’aplicación del sistema de recursos propios de la Unión siempre qu’asina lo disponga la llei europea adoptada con arreglu al apartáu 3. El Conseyu ha pronunciase previa aprobación del Parlamentu Européu. ARTÍCULU I-55 Marcu financieru pluriañal 1. El Marcu Financieru pluriañal ha tener por oxetu garantizar la evolución ordenada de los gastos de la Unión dientro de la llende de los sos recursos propios. Ha fixar los importes de les llendes másimes añales de creitos pa compromisos, por categoría de gastos, de conformidá col artículu III-402. 2. Una llei europea del Conseyu ha fixar el Marcu Financieru pluriañal. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu, qu’ha pronunciase por mayoría de los miembros que lu componen. 3. El Presupuestu añal de la Unión ha respetar el Marcu Financieru pluriañal. 4. El Conseyu Européu va poder adoptar por unanimidá una decisión europea que permita al Conseyu pronunciase por mayoría cualificada cuando adopte la llei europea del Conseyu acolumbrada nel apartáu 2. ARTÍCULU I-56 Presupuestu de la Unión La llei europea ha afitar el Presupuestu añal de la Unión acordies col artículu III-404.


TÍTULU VIII: DE LA UNIÓN Y EL SO ENTORNU PRÓXIMU[edit]

ARTÍCULU I-57 La Unión y el so entornu próximu 1. La Unión ha desendolcar colos países vecinos rellaciones preferentes, col oxetivu d’afitar un espaciu de prosperidá y de bona vecindá basáu nos valores de la Unión y caracterizáu por unes rellaciones arrataes y pacífiques fundaes na cooperación. 2. A efectos del apartáu 1, la Unión va poder celebrar alcuerdos específicos con dichos países. Estos alcuerdos van poder incluir derechos y obligaciones recíprocos, asina 28 como la posibilidá de realizar acciones en común. La so aplicación ha ser oxetu d’una concertación periódica.


TÍTULU IX: DE LA PERTENENCIA A LA UNIÓN[edit]

ARTÍCULU I-58 Requisitos de pertenencia y procedimientu d’adhesión a la Unión 1. La Unión ta abierta a tolos Estaos europeos que respeten los valores mentaos nel artículu I-2 y se comprometen a promovelos en común. 2. Tou Estáu européu que quiera ser miembru de la Unión ha dirixir la so solicitú al Conseyu. Tien d’informase d’esta solicitú al Parlamentu Européu y a los Parlamentos nacionales. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta a la Comisión y previa aprobación del Parlamentu Européu, qu’ha pronunciase por mayoría de los miembros que lu componen. Les condiciones y el procedimientu d’almisión han afitase por alcuerdu ente los Estaos miembros y l’Estáu candidatu. Esti alcuerdu habrá ser sometíu a ratificación por tolos Estaos contratantes, acordies coles sos respectives normes constitucionales. ARTÍCULU I-59 Suspensión de determinaos derechos derivaos de la pertenencia a la Unión 1. El Conseyu, por iniciativa motivada d’un terciu de los Estaos miembros, por iniciativa motivada del Parlamentu Européu o a propuesta de la Comisión, va poder adoptar una decisión europea na que faiga constar qu’esiste un riesgu claru de violación grave de los valores enunciaos nel artículu I-2 por parte d’un Estáu miembru. El Conseyu ha pronunciase por mayoría de les cuatro quintes partes de los sos miembros, previa aprobación del Parlamentu Européu. Enantes de proceder a esta constatación, el Conseyu ha oyer al Estáu miembru de que se trate y pol mesmu procedimientu va poder dirixi-y recomendaciones. El Conseyu ha comprobar de manera periódica si los motivos que dieron llugar a dicha constatación siguen siendo válidos. 2. El Conseyu Européu, por iniciativa d’un terciu de los Estaos miembros o a propuesta de la Comisión, va poder adoptar una decisión europea na que faiga constar qu’esiste una violación grave y persistente de los valores enunciaos nel artículu I-2 por parte d’un Estáu miembru, tres invitar a dichu Estáu miembru a que presente les sos observaciones 29 al respecto. El Conseyu Européu ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu. 3. Cuando se efectúe la constatación acolumbrada nel apartáu 2, el Conseyu va poder adoptar, por mayoría cualificada, una decisión europea que suspenda determinaos derechos derivaos de l’aplicación de la Constitución al Estáu miembru de que se trate, incluyíu’l derechu a votu del miembru del Conseyu que represente a dichu Estáu. El Conseyu ha tener en cuenta les posibles consecuencies de tala suspensión pa los derechos y obligaciones de les persones físiques y xurídiques. En cualquier casu, esti Estáu ha siguir venceyáu poles obligaciones que-y incumben en virtú de la Constitución. 4. El Conseyu va poder adoptar, por mayoría cualificada, una decisión europea que modifique o derogue les midíes adoptaes en virtú del apartáu 3, como respuesta a cambios na situación que motivó la imposición de les mesmes. 5. A efectos del presente artículu, el miembru del Conseyu Européu o del Conseyu que represente al Estáu miembru de que se trate nun ha participar na votación y l’Estáu miembru de que se trate nun s’ha tener en cuenta nel cálculu de la tercera parte o de les cuatro quintes partes de los Estaos miembros acolumbráu nos apartaos 1 y 2. L’abstención de los miembros presentes o representaos nun ha torgar l’adopción de les decisiones europees acolumbraes nel apartáu 2. Pa l’adopción de les decisiones europees acolumbraes nos apartaos 3 y 4, la mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 72% de los miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros participantes qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de dichos Estaos. Cuando, a raíz d’una decisión de suspensión del derechu a votu adoptada acordies col apartáu 3, el Conseyu se pronuncie por mayoría cualificada con arreglu a una de les disposiciones de la Constitución, esta mayoría cualificada ha definise de la mesma manera que nel segundu párrafu o, si’l Conseyu actúa a propuesta de la Comisión o del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, como un mínimu del 55% de los miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros participantes qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de dichos Estaos. Nesti últimu casu, una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu de miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. 6. A efectos del presente artículu, el Parlamentu Européu ha pronunciase por mayoría de dos tercios de los votos emitíos que representen la mayoría de los miembros que lu componen. ARTÍCULU I-60 Retirada voluntaria de la Unión 1. Tou Estáu miembru va poder decidir, acordies coles sos normes constitucionales, retirase de la Unión. 30 2. L’Estáu miembru que decida retirase ha notifica-y la so intención al Conseyu Européu. A la lluz de les orientaciones del Conseyu Européu, la Unión ha negociar y celebrar con esi Estáu un alcuerdu qu’ha afitar la forma de la so retirada, teniendo en cuenta’l marcu de los sos rellaciones futures cola Unión. Esti alcuerdu ha negociase acordies col apartáu 3 del artículu III-325. El Conseyu ha celebralu en nome de la Unión por mayoría cualificada, previa aprobación del Parlamentu Européu. 3. La Constitución déxase d’aplicase al Estáu de que se trate de magar la fecha d’entrada en vigor del alcuerdu de retirada o, nel so defectu, a los dos años de la notificación a que se refier l’apartáu 2, sacante si’l Conseyu Européu, d’alcuerdu con dichu Estáu, decide por unanimidá prorrogar dichu tope. 4. A efectos de los apartaos 2 y 3, el miembru del Conseyu Européu y del Conseyu que represente al Estáu miembru que se retire nun ha participar nin nes delliberaciones nin nes decisiones europees del Conseyu Européu o del Conseyu que-y afecten. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 72% de los miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros participantes qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de dichos Estaos. 5. Si l’Estáu miembru que se retiró de la Unión solicita de nueves l’adhesión, la so solicitú ha sometese al procedimientu afitáu nel artículu I-58. 31

PARTE II: CARTA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE LA UNIÓN[edit]

PREÁMBULU[edit]

Los pueblos d’Europa, al crear ente sí una unión cada vez más arratada, decidieron compartir un porvenir pacíficu basáu en valores comunes. Consciente del so patrimoniu espiritual y moral, la Unión ta fundada sobre los valores indivisibles y universales de la dignidá humano, la llibertá, la igualdá y la solidariedá, y básase nos principios de la democracia y l’Estáu de Derechu. Al instituir la ciudadanía de la Unión y crear un espaciu de llibertá, seguridá y xusticia, asitia a la persona nel centru de la so actuación. La Unión contribúi a defender y fomentar estos valores comunes dientro del respetu de la diversidá de cultures y tradiciones de los pueblos d’Europa, asina como de la identidá nacional de los Estaos miembros y de la organización de los sos poderes públicos a escala nacional, rexonal y local; trata de fomentar un desendolque equilibráu y sostenible y garantiza la llibre circulación de persones, servicios, mercancies y capitales, asina como la llibertá d’establecimientu. Pa ello ye necesario, dándo-yos mayor proyección pentemedies d’una Carta, reforciar la protección de los derechos fundamentales a tenor de la evolución de la sociedá, del progresu social y de los avances científicos y tecnolóxicos. La presente Carta reafirma, dientro del respetu de les competencies y misiones de la Unión, asina como del principiu de subsidiariedá, los derechos qu’emanen particular de les tradiciones constitucionales y les obligaciones internacionales comunes a los Estaos miembros, del Conveniu Européu pa la Protección de los Derechos Humanos y de les Llibertaes Fundamentales, les Cartes Sociales adoptaes pola Unión y pol Conseyu d’Europa, asina como de la xurisprudencia del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea y del Tribunal Européu de Derechos Humanos. Nesti contestu, los órganos xurisdiccionales de la Unión y de los Estaos miembros han interpretar la Carta atendiendo apode a les esplicaciones ellaboraes baxo l’autoridá del Praesidium de la Convención que redactó la Carta y actualizaes baxo la responsabilidá del Praesidium de la Convención Europea. El disfrute de talos derechos conlleva responsabilidaes y deberes tanto respecto de los demás como de la comunidá humana y de les xeneraciones futures. De resultes, la Unión reconoz los derechos, llibertaes y principios enunciaos a continuación.

TÍTULU I: DIGNIDÁ[edit]

ARTÍCULU II-61 Dignidá humano 32 La dignidá humano ye inviolable. Ha ser respetao y protexío. ARTÍCULU II-62 Derechu a la vida 1. Toa persona tien derechu a la vida. 2. Naide va poder ser condenao a la pena de muerte nin executao. ARTÍCULU II-63 Derechu a la integridá de la persona 1. Toa persona tien derechu a la so integridá física y síquica. 2. Nel marcu de la medicina y la bioloxía han respetase particular: a) el consentimientu llibre ya informáu de la persona de que se trate, d’alcuerdu coles modalidaes afitaes pola llei; b) la prohibición de les práctiques euxenésiques, particular les que tienen como finalidá la selección de les persones; c) la prohibición de que’l cuerpu humanu o partes del mesmu en cuantes tales se conviertan n’oxetu de lucro; d) la prohibición de la clonación reproductora de seres humanos. ARTÍCULU II-64 Prohibición de la tortura y de les penes o los tratos inhumanos o degradantes Naide va poder ser sometío a tortura nin a penes o tratos inhumanos o degradantes. ARTÍCULU II-65 Prohibición de la esclavitú y del trabayu forciáu 1. Naide va poder ser sometíu a esclavitú o servidume. 2. Naide va poder ser constreñío a realizar un trabayu forciáu u obligatoriu. 3. Prohíbese la trata de seres humanos.

TÍTULU II: LLIBERTAES[edit]

ARTÍCULU II-66 Derechu a la llibertá y a la seguridá Toa persona tien derechu a la llibertá y a la seguridá. 33 ARTÍCULU II-67 Respetu de la vida privada y familiar Toa persona tien derechu al respetu de la so vida privada y familiar, del so domiciliu y de los sos comunicaciones. ARTÍCULU II-68 Protección de datos de calter personal 1. Toa persona tien derechu a la protección de los datos de calter personal que-y conciernen. 2. Estos datos han tratase de mou lleal, pa fines concretos y sobre la base del consentimientu de la persona afectada o en virtú d’otru fundamentu lexítimu previstu pola llei. Toa persona tien derechu a acceder a los datos recoyíos que la conciernen y a obtener la so rectificación. 3. El respetu d’estes normes ha tar suxetu al control d’una autoridá independiente. ARTÍCULU II-69 Derechu a contraer matrimoniu y derechu a fundar una familia Garantícense’l derechu a contraer matrimoniu y el derechu a fundar una familia según les lleis nacionales que regulen el so exerciciu. ARTÍCULU II-70 Llibertá de pensamientu, de conciencia y de relixión 1. Toa persona tien derechu a la llibertá de pensamientu, de conciencia y de relixión. Esti derechu implica la llibertá de cambiar de relixón o de convicciones, asina como la llibertá de manifestar la so relixón o les sos convicciones individual o colectivamente, público o privao, al través del cultu, la enseñanza, les práctiques y la observanza de los ritos. 2. Reconozse’l derechu a la oxeción de conciencia d’alcuerdu coles lleis nacionales que regulen el so exerciciu. ARTÍCULU II-71 Llibertá d’espresión y d’información 1. Toa persona tien derechu a la llibertá d’espresión. Esti derechu compriende la llibertá d’opinión y la llibertá de recibir o comunicar informaciones o idees ensin que pueda haber inxerencia d’autoridaes públiques y ensin consideración de fronteres. 2. Respétense la llibertá de los medios de comunicación y el so pluralismu. ARTÍCULU II-72 Llibertá de xuntanza y d’asociación 1. Toa persona tien derechu a la llibertá de xuntanza pacífica y a la llibertá d’asociación en tolos niveles, especialmente nos ámbitos políticu, sindical y cívicu, lo que supón el 34 derechu de toa persona a fundar con otres sindicatos y a afiliase a los mesmos pa la defensa de los sos intereses. 2. Los partíos políticos a escala de la Unión contribúin a espresar la voluntá política de los ciudadanos de la Unión. ARTÍCULU II-73 Llibertá de les artes y de les ciencies Les artes y la investigación científica son llibres. Respétase la llibertá de cátedra. ARTÍCULU II-74 Derechu a la educación 1. Toa persona tien derechu a la educación y al accesu a la formación profesional y permanente. 2. Esti derechu inclúi la facultá de recibir gratuitamente la enseñanza obligatoria. 3. Respétense, d’alcuerdu coles lleis nacionales que regulen el so exerciciu, la llibertá de creación de centros docentes dientro del respetu de los principios democráticos, asina como’l derechu de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de los sos fíos conforme a les sos convicciones relixoses, filosófiques y pedagóxiques. ARTÍCULU II-75 Llibertá profesional y derechu a trabayar 1. Toa persona tien derechu a trabayar y a exercer una profesión llibremente elexida o aceptada. 2. Tou ciudadanu de la Unión tien llibertá pa buscar un emplegu, trabayar, establecese o emprestar servicios en cualquier Estáu miembru. 3. Los nacionales de terceros países que tean autorizaos a trabayar nel territoriu de los Estaos miembros tienen derechu a unes condiciones llaborales equivalentes a aquélles que gocien los ciudadanos de la Unión. ARTÍCULU II-76 Llibertá d’empresa Reconozse la llibertá d’empresa acordies col Derechu de la Unión y coles lexislaciones y práctiques nacionales. ARTÍCULU II-77 Derechu a la propiedá 1. Toa persona tien derechu a disfrutar de la propiedá de los bienes qu’adquiriera llegalmente, a usalos, a disponer d’ellos y a llegalos. Naide puede ser privao de la so propiedá más que por causa d’utilidá pública, nos casos y condiciones previstos na llei y 35 a cambiu, nun tiempu razonable, d’una xusta indemnización pola so perda. L’usu de los bienes va poder regulase por llei na midida en que resulte necesariu pal interés xeneral. 2. Protéxese la propiedá intelectual. ARTÍCULU II-78 Derechu d’asilu Garantízase’l derechu d’asilu dientro del respetu de les normes de la Convención de Xinebra de 28 de xunetu de 1951 y del Protocolu de 31 de xineru de 1967 sobre l’Estatutu de los Refuxiaos y acordies cola Constitución. ARTÍCULU II-79 Protección en casu de devolución, espulsión y estradición 1. Prohíbense les espulsiones colectives. Naide va poder ser devuelto, espulsao o estraditao a un Estáu nel que cuerra un grave riesgu de ser sometíu a la pena de muerte, a tortura o a otres penes o tratos inhumanos o degradantes.

TÍTULU III: IGUALDÁ[edit]

ARTÍCULU II-80 Igualdá ante la llei Toles persones son iguales ante la llei. ARTÍCULU II-81 Non discriminación 1. Prohíbese toa discriminación, y particular la exercida por razón de sexu, raza, color, oríxenes étnicos o sociales, característiques xenétiques, llingua, relixión o convicciones, opiniones polítiques o de cualquier otra mena, pertenencia a una minoría nacional, patrimoniu, ñacencia, discapacidá, edá u orientación sexual. 2. Prohíbese toa discriminación por razón de nacionalidá nel ámbitu d’aplicación de la Constitución y ensin perxuiciu de los sos disposiciones particulares. ARTÍCULU II-82 Diversidá cultural, relixosa y llingüística La Unión respeta la diversidá cultural, relixosa y llingüística. 36 ARTÍCULU II-83 Igualdá ente muyeres y homes La igualdá ente muyeres y homes habrá garantizase en tolos ámbitos, inclusive en materia d’emplegu, trabayu y retribución. El principiu d’igualdá nun impide’l mantenimientu o l’adopción de midíes que supongan ventayes concretes en favor del sexu menos representáu. ARTÍCULU II-84 Derechos del neñu 1. Los neños tienen derechu a la protección y a los cuidaos necesarios pal so bienestar. Pueden espresar la so opinión llibremente. Ésta ha ser tenida en cuenta pa los asuntos que-yos afecten, en función de la so edá y madurez. 2. En tolos actos relativos a los neños entamaos por autoridaes públiques o instituciones privaes, l’interés superior del neñu ha constituyir una consideración primordial. 3. Tou neñu tien derechu a mantener de forma periódica rellaciones personales y contactos directos con so padre y con so madre, sacante si ello ye contrario a los sos intereses. ARTÍCULU II-85 Derechos de les persones mayores La Unión reconoz y respeta’l derechu de les persones mayores a llevar una vida digna ya independiente y a participar na vida social y cultural. ARTÍCULU II-86 Integración de les persones discapacitaes La Unión reconoz y respeta’l derechu de les persones discapacitaes a beneficiase de midíes que garanticen la so autonomía, la so integración social y profesional y la so participación na vida de la comunidá.


TÍTULU IV: SOLIDARIDÁ[edit]

ARTÍCULU II-87 Derechu a la información y consulta de los trabayadores na empresa Ha garantizáse-yos a los trabayadores o a los sos representantes, nos niveles adecuaos, la información y consulta con suficiente antelación, nos casos y condiciones previstos nel Derechu de la Unión y nes lexislaciones y práctiques nacionales. 37 ARTÍCULU II-88 Derechu de negociación y d’acción colectiva Los trabayadores y los empresarios, o les sos organizaciones respectives, acordies col Derechu de la Unión y coles lexislaciones y práctiques nacionales, tienen derechu a negociar y celebrar convenios colectivos, nos niveles adecuaos, y a emprender, en casu de conflictu d’intereses, acciones colectives pa la defensa de los sos intereses, incluyida la fuelga. ARTÍCULU II-89 Derechu d’accesu a los servicios de colocación Toa persona tien derechu a acceder a un serviciu gratuitu de colocación. ARTÍCULU II-90 Protección en casu de despidu inxustificáu Tou trabayador tien derechu a protección en casu de despidu inxustificáu, acordies col Derechu de la Unión y coles lexislaciones y práctiques nacionales. ARTÍCULU II-91 Condiciones de trabayu xustes y equitatives 1. Tou trabayador tien derechu a trabayar en condiciones que respeten la so salú, seguridá y dignidá. 2. Tou trabayador tien derechu a la limitación de la duración másima del trabayu y a peiíodos de descansu diarios y selmanales, asina como a un periodu de vacaciones añales retribuyíes. ARTÍCULU II-92 Prohibición del trabayu infantil y protección de los xóvenes nel trabayu Prohíbese’l trabayu infantil. La edá mínima d’almisión al trabayu nun va poder ser inferior a la edá en que conclúi’l periodu d’escolaridá obligatoria, ensin perxuiciu de disposiciones más favorables pa los xóvenes y sacante escepciones limitaes. Los xóvenes almitíos a trabayar habrán disponer de condiciones de trabayu adaptaes a la so edá y tar protexíos contra la esplotación económica o contra cualquier trabayu que pueda ser perxudicial pa la so seguridá, la so salú, el so desendolque físicu, síquicu, moral o social, o que pueda poner en peligru la so educación. ARTÍCULU II-93 Vida familiar y vida profesional 1. Garantízase la protección de la familia nos planos xurídicu, económicu y social. 2. Col envís de poder conciliar vida familiar y vida profesional, toa persona tien derechu a ser protexida contra cualquier despidu por una causa rellacionada cola maternidá, asina como’l derechu a un permisu pagáu por maternidá y a un permisu parental con motivu del ñacencia o de l’adopción d’un neñu. 38 ARTÍCULU II-94 Seguridá social y ayuda social 1. La Unión reconoz y respeta’l derechu d’accesu a les prestaciones de seguridá social y a los servicios sociales que garanticen una protección en casos como la maternidá, la enfermedá, los accidentes llaborales, la dependencia o la vieyera, asina como en casu de perda d’emplegu, según les modalidaes afitaes pol Derechu de la Unión y les lexislaciones y práctiques nacionales. 2. Toa persona que resida y se desplace llegalmente dientro de la Unión tien derechu a les prestaciones de seguridá social y a les ventayes sociales acordies col Derechu de la Unión y coles lexislaciones y práctiques nacionales. 3. Cola fin de combatir la esclusión social y la probeza, la Unión reconoz y respeta’l derechu a una ayuda social y a una ayuda de vivienda pa garantizar una esistencia digna a toos aquellos que nun dispongan de recursos suficientes, según les modalidaes afitaes pol Derechu de la Unión y poles lexislaciones y práctiques nacionales. ARTÍCULU II-95 Protección de la salú Toa persona tien derechu a acceder a la prevención sanitaria y a beneficiase de l’atención sanitaria nes condiciones afitaes poles lexislaciones y práctiques nacionales. Al definise y executase toles polítiques y acciones de la Unión ha garantizase un nivel eleváu de protección de la salú humano. ARTÍCULU II-96 Accesu a los servicios d’interés económicu xeneral La Unión reconoz y respeta l’accesu a los servicios d’interés económicu xeneral, tal como disponen les lexislaciones y práctiques nacionales, acordies cola Constitución, cola fin de promover la cohesión social y territorial de la Unión. ARTÍCULU II-97 Protección del mediambiente Nes polítiques de la Unión han integrase y garantizase, conforme al principiu de desendolque sostenible, un nivel eleváu de protección del mediambiente y la meyora de la so calidá. ARTÍCULU II-98 Protección de los consumidores Nes polítiques de la Unión ha garantizase un nivel eleváu de protección de los consumidores.

TÍTULU V: CIUDADANÍA[edit]

ARTÍCULU II-99 Derechu de sufraxu activu y pasivu nes elecciones al Parlamentu Européu 1. Tou ciudadanu de la Unión tien derechu de sufraxu activu y pasivu nes elecciones al Parlamentu Européu nel Estáu miembru en que resida, nes mesmes condiciones que los nacionales de dichu Estáu. 2. Los diputaos al Parlamentu Européu han ser elexíos por sufraxu universal llibre, directu y secretu. ARTÍCULU II-100 Derechu de sufraxu activu y pasivu nes elecciones municipales Tou ciudadanu de la Unión tien derechu de sufraxu activu y pasivu nes elecciones municipales del Estáu miembru en que resida, nes mesmes condiciones que los nacionales de dichu Estáu. ARTÍCULU II-101 Derechu a una bona alministración 1. Toa persona tien derechu a que les instituciones, órganos y organismos de la Unión traten los sos asuntos imparcial y equitativamente y dientro d’un tope razonable. 2. Esti derechu inclúi particularmente: a) el derechu de toa persona a ser oyida enantes de que se tome a la so escontra una midida individual que la afecte desfavorablemente; b) el derechu de toa persona a acceder al espediente que la concierna, dientro del respetu de los intereses lexítimos de la confidencialidá y del secretu profesional y comercial; c) la obligación qu’incumbe a l’alministración de motivar los sos decisiones. 3. Toa persona tien derechu a la reparación pola Unión de los daños causaos polos sos instituciones o los sos axentes nel exerciciu de los sos funciones, acordies colos principios xenerales comunes a los Derechos de los Estaos miembros. 4. Toa persona va poder dirixise a les instituciones de la Unión nuna de les llingües de la Constitución y habrá recibir una contestación nesa mesma llingua. ARTÍCULU II-102 Derechu d’accesu a los documentos Tou ciudadanu de la Unión y toa persona física o xurídica que resida o tenga’l so domiciliu social nun Estáu miembru tien derechu a acceder a los documentos de les instituciones, órganos y organismos de la Unión, cualquiera que seya’l so soporte. ARTÍCULU II-103 El Defensor del Pueblu Européu 40 Tou ciudadanu de la Unión y toa persona física o xurídica que resida o tenga’l so domiciliu social nun Estáu miembru tien derechu a someter al Defensor del Pueblu Européu los casos de mala alministración na actuación de les instituciones, órganos u organismos de la Unión, con esclusión del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea nel exerciciu de los sos funciones xurisdiccionales. ARTÍCULU II-104 Derechu de pitición Tou ciudadanu de la Unión y toa persona física o xurídica que resida o tenga’l so domiciliu social nun Estáu miembru tien el derechu de pitición ante’l Parlamentu Européu. ARTÍCULU II-105 Llibertá de circulación y de residencia 1. Tou ciudadanu de la Unión tien derechu a circular y residir llibremente nel territoriu de los Estaos miembros. 2. Ha poder concedese llibertá de circulación y de residencia, acordies colo dispuesto na Constitución, a los nacionales de terceros países que residen llegalmente nel territoriu d’un Estáu miembru. ARTÍCULU II-106 Protección diplomática y consular Tou ciudadanu de la Unión va poder acoyese, nel territoriu d’un tercer país nel que nun tea representáu l’Estáu miembru del que seya nacional, a la protección de les autoridaes diplomátiques y consulares de cualquier Estáu miembru, nes mesmes condiciones que los nacionales d’esti Estáu.

TÍTULU VI: XUSTICIA[edit]

ARTÍCULU II-107 Derechu a la tutela xudicial efectiva y a un xuez imparcial Toa persona qu’afaye violaos los sos derechos y llibertaes garantizaos pol Derechu de la Unión tien derechu a la tutela xudicial efectiva respetando les condiciones afitaes nel presente artículu. Toa persona tien derechu a que la so causa seya oyida equitativa y públicamente y dientro d’un tope razonable por un xuez independiente ya imparcial, afitáu previamente pola llei. Toa persona va poder facese aconseyar, defender y representar. Ha emprestase asistencia xurídica gratuita a quien nun disponga de recursos suficientes siempre y cuando dicha asistencia seya necesaria pa garantizar la efectividá del accesu a la xusticia. ARTÍCULU II-108 Presunción d’inocencia y derechos de la defensa 41 1. Tou acusáu se presume inocente en nun siendo la so culpabilidá declarada llegalmente. 2. Garantízase a tou acusáu el respetu de los derechos de la defensa. ARTÍCULU II-109 Principios de llegalidá y de proporcionalidá de los delitos y les penes 1. Naide va poder ser condenao por una acción o una omisión que, nel momentu en que fuera cometida, nun constituya una infracción según el Derechu internu o’l Derechu internacional. Del mesmu mou, nun va poder imponese una pena más grave que l’aplicable nel momentu en que la infracción fuera cometida. Si con posterioridá a esta infracción la llei dispón una pena más leve, habrá aplicase ésta. 2. El presente artículu nun ha tornar el xuiciu y el castigu d’una persona culpable d’una acción o una omisión que, nel momentu en que fuera cometida, fuera constitutiva de delitu según los principios xenerales reconocíos pol conxuntu de les naciones. 3. La intensidá de les penes nun ha ser desproporcionada en rellación cola infracción. ARTÍCULU II-110 Derechu a nun ser xulgao o condenao penalmente dos veces pola mesma infracción Naide va poder ser xulgao o condenao penalmente por una infracción respecto de la que yá fuera absueltu o condenáu na Unión pentemedies de sentencia penal firme conforme a la llei.

TÍTULU VII: DISPOSICIONES XENERALES QUE RIXEN LA INTERPRETACIÓN Y L'APLICACIÓN DE LA CARTA[edit]

ARTÍCULU II-111 Ámbitu d’aplicación 1. Les disposiciones de la presente Carta tán dirixíes a les instituciones, órganos y organismos de la Unión, dientro del respetu del principiu de subsidiariedá, asina como a los Estaos miembros únicamente cuando apliquen el Derechu de la Unión. Poro, éstos han respetar los derechos, observar los principios y promover la so aplicación, con arreglu a les sos respectives competencies y dientro de les llendes de les competencies que se-y atribúin a la Unión nes demás Partes de la Constitución. 2. La presente Carta nun s’enampla al ámbitu d’aplicación del Derechu de la Unión más allá de les competencies de la Unión, nin crea nenguna competencia o misión nueves pa la Unión, nin modifica les competencies y misiones definíes nes demás Partes de la Constitución. 42 ARTÍCULU II-112 Alcance ya interpretación de los derechos y principios 1. Cualquier limitación del exerciciu de los derechos y llibertaes reconocíos pola presente Carta ha ser establecida pola llei y respetar el conteníu esencial de dichos derechos y llibertaes. Dientro del respetu del principiu de proporcionalidá, namás van poder introducise limitaciones cuando seyan necesaries y respuendan efectivamente a oxetivos d’interés xeneral reconocíos pola Unión o a la necesidá de protección de los derechos y llibertaes de los demás. 2. Los derechos reconocíos pola presente Carta que se menten n’otres Partes de la Constitución han exercese nes condiciones y dientro de les llendes definíos por elles. 3. Na midida en que la presente Carta contenga derechos que correspuenden a derechos garantizaos pol Conveniu Européu pa la Protección de los Derechos Humanos y de les Llibertaes Fundamentales, el so sen y alcance han ser iguales a los que-yos confier dichu Conveniu. Esta disposición nun torga que’l Derechu de la Unión conceda una protección más estensa. 4. Na midida en que la presente Carta reconoza derechos fundamentales resultantes de les tradiciones constitucionales comunes a los Estaos miembros, dichos derechos han interpretase n’harmonía coles citaes tradiciones. 5. Les disposiciones de la presente Carta que contengan principios van poder aplicase pentemedies d’actos lexislativos y executivos adoptaos poles instituciones, órganos y organismos de la Unión, y por actos de los Estaos miembros cuando apliquen el Derechu de la Unión, nel exerciciu de les sos competencies respectives. Namás van poder alegase ante un órganu xurisdiccional no que se refier a la interpretación y control de la llegalidá de dichos actos. 6. Se han tener plenamente en cuenta les lexislaciones y práctiques nacionales según lo especificao na presente Carta. 7. Les esplicaciones ellaboraes pa guiar na interpretación de la Carta de los Derechos Fundamentales han ser teníes debidamente en cuenta polos órganos xurisdiccionales de la Unión y de los Estaos miembros. ARTÍCULU II-113 Nivel de protección Nenguna de les disposiciones de la presente Carta va poder interpretase como limitativa o lesiva de los derechos humanos y llibertaes fundamentales reconocíos, nel so respectivu ámbitu d’aplicación, pol Derechu de la Unión, el Derechu internacional y los convenios internacionales de los que son parte la Unión o tolos Estaos miembros, y particular el Conveniu Européu pa la Protección de los Derechos Humanos y de les Llibertaes Fundamentales, asina como poles constituciones de los Estaos miembros. ARTÍCULU II-114 Prohibición del abusu de derechu Nenguna de les disposiciones de la presente Carta va poder ser interpretada nel sen de qu’implique un derechu cualquiera a dedicase a una actividá o a realizar un actu 43 tendente a la destrucción de los derechos o llibertaes reconocíos na presente Carta o a limitaciones más amplies d’estos derechos y llibertaes que les previstes na presente Carta.

PARTE III: DE LES POLÍTIQUES Y EL FUNCIONAMIENTU DE LA UNIÓN[edit]

TÍTULU I: DISPOSICIONES D'APLICACIÓN XENERAL[edit]

ARTÍCULU III-115 La Unión ha velar pola coherencia ente les diferentes polítiques y acciones Acolumbraes na presente Parte, teniendo en cuenta’l conxuntu de los sos oxetivos y observando’l principiu d’atribución de competencies.

ARTÍCULU III-116 En toles acciones acolumbraes na presente Parte, la Unión ha tratar d’eliminar les desigualdaes ente la muyer y l’home y de promover la so igualdá. ARTÍCULU III-117 Na definición y execución de les polítiques y acciones acolumbraes na presente Parte, la Unión ha tener en cuenta les esixencies rellacionaes cola promoción d’un nivel d’emplegu eleváu, cola garantía d’una protección social adecuada, cola llucha contra la esclusión social y con un nivel eleváu d’educación, formación y protección de la salú humano. ARTÍCULU III-118 Na definición y execución de les polítiques y acciones acolumbraes na presente Parte, la Unión ha facer por lluchar contra toa discriminación por razón de sexu, raza u orixe étnicu, relixión o convicciones, discapacidá, edá u orientación sexual. ARTÍCULU III-119 Les esixencies de la protección del mediambiente habrán integrase na definición y execución de les polítiques y acciones acolumbraes na presente Parte, particular con oxetu de fomentar un desendolque sostenible. ARTÍCULU III-120 Les esixencies de la protección de los consumidores han tenese en cuenta na definición y execución d’otres polítiques y acciones de la Unión . ARTÍCULU III-121 Cuando definen y executen la política de la Unión nos ámbitos de l’agricultura, la piesca, los tresportes, el mercáu interior, la investigación y el desendolque tecnolóxicu y l’espaciu, la Unión y los Estaos miembros han tener plenamente en cuenta les esixencies del bienestar de los animales como seres sensibles, al tiempu qu’han respetar les disposiciones llegales o alministratives y los usos de los Estaos miembros, particular polo que respecta a los ritos relixosos, les tradiciones culturales y los patrimonios rexonales. ARTÍCULU III-122 Ensin perxuiciu de los artículos I-5, III-166, III-167 y III-238, y dau’l llugar qu’ocupen los servicios d’interés económicu xeneral como servicios a los que toos conceden valor na Unión, asina como’l so papel na promoción de la cohesión social y territorial d’ésta, la Unión y los Estaos miembros, dientro de les sos competencies respectives y nel 45 ámbitu d’aplicación de la Constitución, han velar por que dichos servicios funcionen conforme a principios y en condiciones, económiques y financieres, en particular, queyos permitan cumplir el so cometíu. Dichos principios y condiciones han afitase pentemedies de llei europea, ensin perxuiciu de la competencia de los Estaos miembros, dientro del respetu a la Constitución, pa emprestar, encargar y financiar dichos servicios.

TÍTULU II: NON DISCRIMINACIÓN Y CIUDADANÍA[edit]

ARTÍCULU III-123 La llei o llei marcu europea ha ser a regular la prohibición de la discriminación por razón de nacionalidá acolumbrada nel apartáu 2 del artículu I-4. ARTÍCULU III-124 1. Ensin perxuiciu de les demás disposiciones de la Constitución y dientro de les competencies qu’ésta atribúi a la Unión, una llei o llei marcu europea del Conseyu va poder afitar les midíes necesaries pa lluchar contra toa discriminación por razón de sexu, raza u orixe étnicu, relixión o convicciones, discapacidá, edá u orientación sexual. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu. 2. Magar lo dispuesto nel apartáu 1, la llei o llei marcu europea va poder afitar los principios básicos de les midíes de fomentu de la Unión y definir diches midíes p’apoyar les acciones emprendíes polos Estaos miembros cola fin de contribuir a la consecución de los oxetivos enunciaos nel apartáu 1, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries d’éstos. ARTÍCULU III-125 1. Si resulta necesaria una acción de la Unión pa facilitar l’exerciciu del derechu, establecíu na lletra a) del apartáu 2 del artículu I-10, de llibre circulación y residencia de tou ciudadanu de la Unión, y a menos que la Constitución previera poderes d’actuación a tal efectu, la llei o llei marcu europea va poder afitar midíes con esta fin. 2. Coles mesmes fines acolumbraos nel apartáu 1 y a menos que la Constitución previera poderes d’actuación a tal efectu, una llei o llei marcu europea del Conseyu va poder afitar midíes referentes a los pasaportes, documentos d’identidá, permisos de residencia o cualquier otru documentu asimiláu, asina como midíes referentes a la seguridá social o a la protección social. 46 El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-126 Una llei o llei marcu europea del Conseyu ha afitar los procedimientos pal exerciciu del derechu, acolumbráu na lletra b) del apartáu 2 del artículu I-10, por tou ciudadanu de la Unión, de sufraxu activu y pasivu nes elecciones municipales y nes elecciones al Parlamentu Européu nel Estáu miembru en que resida ensin ser nacional del mesmu. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu. Dichos procedimientos van poder afitar escepciones cuando asina lo xustifiquen problemes propios d’un Estáu miembru. El derechu de sufraxu activu y pasivu nes elecciones al Parlamentu Européu ha exercese ensin perxuiciu del apartáu 1 del artículu III-330 y de les midíes adoptaes pa la so aplicación. ARTÍCULU III-127 Los Estaos miembros han adoptar les disposiciones necesaries pa garantizar la protección diplomática y consular de los ciudadanos de la Unión en terceros países acolumbrada na lletra c) del apartáu 2 del artículu I-10. Los Estaos miembros han perfacer les negociaciones internacionales necesaries pa garantizar dicha protección. Una llei europea del Conseyu va poder afitar les midíes necesaries pa facilitar esta protección. El Conseyu ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-128 Les llingües nes que tou ciudadanu de la Unión ha tener derechu a dirixise a les instituciones o órganos en virtú de la lletra d) del apartáu 2 del artículu I-10 y a recibir una contestación son les que s’enumberen nel apartáu 1 del artículu IV-448. Les instituciones y órganos acolumbraos na lletra d) del apartáu 2 del artículu I-10 son los que s’enumberen nel segundu párrafu del apartáu 1 del artículu I-19 y nos artículos I-30, I-31 y I-32, asina como’l Defensor del Pueblu Européu. ARTÍCULU III-129 Cada trés años la Comisión ha informar al Parlamentu Européu, al Conseyu y al Comité Económicu y Social sobre l’aplicación del artículu I-10 y del presente Títulu. Dichu informe ha tener en cuenta’l desendolque de la Unión. A tenor de dichu informe, y ensin perxuiciu de les demás disposiciones de la Constitución, una llei o llei marcu europea del Conseyu va poder completar los derechos afitaos nel artículu I-10. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación de l Parlamentu Européu. 47 Esta llei o llei marcu namás ha entrar en vigor una y bones la aprueben los Estaos miembros acordies coles sos respectives normes constitucionales.

TÍTULU III. POLÍTIQUES Y AICIONES INTERNES[edit]

CAPÍTULU I. MERCÁU INTERIOR[edit]

SECCIÓN 1. ESTABLECIMIENTU Y FUNCIONAMIENTU DEL MERCÁU INTERIOR

ARTÍCULU III-130 1. La Unión ha adoptar les midíes destinaes a afitar el mercáu interior o a garantizar el so funcionamientu, acordies coles disposiciones pertinentes de la Constitución. 2. El mercáu interior ha suponer un espaciu ensin fronteres interiores, nel que la llibre circulación de persones, servicios, mercancies y capitales ha tar garantizada d’alcuerdu cola Constitución. 3. El Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, los reglamentos o decisiones europeos que definen les orientaciones y condiciones necesaries p’asegurar un progresu equilibráu nel conxuntu de los sectores consideraos. 4. Al formular los sos propuestes pa la consecución de los oxetivos enunciaos nos apartaos 1 y 2, la Comisión ha tener en cuenta la magnitú del esfuerzu que determinaes economíes, que presenten un nivel de desendolque diferente, han tener que realizar pal establecimientu del mercáu interior, y va poder proponer les midíes adecuaes. Si diches midíes adopten la forma d’escepciones, habrán tener calter temporal y perturbar lo menos posible’l funcionamientu del mercáu interior. ARTÍCULU III-131 Los Estaos miembros han ser consultaos al envís d’adoptar de común alcuerdu les disposiciones necesaries pa evitar que’l funcionamientu del mercáu interior resulte afectáu poles midíes qu’un Estáu miembru pueda vese obligáu a adoptar en casu de graves disturbios internos qu’alteren l’orde públicu, en casu de guerra o de grave tensión internacional que constituya una amenaza de guerra, o pa facer frente a les obligaciones que contraxera pal mantenimientu de la paz y la seguridá internacional. 48 ARTÍCULU III-132 Si dalgunes de les midíes adoptaes nos casos previstos nos artículos III-131 y III-436 tienen por efectu falsiar les condiciones de la competencia nel mercáu interior, la Comisión ha esaminar col Estáu miembru interesáu les condiciones en que diches midíes van poder adaptase a les normes afitaes na Constitución. Magar el procedimientu afitáu nos artículos III-360 y III-361, la Comisión o cualquier Estáu miembru van poder recurrir directamente al Tribunal de Xusticia si considera qu’otru Estáu miembru abusa de les facultaes previstes nos artículos III-131 y III-436. El Tribunal de Xusticia resolverá a puerta zarrada. SECCIÓN 2 LLIBRE CIRCULACIÓN DE PERSONES Y SERVICIOS Subsección 1. Trabayadores ARTÍCULU III-133 1. Los trabayadores tienen derechu a circular llibremente dientro de la Unión. 2. Prohíbese toa discriminación por razón de nacionalidá ente los trabayadores de los Estaos miembros con respecto al emplegu, la retribución y les demás condiciones de trabayu. 3. Ensin perxuiciu de les limitaciones xustificaes por razones d’orde públicu, seguridá y salú públiques, los trabayadores tienen derechu a: a) responder a ofertes efectives de trabayu; b) desplazase llibremente a tal efectu pol territoriu de los Estaos miembros; c) residir nún de los Estaos miembros con oxetu d’exercer nél un emplegu, acordies coles disposiciones llegales, reglamentaries y alministratives que rixen l’emplegu de los trabayadores nacionales; d) permanecer nel territoriu d’un Estáu miembru n’exerciendo nél un emplegu, nes condiciones que fixen los reglamentos europeos adoptaos pola Comisión. 4. El presente artículu nun ha aplicase a los empleos na alministración pública. ARTÍCULU III-134 La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries pa facer efectiva la llibre circulación de los trabayadores, tal que queda definida nel artículu III-133. Ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. La llei o llei marcu europea ha tener como finalidá, particular: a) asegurar una collaboración arratada ente les alministraciones nacionales del trabayu; 49 b) eliminar aquellos procedimientos y práctiques alministrativos, asina como los plazos d’accesu a los empleos disponibles, que se deriven de la lexislación nacional o d’alcuerdos celebraos con anterioridá ente los Estaos miembros y que’l so mantenimientu suponga un obstáculu pa la lliberalización de los movimientos de los trabayadores; c) desaniciar tolos plazos y demás restricciones afitaes poles lexislaciones nacionales o polos alcuerdos celebraos con anterioridá ente los Estaos miembros, qu’impongan a los trabayadores de los demás Estaos miembros condiciones distintes de les impuestes a los trabayadores nacionales pa la llibre elección d’un emplegu; d) afitar mecanismos adecuaos pa poner en rellación les ofertes y les demandes d’emplegu y facilitar el so equilibriu en condiciones tales que nun se ponga en grave peligru’l nivel de vida y d’emplegu nes diverses rexones ya industries. ARTÍCULU III-135 Los Estaos miembros han propiciar, nel marcu d’un programa común, l’intercambiu de trabayadores xóvenes. ARTÍCULU III-136 1. Nel ámbitu de seguridá social, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries pa realizar la llibre circulación de los trabayadores, creando, particular, un sistema que permita garantizar a los trabayadores migrantes por cuenta ayena y por cuenta propia, asina como a los sos derechabientes: a) l’acumulación de tolos periodos tomaos en consideración poles distintes lexislaciones nacionales p’adquirir y conservar el derechu a les prestaciones sociales, asina como pa calculales; b) el pagu de les prestaciones a les persones que residen nel territoriu de los Estaos miembros. 2. Cuando un miembru del Conseyu considere qu’un proyectu de llei o de llei marcu europea de les previstes nel apartáu 1 perxudica a aspectos fundamentales del so sistema de seguridá social, como’l so ámbitu d’aplicación, coste o estructura financiera, o afecta al equilibriu financieru de dichu sistema, va poder solicitar que l’asuntu se remita al Conseyu Européu; nesi casu queda suspendíu’l procedimientu afitáu nel artículu III- 396, en delliberando al respecto, el Conseyu Européu, nun tope de cuatro meses dende dicha suspensión: a) ha devolver el proyectu al Conseyu, poniendo fin con ello a la suspensión del procedimientu afitáu nel artículu III-396, o b) ha pidir a la Comisión que presente una nueva propuesta; nesi casu ha considerase que nun foi adoptáu l’actu propuestu inicialmente. Subsección 2. Llibertá d’establecimientu 50 ARTÍCULU III-137 Nel marcu de la presente Subsección, queden prohibíes les restricciones a la llibertá d’establecimientu de los nacionales d’un Estáu miembru nel territoriu d’otru Estáu miembru. Esta prohibición estiéndese tamién a les restricciones relatives a l’apertura d’axencies, sucursales o filiales polos nacionales d’un Estáu miembru afitaos nel territoriu d’otru Estáu miembru. Los nacionales d’un Estáu miembru han tener derechu, nel territoriu d’otru Estáu miembru, a acceder a les actividaes por cuenta propia y a exerceles, asina como a constituir y xestionar empreses y, especialmente, sociedaes, tal como se definen nel segundu párrafu del artículu III-142, nes condiciones definíes pola lexislación del Estáu miembru d’establecimientu pa los sos propios nacionales, ensin perxuiciu de la Sección 4 relativa a los capitales y pagos. ARTÍCULU III-138 1. La llei marcu europea ha afitar les midíes pa realizar la llibertá d’establecimientu nuna determinada actividá. Ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. 2. El Parlamentu Européu, el Conseyu y la Comisión han exercer les funciones que-yos asigna l’apartáu 1, particular: a) ocupándose, en xeneral, con prioridá, de les actividaes nes que la llibertá d’establecimientu contribuya de manera especialmente útil al desendolque de la producción y de los intercambios; b) asegurando una collaboración arratada ente les alministraciones nacionales competentes al envís de conocer les situaciones particulares, na Unión, de les distintes actividaes afectades; c) eliminando aquellos procedimientos y práctiques alministrativos derivaos de la lexislación nacional o d’alcuerdos celebraos con anterioridá ente los Estaos miembros de los que’l mantenimientu suponga un obstáculu pa la llibertá d’establecimientu; d) velando por que los trabayadores por cuenta ayena d’un Estáu miembru, emplegaos nel territoriu d’otru Estáu miembru, puedan permanecer en dichu territoriu pa emprender una actividá por cuenta propia cuando cumplen les condiciones que-yos seríen esixibles si entraren nel citáu Estáu nel momentu de querer entamar dicha actividá; e) faciendo posible l’adquisición y la esplotación de bienes inmuebles situaos nel territoriu d’un Estáu miembru por un nacional d’otru Estáu miembru, na midida en que nun se vulneren los principios enunciaos nel apartáu 2 del artículu III- 227; f) aplicando la supresión progresiva de les restricciones a la llibertá d’establecimientu, en cada caña d’actividá acolumbrada, tanto polo que respecta a les condiciones d’apertura d’axencies, sucursales o filiales nel territoriu d’un Estáu miembru, como a les condiciones d’almisión del personal de la sé central nos órganos de xestión o de control d’aquélles; 51 g) coordinando, na midida necesaria y con oxetu de faceles equivalentes, les garantíes esixíes nos Estaos miembros a les sociedaes definíes nel segundu párrafu del artículu III-142, pa protexer los intereses de socios y terceros; h) asegurándose de que les condiciones d’establecimientu nun resulten falsiaes pentemedies d’ayudes otorgaes polos Estaos miembros. ARTÍCULU III-139 La presente Subsección nun ha aplicase, no que toca al Estáu miembru interesáu, a les actividaes que, en dichu Estáu, tean rellacionaes, aunque namás seya de manera ocasional, col exerciciu del poder públicu. La llei o llei marcu europea va poder escluir determinaes actividaes de l’aplicación de lo dispuesto na presente Subsección. ARTÍCULU III-140 1. La presente Subsección y les midíes adoptaes en virtú de la mesma nun han prexulgar l’aplicabilidá de les disposiciones llegales, reglamentaries y alministratives de los Estaos miembros que prevén un réxime especial pa los estranxeros y que tean xustificaes por razones d’orde públicu, seguridá y salú públiques. 2. La llei marcu europea ha coordinar les disposiciones nacionales acolumbraes nel apartáu 1. ARTÍCULU III-141 1. La llei marcu europea ha facilitar l’accesu a les actividaes por cuenta propia y el so exerciciu. Ha tener como finalidá: a) el reconocencia mutuu de diplomes, certificaos y otros títulos; b) la coordinación de les disposiciones llegales, reglamentaries y alministratives de los Estaos miembros relatives al accesu a les actividaes por cuenta propia y al so exerciciu. 2. En cuantes a les profesiones médiques, paramédiques y farmacéutiques, la progresiva supresión de les restricciones queda supeditada a la coordinación de les condiciones esixíes pal exerciciu de diches profesiones nos diferentes Estaos miembros. ARTÍCULU III-142 Les sociedaes constituyíes acordies cola lexislación d’un Estáu miembru y con domiciliu social, alministración central o centru d’actividá principal asitiada dientro de la Unión queden equiparaes, a efectos de l’aplicación de la presente Subsección, a les persones físiques nacionales de los Estaos miembros. Por "sociedaes" entiéndese les sociedaes de Derechu civil o mercantil, incluyíes les sociedaes cooperatives, y les 52 demás persones xurídiques de Derechu públicu o priváu, con escepción de les que nun persiguen un fin llucrativu. ARTÍCULU III-143 Los Estaos miembros han otorga-yos a los nacionales de los demás Estaos miembros el tratu de nacional no que respecta a la so participación financiera nel capital de les sociedaes definíes nel segundu párrafu del artículu III-142, ensin perxuiciu de l’aplicación de les restantes disposiciones de la Constitución. Subsección 3. Llibertá de prestación de servicios ARTÍCULU III-144 Nel marcu de la presente Subsección, queden prohibíes les restricciones a la llibre prestación de servicios dientro de la Unión pa los nacionales de los Estaos miembros afitaos nun Estáu miembru distintu del destinatariu de la prestación. La llei o llei marcu europea va poder estender el beneficiu de les disposiciones de la presente Subsección a los prestadores de servicios que seyan nacionales d’un tercer Estáu y tean afitaos dientro de la Unión. ARTÍCULU III-145 A efectos de la Constitución, han considerase como servicios les prestaciones realizaes normalmente a cambiu d’una remuneración, na midida en que nun se rixen poles disposiciones relatives a la llibre circulación de persones, mercancies y capitales. Los servicios han comprender, particular: a) actividaes de calter industrial, b) actividaes de calter mercantil, c) actividaes artesanales, d) actividaes propies de les profesiones lliberales. Ensin perxuiciu de la Subsección 2 relativa a la llibertá d’establecimientu, pa realizar la prestación d’un serviciu’l prestador va poder exercer temporalmente la so actividá nel Estáu miembru nel que se realice la prestación, nes mesmes condiciones qu’imponga esi Estáu a los sos propios nacionales. ARTÍCULU III-146 1. La llibre prestación de servicios en materia de tresportes ha rixise pola Sección 7 del Capítulu III relativa a los tresportes. 2. La lliberalización de los servicios bancarios y de seguros venceyaos a los movimientos de capitales ha realizase n’harmonía cola lliberalización de la circulación de capitales. ARTÍCULU III-147 1. La llei marcu europea ha afitar les midíes p’alcanzar la lliberalización d’un serviciu determináu. ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. 53 2. La llei marcu europea acolumbrada nel apartáu 1 ha referise en xeneral, con prioridá, a los servicios qu’inflúin de forma directa nos costes de producción o qu’afayen una lliberalización que contribuya a facilitar los intercambios de mercancies. ARTÍCULU III-148 Los Estaos miembros han esbrexar por proceder a una lliberalización de los servicios más amplia que la esixida en virtú de la llei marcu europea adoptada n’aplicación del apartáu 1 del artículu III-147, si la so situación económica xeneral y la del sector afectáu-yos lo permiten. La Comisión ha dirixir recomendaciones a tal efectu a los Estaos miembros interesaos. ARTÍCULU III-149 En tanto nun se suprimen les restricciones a la llibre prestación de servicios, los Estaos miembros han aplicales, ensin distinción de nacionalidá o residencia, a tolos prestadores de servicios a que se refier el primer párrafu del artículu III-144. ARTÍCULU III-150 Los artículos III-139 a III-142 han ser aplicables a les materies regulaes pola presente Subsección. SECCIÓN 3. LLIBRE CIRCULACIÓN DE MERCANCIES Subsección 1. Unión aduanera ARTÍCULU III-151 1. La Unión ha incluir una unión aduanera, que tien d’abarcar la totalidá de los intercambios de mercancies y qu’ha suponer la prohibición, ente los Estaos miembros, de los derechos d’aduana d’importación y esportación y de cualesquiera esacciones d’efectu equivalente, asina como l’adopción d’un arancel aduaneru común nes sos rellaciones con terceros países. 2. L’apartáu 4 y la Subsección 3 relativa a la prohibición de les restricciones cuantitatives s’aplicarán a los productos orixinarios de los Estaos miembros y a los productos procedentes de terceros países que s’alcuentren en llibre práctica nos Estaos miembros. 3. Considérase que s’afayen en llibre práctica nun Estáu miembru los productos procedentes de terceros países respecto de los que se cumplieren, en dichu Estáu miembru, les formalidaes d’importación y se percibieren los derechos d’aduana y cualesquiera otres esacciones d’efectu equivalente esixibles, siempre que nun se hayen beneficiáu d’una devolución total o parcial de los mesmos. 54 4. Queden prohibíos ente los Estaos miembros los derechos d’aduana d’importación y esportación o esacciones d’efectu equivalente. Esta prohibición ha aplicase tamién a los derechos d’aduana de calter fiscal. 5. El Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, los reglamentos o decisiones europeos polos que se fixen los derechos del arancel aduaneru común. 6. Nel cumplimientu de les funciones que se-y encomienden en virtú del presente artículu, la Comisión ha guiase por: a) la necesidá d’afalar los intercambios comerciales ente los Estaos miembros y terceros países; b) la evolución de les condiciones de competencia dientro de la Unión, na midida en que dicha evolución tenga por efectu l’incrementu de la competitividá de les empreses; c) les necesidaes d’abastecimientu de la Unión en materies primes y productos semiellaboraos, procurando que nun se falsien, ente los Estaos miembros, les condiciones de competencia respecto de los productos acabados; d) la necesidá d’evitar perturbaciones graves na vida económica de los Estaos miembros y garantizar un desendolque racional de la producción y una espansión del consumu na Unión. Subsección 2. Cooperación aduanera ARTÍCULU III-152 Dientro del ámbitu d’aplicación de la Constitución, la llei o llei marcu europea ha afitar midíes pa intensificar la cooperación aduanera ente los Estaos miembros y ente éstos y la Comisión. Subsección 3. Prohibición de les restricciones cuantitatives ARTÍCULU III-153 Queden prohibíes ente los Estaos miembros les restricciones cuantitatives tanto a la importación como a la esportación, asina como toa midida d’efectu equivalente. RTÍCULU III-154 L’artículu III-153 nun ha obstar a les prohibiciones o restricciones a la importación, esportación o tránsitu que tean xustificaes por razones d’orde públicu, moralidá o seguridá públiques, protección de la salú y vida de les persones y animales o preservación de los vexetales, protección del patrimoniu artísticu, históricu o arqueolóxicu nacional, o protección de la propiedá industrial y comercial. Sicasí, tales prohibiciones o restricciones nun han constituir un mediu de discriminación arbitraria nin una restricción encubierta del comerciu ente los Estaos miembros. 55 ARTÍCULU III-155 1. Los Estaos miembros han adecuar los monopolios nacionales de calter comercial talmente que quede asegurada la esclusión de toa discriminación ente los nacionales de los Estaos miembros respecto de les condiciones d’abastecimientu y de mercáu. El presente artículu ha aplicase a cualquier organismu pentemedies del qu’un Estáu miembru, de iure o de facto, directa o indirectamente, controle, dirixa o influya sensiblemente nes importaciones o les esportaciones ente los Estaos miembros. Ha aplicase igualmente a los monopolios cedíos pol Estáu a terceros. 2. Los Estaos miembros han abstenese de toa nueva midida contraria a los principios enunciaos nel apartáu 1 o que restrinxa l’alcance de los artículos relativos a la prohibición de los derechos d’aduana y de les restricciones cuantitatives ente los Estaos miembros. 3.Si un monopoliu de calter comercial supón una regulación destinada a facilitar la comercialización o a meyorar la rentabilidá de los productos agrícoles, han establecese, n’aplicación del presente artículu, garantíes equivalentes pal emplegu y el nivel de vida de los productores interesaos. SECCIÓN 4. CAPITALES Y PAGOS ARTÍCULU III-156 Nel marcu de la presente Sección, queden prohibíes les restricciones tanto a los movimientos de capitales como a los pagos ente Estaos miembros y ente Estaos miembros y terceros países. ARTÍCULU III-157 1. L’artículu III-156 ha entendese ensin perxuiciu de l’aplicación a terceros países de les restricciones qu’esistíen el 31 d’avientu de 1993 acordies col Derechu internu o col Derechu de la Unión en materia de movimientos de capitales, con destín a terceros países o procedentes d’ellos, que supongan inversiones directes, incluyíes les inmobiliaries, l’establecimientu, la prestación de servicios financieros o l’almisión de valores nos mercaos de capitales. No que se refier a les restricciones esistentes en virtú de la lexislación nacional d’Estonia y d’Hungría, la fecha en cuestión ha ser el 31 d’avientu de 1999. 2. La llei o llei marcu europea ha afitar midíes relatives a los movimientos de capitales, con destín a terceros países o procedentes d’ellos, que supongan inversiones directes, incluyíes les inmobiliaries, l’establecimientu, la prestación de servicios financieros o l’almisión de valores nos mercaos de capitales. El Parlamentu Européu y el Conseyu han tratar d’alcanzar l’oxetivu de la llibre circulación de capitales ente Estaos miembros y terceros países nel mayor grau posible, y ensin perxuiciu de les demás disposiciones de la Constitución. 56 3. Magar lo dispuesto nel apartáu 2, namás una llei o llei marcu europea del Conseyu va poder afitar midíes que supongan un retrocesu nel Derechu de la Unión respecto de la lliberalización de los movimientos de capitales con destín a terceros países o procedentes d’ellos. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-158 1. L’artículu III-156 ha aplicase ensin perxuiciu del derechu de los Estaos miembros a: a) aplicar les disposiciones pertinentes del so Derechu fiscal que distingan ente contribuyentes con situación que difiera con respecto al so llugar de residencia o con respecto a los llugares onde tea invertíu’l so capital; b) adoptar toles midíes indispensables pa impidir les infracciones de los sos disposiciones llegales y reglamentaries, particular en materia fiscal y de supervisión prudencial d’entidaes financieres, afitar procedimientos de declaración de movimientos de capitales a efectos d’información alministrativa o estadística o tomar midíes xustificaes por razones d’orde públicu o de seguridá público. 2. La presente Sección ha entendese ensin perxuiciu de l’aplicación de restricciones del derechu d’establecimientu que seyan compatibles cola Constitución. 3. Les midíes y procedimientos acolumbraos nos apartaos 1 y 2 nun han constituir nin un mediu de discriminación arbitraria nin una restricción encubierta de la llibre circulación de capitales y pagos definida nel artículu III-156. 4. A falta d’una llei o llei marcu europea conforme a lo previstu nel apartáu 3 del artículu III-157, la Comisión o, a falta d’una decisión europea de la Comisión dientro d’un periodu de trés meses de magar la solicitú del Estáu miembru interesáu, el Conseyu va poder adoptar una decisión europea que declare qu’unes midíes fiscales restrictives adoptaes por un Estáu miembru con respecto a varios terceros países han considerase compatibles cola Constitución na midida en que les xustifique ún de los oxetivos de la Unión y seyan compatibles col correctu funcionamientu del mercáu interior. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá a instancia d’un Estáu miembru. ARTÍCULU III-159 Cuando en circunstancies escepcionales los movimientos de capitales con destín a terceros países o procedentes d’ellos causen, o amenacen causar, dificultaes graves pal funcionamientu de la unión económica y monetaria, el Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, reglamentos o decisiones europeos qu’establezan midíes de salvaguardia respecto de terceros países, por un tope non superior a seis meses, siempre que diches midíes seyan estrictamente necesaries. Ha pronunciase previa consulta al Bancu Central Européu. 57 ARTÍCULU III-160 Cuando seya necesario pa llograr los oxetivos enunciaos nel artículu III-257, no que se refier a la prevención y llucha contra’l terrorismu y les actividaes con él rellacionaes, la llei europea ha definir un marcu de midíes alministratives sobre movimientu de capitales y pagos, talos como la inmovilización de fondos, activos financieros o beneficios económicos que la so propiedá, posesión o tenencia ostenten persones físiques o xurídiques, grupos o entidaes non estatales. El Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, reglamentos o decisiones europeos al envís d’aplicar la llei europea mentada nel primer párrafu. Los actos acolumbraos nel presente artículu han incluir les disposiciones necesaries en materia de garantíes xurídiques. SECCIÓN 5. NORMAS SOBRE COMPETENCIA Subsección 1. Disposiciones aplicables a les empreses ARTÍCULU III-161 1. Han ser incompatibles col mercáu interior y quedar prohibíos tolos alcuerdos ente empreses, les decisiones d’asociaciones d’empreses y les práctiques concertaes que puedan afectar al comerciu ente los Estaos miembros y que tengan por oxetu o efectu impidir, restrinxir o falsiar el xuegu de la competencia dientro del mercáu interior y, particular, los que consisten en: a) fixar directa o indirectamente los precios de compra o de venta u otres condiciones de transacción; b) llendar o controlar la producción, el mercáu, el desendolque técnicu o les inversiones; c) repartise los mercaos o les fontes d’abastecimientu; d) aplicar a terceros contratantes condiciones desiguales pa prestaciones equivalentes, qu’ocasionen a éstos una desventaya competitiva; e) subordinar la celebración de contratos a l’aceptación, polos otros contratantes, de prestaciones suplementaries que, pola so naturaleza o según los usos mercantiles, nun guarden rellación dalguna col oxetu de dichos contratos. 2. Los alcuerdos o decisiones prohibíos pol presente artículu han ser nulos de plenu derechu. 3. Sicasí, l’apartáu 1 va poder ser declaráu inaplicable a: - cualquier alcuerdu o categoría d’alcuerdos ente empreses, - cualquier decisión o categoría de decisiones d’asociaciones d’empreses, - cualquier práctica concertada o categoría de práctiques concertaes, que contribúin a meyorar la producción o la distribución de los productos o a fomentar el progresu técnicu o económicu, y reserven al mesmu tiempu a los usuarios una participación equitativa nel beneficiu resultante, y ensin que: 58 a)impongan a les empreses interesaes restricciones que nun seyan indispensables p’alcanzar talos oxetivos; b) ofrezan a diches empreses la posibilidá d’eliminar la competencia respecto d’una parte sustancial de los productos de que se trate. ARTÍCULU III-162 Ye incompatible col mercáu interior y queda prohibida, na midida en que pueda afectar al comerciu ente los Estaos miembros, la esplotación abusiva, por parte d’una o más empreses, d’una posición dominante nel mercáu interior o nuna parte sustancial del mesmu. Tales práctiques abusives pueden consistir, particularmente, en: a) imponer directa o indirectamente precios de compra, de venta u otres condiciones de transacción non equitatives; b) llendar la producción, el mercáu o’l desendolque técnicu en perxuiciu de los consumidores; c) aplicar a terceros contratantes condiciones desiguales pa prestaciones equivalentes, qu’ocasionen a éstos una desventaya competitiva; d) subordinar la celebración de contratos a l’aceptación, polos otros contratantes, de prestaciones suplementaries que, pola so naturaleza o según los usos mercantiles, nun guarden rellación dala col oxetu de dichos contratos. ARTÍCULU III-163 El Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, los reglamentos europeos pa l’aplicación de los principios enunciaos nos artículos III-161 y III-162. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. Dichos reglamentos han tener especialmente por oxetu: a) garantizar la observanza de les prohibiciones mentaes nel apartáu 1 del artículu III-161 y nel artículu III-162, pentemedies de l’establecimientu de multes y multes coercitives; b) determinar les modalidaes d’aplicación del apartáu 3 del artículu III-161, teniendo en cuenta la necesidá, per una parte, d’asegurar una vixilancia eficaz y, per otra, de simplificar no posible’l control alministrativu; c) precisar, eventualmente, respecto de los distintos sectores económicos, l’ámbitu d’aplicación de los artículos III-161 y III-162; d) definir les respectives funciones de la Comisión y del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea na aplicación de les disposiciones afitaes nel presente párrafu; e) definir les rellaciones ente les lexislaciones nacionales, per una parte, y la presente Subsección y los reglamentos europeos adoptaos n’aplicación del presente artículu, per otra. ARTÍCULU III-164 59 Hasta la entrada en vigor de los reglamentos europeos adoptaos n’aplicación del artículu III-163, les autoridaes de los Estaos miembros han decidir sobre l’almisibilidá de los alcuerdos, decisiones y práctiques concertaes y sobre la esplotación abusiva d’una posición dominante nel mercáu interior, acordies col so Derechu internu y colos artículos III-161, particular el so apartáu 3, y III-162. ARTÍCULU III-165 1. Ensin perxuiciu del artículu III-164, la Comisión ha velar pola aplicación de los principios enunciaos nos artículos III-161 y III-162. A instancia d’un Estáu miembru o d’oficiu, y en collaboración coles autoridaes competentes de los Estaos miembros, quey han emprestar la so asistencia, la Comisión ha investigar los casos de supuesta infracción de dichos principios. Si comprueba la esistencia d’una infracción, ha proponer les midíes adecuaes pa pone-ytérminu. 2. Si nun se pon términu a les infracciones mentaes nel apartáu 1, la Comisión ha adoptar una decisión europea motivada que faiga constar la infracción de los principios. Puede publicar dicha decisión y autorizar a los Estaos miembros a qu’adopten les midíes necesaries, nes condiciones y modalidaes qu’ella determine, pa remediar esta situación. 3. La Comisión va poder adoptar reglamentos europeos relativos a les categoríes d’alcuerdos sobre les que’l Conseyu adoptara un reglamentu européu con arreglu a la lletra b) del segundu párrafu del artículu III-163. ARTÍCULU III-166 1. Los Estaos miembros nun han tomar nin mantener, tocante a les empreses públiques y les empreses a les que conceden derechos especiales o esclusivos, nenguna midida contraria a la Constitución, particular al apartáu 2 del artículu I-4 y a los artículos III- 161 a III-169. 2. Les empreses encargaes de la xestión de servicios d’interés económicu xeneral o que tengan el calter de monopoliu fiscal van tar suxetes a les disposiciones de la Constitución, particular a les normes sobre competencia, na midida en que l’aplicación de diches disposiciones nun impida, de fechu o de derechu, el cumplimientu de la misión específica a elles confiada. El desendolque del comerciu nun ha vese afectáu de forma contraria al interés de la Unión. 3. La Comisión ha velar pola aplicación del presente artículu y ha adoptar, según seya necesariu, los reglamentos o decisiones europeos apropiaos. Subsección 2. Ayudes otorgaes polos Estaos miembros ARTÍCULU III-167 60 1. Salvo que la Constitución disponga otra cosa, han ser incompatibles col mercáu interior, na midida en qu’afecten a los intercambios ente Estaos miembros, les ayudes otorgaes polos Estaos miembros o pentemedies de fondos estatales, baxo cualquier forma, que falsien o amenacen falsiar la competencia, favoreciendo a determinaes empreses o producciones. 2. Son compatibles col mercáu interior: a) les ayudes de calter social concedíes a los consumidores individuales, siempre que s’otorguen ensin discriminaciones basaes nel orixe de los productos; b) les ayudes destinaes a reparar los perxuicios causaos por desastres naturales o por otros acontecimientos de calter escepcional; c) les ayudes concedíes pa favorecer la economía de determinaes rexones de la República Federal d’Alemaña afectaes pola división d’Alemaña, na midida en que seyan necesaries pa compensar les desventayes económiques ocasionaes por esta división. Cinco años dempués de la entrada en vigor del Tratáu pol que s’establez una Constitución pa Europa, el Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pola que se derogue la presente lletra. 3. Pueden considerase compatibles col mercáu interior: a) les ayudes destinaes a favorecer el desendolque económicu de rexones nes que’l nivel de vida seya anormalmente baxu o nes qu’esista una grave situación de subemplegu, asina como’l de les rexones acolumbraes nel artículu III-424, en cuidada la so situación estructural, económica y social; b) les ayudes pa fomentar la realización d’un proyectu importante d’interés común européu o destinaes a poner remediu a una grave perturbación na economía d’un Estáu miembru; c) les ayudes destinaes a facilitar el desendolque de determinaes actividaes o de determinaes rexones económiques, siempre que nun alteren les condiciones de los intercambios en forma contraria al interés común; d) les ayudes destinaes a promover la cultura y la conservación del patrimoniu, cuando nun alteren les condiciones de los intercambios y de la competencia na Unión en contra del interés común; e) les demás categoríes d’ayudes que se determinen pentemedies de reglamentos o decisiones europeos adoptaos pol Conseyu a propuesta de la Comisión. ARTÍCULU III-168 1. La Comisión ha esaminar permanentemente, xunto colos Estaos miembros, los rexímenes d’ayudes esistentes en dichos Estaos. Ha proponer a éstos les midíes apropiaes qu’esixa’l desendolque progresivu o’l funcionamientu del mercáu interior. 2. Si, n’emplazando a los interesaos pa que presenten les sos observaciones, la Comisión comprueba qu’una ayuda otorgada por un Estáu miembru o pentemedies de fondos estatales nun ye compatible col mercáu interior en virtú del artículu III-167, o que dicha ayuda s’aplica de manera abusiva, ha adoptar una decisión europea pa que l’Estáu miembru interesáu la suprima o modifique nel tope qu’ella mesma determine. S 61 i l’Estáu miembru de que se trate nun cumple esta decisión europea nel tope establecíu, la Comisión o cualquier otru Estáu miembru interesáu va poder recurrir directamente al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea, non obstante lo dispuesto nos artículos III- 360 y III-361. A pitición d’un Estáu miembru, el Conseyu va poder adoptar por unanimidá una decisión europea según la cual, y sicasí lo dispuesto nel artículu III-167 o nos reglamentos europeos previstos nel artículu III-169, l’ayuda que concedió o va conceder dichu Estáu seya considerada compatible col mercáu interior, cuando circunstancies escepcionales xustifiquen dicha decisión. Si, con respecto a esta ayuda, la Comisión emprimó’l procedimientu establecíu nel primer párrafu del presente apartáu, la pitición del Estáu miembru interesáu dirixida al Conseyu ha tener por efectu la suspensión de dichu procedimientu hasta qu’esti últimu se pronuncie sobre la cuestión. Ensin embargu, si’l Conseyu nun s’ha pronunciáu dientro de los trés meses siguientes a la pitición, la Comisión ha decidir al respecto. 3. Los Estaos miembros han informar a la Comisión de los sos proyectos de conceder o modificar ayudes cola suficiente antelación pa qu’ésta pueda presentar les sos observaciones. Si considera qu’un proyectu nun ye compatible col mercáu interior con arreglu al artículu III-167, la Comisión ha entamar ensin demora’l procedimientu afitáu nel apartáu 2 del presente artículu. L’Estáu miembru interesáu nun va poder executar les midíes proyectaes primero de qu’en dichu procedimientu recayera decisión definitiva. 4. La Comisión puede adoptar reglamentos europeos relativos a les categoríes d’ayudes públiques sobre les que’l Conseyu determinara, con arreglu al artículu III-169, que pueden quedar esentes del procedimientu afitáu nel apartáu 3 del presente artículu. ARTÍCULU III-169 El Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, los reglamentos europeos pa l’aplicación de los artículos III-167 y III-168 y, particular, pa determinar les condiciones d’aplicación del apartáu 3 del artículu III-168 y les categoríes d’ayudes que queden esentes del procedimientu afitáu en dichu apartáu. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. SECCIÓN 6. DISPOSICIONES FISCALES ARTÍCULU III-170 1. Nengún Estáu miembru ha gravar directa o indirectamente los productos de los demás Estaos miembros con tributos internos, cualquiera que seya la so naturaleza, superiores a los que graven directa o indirectamente los productos nacionales similares. Poles mesmes, nengún Estáu miembru ha gravar los productos de los demás Estaos miembros con tributos internos que pueden protexer indirectamente otres producciones. 2. Los productos esportaos d’un Estáu miembru al territoriu d’otru Estáu miembru nun van poder beneficiase de nenguna devolución de tributos internos superior al importe d’aquellos con que fueren gravaos directa o indirectamente. 62 3. En cuantes a los tributos distintos de los impuestos sobre’l volume de negocios, los impuestos sobre consumos específicos y los otros impuestos indirectos, nun se van poder conceder esoneraciones nin reembolsos a les esportaciones a los demás Estaos miembros nin imponer gravámenes compensatorios a les importaciones procedentes de los Estaos miembros, a menos que les disposiciones proyectaes fueren previamente aprobaes pa un periodu de tiempu llendáu por una decisión europea adoptada pol Conseyu, a propuesta de la Comisión. ARTÍCULU III-171 Una llei o llei marcu europea del Conseyu ha afitar les midíes referentes a l’harmonización de les lexislaciones relatives a los impuestos sobre’l volume de negocios, los impuestos sobre consumos específicos y otros impuestos indirectos, siempre que dicha harmonización seya necesaria pa garantizar l’establecimientu o’l funcionamientu del mercáu interior y evitar les distorsiones de la competencia. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu y al Comité Económicu y Social. SECCIÓN 7. DISPOSICIONES COMUNES ARTÍCULU III-172 1. 1. Salvo que la Constitución disponga otra cosa, ha aplicase el presente artículu pa la consecución de los oxetivos enunciaos nel artículu III-130. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes relatives a l’aproximación de les disposiciones llegales, reglamentaries y alministratives de los Estaos miembros que tengan por oxetu l’establecimientu o’l funcionamientu del mercáu interior. Dicha llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. 2. L’apartáu 1 nun ha aplicase a les disposiciones fiscales, a les disposiciones relatives a la llibre circulación de persones nin a les relatives a los derechos ya intereses de los trabayadores por cuenta ayena. 3. Nes sos propuestes presentaes con arreglu al apartáu 1 en materia de salú, seguridá, protección del mediambiente y protección de los consumidores, la Comisión ha basase nun nivel eleváu de protección, teniendo en cuenta especialmente cualquier novedá fundada en fechos científicos. Nel marcu de les sos respectives atribuciones, el Parlamentu Européu y el Conseyu han procurar tamién algamar esi oxetivu. 4. Si, tres l’adopción d’una midida d’harmonización pentemedies d’una llei o llei marcu europea o pentemedies d’un reglamentu européu de la Comisión, un Estáu miembru estima menester mantener disposiciones nacionales xustificaes por dalguna de les razones importantes acolumbraes nel artículu III-154 o rellacionaes cola protección del mediu de trabayu o del mediambiente, dichu Estáu miembru notificará a la Comisión diches disposiciones asina como los motivos del so mantenimientu. 5. Poles mesmes, ensin perxuiciu del apartáu 4, si, trés l’adopción d’una midida d’harmonización pentemedies d’una llei o llei marcu europea o pentemedies d’un 63 reglamentu européu de la Comisión, un Estáu miembru estima necesariu afitar nueves disposiciones nacionales fundaes en novedaes científiques relatives a la protección del mediu de trabayu o del mediambiente y xustificaes por un problema específicu de dichu Estáu miembru surdíu con posterioridá a l’adopción de la midida d’harmonización, ha notificar a la Comisión les disposiciones previstes asina como los motivos de la so adopción. 6. La Comisión ha adoptar, nun tope de seis meses a partir de les notificaciones a que se refieren los apartaos 4 y 5, una decisión europea qu’apruebe o refugue les disposiciones nacionales mentaes, en comprobando si constitúin o non un mediu de discriminación arbitraria o una restricción encubierta del comerciu ente Estaos miembros y si constitúin o non un obstáculu pal funcionamientu del mercáu interior. Si la Comisión nun adoptó una decisión nel citáu tope, les disposiciones nacionales a que se refieren los apartaos 4 y 5 han considerase aprobaes. Cuando tea xustificao pola complexidá del asuntu y nun heba riesgos pa la salú humano, la Comisión va poder notificar al Estáu miembru de que se trate que’l tope mentáu nesti apartáu s’enampla por un nuevu periodu d’hasta seis meses. 7. Cuando, acordies col apartáu 6, s’autorice a un Estáu miembru a mantener o afitar disposiciones nacionales que s’aparten d’una midida d’harmonización, la Comisión ha estudiar inmediatamente la posibilidá de proponer una adaptación a dicha midida. 8. Cuando un Estáu miembru plantegue un problema concretu rellacionáu cola salú público nun ámbitu que previamente fuera oxetu de midíes d’harmonización, ha informar d’ello a la Comisión, qu’ha esaminar inmediatamente la conveniencia de proponer les midíes adecuaes. 9. Como escepción al procedimientu afitáu nos artículos III-360 y III-361, la Comisión y cualquier Estáu miembru van poder recurrir directamente al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea si consideren qu’otru Estáu miembru abusa de les facultaes previstes nel presente artículu. 10. Les midíes d’harmonización acolumbraes nel presente artículu han incluir, nos casos apropiaos, una cláusula de salvaguardia qu’autorice a los Estaos miembros a adoptar, por ún o varios de los motivos non económicos indicaos nel artículu III-154, midíes provisionales sometíes a un procedimientu de control de la Unión. ARTÍCULU III-173 Ensin perxuiciu del artículu III-172, una llei marcu europea del Conseyu ha afitar les midíes encaminaes a l’aproximación de les disposiciones llegales, reglamentaries y alministratives de los Estaos miembros qu’inciden directamente nel establecimientu o funcionamientu del mercáu interior. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu y al Comité Económicu y Social. ARTÍCULU III-174 64 Si la Comisión comprueba qu’una diverxencia ente les disposiciones llegales, reglamentaries o alministratives de los Estaos miembros falsia les condiciones de competencia nel mercáu interior y provoca una distorsión que tenga d’ eliminase, ha consultar a los Estaos miembros interesaos. Si tales consultes nun permiten llegar a un alcuerdu, la llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries pa eliminar la distorsión de que se trate. Pueden adoptase cualesquiera otres midíes apropiaes previstes pola Constitución. ARTÍCULU III-175 1. Cuando esista motivu pa temer que l’adopción o la modificación d’una disposición llegal, reglamentaria o alministrativa d’un Estáu miembru pueda provocar una distorsión nel sen del artículu III-174, l’Estáu miembru que pretenda adoptar tales midíes ha consultar a la Comisión. En consultando a los Estaos miembros, la Comisión ha dirixi-yos a los Estaos miembros interesaos una recomendación sobre les midíes apropiaes pa evitar tal distorsión. 2. Si l’Estáu miembru que pretende adoptar o modificar disposiciones nacionales nun s’atién a la recomendación que la Comisión-y empobinara, nun va poder pidise a los demás Estaos miembros, n’aplicación del artículu III-174, que modifiquen les sos disposiciones nacionales pa eliminar dicha distorsión. Si l’Estáu miembru que nun tuvo en cuenta la recomendación de la Comisión provoca una distorsión únicamente en perxuiciu propiu, nun ha aplicase l’artículu III-174. ARTÍCULU III-176 Nel ámbitu del establecimientu o del funcionamientu del mercáu interior, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes relatives a la creación de títulos europeos pa garantizar una protección uniforme de los derechos de propiedá intelectual ya industrial na Unión y al establecimientu de rexímenes d’autorización, coordinación y control centralizaos a escala de la Unión. Una llei europea del Conseyu ha afitar los rexímenes llingüísticos de los títulos europeos. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parllamentu Européu.

CAPÍTULU II. POLÍTICA ECONÓMICA Y MONETARIA[edit]

ARTÍCULU III-177 P’algamar les fines enunciaes nel artículu I-3, l’acción de los Estaos miembros y de la Unión ha incluir, nes condiciones fixaes pola Constitución, la instauración d’una política económica que s’ha basar na coordinación arratada de les polítiques económiques de los Estaos miembros, nel mercáu interior y na definición d’oxetivos comunes, y que s’ha perfacer acordies col respetu al principiu d’una economía de mercáu abierta y de llibre competencia. Paralelamente, nes condiciones y según los 65 procedimientos afitaos na Constitución, dicha acción ha suponer una moneda única, l’euro, y la definición y execución d’una política monetaria y de tipos de cambiu única que tenga d’oxetivu primordial caltener la estabilidá de precios y, ensin perxuiciu de dichu oxetivu, encontar la política económica xeneral de la Unión, acordies col principiu d’una economía de mercáu abierta y de llibre competencia. Dicha acción de los Estaos miembros y de la Unión conlleva’l respetu de los siguientes principios rectores: precios estables, finances públiques y condiciones monetaries saniaes y balanza de pagos estable. SECCIÓN 1. POLÍTICA ECONÓMICA ARTÍCULU III-178 Los Estaos miembros han perfacer les sos polítiques económiques col oxetivu de contribuir a la consecución de los oxetivos de la Unión, definíos nel artículu I-3, y nel marcu de les orientaciones xenerales acolumbraes nel apartáu 2 del artículu III-179. Los Estaos miembros y la Unión han actuar respetando’l principiu d’una economía de mercáu abierta y de llibre competencia, favoreciendo una eficiente asignación de recursos y acordies colos principios enunciaos nel artículu III-177. ARTÍCULU III-179 1. Los Estaos miembros han considerar les sos polítiques económiques como una cuestión d’interés común y coordinales nel sen del Conseyu, acordies col artículu III- 178. 2. El Conseyu, por recomendación de la Comisión, ha ellaborar un proyectu d’orientaciones xenerales de les polítiques económiques de los Estaos miembros y de la Unión y ha presentar un informe al respective al Conseyu Européu. El Conseyu Européu, basándose nel informe del Conseyu, ha debatir unes conclusiones sobre les orientaciones xenerales de les polítiques económiques de los Estaos miembros y de la Unión. A tenor d’estes conclusiones, el Conseyu ha adoptar una recomendación na qu’afite diches orientaciones xenerales. Tien d’informar d’ello al Parlamentu Européu. 3. Al envís de garantizar una coordinación más arratada de les polítiques económiques y una converxencia sostenida de los resultaos económicos de los Estaos miembros, el Conseyu, basándose n’informes presentaos pola Comisión, ha supervisar la evolución económica de cada Estáu miembru y de la Unión, asina como la coherencia de les polítiques económiques coles orientaciones xenerales acolumbraes nel apartáu 2, y ha proceder regularmente a una evaluación global. A efectos d’esta supervisión multilateral, los Estaos miembros han informar a la Comisión al rodiu de les midíes importantes qu’tomaren en rellación cola so política económica, asina como de tolos demás aspectos que consideren necesarios. 4. Cuando, con arreglu al procedimientu afitáu nel apartáu 3, se compruebe que la política económica d’un Estáu miembru contradiz les orientaciones xenerales mentaes nel apartáu 2 o puede poner en peligru’l correctu funcionamientu de la unión económica y monetaria, la Comisión va poder dirixir una alvertencia a dichu Estáu miembru. El 66 Conseyu por recomendación de la Comisión, va poder dirixir les recomendaciones necesaries al Estáu miembru de que se trate. El Conseyu va poder decidir, a propuesta de la Comisión, facer públiques les sos recomendaciones. A efectos del presente apartáu, el Conseyu ha pronunciase ensin tomar en consideración el votu del miembru del Conseyu que represente al Estáu miembru de que se trate. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de los demás miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de los Estaos miembros participantes. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu d’esos otros miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo cual la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. 5. El Presidente del Conseyu y la Comisión informarán al Parlamentu Européu acerca de los resultaos de la supervisión multilateral. Si’l Conseyu fixo públiques los sos recomendaciones, se va poder invitar a la so Presidente a que compareza ante la comisión competente del Parlamentu Européu. 6. La llei europea va poder afitar les normes relatives al procedimientu de supervisión multilateral acolumbráu nos apartaos 3 y 4. ARTÍCULU III-180 1. Ensin perxuiciu de los demás procedimientos afitaos na Constitución, el Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pola que s’establezan midíes adecuaes a la situación económica, particular si surden dificultaes graves nel suministru de determinaos productos. 2. Cuando un Estáu miembru tenga dificultaes o cuerra seriu riesgu de tener dificultaes graves por causa de catástrofes naturales o acontecimientos escepcionales que dichu Estáu nun puede controlar, el Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pola que se conceda al Estáu miembru, en determinaes condiciones, una ayuda financiera de la Unión. El Presidente del Conseyu ha informar d’ello al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-181 1. Queda prohibida l’autorización de descubiertos o la concesión de cualquier otra mena de creitos pol Bancu Central Européu y polos bancos centrales de los Estaos miembros, denomaos darréu "bancos centrales nacionales", en favor d’instituciones, órganos u organismos de la Unión, alministraciones centrales, autoridaes rexonales o locales u otres autoridaes públiques, organismos de Derechu públicu o empreses públiques de los Estaos miembros, asina como l’adquisición directa a los mesmos d’instrumentos de deuda pol Bancu Central Européu o los bancos centrales nacionales. 2. L’apartáu 1 nun ha aplicase a les entidaes de creitu públiques, que, nel marcu de la provisión de reserves polos bancos centrales, han recibir de los bancos centrales nacionales y del Bancu Central Européu el mesmu tratu que les entidaes de creitu privaes. 67 ARTÍCULU III-182 Queden prohibíes toles midíes y disposiciones que nun se basen en consideraciones prudenciales y qu’establezan un accesu privilexáu a les entidaes financieres pa les instituciones, órganos u organismos de la Unión, alministraciones centrales, autoridaes rexonales o locales u otres autoridaes públiques, organismos de Derechu públicu o empreses públiques de los Estaos miembros. ARTÍCULU III-183 1. La Unión nun ha asumir nin responder de los compromisos de les alministraciones centrales, autoridaes rexonales o locales u otres autoridaes públiques, organismos de Derechu públicu o empreses públiques de los Estaos miembros, ensin perxuiciu de les garantíes financieres mutues pa la realización conxunta de proyectos específicos. Los Estaos miembros nun han asumir nin responder de los compromisos de les alministraciones centrales, autoridaes rexonales o locales u otres autoridaes públiques, organismos de Derechu públicu o empreses públiques d’otru Estáu miembru, ensin perxuiciu de les garantíes financieres mutues pa la realización conxunta de proyectos específicos. 2. El Conseyu puede adoptar, a propuesta de la Comisión, reglamentos o decisiones europeos qu’especifiquen les definiciones pa l’aplicación de les prohibiciones a que se refieren los artículos III-181 y III-182 y el presente artículu. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-184 1. Los Estaos miembros han evitar déficites públicos escesivos. 2. La Comisión ha supervisar la evolución de la situación presupuestaria y del nivel d’endeudamientu públicu de los Estaos miembros col envís de detectar errores manifiestos. En particular, ha esaminar si se respeta la disciplina presupuestaria atendiendo a los dos criterios siguientes: a) si la proporción ente’l déficit públicu previstu o real y el productu interior brutu supera un valor de referencia, a menos: i) que la proporción disminuyera de forma considerable y continuada y llegara a un nivel próximu al valor de referencia, o ii) que’l valor de referencia se supere namás de forma escepcional y temporal y la proporción se mantenga próxima al valor de referencia; 68 b) si la proporción ente la deuda pública y el productu interior brutu supera un valor de referencia, a menos que la proporción disminuya suficientemente y s’aproxime a un ritmu satisfactoriu al valor de referencia. Los valores de referencia especifíquense nel Protocolu sobre’l procedimientu aplicable en casu de déficit escesivu. 3. Si un Estáu miembru nun cumple los requisitos d’ún d’estos criterios o d’entrambos, la Comisión ha ellaborar un informe, nel que tamién s’ha tener en cuenta si’l déficit públicu supera los gastos públicos d’inversión, asina como tolos demás factores pertinentes, incluyida la situación económica y presupuestaria a mediu tope del Estáu miembru. La Comisión tamién va poder ellaborar un informe cuando considere que, entá cumpliéndose los requisitos derivaos de los criterios, esiste’l riesgu d’un déficit escesivu nun Estáu miembru. 4. El Comité Económicu y Financieru instituyíu con arreglu al artículu III-192 ha emitir un dictame sobre l’informe de la Comisión. 5. Si la Comisión considera qu’un Estáu miembru presenta o puede presentar un déficit escesivu, ha remitir un dictame a dichu Estáu miembru ya informar d’ello al Conseyu. 6. El Conseyu, a propuesta de la Comisión, considerando les posibles observaciones del Estáu miembru de que se trate y tres d’una valoración global, ha decidir si esiste un déficit escesivu. En casu afirmativu, ha adoptar ensin demora inxustificada, por recomendación de la Comisión, unes recomendaciones dirixíes al Estáu miembru de que se trate pa qu’ésti ponga fin a esta situación nun tope determináu. Sacante lo dispuesto nel apartáu 8, diches recomendaciones nun s’han facer públiques. A efectos del presente apartáu, el Conseyu ha pronunciase ensin tomar en consideración el votu del miembru del Conseyu que represente al Estáu miembru de que se trate. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de los demás miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de los Estaos miembros participantes. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu d’esos otros miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada ha considerase algamada. 7. El Conseyu ha adoptar, por recomendación de la Comisión, les decisiones europees y recomendaciones acolumbraes nos apartaos 8 a 11. El Conseyu ha pronunciase ensin tomar en consideración el votu del miembru del Conseyu que represente al Estáu miembru de que se trate. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de los demás miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de los Estaos miembros participantes. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu d’esos otros miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada s’ha considerar algamada. 8. Cuando’l Conseyu adopte una decisión europea na que constate que nun hubo dala acción efectiva en respuesta a les sos recomendaciones nel tope fixáu, va poder facer públiques eses recomendaciones. 69 9. Si un Estáu miembru persiste en nun dar cursu a les recomendaciones del Conseyu, ésti va poder adoptar una decisión europea pola que s’emplace a dichu Estáu miembru a adoptar, nun tope determináu, midíes dirixíes a la reducción del déficit que’l Conseyu considere necesaria pa remediar la situación. En tal casu, el Conseyu va poder esixir al Estáu miembru de que se trate que presente informes con arreglu a un calendariu específicu pa poder esaminar los esfuercios d’axuste realizaos por dichu Estáu miembru. 10. En tanto un Estáu miembru nun cumpla una decisión europea adoptada acordies col apartáu 9, el Conseyu va poder decidir que se-y aplique+, nel so casu, se refuercie una o varies de les siguientes midíes: a) esixi-y a esi Estáu miembru que publique información adicional, que’l Conseyu habrá especificar, enantes d’emitir obligaciones y valores; b) invitar al Bancu Européu d’Inversiones a que reconsidere la so política d’emprestos al respective d’esi Estáu miembru; c) esixir qu’ese Estáu miembru efectúe ante la Unión un depósitu ensin devengu d’intereses, por un importe apropiáu, hasta que’l Conseyu considere que se corrixó’l déficit escesivu; d) imponer multes por un importe apropiáu. El Presidente del Conseyu ha informar al Parlamentu Européu acerca de les midíes adoptaes. 11. El Conseyu ha derogar dalgunes o toles midíes mentaes nos apartaos 6, 8, 9 y 10 cuando considere que se corrixó’l déficit escesivu del Estáu miembru de que se trate. Si anteriormente’l Conseyu fixo públiques les sos recomendaciones, en cuantes fuera derogada la decisión europea adoptada en virtú del apartáu 8, ha declarar públicamente que’l déficit escesivu dexó d’esistir nesi Estáu miembru. 12. Los derechos de recursu acolumbraos nos artículos III-360 y III-361 nun van poder exercese nel marcu de los apartaos 1 a 6, 8 y 9. 13. Nel Protocolu sobre’l procedimientu aplicable en casu de déficit escesivu recuéyense disposiciones complementaries sobre l’aplicación del procedimientu afitáu nel presente artículu. Una llei europea del Conseyu ha afitar les midíes apropiaes en sustitución del mentáu Protocolu. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu y al Bancu Central Européu. Ensin perxuiciu de les restantes disposiciones del presente apartáu, el Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, los reglamentos o decisiones europeos qu’establezan les modalidaes y definiciones pa l’aplicación del mentáu Protocolu. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. SECCIÓN 2. POLÍTICA MONETARIA ARTÍCULU III-185 1. L’oxetivu principal del Sistema Européu de Bancos Centrales ha ser mantener la estabilidá de precios. Ensin perxuiciu d’esti oxetivu, el Sistema Européu de Bancos Centrales ha sofitar les polítiques económiques xenerales de la Unión pa contribuir a la realización de los oxetivos d’ésta definíos nel artículu I-3. El Sistema Européu de Bancos Centrales ha actuar acordies col principiu d’una economía de mercáu abierta y 70 de llibre competencia, afalando una eficiente asignación de recursos d’alcuerdu colos principios enunciaos nel artículu III-177. 2. Les funciones básiques correspondientes al Sistema Européu de Bancos Centrales han ser: a) definir y executar la política monetaria de la Unión; b) realizar operaciones de divises acordies col artículu III-326; c) poseer y xestionar les reserves oficiales de divises de los Estaos miembros; d) promover el bon funcionamientu de los sistemes de pagu. 3. La lletra c) del apartáu 2 ha entendese ensin perxuiciu de la posesión y xestión de fondos de maniobra en divises por parte de los Gobiernos de los Estaos miembros. 4. El Bancu Central Européu ha ser consultáu: a) sobre cualquier propuesta d’actu de la Unión qu’entre nel ámbitu de los sos atribuciones; b) poles autoridaes nacionales acerca de cualquier proyectu de normativa qu’entre nel ámbitu de los sos atribuciones, pero dientro de les llendes y nes condiciones fixaes pol Conseyu con arreglu al procedimientu afitáu nel apartáu 4 del artículu III-187. El Bancu Central Européu va poder presentar dictámenes a les instituciones, órganos u organismos de la Unión o a les autoridaes nacionales acerca de materies qu’entren nel ámbitu de les sos atribuciones. 5. El Sistema Européu de Bancos Centrales ha contribuir a la bona xestión de les polítiques que perfaigan les autoridaes competentes al respective de la supervisión prudencial de les entidaes de creitu y a la estabilidá del sistema financieru. 6. Una llei europea del Conseyu va poder encomendar al Bancu Central Européu funciones específiques en cuantes a polítiques rellacionaes cola supervisión prudencial de les entidaes de creitu y otres entidaes financieres, con escepción de les empreses de seguros. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu y al Bancu Central Européu. ARTÍCULU III-186 1. Correspuénde-y n’esclusiva al Bancu Central Européu autorizar la emisión de billetes de bancu n’euros na Unión. El Bancu Central Européu y los bancos centrales nacionales pueden emitir dichos billetes. Los billetes emitíos pol Bancu Central Européu y los bancos centrales nacionales han ser los únicos billetes de cursu llegal na Unión. 2. Los Estaos miembros van poder emitir moneda metálica n’euros, previa aprobación del volume d’emisión pol Bancu Central Européu. El Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, reglamentos europeos polos que s’establezan midíes p’harmonizar los valores nominales y les especificaciones técniques de les monedes destinaes a la circulación, na midida en qu’ello seya preciso pa la so bona circulación na Unión. 71 El Conseyu ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu y al Bancu Central Européu. ARTÍCULU III-187 1. 1. El Sistema Européu de Bancos Centrales ha ser dirixíu polos órganos rectores del Bancu Central Européu, que son el Conseyu de Gobiernu y el Comité Executivu. 2. Los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales figuren nel Protocolu sobre los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. 3. Los apartaos 1, 2 y 3 del artículu 5, los artículos 17 y 18, l’apartáu 1 del artículu 19, los artículos 22, 23, 24 y 26, los apartaos 2, 3, 4 y 6 del artículu 32, la lletra a) del apartáu 1 del artículu 33 y l’artículu 36 de los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu van poder ser modificaos pentemedies de llei europea: a) bien a propuesta de la Comisión y previa consulta al Bancu Central Européu; b) bien por recomendación del Bancu Central Européu y previa consulta a la Comisión. 5. El Conseyu ha adoptar los reglamentos y decisiones europeos polos que s’establezan les midíes acolumbraes nel artículu 4, l’apartáu 4 del artículu 5, l’apartáu 2 del artículu 19, l’artículu 20, l’apartáu 1 del artículu 28, l’apartáu 2 del artículu 29, l’apartáu 4 del artículu 30 y l’apartáu 3 del artículu 34 de los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu: a) bien a propuesta de la Comisión y previa consulta al Bancu Central Européu; b) bien por recomendación del Bancu Central Européu y previa consulta a la Comisión. ARTÍCULU III-188 Nel exerciciu de los poderes y nel desempeñu de les funciones y obligaciones que-yos atribúin la Constitución y los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu, nin el Bancu Central Européu, nin los bancos centrales nacionales, nin nengún de los miembros de los sos órganos rectores van poder solicitar o aceptar instrucciones de les instituciones, órganos u organismos de la Unión, nin de los Gobiernos de los Estaos miembros, nin de nengún otru órganu. Les instituciones, órganos u organismos de la Unión, asina como los Gobiernos de los Estaos miembros, comprométense a respetar esti principiu y a nun tratar d’influir nos miembros de los órganos rectores del Bancu Central Européu y de los bancos centrales nacionales nel desempeñu de les sos funciones. 72 ARTÍCULU III-189 Cada Estáu miembru ha velar por que la so lexislación nacional, incluyíos los Estatutos del so bancu central nacional, seya compatible cola Constitución y colos Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. ARTÍCULU III-190 1. Pal desempeñu de les funciones encomendaes al Sistema Européu de Bancos Centrales, el Bancu Central Européu, acordies cola Constitución y nes condiciones fixaes polos Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu, ha adoptar: a) reglamentos europeos na midida en qu’ello seya menester pal desempeñu de les funciones definíes na lletra a) del apartáu 1 del artículu 3 y nel apartáu 1 del artículu 19, l’artículu 22 o l’apartáu 2 del artículu 25 de los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu, y nos casos que s’establezan nos reglamentos y decisiones europeos mentaos nel apartáu 4 del artículu III-187; b) les decisiones europees necesaries pal desempeñu de les funciones encomendaes al Sistema Européu de Bancos Centrales pola Constitución y polos Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu; c) recomendaciones y dictámenes. 2. El Bancu Central Européu va poder decidir que se publiquen les sos decisiones europees, recomendaciones y dictámenes. 3. El Conseyu ha adoptar, con arreglu al procedimientu afitáu nel apartáu 4 del artículu III-187, los reglamentos europeos polos que se fixen les llendes y les condiciones en que’l Bancu Central Européu ha tar autorizáu a imponer multes y multes coercitives a les empreses que nun cumplan los sos reglamentos y decisiones europeos. ARTÍCULU III-191 Ensin perxuiciu de les atribuciones del Bancu Central Européu, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries pa la utilización del euro como moneda única. Dicha llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Bancu Central Européu. SECCIÓN 3. DISPOSICIONES INSTITUCIONALES ARTÍCULU III-192 1. Al envís de promover la coordinación de les polítiques de los Estaos miembros en tolo necesario pal funcionamientu del mercáu interior, créase un Comité Económicu y Financieru. 2. El Comité ha tener les siguientes funciones: 73 a) emitir dictámenes, bien a pitición del Conseyu o de la Comisión, bien por propia iniciativa, destinaos a diches instituciones; b) supervisar la situación económica y financiera de los Estaos miembros y de la Unión ya informar regularmente al Conseyu y a la Comisión, particular sobre les rellaciones financieres con terceros países y con instituciones internacionales; c) contribuir, ensin perxuiciu del artículu III-344, a la preparación de los trabayos del Conseyu a que se refieren l’artículu III-159, los apartaos 2, 3, 4 y 6 del artículu III-179, los artículos III-180, III-183 y III-184, l’apartáu 6 del artículu III-185, l’apartáu 2 del artículu III-186, los apartaos 3 y 4 del artículu III-187, los artículos III-191, III-196, los apartaos 2 y 3 del artículu III-198, l’artículu III- 201, los apartaos 2 y 3 del artículu III-202 y los artículos III-322 y III-326, y perfacer otres funciones consultives y preparatories que-y encomiende’l Conseyu; d) esaminar, siquier una vez al añu, la situación relativa a los movimientos de capitales y a la llibertá de pagos, resultantes de l’aplicación de la Constitución y de los actos de la Unión. Esti esame ha comprender toles midíes relatives a los movimientos de capitales y a los pagos. El Comité ha informar a la Comisión y al Conseyu sobre’l resultáu de dichu esame. Los Estaos miembros, la Comisión y el Bancu Central Européu han nomar caún d’ellos un másimu de dos miembros del Comité. 3. El Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea que fixe los procedimientos relativos a la composición del Comité Económicu y Financieru. Ha pronunciase previa consulta al Bancu Central Européu y a esti Comité. El Presidente del Conseyu ha informar al Parlamentu Européu sobre tala decisión. 4. Amás de les funciones espuestes nel apartáu 2, si hai, y mientres heba, Estaos miembros acoyíos a una escepción con arreglu al artículu III-197, el Comité ha supervisar la situación monetaria y financiera y el sistema xeneral de pagos de dichos Estaos miembros y ha informa-yos regularmente al respecto al Conseyu y a la Comisión. ARTÍCULU III-193 Al respective de los asuntos comprendíos nel ámbitu d’aplicación del apartáu 4 del artículu III-179, del artículu III-184, sacante’l so apartáu 13, de los artículos III-191 y III-196, del apartáu 3 del artículu III-198 y del artículu III-326, el Conseyu o un Estáu miembru va poder solicitar de la Comisión que formule una recomendación o una propuesta, según proceda. La Comisión ha esaminar la solicitú y ha presentar ensin demora les sos conclusiones al Conseyu. SECCIÓN 4. DISPOSICIONES ESPECÍFIQUES PA LOS ESTAOS MIEMBROS COL EURO DE MONEDA ARTÍCULU III-194 1. Col envís de contribuir al correctu funcionamientu de la unión económica y monetaria y acordies coles disposiciones pertinentes de la Constitución, el Conseyu ha 74 adoptar, con arreglu al procedimientu que correspuenda de los acolumbraos nos artículos III-179 y III-184, con escepción del procedimientu afitáu nel apartáu 13 del artículu III-184, midíes relatives a los Estaos miembros col euro de moneda pa: a) reforciar la coordinación y supervisión de la so disciplina presupuestaria; b) ellaborar les orientaciones de política económica referentes a dichos Estaos, velando por que seyan compatibles coles adoptaes pal conxuntu de la Unión, y garantizar la so vixilancia. 2. Únicamente han participar nes votaciones sobre les midíes acolumbraes nel apartáu 1 los miembros del Conseyu que representen a los Estaos miembros col euro de moneda. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de dichos miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de los Estaos miembros participantes. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu de dichos miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. ARTÍCULU III-195 Les modalidaes de los conceyos ente los ministros de los Estaos miembros col euro de moneda afítense nel Protocolu sobre l’Eurogrupu. ARTÍCULU III-196 1. Pa garantizar la posición del euro nel sistema monetariu internacional, el Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pola que se determinen les posiciones comunes sobre les cuestiones que revisten especial interés pa la unión económica y monetaria nes instituciones y conferencies financieres internacionales competentes. El Conseyu ha pronunciase previa consulta al Bancu Central Européu. 2. El Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, les midíes adecuaes pa contar con una representación única nes instituciones y conferencies financieres internacionales. El Conseyu ha pronunciase previa consulta al Bancu Central Européu. 3. Únicamente han participar nes votaciones sobre les midíes acolumbraes nos apartaos 1 y 2 los miembros del Conseyu que representen a los Estaos miembros col euro de moneda. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de dichos miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de los Estaos miembros participantes. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu de dichos miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. SECCIÓN 5. DISPOSICIONES TRANSITORIES 75 ARTÍCULU III-197 1. Los Estaos miembros sobre los que’l Conseyu nun decidiera que cumplen les condiciones necesaries pa l’adopción del euro denómense darréu "Estaos miembros acoyíos a una escepción". 2. Les siguientes disposiciones de la Constitución nun s’han aplicar a los Estaos miembros acoyíos a una escepción: a) adopción de les partes de les orientaciones xenerales de les polítiques económiques qu’afecten a la zona del euro de forma xeneral (apartáu 2 del artículu III-179); b) medios estrictos pa remediar los déficites escesivos (apartaos 9 y 10 del artículu III-184); c) oxetivos y funciones del Sistema Européu de Bancos Centrales (apartaos 1, 2, 3 y 5 del artículu III-185); d) emisión del euro (artículu III-186); e) actos del Bancu Central Européu (artículu III-190); f) midíes relatives a la utilización del euro (artículu III-191); g) alcuerdos monetarios y otres midíes relatives a la política de tipos de cambiu (artículu III-326); h) designación de los miembros del Comité Executivu del Bancu Central Européu (apartáu 2 del artículu III-382); i) decisiones europees poles que se determinen posiciones comunes sobre cuestiones que revisten especial interés pa la unión económica y monetaria nes instituciones y conferencies financieres internacionales competentes (apartáu 1 del artículu III-196); j) midíes pa contar con una representación única nes instituciones y conferencies financieres internacionales (apartáu 2 del artículu III-196). Por consiguiente, nos artículos citaos nes lletres a) a j) ha entendese por "Estaos miembros" los Estaos miembros que tengan de moneda l’euro. 3. Los Estaos miembros acoyíos a una escepción y los sos bancos centrales nacionales tán escluyíos de los derechos y obligaciones nel marcu del Sistema Européu de Bancos Centrales acordies col Capítulu IX de los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. 4. Los derechos de votu de los miembros del Conseyu que representen a los Estaos miembros acoyíos a una escepción queden suspendíos cuando’l Conseyu adopte les midíes previstes nos artículos citaos nel apartáu 2, asina como nos casos siguientes: a) recomendaciones dirixíes a los Estaos miembros col euro de moneda nel marcu de la supervisión multilateral, incluyíes les recomendaciones relatives a los programes d’estabilidá y les alvertencies (apartáu 4 del artículu III-179); b) midíes relatives a los déficites escesivos qu’afecten a los Estaos miembros col euro de moneda (apartaos 6, 7, 8 y 11 del artículu III-184). La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de los demás miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de los Estaos miembros participantes. 76 Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu d’esos otros miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. ARTÍCULU III-198 1. Una vez cada dos años como mínimu, o a pitición de cualquier Estáu miembru acoyíu a una escepción, la Comisión y el Bancu Central Européu han presentar informes al Conseyu acerca de los avances qu’realizaren los Estaos miembros acoyíos a una escepción nel cumplimientu de los sos obligaciones en rellación cola realización de la unión económica y monetaria. Estos informes han esaminar, particular, si la lexislación nacional de caún d’estos Estaos miembros, incluyíos los estatutos del so bancu central nacional, ye compatible colos artículos III-188 y III-189, asina como colos Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. Los informes han esaminar tamién si s’algamó un altu grau de converxencia sostenible, atendiendo al cumplimientu de los siguientes criterios por parte de caún d’estos Estaos miembros: a) el llogru d’un altu grau d’estabilidá de precios, qu’ha quedar manifiesto nuna tasa d’inflación próxima a la de, como másimu, los trés Estaos miembros con meyores resultaos d’estabilidá de precios; b) les finances públiques han alcontrase nuna situación sostenible, lo qu’ha quedar manifiesto nuna situación del presupuestu ensin un déficit públicu escesivu, definíu acordies colo dispuesto nel apartáu 6 del artículu III-184; c) el respetu, per dos años como mínimu, de los márxenes normales de fluctuación qu’establez el mecanismu de tipos de cambiu del sistema monetariu européu, ensin devaluación de la moneda frente al euro; d) el calter duraderu de la converxencia consiguida pol Estáu miembru acoyíu a una escepción y de la so participación nel mecanismu de tipos de cambiu, que s’ha ver reflexáu nos niveles de tipos d’interés a llargu tope. Los cuatro criterios mentaos nel presente apartáu y los periodos pertinentes pelos cualos habrán respetase dichos criterios son desarrollaos nel Protocolu sobre los criterios de converxencia. Los informes de la Comisión y del Bancu Central Européu habrán tomar en consideración poles mesmes los resultaos de la integración de los mercaos, la situación y la evolución de les balances de pagos por cuenta corriente y un estudiu de la evolución de los costes llaborales unitarios y d’otros índices de precios. 2. Previa consulta al Parlamentu Européu y una y bones debatida la cuestión nel Conseyu Européu, el Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea que determine qué Estaos miembros acoyíos a una escepción cumplen les condiciones necesaries con arreglu a los criterios espuestos nel apartáu 1 y ponga fin a les escepciones d’esos Estaos miembros. El Conseyu ha pronunciase en recibiendo una recomendación d’una mayoría cualificada de los sos miembros que represente a los Estaos miembros que tengan de moneda l’euro. Dichos Estaos han pronunciase nun tope de seis meses de magar la recepción pol Conseyu de la propuesta de la Comisión. La mayoría cualificada a que se refier el segundu párrafu ha definise como un mínimu del 55% de los miembros del Conseyu que represente a Estaos miembros qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de los Estaos miembros participantes. Una minoría de 77 bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu de dichos miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. 3. Si, con arreglu al procedimientu afitáu nel apartáu 2, se decide poner fin a una escepción, el Conseyu, a propuesta de la Comisión, ha adoptar reglamentos o decisiones europeos polos que se fixe irrevocablemente’l tipu al que l’euro ha sustituir a la moneda del Estáu miembru de que se trate y polos que s’establezan les restantes midíes necesaries pa la introducción del euro como moneda única nesi Estáu miembru. El Conseyu, por unanimidá de los miembros representantes de los Estaos miembros col euro de moneda y del Estáu miembru de que se trate, ha pronunciase previa consulta al Bancu Central Européu. ARTÍCULU III-199 1. Mentanto heba Estaos miembros acoyíos a una escepción y ensin perxuiciu del apartáu 1 del artículu III-187, el Conseyu Xeneral del Bancu Central Européu mentáu nel artículu 45 de los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu ha constituyise como tercer órganu rector del Bancu Central Européu. 2. Mentanto heba Estaos miembros acoyíos a una escepción, el Bancu Central Européu, no que se refier a esos Estaos miembros: a) ha reforciar la cooperación ente los bancos centrales nacionales; b) ha reforciar la coordinación de les polítiques monetaries de los Estaos miembros col envís de garantizar la estabilidá de precios; c) ha supervisar el funcionamientu del mecanismu de tipos de cambiu; d) ha celebrar consultes sobre asuntos que seyan competencia de los bancos centrales nacionales y qu’afecten a la estabilidá de les entidaes y mercaos financieros; e) ha exercer les antigües funciones del Fondu Européu de Cooperación Monetaria, qu’anteriormente asumiera l’Institutu Monetariu Européu. ARTÍCULU III-200 Cada Estáu miembru acoyíu a una escepción ha considerar la so política de cambiu como una cuestión d’interés común. Ha tener en cuenta, al facelo, les esperiencies adquiríes pentemedies de la cooperación nel marcu del mecanismu de tipos de cambiu. ARTÍCULU III-201 1. Si un Estáu miembru acoyíu a una escepción tien dificultaes o cuerre seriu riesgu de tener dificultaes na balanza de pagos, orixinaes por un desequilibriu global de dicha balanza o pola triba de divises de que disponga y que puedan, particular, comprometer el funcionamientu del mercáu interior o la realización de la política comercial común, la Comisión ha proceder ensin demora a esaminar la situación de dichu Estáu, asina como 78 l’acción qu’ésti emprendiera o pueda emprender acordies cola Constitución, recurriendo a tolos medios que tean al so alcance. La Comisión ha indicar les midíes de les que recomienda adopción al Estáu miembru interesáu. Si l’acción emprendida por un Estáu miembru acoyíu a una escepción y les midíes suxeríes pola Comisión resulten insuficientes pa superar les dificultaes surdíes o’l riesgu de dificultaes, la Comisión ha recomendar al Conseyu, previa consulta al Comité Económicu y Financieru, la concesión d’asistencia mutua y los métodos pertinentes. La Comisión ha informar regularmente al Conseyu sobre la situación y la so evolución. 2. El Conseyu ha adoptar los reglamentos o decisiones europeos polos que se conceda l’asistencia mutua y se determinen les condiciones y modalidaes de la mesma. L’asistencia mutua va poder asumir, particular, la forma de: a) una acción concertada ante otres organizaciones internacionales a les que puedan recurrir los Estaos miembros acoyíos a una escepción; b) midíes necesaries pa evitar disviaciones del tráficu comercial, cuando l’Estáu miembru acoyíu a una escepción que tea en dificultaes mantenga o restableza restricciones cuantitatives respecto de terceros países; c) concesión de creitos llendaos por parte d’otros Estaos miembros, cuando éstos dean el so consentimientu. 3. Si’l Conseyu nun aprueba l’asistencia mutua recomendada pola Comisión o si l’asistencia mutua aprobada y les midíes adoptaes son insuficientes, la Comisión ha autorizar al Estáu miembru acoyíu a una escepción que traviese dificultaes a adoptar midíes de salvaguardia nes condiciones y modalidaes qu’ella determine. El Conseyu va poder revocar dicha autorización y modificar los sos condiciones y modalidaes. ARTÍCULU III-202 1. En casu de crisis súbita na balanza de pagos y de nun adoptase inmediatamente una decisión europea acolumbrada nel apartáu 2 del artículu III-201, un Estáu miembru acoyíu a una escepción va poder tomar, con calter cautelar, les midíes de salvaguardia necesaries. Diches midíes han perturbar lo menos posible’l funcionamientu del mercáu interior y nun van poder tener mayor alcance que l’estrictamente indispensable pa superar les dificultaes que surdieren súbitamente. 2. La Comisión y los demás Estaos miembros han ser informaos de les midíes de salvaguardia previstes nel apartáu 1, a más tardar nel momentu de la so entrada en vigor. La Comisión va poder recomendar al Conseyu la concesión d’asistencia mutua acordies col artículu III-201. 3. Por recomendación de la Comisión y previa consulta al Comité Económicu y Financieru, el Conseyu va poder adoptar una decisión europea qu’estableza que l’Estáu miembru interesáu modifique, suspenda o suprima les midíes de salvaguardia previstes nel apartáu 1. 79

CAPÍTULU III. POLÍTIQUES N'OTROS ÁMBITOS[edit]

SEICIÓN 1. EMPLEGU

ARTÍCULU III-203 La Unión y los Estaos miembros han esbrexar, acordies cola presente Sección, por desendolcar una estratexa coordinada pal emplegu, particular pa potenciar una mano d’obra cualificada, formada y adaptable, asina como unos mercaos llaborales capaces a reaccionar rápidamente a la evolución de la economía, col envís de llograr los oxetivos enunciaos nel artículu I-3. ARTÍCULU III-204 1. Los Estaos miembros han contribuir, pentemedies de les sos polítiques d’emplegu, al llogru de los oxetivos enunciaos nel artículu III-203, de forma compatible coles orientaciones xenerales de les polítiques económiques de los Estaos miembros y de la Unión adoptaes n’aplicación del apartáu 2 del artículu III-179. 2. Teniendo en cuenta les práctiques nacionales relatives a les responsabilidaes de los interlocutores sociales, los Estaos miembros han considerar el fomentu del emplegu como un asuntu d’interés común y coordinar les sos actuaciones al respective nel sen del Conseyu, acordies colo dispuesto nel artículu III-206. ARTÍCULU III-205 1. La Unión ha contribuir a la consecución d’un nivel eleváu d’emplegu pentemedies del fomentu de la cooperación ente los Estaos miembros, asina como apoyando y, en casu necesariu, complementando la so acción. Al facelo ha respetar plenamente les competencies de los Estaos miembros. 2. Na definición y execución de les polítiques y acciones de la Unión ha tenese en cuenta’l oxetivu d’alcanzar un nivel eleváu d’emplegu. ARTÍCULU III-206 1. El Conseyu Européu ha esaminar cada añu la situación del emplegu na Unión y ha adoptar conclusiones al respective, basándose nun informe conxuntu añal ellaboráu pol Conseyu y la Comisión. 80 2. Basándose nes conclusiones del Conseyu Européu, el Conseyu ha adoptar cada añu, a propuesta de la Comisión, orientaciones que los Estaos miembros han tener en cuenta nes sos respectives polítiques d’emplegu. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu, al Comité de les Rexones, al Comité Económicu y Social y al Comité d’Emplegu. Diches orientaciones han ser compatibles coles orientaciones xenerales adoptaes n’aplicación del apartáu 2 del artículu III-179. 3. Cada Estáu miembru ha facilita-yos al Conseyu y a la Comisión un informe añal sobre les principales disposiciones qu’adoptaren p’aplicar la so política d’emplegu, a la lluz de les orientaciones sobre l’emplegu acolumbraes nel apartáu 2. 4. El Conseyu, basándose nos informes a que se refier l’apartáu 3 y tres recibir el dictame del Comité d’Emplegu, ha esaminar cada añu l’aplicación de les polítiques d’emplegu de los Estaos miembros a la lluz de les orientaciones sobre l’emplegu. El Conseyu, por recomendación de la Comisión, va poder adoptar recomendaciones dirixíes a los Estaos miembros. 5. Sobre la base del resultáu de dichu esame, el Conseyu y la Comisión han preparar un informe añal conxuntu pal Conseyu Européu acerca de la situación del emplegu na Unión y de l’aplicación de les orientaciones sobre l’emplegu. ARTÍCULU III-207 La llei o llei marcu europea va poder afitar midíes de fomentu pa propiciar la cooperación ente los Estaos miembros y sofitar la so acción nel ámbitu del emplegu, al través d’iniciatives destinaes a desendolcar l’intercambiu d’información y bones práctiques, facilitando análisis comparativos y asesoramientu, asina como promoviendo plantegamientos innovadores y evaluando esperiencies, particular pentemedies de proyectos pilotu. La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. La llei o llei marcu europea nun ha incluyir dala harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. ARTÍCULU III-208 El Conseyu ha adoptar por mayoría simple una decisión europea pola que se cree un Comité d’Emplegu de calter consultivu pa fomentar la coordinación ente los Estaos miembros de les polítiques en materia d’emplegu y del mercáu llaboral. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. El Comité ha tener les siguientes funciones: a) supervisar la evolución de la situación del emplegu y de les polítiques d’emplegu de la Unión y de los Estaos miembros; b) ensin perxuiciu de lo dispuesto nel artículu III-344, formular dictámenes a pitición del Conseyu, de la Comisión o por propia iniciativa, y contribuir a la preparación de les midíes del Conseyu acolumbraes nel artículu III-206. Pa perfacer el so mandatu, el Comité ha consultar a los interlocutores sociales. Cada Estáu miembru y la Comisión han nomar dos miembros del Comité. 81 SECCIÓN 2. POLÍTICA SOCIAL ARTÍCULU III-209 La Unión y los Estaos miembros, teniendo presentes derechos sociales fundamentales como los enunciaos na Carta Social Europea, firmada en Turín el 18 d’ochobre de 1961, y na Carta comunitaria de los derechos sociales fundamentales de los trabayadores, de 1989, tienen como oxetivu’l fomentu del emplegu, la meyora de les condiciones de vida y de trabayu pa facer posible la so equiparación pela vía del progresu, una protección social adecuada, el diálogu social, el desendolque de los recursos humanos pa consiguir un nivel d’emplegu eleváu y duraderu, y la llucha contra les esclusiones. Con esta fin, la Unión y los Estaos miembros han actuar teniendo en cuenta la diversidá de les práctiques nacionales, en particular nel ámbitu de les rellaciones contractuales, asina como la necesidá de mantener la competitividá de la economía de la Unión. Consideren qu’esta evolución ha ser consecuencia tanto del funcionamientu del mercáu interior, que tien de favorecer l’harmonización de los sistemes sociales, como de los procedimientos establecíos na Constitución y de l’aproximación de les disposiciones llegales, reglamentaries y alministratives de los Estaos miembros. ARTÍCULU III-210 1. P’alcanzar los oxetivos mentaos nel artículu III-209, la Unión ha sofitar y complementar l’acción de los Estaos miembros nos siguientes ámbitos: a) la meyora, particular, del entornu de trabayu, pa protexer la salú y la seguridá de los trabayadores; b) les condiciones de trabayu; c) la seguridá social y la protección social de los trabayadores; d) la protección de los trabayadores en casu de resolución del contratu llaboral; e) la información y la consulta a los trabayadores; f) la representación y la defensa colectiva de los intereses de los trabayadores y de los empresarios, incluyida la coxestión, ensin perxuiciu del apartáu 6; g) les condiciones d’emplegu de los nacionales de terceros países que residen llegalmente nel territoriu de la Unión; h) la integración de les persones escluyíes del mercáu llaboral, ensin perxuiciu del artículu III-283; i) la igualdá ente muyeres y homes no que cinca a les oportunidaes nel mercáu llaboral y al tratu nel trabayu; j) la llucha contra la esclusión social; k) la modernización de los sistemes de protección social, ensin perxuiciu de la lletra c). 2. A efectos del apartáu 1: a) la llei o llei marcu europea va poder afitar midíes destinaes a fomentar la cooperación ente los Estaos miembros pentemedies d’iniciatives pa meyorar los conocimientos, desendolcar l’intercambiu d’información y bones práctiques, 82 promover plantegamientos innovadores y evaluar esperiencies, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros; b) nos ámbitos mentaos nes lletres a) a i) del apartáu 1, la llei marcu europea va poder afitar normes mínimes qu’han d’aplicase progresivamente, teniendo en cuenta les condiciones y reglamentaciones técniques esistentes en cada Estáu miembru. Dicha llei marcu europea ha evitar afitar estorbises de calter alministrativu, financieru y xurídicu que torguen la creación y el desendolque de pequeñes y medianes empreses. En tolos casos, la llei o llei marcu europea ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. Magar lo dispuesto nel apartáu 2, nos ámbitos acolumbraos nes lletres c), d), f) y g) del apartáu 1, el Conseyu ha adoptar les lleis o lleis marcu europees por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu, al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. El Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pa que’l procedimientu lexislativu ordinariu seya aplicable a les lletres d), f) y g) del apartáu 1. Ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu. 4. Tou Estáu miembru va poder confia-yos a los interlocutores sociales, a pitición conxunta d’éstos, l’aplicación de les lleis marcu europees adoptaes con arreglu a los apartaos 2 y 3 o, nel so casu, l’aplicación de los reglamentos o decisiones europees adoptaos acordies col artículu III-212. En tal casu ha asegurase de que, a más tardar na fecha en que tenga que tresponese una llei marcu europea y na fecha en que tenga qu’aplicase un reglamentu européu o una decisión europea, los interlocutores sociales establecieren, pentemedies d’alcuerdu, les disposiciones necesaries; l’Estáu miembru interesáu ha tomar toles disposiciones necesaries pa poder garantizar, en tou momentu, los resultaos fixaos pola llei marcu, el reglamentu o la decisión mentaos. 5. Les lleis y lleis marcu europees adoptaes en virtú del presente artículu: a) nun han afectar a la facultá reconocida a los Estaos miembros de definir los principios fundamentales del so sistema de seguridá social, nin han afectar de manera significativa al equilibriu financieru d’ésti; b) nun han impidir a los Estaos miembros mantener o afitar midíes de protección más estrictes compatibles cola Constitución. 6. El presente artículu nun ha aplicase a les retribuciones, al derechu d’asociación y sindicación, al derechu de fuelga nin al derechu de pieslle patronal. ARTÍCULU III-211 1. La Comisión ha afalar la consulta a los interlocutores sociales a escala de la Unión y ha adoptar cualquier midida oportuna pa facilitar el so diálogu, velando por qu’entrambes partes reciban un apoyu equilibráu. 2. A efectos del apartáu 1, enantes de presentar propuestes nel ámbitu de la política social, la Comisión ha consular a los interlocutores sociales sobre la posible orientación d’una acción de la Unión. 83 3. Si, tres la consulta acolumbrada nel apartáu 2, la Comisión estima conveniente una acción de la Unión, ha consultar a los interlocutores sociales sobre’l conteníu de la propuesta considerada. Los interlocutores sociales han remitir a la Comisión un dictame o, nel so casu, una recomendación. 4. Con ocasión de les consultes acolumbraes nos apartaos 2 y 3, los interlocutores sociales van poder comunicar a la Comisión la so voluntá d’entamar el procesu previstu nel apartáu 1 del artículu III-212. La duración de dichu procesu nun va poder esceder de nueve meses, sacante si los interlocutores sociales interesaos deciden prolongalu de común alcuerdu cola Comisión. ARTÍCULU III-212 1. El diálogu ente interlocutores sociales a escala de la Unión va poder conducir, si éstos lo deseen, al establecimientu de rellaciones convencionales, alcuerdos incluyíos. 2. L’aplicación de los alcuerdos celebraos a escala de la Unión ha realizase, cuándo según los procedimientos y práctiques propios de los interlocutores sociales y de los Estaos miembros, cuándo, nos ámbitos que trata l’artículu III-210, a pitición conxunta de les partes firmantes, pentemedies de reglamentos o decisiones europeos adoptaos pol Conseyu a propuesta de la Comisión. Ha informase al Parlamentu Européu. Cuando l’alcuerdu en cuestión contenga una o varies disposiciones relatives a dalgún de los ámbitos nos que se requier la unanimidá en virtú del apartáu 3 del artículu III-210, el Conseyu ha pronunciase por unanimidá. ARTÍCULU III-213 P’algamar los oxetivos mentaos nel artículu III-209, y ensin perxuiciu de les demás disposiciones de la Constitución, la Comisión ha afalar la cooperación ente los Estaos miembros y facilitar la coordinación de les sos acciones nos ámbitos de la política social trataos na presente Sección, particularmente nes materies rellacionaes con: a) l’emplegu; b) el Derechu del trabayu y les condiciones de trabayu; c) la formación y perfeccionamientu profesionales; d) la seguridá social; e) la protección contra los accidentes de trabayu y les enfermedaes profesionales; f) la hixene nel trabayu; g) el derechu de sindicación y les negociaciones colectives ente empresarios y trabayadores. Con esta fin, la Comisión ha actuar en contactu arratáu colos Estaos miembros, pentemedies d’estudios, dictámenes y la organización de consultes, tanto sobre los problemes que se planteguen a escala nacional como sobre aquéllos que-yos interesen a les organizaciones internacionales, particular pentemedies d’iniciatives tendentes a afitar orientaciones ya indicadores, a organizar l’intercambiu de meyores práctiques y a preparar los elementos necesarios pal control y la evaluación periódicos. Ha informase 84 apode al Parlamentu Européu. Enantes d’emitir los dictámenes previstos nel presente artículu, la Comisión ha consultar al Comité Económicu y Social. ARTÍCULU III-214 1. Cada Estáu miembru ha garantizar l’aplicación del principiu d’igualdá de retribución ente trabayadores pol mesmu trabayu o por un trabayu d’igual valor. 2. A efectos del presente artículu, entiéndese por "retribución" el salariu o sueldu normal de base o mínimu, y cualesquiera otres gratificaciones satisfeches, directa o indirectamente, en dineru o n’especie, pol empresariu al trabayador en razón de la rellación llaboral. La igualdá de retribución, ensin discriminación por razón de sexu, significa: a) que la retribución establecida pa un mesmu trabayu remuneráu por unidá d’obra se fixe con arreglu a una mesma unidá de midida; b) que la retribución establecida pa un trabayu remuneráu por unidá de tiempu seya igual pa un mesmu puestu de trabayu. 3. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes pa garantizar l’aplicación del principiu d’igualdá d’oportunidaes ya igualdá de tratu ente muyeres y homes n’asuntos d’emplegu y ocupación, incluyíu’l principiu d’igualdá de retribución por un mesmu trabayu o por un trabayu d’igual valor. La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. 4. Con oxetu de garantizar na práctica la plena igualdá ente muyeres y homes na vida profesional, el principiu d’igualdá de tratu nun ha tornar a nengún Estáu miembru mantener o adoptar midíes qu’ofrezan ventayes concretes destinaes a facilitar al sexu menos representáu l’exerciciu d’una actividá profesional o a prevenir o compensar desventayes nes sos carreres profesionales. ARTÍCULU III-215 Los Estaos miembros han procurar mantener la equivalencia esistente ente los rexímenes de vacaciones retribuyíes. ARTÍCULU III-216 La Comisión ha ellaborar un informe añal sobre la evolución na consecución de los oxetivos del artículu III-209, qu’ha incluyir la situación demográfica na Unión. La Comisión ha remitir dichu informe al Parlamentu Européu, al Conseyu y al Comité Económicu y Social. ARTÍCULU III-217 85 El Conseyu ha adoptar por mayoría simple una decisión europea pola que se cree un Comité de Protección Social, de calter consultivu, pa fomentar la cooperación en materia de protección social ente los Estaos miembros y cola Comisión. El Conseyu ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. El Comité ha tener les siguientes funciones: a) supervisar la situación social y la evolución de les polítiques de protección social de los Estaos miembros y de la Unión; b) facilitar l’intercambiu d’información, esperiencies y bones práctiques ente los Estaos miembros y cola Comisión; c) ensin perxuiciu del artículu III-344, ellaborar informes, emitir dictámenes o emprender otres actividaes nos ámbitos referentes a les sos atribuciones, yá seya a pitición del Conseyu o de la Comisión, yá seya por propia iniciativa. Pa perfacer el so mandatu, el Comité ha afitar los contactos adecuaos colos interlocutores sociales. Cada Estáu miembru y la Comisión han nomar dos miembros del Comité. ARTÍCULU III-218 La Comisión ha dedicar, nel so informe añal al Parlamentu Européu, un capítulu especial a la evolución de la situación social na Unión. El Parlamentu Européu va poder invitar a la Comisión a ellaborar informes sobre problemes particulares relativos a la situación social. ARTÍCULU III-219 1. Pa meyorar les posibilidaes d’emplegu de los trabayadores nel mercáu interior y contribuir asina a la elevación del nivel de vida, créase un Fondu Social Européu destináu a fomentar, dientro de la Unión, les oportunidaes d’emplegu y la movilidá xeográfica y profesional de los trabayadores, asina como a facilitar la so adaptación a les tresformaciones industriales y a la evolución de los sistemes de producción, n’especial pentemedies de la formación y la reconversión profesionales. 2. La Comisión ha alministrar el Fondu. En dicha tarea ha tar asistida por un comité, presidíu por un miembru de la Comisión y compuestu por representantes de los Estaos miembros, de les organizaciones sindicales de trabayadores y de les asociaciones empresariales. 3. La llei europea ha afitar les midíes d’aplicación relatives al Fondu. Ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. SECCIÓN 3. COHESIÓN ECONÓMICA, SOCIAL Y TERRITORIAL ARTÍCULU III-220 Al envís de promover un desendolque harmoniosu del conxuntu de la Unión, ésta ha desendolcar y prosiguir la so acción empobinada a reforciar la so cohesión económica, 86 social y territorial. En particular, la Unión ha facer por reducir les diferencies ente los niveles de desendolque de les distintes rexones y el retrasu de les rexones menos favorecíes. Ente les rexones afectaes ha emprestase especial atención a les zones rurales, a les zones afectaes por una transición industrial y a les rexones que sufren desventayes naturales o demográfiques graves y permanentes como, por exemplu, les rexones septentrionales con una escasa densidá de población y les rexones insulares, tresfronterices y de montaña. ARTÍCULU III-221 Los Estaos miembros han conducir la so política económica y coordinala con mires a algamar tamién los oxetivos enunciaos nel artículu III-220. La definición y execución de les polítiques y acciones de la Unión y la realización del mercáu interior han tener en cuenta estos oxetivos y han contribuir a la so consecución. La Unión ha sofitar poles mesmes dicha consecución al través de l’actuación que realiza pentemedies de los fondos con finalidá estructural (Fondu Européu d’Orientación y de Garantía Agrícola, sección "Orientación"; Fondu Social Européu; Fondu Européu de Desendolque Rexonal), el Bancu Européu d’Inversiones y los demás instrumentos financieros esistentes. Cada trés años, la Comisión ha presentar un informe al Parlamentu Européu, al Conseyu, al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social sobre los avances realizaos na consecución de la cohesión económica, social y territorial y sobre la forma en que los distintos medios afitaos nel presente artículu contribuyeren a ello. Nel so casu, l’informe ha dir acompañáu de les propuestes adecuaes. La llei o llei marcu europea va poder afitar midíes específiques al marxe de los fondos, ensin perxuiciu de les midíes que s’adopten nel marcu de les demás polítiques de la Unión. La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. ARTÍCULU III-222 El Fondu Européu de Desendolque Rexonal ha tar destináu a contribuir a la corrección de los principales desequilibrios rexonales dientro de la Unión pentemedies d’una participación nel desendolque y nel axuste estructural de les rexones menos desarrollaes y na reconversión de les rexones industriales en declive. ARTÍCULU III-223 1 1. Ensin perxuiciu del artículu III-224, la llei europea ha determinar les funciones, los oxetivos prioritarios y la organización de los fondos con finalidá estructural, lo que va poder conllevar l’agrupación de los fondos, les normes xenerales aplicables a los 87 fondos, asina como les disposiciones necesaries pa garantizar la so eficacia y la coordinación de los fondos ente ellos y colos demás instrumentos financieros esistentes. Un Fondu de Cohesión, creáu pentemedies de llei europea, ha proporcionar una contribución financiera a la realización de proyectos nos sectores del mediambiente y de les redes treseuropees en materia d’infraestructures del tresporte. En tolos casos, la llei europea ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. 2. Les primeres disposiciones relatives a los fondos con finalidá estructural y al Fondu de Cohesión que s’adopten dempués de les que tean vixentes na fecha de la firma del Tratáu pol que s’establez una Constitución pa Europa han afitase pentemedies d’una llei europea del Conseyu. Ésti ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-224 La llei europea ha afitar les midíes d’aplicación relatives al Fondu Européu de Desendolque Rexonal. Ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. En cuantes al Fondu Européu d’Orientación y de Garantía Agrícola, sección "Orientación", y al Fondu Social Européu, han ser aplicables, respectivamente, l’artículu III-231 y l’apartáu 3 del artículu III-219. SECCIÓN 4. AGRICULTURA Y PESCA ARTÍCULU III-225 La Unión ha definir y aplicar una política común d’agricultura y piesca. Por "productos agrícoles" entiéndense los productos de la tierra, de la ganadería y de la piesca, asina como los productos de primer tresformación directamente rellacionaos con aquéllos. Ha entendese que les referencies a la política agrícola común o a l’agricultura y la utilización del términu "agrícola" abarquen tamién la piesca, atendiendo a les característiques particulares d’esti sector. ARTÍCULU III-226 1. El mercáu interior abarca l’agricultura y el comerciu de los productos agrícoles. 2. Salvo disposición en contra de los artículos III-227 a III-232, les normes previstes pal establecimientu o’l funcionamientu del mercáu interior han ser aplicables a los productos agrícoles. 3. Los productos enumberaos nel Anexu I van tar suxetos a los artículos III-227 a III- 232. 4. El funcionamientu y desendolque del mercáu interior pa los productos agrícoles habrán dir acompañaos d’una política agrícola común. ARTÍCULU III-227 88 1. Los oxetivos de la política agrícola común han ser: a) incrementar la productividá agrícola, fomentando’l progresu técnicu y asegurando’l desendolque racional de la producción agrícola, asina como l’emplegu óptimu de los factores de producción, en particular de la mano d’obra; b) garantizar asina un nivel de vida equitativu a la población agrícola, n’especial pentemedies del aumentu de la renta individual de quien trabaye na agricultura; c) estabilizar los mercaos; d) garantizar la seguridá de los abastecimientos; e) asegurar al consumidor suministros a precios razonables. 2. Na ellaboración de la política agrícola común y de los métodos especiales qu’ésta pueda llevar consigo, han tenese en cuenta: a) les característiques especiales de l’actividá agrícola, que se deriven de la estructura social de l’agricultura y de les desigualdaes estructurales y naturales ente les distintes rexones agrícoles; b) la necesidá d’efectuar gradualmente les oportunes adaptaciones; c) el fechu de que, nos Estaos miembros, l’agricultura constitúi un sector enforma venceyáu al conxuntu de la economía. ARTÍCULU III-228 1. P’alcanzar los oxetivos enunciaos nel artículu III-227, créase una organización común de los mercaos agrícoles. Según los productos, esta organización ha adoptar una de les formes siguientes: a) normes comunes sobre la competencia; b) una coordinación obligatoria de les diverses organizaciones nacionales de mercáu; c) una organización europea del mercáu. 2. La organización común establecida baxo una de les formes indicaes nel apartáu 1 va poder comprender toles midíes necesaries p’alcanzar los oxetivos enunciaos nel artículu III-227, en particular la regulación de precios, subvenciones a la producción y a la comercialización de los diversos productos, sistemes d’almacenamientu y de compensación de remanentes y mecanismos comunes d’estabilización de les importaciones o esportaciones. La organización común habrá llendase a persiguir los oxetivos enunciaos nel artículu III-227 y escluir toa discriminación ente productores o consumidores de la Unión. Cualquier política común de precios habrá basase en criterios comunes y en métodos de cálculu uniformes. 3. Pa facer posible que la organización común mentada nel apartáu 1 alcance los sos oxetivos, van poder crease ún o varios fondos d’orientación y de garantía agrícola. ARTÍCULU III-229 P’algamar los oxetivos enunciaos nel artículu III-227, van poder establecese, nel ámbitu de la política agrícola común, midíes tales como: 89 a) una coordinación eficaz de los esfuercios emprendíos nos sectores de la formación profesional, la investigación y la divulgación de conocimientos agronómicos, que va poder comprender proyectos o instituciones financiaos en común; b) actuaciones conxuntes pal desendolque del consumu de determinaos productos. ARTÍCULU III-230 1. La Sección relativa a les normes sobre la competencia ha aplicase a la producción y al comerciu de los productos agrícoles tan solo na midida que determine la llei o llei marcu europea acordies col apartáu 2 del artículu III-231, habida cuenta de los oxetivos enunciaos nel artículu III-227. 2. El Conseyu, a propuesta de la Comisión, va poder adoptar un reglamentu européu o una decisión europea qu’autorice la concesión d’ayudes: a) pa la protección de les esplotaciones desfavorecíes por condiciones estructurales o naturales; b) nel marcu de programes de desendolque económicu. ARTÍCULU III-231 1. La Comisión ha presentar propuestes relatives a la ellaboración y execución de la política agrícola común, incluyida la sustitución de les organizaciones nacionales por dalguna de les formes d’organización común previstes nel apartáu 1 del artículu III-228, asina como a l’aplicación de les midíes acolumbraes na presente Sección. Tales propuestes han tener en cuenta la interdependencia de les cuestiones agrícoles acolumbraes na presente Sección. 2. La llei o llei marcu europea ha afitar la organización común de mercaos agrícoles prevista nel apartáu 1 del artículu III-228, asina como les demás disposiciones necesaries pa persiguir los oxetivos de la política común d’agricultura y piesca. Dicha llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. 3. El Conseyu, a propuesta de la Comisión, ha adoptar los reglamentos o decisiones europeos relativos a la fixación de los precios, les esacciones, les ayudes y les limitaciones cuantitatives, asina como a la fixación y el repartu de les posibilidaes de piesca. 4. Nes condiciones afitaes nel apartáu 2, les organizaciones nacionales de mercáu van poder sustituise pola organización común prevista nel apartáu 1 del artículu III-228: a) cuando la organización común ofreza a los Estaos miembros que s’opongan a esta midida y dispongan d’una organización nacional pa la producción de que se trate garantíes equivalentes pal emplegu y el nivel de vida de los productores interesaos, teniendo en cuenta’l ritmu de les posibles adaptaciones y de les necesaries especializaciones, y 90 b) cuando dicha organización asegure a los intercambios dientro de la Unión condiciones análogues a les esistentes nun mercáu nacional. 5. En casu de crease una organización común pa determinaes materies primes, ensin qu’esista tovía una organización común pa los correspondientes productos tresformaos, tales materies primes utilizaes nos productos tresformaos destinaos a la esportación a terceros países van poder importase dende fuera de la Unión. ARTÍCULU III-232 Cuando nun Estáu miembru un productu tea suxetu a una organización nacional de mercáu o a cualquier reglamentación interna d’efectu equivalente qu’afecte a la situación competitiva d’una producción similar n’otru Estáu miembru, los Estaos miembros han aplicar un gravame compensatoriu a la entrada d’esti productu procedente del Estáu miembru que posea la citada organización o reglamentación, a menos que dichu Estáu aplique yá un gravame compensatoriu a la salida del productu. La Comisión ha adoptar reglamentos o decisiones europeos que han fixar l’importe de dichos gravámenes na midida necesaria pa restablecer l’equilibriu. Podrá autorizar igualmente l’adopción d’otres midíes nes condiciones y según les modalidaes qu’ella determine SECCIÓN 5. MEDIAMBIENTE ARTÍCULU III-233 1. La política mediambiental de la Unión ha contribuir a algamar los siguientes oxetivos: a) preservar, protexer y meyorar la calidá del mediambiente; b) protexer la salú de les persones; c) utilizar los recursos naturales de forma prudente y racional; d) promover midíes a escala internacional destinaes a facer frente a los problemes rexonales o mundiales del mediambiente. 2. La política mediambiental de la Unión ha tener como oxetivu un nivel eleváu de protección, teniendo presente la diversidá de situaciones esistentes nes distintes rexones de la Unión. Ha basase nos principios de precaución y d’acción preventiva, nel principiu de corrección de los daños al mediambiente, preferentemente nel orixe, y nel principiu de que quien contamina paga. Nesti contestu, les midíes d’harmonización que respuenden a esixencies de la protección del mediambiente han incluir, nos casos apropiaos, una cláusula de salvaguardia qu’autorice a los Estaos miembros a adoptar, por motivos mediambientales non económicos, disposiciones provisionales sometíes a un procedimientu de control de la Unión. 3. Na ellaboración de la so política mediambiental, la Unión ha tener en cuenta: a) los datos científicos y técnicos disponibles; 91 b) les condiciones mediambientales nes diverses rexones de la Unión; c) les ventayes y les cargues que puedan derivase de l’acción o de la falta d’acción; d) el desendolque económicu y social de la Unión nel so conxuntu y el desendolque equilibráu de los sos rexones. 4. Nel marcu de los sos respectives competencies, la Unión y los Estaos miembros han cooperar colos terceros países y les organizaciones internacionales competentes. Les modalidaes de la cooperación de la Unión van poder ser oxetu d’alcuerdos ente ésta y les terceres partes interesaes. El primer párrafu ha entendese ensin perxuiciu de les competencies de los Estaos miembros pa negociar nos foros internacionales y pa celebrar alcuerdos internacionales. ARTÍCULU III-234 1. La llei o llei marcu europea ha afitar les acciones que s’han entamar p’alcanzar los oxetivos fixaos nel artículu III-233. Ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. 2. Magar lo dispuesto nel apartáu 1 y ensin perxuiciu del artículu III-172, el Conseyu ha adoptar por unanimidá lleis o lleis marcu europees qu’establezan: a) disposiciones esencialmente de calter fiscal; b) midíes qu’afecten: i) a la ordenación del territoriu; ii) a la xestión cuantitativa de los recursos hídricos o, directa o indirectamente, a la disponibilidá de dichos recursos; iii) a la utilización del suelu, con escepción de la xestión de los residuos; c) midíes qu’afecten de forma significativa a la elección por un Estáu miembru ente diferentes fontes d’enerxía y a la estructura xeneral del so abastecimientu enerxéticu. El Conseyu va poder adoptar por unanimidá, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pa que pueda aplicase’l procedimientu lexislativu ordinariu a los ámbitos mentaos nel primer párrafu. En tolos casos, el Conseyu ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu, al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. 3. La llei europea ha afitar programes d’acción de calter xeneral que fixen los oxetivos prioritarios que s’heba d’algamar. Dicha llei ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. Les midíes necesaries pa la execución de dichos programes han adoptase acordies coles condiciones acolumbraes nos apartaos 1 o 2, según proceda. 4. Ensin perxuiciu de determinaes midíes adoptaes pola Unión, los Estaos miembros han tener al so cargu la financiación y la execución de la política mediambiental. 5. Ensin perxuiciu del principiu de que quien contamina paga, cuando una midida basada nel apartáu 1 conlleve costes consideraos desproporcionaos pa les autoridaes públiques d’un Estáu miembru, dicha midida ha afitar de la forma adecuada una de les siguientes posibilidaes o entrambes: a) escepciones de calter temporal, 92 b) apoyu financieru con cargu al Fondu de Cohesión. 6. Les midíes de protección adoptaes en virtú del presente artículu nun han tornar que cada Estáu miembru mantenga o adopte midíes de mayor protección. Éstes habrán ser compatibles cola Constitución y han notificase a la Comisión. SECCIÓN 6. PROTECCIÓN DE LOS CONSUMIDORES ARTÍCULU III-235 1. Pa promover los intereses de los consumidores y garantiza-yos un nivel eleváu de protección, la Unión ha contribuir a protexer la salú, la seguridá y los intereses económicos de los consumidores, asina como a promover el so derechu a la información, a la educación y a organizase pa defender los sos intereses. 2. La Unión ha contribuir a que s’alcancen los oxetivos enunciaos nel apartáu 1 pentemedies de: a) midíes adoptaes n’aplicación del artículu III-172 nel marcu del establecimientu o del funcionamientu del mercáu interior; b) midíes qu’apoyen, complementen y supervisen la política fecha polos Estaos miembros. 3. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes mentaes na lletra b) del apartáu 2. Ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. 4. Los actos adoptaos n’aplicación del apartáu 3 nun han torgar que cada Estáu miembru mantenga o adopte disposiciones de mayor protección. Éstes habrán ser compatibles cola Constitución y han notificase a la Comisión. SECCIÓN 7. TRANSPORTES ARTÍCULU III-236 1. Los oxetivos de la Constitución han persiguise, na materia regulada pola presente Sección, nel marcu d’una política común de tresportes. 2. L’apartáu 1 ha aplicase, teniendo en cuenta les peculiaridaes del sector de los tresportes, pentemedies de llei o llei marcu europea, qu’ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. La llei o llei marcu europea ha afitar: a) normes comunes aplicables a los tresportes internacionales efectuaos dende o pal territoriu d’un Estáu miembru, o al través del territoriu d’ún o varios Estaos miembros; b) les condiciones d’accesu de los tresportistes non residentes a los servicios de tresportes nacionales nun Estáu miembru; c) les midíes que permiten meyorar la seguridá de los tresportes; 93 d) cualesquiera otres midíes oportunes. 3. Cuando s’adopte la llei o llei marcu europea acolumbrada nel apartáu 2, han tenese en cuenta los casos en que la so aplicación pueda afectar gravemente al nivel de vida y al emplegu de dalgunes rexones, asina como a la esplotación del material de tresporte. ARTÍCULU III-237 Hasta l’adopción de la llei o llei marcu europea acolumbrada nel apartáu 2 del artículu III-236, y sacante que’l Conseyu adopte por unanimidá una decisión europea pola que se conceda una escepción, nengún Estáu miembru va poder facer que les diferentes disposiciones que tuvieren regulando esta materia’l 1 d’xineru de 1958 o, pa los Estaos que s’adhirieren, na fecha de la so adhesión, produzan efectos que, directa o indirectamente, desfavorezan a los tresportistes de los demás Estaos miembros tocante a los tresportistes nacionales. ARTÍCULU III-238 Han ser compatibles cola Constitución les ayudes que respuendan a les necesidaes de coordinación de los tresportes o que correspuendan al reembolsu de determinaes obligaciones inherentes a la noción de serviciu públicu. ARTÍCULU III-239 Toa midida en materia de precios y condiciones de tresporte que s’adopte nel marcu de la Constitución habrá tener en cuenta la situación económica de los tresportistes. ARTÍCULU III-240 1. Queden prohibíes, respecto del tráficu dientro de la Unión, les discriminaciones que consistan na aplicación por un tresportista, pa les mesmes mercancies y les mesmes rellaciones de tráficu, de precios y condiciones de tresporte diferentes en razón del Estáu miembru d’orixe o de destín de los productos tresportaos. 2. L’apartáu 1 nun esclúi que puedan adoptase otres lleis o lleis marcu europees n’aplicación del apartáu 2 del artículu III-236. 3. El Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, reglamentos o decisiones europeos que garanticen l’aplicación del apartáu 1. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu y al Comité Económicu y Social. El Conseyu va poder adoptar, particular, los reglamentos y decisiones europeos necesarios pa permitir a les instituciones velar por que se cumpla la norma establecida nel apartáu 1 y asegurar a los usuarios el plenu beneficiu d’ella. 4. La Comisión, por propia iniciativa o a instancia d’un Estáu miembru, ha esaminar los casos de discriminación a que se fai referencia nel apartáu 1 y, previa consulta a 94 cualquier Estáu miembru interesáu, ha adoptar, nel marcu de los reglamentos y decisiones europeos acolumbraos nel apartáu 3, les decisiones europees necesaries. ARTÍCULU III-241 1. Queda prohibida la imposición por un Estáu miembru, al tresporte dientro de la Unión, de precios y condiciones que supongan cualquier forma d’ayuda o protección a una o varies empreses o industries determinaes, a menos que tal imposición fuera autorizada pentemedies de decisión europea de la Comisión. 2. La Comisión, por propia iniciativa o a instancia d’un Estáu miembru, ha esaminar los precios y condiciones mentaos nel apartáu 1, teniendo especialmente en cuenta, per una parte, les esixencies d’una política económica rexonal adecuada, les necesidaes de les rexones subdesarrollaes y los problemes de les rexones gravemente afectaes por circunstancies polítiques, y, per otra, la repercusión de dichos precios y condiciones na competencia ente los distintos modos de tresporte. La Comisión, previa consulta a tolos Estaos miembros interesaos, ha adoptar les decisiones europees necesaries. 3. La prohibición mentada nel apartáu 1 nun ha aplicase a les tarifes de competencia. ARTÍCULU III-242 Los derechos o cánones que, independientemente de los precios de tresporte, perciba un tresportista por cruciar les fronteres nun habrán sobrepasar una cuantía razonable, teniendo en cuenta los gastos reales a qu’efectivamente dea llugar dichu crucie. Los Estaos miembros procurarán reducir dichos gastos. La Comisión va poder dirixir a los Estaos miembros recomendaciones relatives a l’aplicación del presente artículu. ARTÍCULU III-243 Les disposiciones de la presente Sección nun han torgar les midíes adoptaes na República Federal d’Alemaña, na midida en que seyan necesaries pa compensar les desventayes económiques ocasionaes pola división d’Alemaña a la economía de determinaes rexones de la República Federal afectaes por esta división. Cinco años dempués de la entrada en vigor del Tratáu pol que s’establez una Constitución pa Europa, el Conseyu ha poder adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pola que se derogue’l presente artículu. ARTÍCULU III-244 Créase un Comité Consultivu adxuntu a la Comisión, compuestu por espertos designaos polos Gobiernos de los Estaos miembros. La Comisión ha consultar a esti Comité sobre asuntos de tresportes siempre que lo estime conveniente. ARTÍCULU III-245 95 1. La presente Sección ha aplicase a los tresportes por ferrocarril, carretera o víes navegables. 2. La llei o llei marcu europea va poder afitar midíes apropiaes pa la navegación marítima y aérea. Ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. SECCIÓN 8. REDES TRESEUROPEES ARTÍCULU III-246 1. Pa contribuir a la realización de los oxetivos mentaos nos artículos III-130 y III-220 y facer posible que los ciudadanos de la Unión, los operadores económicos y los entes rexonales y locales participen plenamente de los beneficios derivaos de la creación d’un espaciu ensin fronteres interiores, la Unión ha contribuir al establecimientu y al desendolque de redes treseuropees nos sectores de les infraestructures de tresportes, les telecomunicaciones y la enerxía. 2. Nel contestu d’un sistema de mercaos abiertos y competitivos, l’acción de la Unión ha tener por oxetivu favorecer la interconexón ya interoperabilidá de les redes nacionales, asina como l’accesu a diches redes. Ha tener en cuenta, particular, la necesidá de conectar les rexones insulares, aislaes y perifériques coles rexones centrales de la Unión. ARTÍCULU III-247 1. P’alcanzar los oxetivos mentaos nel artículu III-246, la Unión: a) ha ellaborar un conxuntu d’orientaciones sobre los oxetivos, prioridaes y grandes llinies de les acciones previstes nel ámbitu de les redes treseuropees; estes orientaciones han determinar proyectos d’interés común; b) ha realizar les acciones que puedan resultar necesaries pa garantizar la interoperabilidá de les redes, especialmente nel ámbitu de l’harmonización de les normes técniques; c) va poder apoyar proyectos d’interés común que reciben l’apoyu de los Estaos miembros y fueren determinaos nel marcu de les orientaciones mentaes na lletra a), especialmente en forma d’estudios de viabilidá, garantíes de creitu o bonificaciones d’interés; la Unión va poder aportar tamién una contribución financiera por acio del Fondu de Cohesión a proyectos específicos d’infraestructures del tresporte nos Estaos miembros. L’acción de la Unión ha tener en cuenta la viabilidá económica potencial de los proyectos. 2. La llei o llei marcu europea ha afitar les orientaciones y les restantes midíes contemplaes nel apartáu 1. Ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. Les orientaciones y proyectos d’interés común relativos al territoriu d’un Estáu miembru han riquir la conformidá de tal Estáu miembru. 96 3. Los Estaos miembros han coordinar ente sí, en collaboración cola Comisión, les polítiques qu’apliquen a escala nacional y que puedan tener una influyencia significativa na consecución de los oxetivos mentaos nel artículu III-246. La Comisión, en collaboración arratada colos Estaos miembros, va poder tomar cualquier iniciativa adecuada pa fomentar dicha coordinación. 4. La Unión va poder cooperar con terceros países pa fomentar proyectos d’interés común y garantizar la interoperabilidá de les redes. SECCIÓN 9. INVESTIGACIÓN Y DESENDOLQUE TECNOLÓXICU Y ESPACIU ARTÍCULU III-248 1. L’acción de la Unión ha tener por oxetivu fortalecer les sos bases científiques y tecnolóxiques, pentemedies de la realización d’un espaciu européu d’investigación nel que los investigadores, los conocimientos científicos y les tecnoloxíes circulen llibremente, favorecer el desendolque de la so competitividá, incluyida la de la so industria, asina como fomentar les acciones d’investigación que se consideren necesaries en virtú de los demás capítulos de la Constitución. 2. A los efectos acolumbraos nel apartáu 1, la Unión estimulará en tol so territoriu a les empreses, incluyíes les pequeñes y medianes, a los centros d’investigación y a les universidaes nos sos esfuercios d’investigación y de desendolque tecnolóxicu d’alta calidá. Ha apoyar los sos esfuercios de cooperación cola fin, especialmente, de permitir que los investigadores cooperen llibremente percima de les fronteres y que les empreses aprovechen les posibilidaes del mercáu interior, en particular gracies a l’apertura de la contratación pública nacional, la definición de normes comunes y la supresión de los obstáculos xurídicos y fiscales a dicha cooperación. 3. Toles acciones de la Unión nel ámbitu de la investigación y del desendolque tecnolóxicu, incluyíes les acciones de demostración, han decidise y executase acordies cola presente Sección. ARTÍCULU III-249 Pa persiguir los oxetivos mentaos nel artículu III-248, la Unión ha realizar les siguientes acciones, que complementarán les acciones emprendíes nos Estaos miembros: a) execución de programes d’investigación, desendolque tecnolóxicu y demostración, promoviendo la cooperación coles empreses, los centros d’investigación y les universidaes, y d’estes entidaes ente sí; b) promoción de la cooperación en materia d’investigación, desendolque tecnolóxicu y demostración de la Unión colos terceros países y les organizaciones internacionales; c) difusión y esplotación de los resultaos de les actividaes n’investigación, de desendolque tecnolóxicu y demostración de la Unión; d) estímulu a la formación y movilidá de los investigadores de la Unión. 97 ARTÍCULU III-250 1. La Unión y los Estaos miembros han coordinar la so acción en materia d’investigación y desendolque tecnolóxicu, cola fin de garantizar la coherencia recíproca ente les polítiques nacionales y la política de la Unión. 2. La Comisión, en collaboración arratada colos Estaos miembros, va poder adoptar cualquier iniciativa adecuada pa promover la coordinación prevista nel apartáu 1, particular iniciatives tendentes a afitar orientaciones ya indicadores, organizar l’intercambiu de meyores práctiques y preparar los elementos necesarios pal control y la evaluación periódicos. Ha informase apode al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-251 1. La llei europea ha afitar el Programa Marcu pluriañal qu’ha incluyir el conxuntu de les acciones financiaes pola Unión. Dicha llei ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. El Programa Marcu: a) ha fixar los oxetivos científicos y tecnolóxicos a algamar pentemedies de les acciones acolumbraes nel artículu III-249 y les prioridaes correspondientes; b) ha indicar les grandes llinies de diches acciones; c) ha fixar l’importe global másimu y les normes de participación financiera de la Unión nel Programa Marcu, asina como les cuotes respectives de caúna de les acciones previstes. 2. El Programa Marcu pluriañal ha adaptase o completase en función de la evolución de les situaciones. 3. Una llei europea del Conseyu ha afitar los programes específicos que desendolquen el Programa Marcu pluriañal en caúna de les acciones. Cada programa específicu ha precisar los criterios de la so realización, ha fixar la so duración y prever los medios que s’estime necesarios. La suma de los importes que s’estime necesarios fixaos polos programes específicos nun va poder superar l’importe global másimu fixáu pal Programa Marcu y pa cada acción. Dicha llei ha adoptase previa consulta al Parlamentu Européu y al Comité Económicu y Social. 4. Como complementu de les acciones previstes nel Programa Marcu pluriañal, la llei europea ha afitar les midíes necesaries pa la realización del espaciu européu d’investigación. Dicha llei ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. ARTÍCULU III-252 1. Pa la execución del Programa Marcu pluriañal, la llei o llei marcu europea ha afitar: a) les normes pa la participación de les empreses, los centros d’investigación y les universidaes; b) les normes aplicables a la difusión de los resultaos de la investigación. La llei o llei marcu europea ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. 98 2. Na execución del Programa Marcu pluriañal, la llei europea va poder afitar programes complementarios nos que solamente participen determinaos Estaos miembros que garanticen la so financiación, ensin perxuiciu d’una posible participación de la Unión. La llei europea ha afitar les normes aplicables a los programes complementarios, en particular no que cinca a la difusión de los conocimientos y al accesu d’otros Estaos miembros. Ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social y cola conformidá de los Estaos miembros interesaos. 3. Na execución del Programa Marcu pluriañal, la llei europea va poder afitar, d’alcuerdu colos Estaos miembros interesaos, una participación en programes d’investigación y desendolque entamaos por dellos Estaos miembros, incluyida la participación nes estructures creaes pa la execución de dichos programes. La llei europea ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. 4. Na execución del Programa Marcu pluriañal, la Unión va poder prever una cooperación en materia d’investigación, desendolque tecnolóxicu y demostración de la Unión con terceros países o con organizaciones internacionales. Les modalidaes d’esta cooperación van poder ser oxetu d’alcuerdos ente la Unión y les terceres partes interesaes. ARTÍCULU III-253 El Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, reglamentos o decisiones europeos destinaos a crear empreses comunes o cualquier otra estructura que se considere necesaria pa la correcta execución de los programes d’investigación, de desendolque tecnolóxicu y de demostración de la Unión. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu y al Comité Económicu y Social. ARTÍCULU III-254 1. Al envís de favorecer el progresu científicu y técnicu, la competitividá industrial y l’aplicación de les sos polítiques, la Unión ha ellaborar una política espacial europea. Pa ello va poder fomentar iniciatives comunes, apoyar la investigación y el desendolque tecnolóxicu y coordinar los esfuercios necesarios pa la esploración y utilización del espaciu. 2. Pa contribuir a la consecución de los oxetivos mentaos nel apartáu 1, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries, que van poder tener la forma d’un programa espacial européu. 3. La Unión ha afitar les rellaciones que seyan apropiaes cola Axencia Espacial Europea. ARTÍCULU III-255 Al principiu de cada añu, la Comisión ha presentar un informe al Parlamentu Européu y al Conseyu. Dichu informe ha versar en particular sobre les actividaes realizaes pel añu 99 precedente en materia d’investigación, desendolque tecnolóxicu y difusión de los resultaos, asina como sobre’l programa de trabayu del añu en cursu. SECCIÓN 10. ENERXÍA ARTÍCULU III-256 1. Nel marcu del establecimientu o del funcionamientu del mercáu interior y en cuides de la esixencia de conservar y meyorar el mediambiente, la política enerxética de la Unión ha tener por oxetivu: a) garantizar el funcionamientu del mercáu de la enerxía; b) garantizar la seguridá del abastecimientu enerxéticu na Unión, y c) fomentar la eficiencia enerxética y l’aforru enerxéticu asina como’l desendolque d’enerxíes nueves y renovables. 2. Ensin perxuiciu de l’aplicación d’otres disposiciones de la Constitución, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries p’alcanzar los oxetivos mentaos nel apartáu 1. Ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. La llei o llei marcu europea nun ha afectar al derechu d’un Estáu miembru a determinar les condiciones d’esplotación de los sos recursos enerxéticos, les sos posibilidaes d’elexir ente distintes fontes d’enerxía y la estructura xeneral del so abastecimientu enerxéticu, ensin perxuiciu de la lletra c) del apartáu 2 del artículu III- 234. 3. Magar lo dispuesto nel apartáu 2, una llei o llei marcu europea del Conseyu ha afitar les midíes mentaes nesi apartáu cuando seyan esencialmente de calter fiscal. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu.


CAPÍTULU IV. ESPACIU DE LLIBERTÁ, SEGURIDÁ Y XUSTICIA[edit]

SEICIÓN 1. DISPOSICIONES XENERALES

ARTÍCULU III-257 1. La Unión constitúi un espaciu de llibertá, seguridá y xusticia dientro del respetu de los derechos fundamentales y de los distintos sistemes y tradiciones xurídicos de los Estaos miembros. 2. Ha garantizar l’ausencia de controles de les persones nes fronteres interiores y ha desendolcar una política común d’asilu, inmigración y control de les fronteres esteriores que tea basada na solidariedá ente Estaos miembros y seya equitativa respecto de los nacionales de terceros países. A efectos del presente Capítulu, los apátrides asimílense a los nacionales de terceros países. 100 3. La Unión ha esbrexar por garantizar un nivel eleváu de seguridá pentemedies de midíes de prevención de la delincuencia, el racismu y la xenofobia y de llucha en contra d’ellos, midíes de coordinación y cooperación ente autoridaes policiales y xudiciales y otres autoridaes competentes, asina como pentemedies de la reconocencia mutua de les resoluciones xudiciales en materia penal y, si ye necesario, pentemedies de l’aproximación de les lexislaciones penales. 4. La Unión ha facilitar la tutela xudicial, garantizando n’especial el principiu de reconocencia mutua de les resoluciones xudiciales y estraxudiciales en materia civil. ARTÍCULU III-258 El Conseyu Européu ha definir les orientaciones estratéxiques de la programación lexislativa y operativa nel espac+iu de llibertá, seguridá y xusticia. ARTÍCULU III-259 En rellación coles propuestes ya iniciatives lexislatives presentaes nel marcu de les Secciones 4 y 5, los Parlamentos nacionales han velar por que se respete’l principiu de subsidiariedá, acordies col Protocolu sobre l’aplicación de los principios de subsidiariedá y proporcionalidá. ARTÍCULU III-260 Ensin perxuiciu de los artículos III-360 a III-362, el Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, reglamentos o decisiones europeos qu’establezan los procedimientos qu’han siguir los Estaos miembros pa efectuar, en collaboración cola Comisión, una evaluación oxetiva ya imparcial de l’aplicación, poles autoridaes de los Estaos miembros, de les polítiques de la Unión acolumbraes nel presente Capítulu, en particular con oxetu de favorecer la plena aplicación del principiu de reconocencia mutua. Ha informase al Parlamentu Européu y a los Parlamentos nacionales del conteníu y los resultaos d’esta evaluación. ARTÍCULU III-261 Ha crease un comité permanente nel Conseyu con oxetu de garantizar dientro de la Unión el fomentu y la intensificación de la cooperación operativa en materia de seguridá interior. Ensin perxuiciu del artículu III-344, dichu comité ha afalar la coordinación de l’actuación de les autoridaes competentes de los Estaos miembros. Pueden participar nos sos trabayos los representantes de los órganos y organismos de la Unión afectaos. Ha caltenese informaos de dichos trabayos al Parlamentu Européu y a los Parlamentos nacionales. ARTÍCULU III-262 101 El presente Capítulu ha entendese ensin perxuiciu del exerciciu de les responsabilidaes qu’incumben a los Estaos miembros en cuantes al mantenimientu del orde públicu y la salvaguardia de la seguridá interior. ARTÍCULU III-263 El Conseyu ha adoptar reglamentos europeos pa garantizar la cooperación alministrativa ente los servicios competentes de los Estaos miembros nos ámbitos a que se refier el presente Capítulu, asina como ente dichos servicios y la Comisión. Ha pronunciase a propuesta de la Comisión, ensin perxuiciu del artículu III-264 y previa consulta al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-264 Los actos acolumbraos nes Secciones 4 y 5, asina como los reglamentos europeos mentaos nel artículu III-263 que garanticen la cooperación alministrativa nos ámbitos a que se refieren eses Secciones, han adoptase: a) a propuesta de la Comisión, o b) por iniciativa de la cuarta parte de los Estaos miembros. SECCIÓN 2. POLÍTIQUES SOBRE CONTROLES NES FRONTERES, ASILU YA INMIGRACIÓN ARTÍCULU III-265 1. La Unión ha desendolcar una política qu’ha tener por oxetivu: a) garantizar l’ausencia total de controles de les persones, seya cual seya la so nacionalidá, cuando crucien les fronteres interiores; b) garantizar los controles de les persones y la vixilancia eficaz nel crucie de les fronteres esteriores; c) instaurar progresivamente un sistema integráu de xestión de les fronteres esteriores. 2. A los efectos del apartáu 1, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes relatives a: a) la política común de visaos y otros permisos de residencia de corta duración; b) los controles a los que se va someter a les persones que crucien les fronteres esteriores; c) les condiciones nes que los nacionales de terceros países van poder circular llibremente pola Unión per un curtiu periodu; d) cualquier midida necesaria pal establecimientu progresivu d’un sistema integráu de xestión de les fronteres esteriores; e) l’ausencia de controles de les persones, seya cual seya la so nacionalidá, cuando crucien les fronteres interiores. 102 3. El presente artículu nun ha afectar a la competencia de los Estaos miembros respecto de la delimitación xeográfica de les sos fronteres, acordies col Derechu internacional. ARTÍCULU III-266 1. La Unión ha desendolcar una política común en materia d’asilu, protección subsidiaria y protección temporal destinada a apurrir un estatutu apropiáu a tou nacional d’un tercer país que precise protección internacional y a garantizar el respetu del principiu de non devolución. Esta política ha axustase a la Convención de Xinebra de 28 de xunetu de 1951 y al Protocolu de 31 d’xineru de 1967 sobre l’Estatutu de los Refuxaos, asina como a los demás trataos pertinentes. 2. A los efectos del apartáu 1, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes relatives a un sistema européu común d’asilu qu’incluya: a) un estatutu uniforme d’asilu pa nacionales de terceros países, válidu en tola Unión; b) un estatutu uniforme de protección subsidiaria pa los nacionales de terceros países que, ensin obtener l’asilu européu, necesiten protección internacional; c) un sistema común pa la protección temporal de les persones desplazaes, en casu d’afluencia masiva; d) procedimientos comunes pa conceder o retirar l’estatutu uniforme d’asilu o de protección subsidiaria; e) criterios y mecanismos pa determinar l’Estáu miembru responsable d’esaminar una solicitú d’asilu o de protección subsidiaria; f) normes relatives a les condiciones d’acoyida de los solicitantes d’asilu o de protección subsidiaria; g) l’asociación y la cooperación con terceros países pa xestionar los fluxos de persones que soliciten asilu o una protección subsidiaria o temporal. 3. Si ún o varios Estaos miembros enfrenten una situación d’emerxencia caracterizada pola afluyencia repentina de nacionales de terceros países, el Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, reglamentos o decisiones europeos qu’establezan midíes provisionales en beneficiu de los Estaos miembros afectaos. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-267 1. La Unión ha desendolcar una política común d’inmigración destinada a garantizar, en tou momentu, una xestión eficaz de los fluxos migratorios, un tratu equitativu de los nacionales de terceros países que residan llegalmente nos Estaos miembros, asina como una prevención de la inmigración illegal y de la trata de seres humanos y una llucha reforciada contra dambes. 2. A los efectos del apartáu 1, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes nos ámbitos siguientes: 103 a) les condiciones d’entrada y residencia y les normes relatives a la espedición polos Estaos miembros de visaos y permisos de residencia de larga duración, incluyíos los destinaos a la reagrupación familiar; b) la definición de los derechos de los nacionales de terceros países que residan llegalmente nun Estáu miembru, con inclusión de les condiciones que rixen la llibertá de circulación y de residencia nos demás Estaos miembros; c) la inmigración y residencia illegales, incluyíes la espulsión y la repatriación de residentes en situación illegal; d) la llucha contra la trata de seres humanos, en particular de muyeres y neños. 3. La Unión va poder celebrar con terceros países alcuerdos pa la realmisión, nos sos países d’orixe o de procedencia, de nacionales de terceros países que nun cumplen o qu’dexaren de cumplir les condiciones d’entrada, presencia o residencia nel territoriu d’ún de los Estaos miembros. 4. La llei o llei marcu europea va poder afitar midíes pa fomentar y apoyar l’acción de los Estaos miembros destinada a propiciar la integración de los nacionales de terceros países que residan llegalmente nel so territoriu, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. 5. El presente artículu nun ha afectar al derechu de los Estaos miembros a afitar volúmenes d’almisión nel so territoriu de nacionales de terceros países procedentes de terceros países cola fin de buscar trabayu por cuenta ayena o por cuenta propia. ARTÍCULU III-268 Les polítiques de la Unión mentaes na presente Sección y la so execución han rixise pol principiu de solidariedá y de repartu equitativu de la responsabilidá ente los Estaos miembros, tamién nel aspectu financieru. Cada vez que seya necesario, los actos de la Unión adoptaos en virtú de la presente Sección van contener midíes apropiaes pa l’aplicación d’esti principiu. SECCIÓN 3. COOPERACIÓN XUDICIAL EN MATERIA CIVIL ARTÍCULU III-269 1. La Unión ha desendolcar una cooperación xudicial n’asuntos civiles con repercusión tresfronteriza, basada nel principiu de reconocencia mutua de les resoluciones xudiciales y estraxudiciales. Esta cooperación va poder incluir l’adopción de midíes d’aproximación de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. 2. A los efectos del apartáu 1, la llei o llei marcu europea ha afitar, particular cuando resulte necesario pal bon funcionamientu del mercáu interior, midíes pa garantizar, ente otres cosas: a) la reconocencia mutua, ente los Estaos miembros, de les resoluciones xudiciales y estraxudiciales, asina como la so execución; 104 b) la notificación y el treslláu tresfronterizos de documentos xudiciales y estraxudiciales; c) la compatibilidá de les normes aplicables nos Estaos miembros en materia de conflictos de lleis y de xurisdicción; d) la cooperación na obtención de pruebes; e) una tutela xudicial efectiva; f) la eliminación de los obstáculos al bon funcionamientu de los procedimientos civiles, fomentando si ye necesario la compatibilidá de les normes de procedimientu civil aplicables nos Estaos miembros; g) el desendolque de métodos alternativos de resolución de litixos; h) l’apoyu a la formación de maxistraos y del personal al serviciu de l’alministración de xusticia. 3. Magar lo dispuesto nel apartáu 2, les midíes relatives al Derechu de familia con repercusión tresfronteriza han afitase pentemedies d’una llei o llei marcu europea del Conseyu, qu’ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu. El Conseyu va poder adoptar, a propuesta de la Comisión, una decisión europea que determine los aspectos del Derechu de familia con repercusión tresfronteriza que puedan ser oxetu d’actos adoptaos pol procedimientu lexislativu ordinariu. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu. SECCIÓN 4. COOPERACIÓN XUDICIAL EN MATERIA PENAL ARTÍCULU III-270 1. La cooperación xudicial en materia penal na Unión ha basase nel principiu de reconocencia mutua de les sentencies y resoluciones xudiciales ya inclúi l’aproximación de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros nos ámbitos mentaos nel apartáu 2 y nel artículu III-271. La llei o llei marcu europea ha afitar midíes pa: a) afitar normes y procedimientos pa garantizar el reconocencia en tola Unión de les sentencies y resoluciones xudiciales en toles sos formes; b) prevenir y resolver los conflictos de xurisdicción ente los Estaos miembros; c) apoyar la formación de maxistraos y del personal al serviciu de l’alministración de xusticia; d) facilitar la cooperación ente les autoridaes xudiciales o equivalentes de los Estaos miembros nel marcu del procedimientu penal y de la execución de resoluciones. 2. Na midida en que seya necesario pa facilitar la reconocencia mutua de les sentencies y resoluciones xudiciales y la cooperación policial y xudicial n’asuntos penales con dimensión tresfronteriza, la llei marcu europea va poder afitar normes mínimes. Estes normes mínimes han tener en cuenta les diferencies ente les tradiciones y los sistemes xurídicos de los Estaos miembros. Estes normes han referise a: a) l’almisibilidá mutua de pruebes ente los Estaos miembros; b) los derechos de les persones pel procedimientu penal; c) los derechos de les víctimes de los delitos; 105 d) otros elementos específicos del procedimientu penal, que’l Conseyu determine previamente pentemedies d’una decisión europea. Pa l’adopción d’esta decisión, el Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu. L’adopción de les normes mínimes acolumbraes nel presente apartáu nun ha tornar que los Estaos miembros mantengan o instauren un nivel más eleváu de protección de les persones. 3. Cuando un miembru del Conseyu considere qu’un proyectu de llei marcu europea acolumbrada nel apartáu 2 afecta a aspectos fundamentales de la so sistema de xusticia penal, va poder solicitar que l’asuntu se remita al Conseyu Européu; nesi casu queda suspendíu’l procedimientu afitáu nel artículu III-396. Previa delliberación, el Conseyu Européu, nel tope de cuatro meses a partir de dicha suspensión: a) ha devolver el proyectu al Conseyu, poniendo fin con ello a la suspensión del procedimientu afitáu nel artículu III-396, o bien b) ha pidi-yos a la Comisión o al grupu d’Estaos miembros del qu’emane’l proyectu que presente un nuevu proyectu, colo que s’ha considerar que nun s’adoptó l’actu propuestu inicialmente. 4. Si, al términu del tope mentáu nel apartáu 3, el Conseyu Européu nun tomó midida dala o si, nel tope de doce meses a partir de la presentación d’un nuevu proyectu en virtú de la lletra b) del apartáu 3, la llei marcu europea nun foi adoptada y siquier un terciu de los Estaos miembros quier afitar una cooperación reforciada con arreglu al proyectu de llei marcu de que se trate, han comunicalo al Parlamentu Européu, al Conseyu y a la Comisión. En tal casu, l’autorización pa entamar la cooperación reforciada a que se refieren l’apartáu 2 del artículu I-44 y l’apartáu 1 del artículu III-419 considérase concedida, y aplíquense les disposiciones relatives a la cooperación reforciada. ARTÍCULU III-271 1. La llei marcu europea va poder afitar normes mínimes relatives a la definición de les infracciones penales y de les sanciones n’ámbitos delictivos que seyan d’especial gravedá y tengan una dimensión tresfronteriza derivada del calter o de les repercusiones de diches infracciones o d’una necesidá particular de combatilos según criterios comunes. Estos ámbitos delictivos son los siguientes: el terrorismu, la trata de seres humanos y la esplotación sexual de muyeres y neños, el tráficu ilícitu de drogues, el tráficu ilícitu d’armes, el blanquéu de capitales, la corrupción, la falsificación de medios de pagu, la delincuencia informática y la delincuencia organizada. Teniendo en cuenta la evolución de la delincuencia, el Conseyu va poder adoptar una decisión europea que determine otros ámbitos delictivos que respuendan a los criterios previstos nel presente apartáu. Ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu. 2. Cuando l’aproximación de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros en materia penal resulte imprescindible pa garantizar la execución eficaz d’una política de la Unión nun ámbitu que fuera oxetu de midíes d’harmonización, la llei marcu europea va poder afitar normes mínimes relatives a la definición de les infracciones penales y de les sanciones nel ámbitu de que se trate. Dicha llei marcu ha 106 adoptase pol mesmu procedimientu emplegáu pa l’adopción de les midíes d’harmonización en cuestión, ensin perxuiciu del artículu III-264. 3. Cuando un miembru del Conseyu considere qu’un proyectu de llei marcu europea acolumbrada nos apartaos 1 o 2 afecta a aspectos fundamentales del so sistema de xusticia penal, va poder solicitar que l’asuntu se remita al Conseyu Européu; nesi casu queda suspendíu’l procedimientu afitáu nel artículu III-396, de ser aplicable. Previa delliberación, el Conseyu Européu, nel tope de cuatro meses a partir de dicha suspensión: a) ha devolver el proyectu al Conseyu, poniendo fin con ello a la suspensión del procedimientu afitáu nel artículu III-396, de ser aplicable, o bien b) ha pidir a la Comisión o al grupu d’Estaos miembros del qu’emane’l proyectu, que presente un nuevu proyectu; nesi casu casu ha considerase que nun s’adoptó l’actu propuestu inicialmente. 4. Si, al términu del tope mentáu nel apartáu 3, el Conseyu Européu nun tomó midida dalguna o si, nel tope de doce meses a partir de la presentación d’un nuevu proyectu en virtú de la lletra b) del apartáu 3 la llei marcu europea nun foi adoptada y siquier un terciu de los Estaos miembros quier afitar una cooperación reforciada con arreglu al proyectu de llei marcu de que se trate, han comunica-ylo al Parlamentu Européu, al Conseyu y a la Comisión. En tal casu, l’autorización pa entamar la cooperación reforciada acolumbrada nel apartáu 2 del artículu I-44 y l’apartáu 1 del artículu III-419 ha considerase concedida, y son d’aplicase les disposiciones relatives a la cooperación reforciada. ARTÍCULU III-272 La llei o llei marcu europea va poder afitar midíes qu’impulsen y apoyen l’actuación de los Estaos miembros nel ámbitu de la prevención de la delincuencia, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. ARTÍCULU III-273 1. La función d’Eurojust ye apoyar y reforciar la coordinación y la cooperación ente les autoridaes nacionales encargaes d’investigar y persiguir la delincuencia grave qu’afecte a dos o más Estaos miembros o que deba persiguise según criterios comunes, basándose nes operaciones efectuaes y na información proporcionada poles autoridaes de los Estaos miembros y por Europol. A tal envís, la llei europea ha determinar la estructura, el funcionamientu, l’ámbitu d’actuación y les competencies d’Eurojust. Estes competencies van poder incluir: a) l’entamu de dilixencies d’investigación penal, asina como la propuesta d’incoación de procedimientos penales poles autoridaes nacionales competentes, en particular los relativos a infracciones que perxudiquen a los intereses financieros de la Unión; b) la coordinación de les investigaciones y los procedimientos mentaos na lletra a); 107 c) la intensificación de la cooperación xudicial, ente otres coses pentemedies de la resolución de conflictos de xurisdicción y una cooperación arratada cola Rede Xudicial Europea. La llei europea ha determinar poles mesmes el procedimientu de participación del Parlamentu Européu y de los Parlamentos nacionales na evaluación de les actividaes d’Eurojust. 2. Nel contestu de les acciones penales acolumbraes nel apartáu 1, y ensin perxuiciu del artículu III-274, los actos formales de calter procesal han perfacelos los funcionarios nacionales competentes. ARTÍCULU III-274 1. Pa combatir les infracciones que perxudiquen a los intereses financieros de la Unión, una llei europea del Conseyu va poder crear una Fiscalía Europea a partir d’Eurojust. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu. 2. La Fiscalía Europea, nel so casu en collaboración con Europol, ha ser competente pa descubrir a los autores y cómplices d’infracciones que perxudiquen a los intereses financieros de la Unión definíos na llei europea acolumbrada nel apartáu 1, y pa incoar un procedimientu penal y solicitar l’apertura de xuiciu contra ellos. Ha exercer ante los órganos xurisdiccionales competentes de los Estaos miembros l’acción penal relativa a diches infracciones. 3. La llei europea acolumbrada nel apartáu 1 ha fixar l’Estatutu de la Fiscalía Europea, les condiciones pal desempeñu de los sos funciones, les normes de procedimientu aplicables a les sos actividaes y aquélles que rixen l’almisibilidá de les pruebes, asina como les normes aplicables al control xurisdiccional de los actos procesales realizaos nel desempeñu de los sos funciones. 4. Simultáneamente o con posterioridá, el Conseyu Européu va poder adoptar una decisión europea que modifique l’apartáu 1 cola fin d’enamplar les competencies de la Fiscalía Europea a la llucha escontra la delincuencia grave que tenga una dimensión tresfronteriza, y que modifique en consecuencia l’apartáu 2 no referente a los autores y cómplices de delitos graves qu’afecten a varios Estaos miembros. El Conseyu Européu ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu y previa consulta a la Comisión. SECCIÓN 5. COOPERACIÓN POLICIAL ARTÍCULU III-275 1. La Unión ha desendolcar una cooperación policial na que participen toles autoridaes competentes de los Estaos miembros, incluyíos los servicios de policía, los servicios d’aduanes y otros servicios con funciones coercitives especializaos na prevención y na detección ya investigación d’infracciones penales. 2. A los efectos del apartáu 1, la llei o llei marcu europea va poder afitar midíes sobre: 108 a) la recoyida, almacenamientu, tratamientu, análisis ya intercambiu d’información pertinente; b) l’apoyu a la formación de personal, asina como la cooperación pal intercambiu de personal, los equipos y la investigación científica policial; c) les técniques comunes d’investigación rellacionaes cola detección de formes graves de delincuencia organizada. 3. Una llei o llei marcu europea del Conseyu va poder afitar midíes relatives a la cooperación operativa ente les autoridaes a que se refier el presente artículu. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-276 1. La función d’Europol ye apoyar y reforciar l’actuación de les autoridaes policiales y de los demás servicios con funciones coercitives de los Estaos miembros, asina como la so collaboración mutua na prevención de la delincuencia grave qu’afecte a dos o más Estaos miembros, del terrorismu y de les formes de delincuencia que lesionen un interés común que seya oxetu d’una política de la Unión, asina como na llucha en contra d’ellos. 2. La llei europea ha determinar la estructura, el funcionamientu, l’ámbitu d’actuación y les competencies d’Europol. Estes competencies van poder incluir: a) la recoyida, almacenamientu, tratamientu, análisis ya intercambiu de la información, en particular la tresmitida poles autoridaes de los Estaos miembros o de terceros países o terceres instancies; b) la coordinación, organización y realización d’investigaciones y actividaes operatives, feches conxuntamente coles autoridaes competentes de los Estaos miembros o nel marcu d’equipos conxuntos d’investigación, nel so casu en collaboración con Eurojust. La llei europea ha fixar poles mesmes el procedimientu de control de les actividaes d’Europol pol Parlamentu Européu, control nel qu’han participar los Parlamentos nacionales. 3. Cualquier actividá operativa d’Europol habrá perfacese en contactu y d’alcuerdu coles autoridaes de los Estaos miembros con territoriu que resulte afectáu. L’aplicación de midíes coercitives ha corresponde-yos esclusivamente a les autoridaes nacionales competentes. ARTÍCULU III-277 Una llei o llei marcu europea del Conseyu ha fixar les condiciones y límites con arreglu a los que les autoridaes competentes de los Estaos miembros mentaes nos artículos III- 270 y III-275 van poder actuar nel territoriu d’otru Estáu miembru en contactu y d’alcuerdu coles autoridaes de dichu Estáu. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu. 109

====CAPÍTULU V. ÁMBITOS NOS QUE LA UNIÓN PUEDE DECIDIR REALIZAR UNA ACCIÓN D’APOYU, COORDINACIÓN O COMPLEMENTU====

SEICIÓN 1. SALÚ PÚBLICA ARTÍCULU III-278 1. Na definición y execución de toles polítiques y acciones de la Unión ha garantizase un nivel eleváu de protección de la salú humano. L’acción de la Unión, qu’ha complementar les polítiques nacionales, tien d’emponese a meyorar la salú público y a prevenir les enfermedaes humanes y les fontes de peligru pa la salú físico y síquico. Dicha acción ha abarcar tamién: a) la llucha contra les pandemies, promoviendo la investigación de la so etioloxía, tresmisión y prevención, asina como la información y la educación sanitaries; b) la vixilancia de les amenaces tresfronterices graves pa la salú, l’alerta en casu de tales amenaces y la llucha contra elles. La Unión ha complementar l’acción de los Estaos miembros dirixida a reducir la incidencia nociva de les drogues na salú, ente otres coses pentemedies de la información y la prevención. 2. La Unión ha afalar la cooperación ente los Estaos miembros nos ámbitos qu’abarca’l presente artículu y, en casu necesariu, ha encontar la so acción. Ha fomentar, en particular, la cooperación ente los Estaos miembros destinada a meyorar la complementariedá de los sos servicios de salú nes rexones fronterices. Los Estaos miembros, en collaboración cola Comisión, han coordinar ente sí les sos polítiques y programes respectivos nos ámbitos a que se refier l’apartáu 1. La Comisión, en contactu arratáu colos Estaos miembros, va poder tomar cualquier iniciativa adecuada pa fomentar dicha coordinación, particular iniciatives tendentes a afitar orientaciones ya indicadores, organizar l’intercambiu de meyores práctiques y preparar los elementos necesarios pal control y la evaluación periódicos. Ha informase apode al Parlamentu Européu. 3. La Unión y los Estaos miembros han amenar la cooperación colos terceros países y coles organizaciones internacionales competentes en materia de salú público. 4. Magar lo dispuesto nel apartáu 5 del artículu I-12 y na lletra a) del artículu I-17, y acordies cola lletra k) del apartáu 2 del artículu I-14, la llei o llei marcu europea ha contribuir a la consecución de los oxetivos enunciaos nel presente artículu afitando les siguientes midíes pa facer frente a los problemes comunes de seguridá: a) midíes qu’establezan normes elevaes de calidá y seguridá de los muérganos y sustancies d’orixe humanu, asina como del sangre y derivaos del sangre; estes midíes nun han tornar a nengún Estáu miembru mantener o instaurar midíes de protección más estrictes; 110 b) midíes nos ámbitos veterinariu y fitosanitariu que tengan directamente como oxetivu la protección de la salú público. c) midíes qu’establezan normes elevaes de calidá y seguridá de los medicamentos y productos sanitarios; d) midíes relatives a la vixilancia de les amenaces tresfronterices graves pa la salú, l’alerta en casu de tales amenaces y la llucha contra elles. La llei o llei marcu europea ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. 5. La llei o llei marcu europea va poder afitar tamién midíes de fomentu destinaes a protexer y meyorar la salú humano y, en particular, a lluchar contra les pandemies tresfronterices, asina como midíes que tengan directamente como oxetivu la protección de la salú público no que se refier al tabacu y al consumu escesivu d’alcohol, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. 6. A efectos del presente artículu, el Conseyu va poder adoptar tamién recomendaciones, a propuesta de la Comisión. 7. L’acción de la Unión nel ámbitu de la salú público ha respetar les responsabilidaes de los Estaos miembros polo que respecta a la definición de la so política de salú, asina como a la organización y prestación de servicios sanitarios y atención médica. Les responsabilidaes de los Estaos miembros inclúin la xestión de los servicios de salú y d’atención médica, asina como l’asignación de los recursos que se destinen a dichos servicios. Les midíes acolumbraes na lletra a) del apartáu 4 han entendese ensin perxuiciu de les disposiciones nacionales en materia de donaciones o usu médicu de muérganos y sangre. SECCIÓN 2. INDUSTRIA ARTÍCULU III-279 1. La Unión y los Estaos miembros han velar por que se dean les condiciones necesaries pa la competitividá de la industria de la Unión. Con esta fin, dientro d’un sistema de mercaos abiertos y competitivos, la so acción ha tener por oxetivu: a) acelerar l’adaptación de la industria a los cambios estructurales; b) afalar un entornu favorable a la iniciativa y al desendolque de les empreses de tola Unión, en particular de les pequeñes y medianes empreses; c) fomentar un entornu favorable a la cooperación ente empreses; d) favorecer un meyor aprovechamientu del potencial industrial de les polítiques d’innovación, investigación y desendolque tecnolóxicu. 2. Los Estaos miembros han consultase mutuamente en collaboración cola Comisión y, siempre que seya necesario, coordinar les sos acciones. La Comisión va poder adoptar cualquier iniciativa adecuada pa fomentar dicha coordinación, en particular iniciatives tendentes a afitar orientaciones ya indicadores, organizar l’intercambiu de meyores 111 práctiques y preparar los elementos necesarios pal control y la evaluación periódicos. Ha informase apode al Parlamentu Européu. 3. La Unión ha contribuir a la consecución de los oxetivos mentaos nel apartáu 1 pentemedies de les polítiques y acciones que perfái en virtú d’otres disposiciones de la Constitución. La llei o llei marcu europea va poder afitar midíes específiques destinaes a apoyar les acciones que se perfaigan nos Estaos miembros pa consiguir los oxetivos mentaos nel apartáu 1, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité Económicu y Social. La presente Sección nun ha constituyir una base pa que la Unión instaure daqué midida que pueda falsiar la competencia o incluya disposiciones fiscales o relatives a los derechos ya intereses de los trabayadores por cuenta ayena. SECCIÓN 3. CULTURA ARTÍCULU III-280 1. La Unión ha contribuir al florecimientu de les cultures de los Estaos miembros, dientro del respetu de la so diversidá nacional y rexonal, poniendo de relieve al mesmu tiempu’l patrimoniu cultural común. 2. L’acción de la Unión ha tener por oxetivu afalar la cooperación ente Estaos miembros y, si ye necesario, apoyar y complementar l’acción d’éstos nos siguientes ámbitos: a) la meyora de la conocencia y la difusión de la cultura y la historia de los pueblos europeos; b) la conservación y protección del patrimoniu cultural d’importancia europea; c) los intercambios culturales non comerciales; d) la creación artístico y lliterario, incluyíu’l sector audiovisual. 3. La Unión y los Estaos miembros han afalar la cooperación colos terceros países y coles organizaciones internacionales competentes nel ámbitu de la cultura, especialmente col Conseyu d’Europa. 4. La Unión ha tener en cuenta los aspectos culturales na actuación que perfaiga en virtú d’otres disposiciones de la Constitución, en particular al envís de respetar y fomentar la diversidá de les sos cultures. 5. Pa contribuir a la consecución de los oxetivos enunciaos nel presente artículu: a) la llei o llei marcu europea ha afitar midíes de fomentu, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones; b) el Conseyu ha adoptar recomendaciones a propuesta de la Comisión. 112 SECCIÓN 4. TURISMU ARTÍCULU III-281 1. La Unión ha complementar l’acción de los Estaos miembros nel sector turísticu, particular promoviendo la competitividá de les empreses de la Unión nesti sector. Con esta fin, la Unión ha tener por oxetivu: a) fomentar la creación d’una contorna favorable al desendolque de les empreses nesti sector; b) amenar la cooperación ente Estaos miembros, en particular pentemedies de l’intercambiu de bones práctiques. 2. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes específiques destinaes a complementar les acciones que se perfaen nos Estaos miembros pa consiguir los oxetivos mentaos nel presente artículu, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. SECCIÓN 5. EDUCACIÓN, MOCEDÁ, DEPORTES Y FORMACIÓN PROFESIONAL ARTÍCULU III-282 1. La Unión ha contribuir al desendolque d’una educación de calidá fomentando la cooperación ente Estaos miembros y, si ye necesario, apoyando y complementando l’acción d’éstos. Ha respetar plenamente la responsabilidá de los Estaos miembros en cuantes a los conteníos de la enseñanza y la organización del sistema educativu, asina como la so diversidá cultural y llingüística. La Unión ha contribuir a fomentar los aspectos europeos del deporte, teniendo en cuenta les sos característiques específiques, les sos estructures basaes nel voluntariáu y la so función social y educativa. L’acción de la Unión ha tener por oxetivu: a) desendolcar la dimensión europea na enseñanza, particular pentemedies del deprendimientu y la difusión de les llingües de los Estaos miembros; b) favorecer la movilidá d’estudiantes y profesores, fomentando en particular la reconocencia académica de los títulos y de los periodos d’estudios; c) promover la cooperación ente los centros docentes; d) incrementar l’intercambiu d’información y esperiencies sobre les cuestiones comunes a los sistemes educativos de los Estaos miembros; 113 e) favorecer el desendolque de los intercambios de xóvenes y animadores socioeducativos y fomentar la participación de los xóvenes na vida democrática d’Europa; f) fomentar el desendolque de la educación a distancia; g) desendolcar la dimensión europea del deporte, promoviendo la equidá y l’apertura nes competiciones deportives y la cooperación ente los organismos responsables del deporte, y protexendo la integridá físico y moral de los deportistes, especialmente la de los xóvenes. 2. La Unión y los Estaos miembros han afalar la cooperación colos terceros países y coles organizaciones internacionales competentes en materia d’educación y deporte, especialmente col Conseyu d’Europa. 3. Pa contribuir a la consecución de los oxetivos mentaos nel presente artículu a) la llei o llei marcu europea ha afitar midíes de fomentu, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social; b) el Conseyu ha adoptar recomendaciones a propuesta de la Comisión. ARTÍCULU III-283 1. La Unión ha desendolcar una política de formación profesional qu’apoye y complemente les acciones de los Estaos miembros, respetando plenamente la responsabilidá de los mesmos en cuantes al conteníu y la organización de dicha formación. L’acción de la Unión ha tener por oxetivu: a) facilitar l’adaptación a les tresformaciones industriales, particular pentemedies de la formación y la reconversión profesionales; b) meyorar la formación profesional inicial y permanente, pa facilitar la inserción y la reinserción profesional nel mercáu llaboral; c) facilitar l’accesu a la formación profesional y favorecer la movilidá de los educadores y de les persones en formación, especialmente de los xóvenes; d) estimular la cooperación en materia de formación ente centros d’enseñanza o de formación profesional y empreses; e) incrementar l’intercambiu d’información y esperiencies sobre les cuestiones comunes a los sistemes de formación de los Estaos miembros. 2. La Unión y los Estaos miembros han propiciar la cooperación colos terceros países y coles organizaciones internacionales competentes en materia de formación profesional. 3. Pa contribuir a la consecución de los oxetivos mentaos nel presente artículu: a) la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. 114 La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Comité de les Rexones y al Comité Económicu y Social. b) el Conseyu ha adoptar recomendaciones a propuesta de la Comisión. SECCIÓN 6. PROTECCIÓN CIVIL ARTÍCULU III-284 1. La Unión ha afalar la cooperación ente los Estaos miembros cola fin de meyorar la eficacia de los sistemes de prevención de les catástrofes naturales o d’orixe humanu y de protección frente a elles. L’acción de la Unión ha tener por oxetivu: a) apoyar y complementar l’acción de los Estaos miembros a escala nacional, rexonal y local polo que respecta a la prevención de riesgos, la preparación de les persones encargaes de la protección civil nos Estaos miembros y la intervención en casu de catástrofes naturales o d’orixe humanu dientro de la Unión; b) fomentar una cooperación operativa rápida y eficaz dientro de la Unión ente los servicios de protección civil nacionales; c) favorecer la coherencia de les acciones emprendíes a escala internacional en materia de protección civil. 2. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries pa contribuir a la consecución de los oxetivos acolumbraos nel apartáu 1, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. SECCIÓN 7. COOPERACIÓN ALMINISTRATIVA ARTÍCULU III-285 1. L’aplicación efectiva del Derechu de la Unión polos Estaos miembros, que ye esencial pal bon funcionamientu de la Unión, ha considerase asuntu d’interés común. 2. La Unión va poder respaldar los esfuercios de los Estaos miembros por meyorar la so capacidá alministrativa p’aplicar el Derechu de la Unión. Esta acción puede consistir especialmente en facilitar l’intercambiu d’información y funcionarios, asina como n’apoyar programes de formación. Nengún Estáu miembru ha tar obligáu a valise de tal apoyu. La llei europea ha afitar les midíes necesaries a tal efectu, con esclusión de toa harmonización de les disposiciones llegales y reglamentaries de los Estaos miembros. 3. El presente artículu ha entendese ensin perxuiciu de la obligación de los Estaos miembros d’aplicar el Derechu de la Unión, nin de les prerrogatives y deberes de la Comisión. Ha entendese tamién ensin perxuiciu de les otres disposiciones de la Constitución que prevén una cooperación alministrativa ente los Estaos miembros y ente éstos y la Unión. 115


TÍTULU IV: ASOCIACIÓN DE LOS PAÍSES Y TERRITORIOS D’ULTRAMAR[edit]

ARTÍCULU III-286 1. Los países y territorios non europeos que mantienen rellaciones especiales con Dinamarca, Francia, los Países Baxos y el Reinu Uníu tán asociaos a la Unión. Dichos países y territorios, denomaos darréu "países y territorios", enumbérense nel Anexu II. El presente Títulu ye aplicable a Groenlandia, ensin perxuiciu de les disposiciones particulares del Protocolu sobre’l réxime especial aplicable a Groenlandia. 2. La finalidá de l’asociación ha ser promover el desendolque económicu y social de los países y territorios y afitar rellaciones económiques arrataes ente éstos y la Unión. L’asociación ha, de manera prioritaria, contribuir a favorecer los intereses de los habitantes de dichos países y territorios y la so prosperidá, de mou que puedan algamar el desendolque económicu, social y cultural pol que rispen. ARTÍCULU III-287 L’asociación ha persiguir los siguientes oxetivos: a) los Estaos miembros han aplicar a los sos intercambios comerciales colos países y territorios el réxime que s’otorguen ente sí en virtú de la Constitución; b) cada país o territoriu aplicará a los sos intercambios comerciales colos Estaos miembros y colos demás países y territorios el réxime qu’aplique al Estáu européu col que mantenga rellaciones especiales; c) los Estaos miembros ha contribuirn a les inversiones que requiera’l desendolque progresivu d’estos países y territorios; d) pa les inversiones financiaes pola Unión, la participación n’adxudicaciones y suministros ha tar abierta, n’igualdá de condiciones, a toles persones físiques y xurídiques que tengan la nacionalidá de los Estaos miembros o de los países y territorios; e) nes rellaciones ente los Estaos miembros y los países y territorios, el derechu d’establecimientu de los nacionales y sociedaes ha regulase acordies coles disposiciones de la Subsección 2 relativa a la llibertá d’establecimientu de la Sección 2 del Capítulu I del Títulu III y n’aplicación de los procedimientos previstos en dicha subsección, asina como de forma non discriminatoria, ensin perxuiciu de los actos que s’adopten en virtú del artículu III-291 ARTÍCULU III-288 1. Les importaciones orixinaries de los países y territorios se beneficiarán, a la so entrada nos Estaos miembros, de la prohibición de los derechos d’aduana ente Estaos miembros establecida na Constitución. 116 2. Queden prohibíos, acordies col apartáu 4 del artículu III-151, los derechos d’aduana que graven, a la so entrada en cada país y territoriu, les importaciones procedentes de los Estaos miembros y de los demás países y territorios. 3. Sicasí, los países y territorios van poder percibir derechos d’aduana que correspuenden a les esixencies del so desendolque y a les necesidaes de la so industrialización, o derechos de calter fiscal destinaos a nutrir el so presupuestu. Los derechos mentaos nel primer párrafu nun van poder ser superiores a los que graven les importaciones de productos procedentes del Estáu miembru col que cada país o territoriu mantenga rellaciones especiales. 4. L’apartáu 2 nun ha ser aplicable a los países y territorios que, por tar suxetos a obligaciones internacionales especiales, tean aplicando un arancel aduaneru non discriminatoriu. 5. L’establecimientu o la modificación de los derechos d’aduana que graven les mercancies importaes polos países y territorios nun habrá provocar, de fechu o de derechu, una discriminación directa o indirecta ente les importaciones procedentes de los distintos Estaos miembros. ARTÍCULU III-289 Si la cuantía de los derechos aplicables a les mercancies procedentes d’un tercer país a la so entrada nun país o territoriu ye tal que, teniendo en cuenta l’apartáu 1 del artículu III-288, puede orixinar disviaciones del tráficu comercial en perxuiciu d’ún de los Estaos miembros, ésti va poder pidir a la Comisión que proponga a los demás Estaos miembros qu’adopten les midíes necesaries pa correxir dicha situación. ARTÍCULU III-290 Ensin perxuiciu de les disposiciones que regulen la salú y seguridá públiques y l’orde públicu, la llibertá de circulación de los trabayadores de los países y territorios nos Estaos miembros, asina como la de los trabayadores de los Estaos miembros nos países y territorios, ha rixise por actos adoptaos acordies col artículu III-291. ARTÍCULU III-291 El Conseyu ha adoptar por unanimidá, a propuesta de la Comisión y a la lluz de los resultaos alcanzaos nel contestu de l’asociación ente los países y territorios y la Unión, les lleis, lleis marcu, reglamentos y decisiones europeos relativos a les modalidaes y al procedimientu d’asociación ente los países y territorios y la Unión. Diches lleis y lleis marcu ha adoptasen previa consulta al Parlamentu Européu


TÍTULU V. AICIÓN ESTERIOR DE LA UNIÓN[edit]

CAPÍTULU I. DISPOSICIONES D’APLICACIÓN XENERAL[edit]

ARTÍCULU III-292 1. l’acción de la Unión na escena internacional ha basase nos principios qu’hen inspiráu la so creación, desendolque y ampliación y que pretende fomentar nel restu del mundu: la democracia, l’Estáu de Derechu, la universalidá ya indivisibilidá de los derechos humanos y de les llibertaes fundamentales, el respetu de la dignidá humana, los principios d’igualdá y solidariedá y el respetu de los principios de la Carta de les Naciones Uníes y del Derechu internacional. La Unión procurará desendolcar rellaciones y crear asociaciones colos terceros países y coles organizaciones internacionales, rexonales o mundiales que comparten los principios mentaos nel primer párrafu. Propiciará soluciones multilaterales a los problemes comunes, particular nel marcu de les Naciones Uníes. 2. La Unión ha definir y executará polítiques comunes y acciones y s’esforciará por llograr un altu grau de cooperación en tolos ámbitos de les rellaciones internacionales cola fin de: a) defender los sos valores, intereses fundamentales, seguridá, independencia ya integridá; b) consolidar y respaldar la democracia, l’Estáu de Derechu, los derechos humanos y los principios del Derechu internacional; c) mantener la paz, prevenir los conflictos y fortalecer la seguridá internacional, conforme a los propósitos y principios de la Carta de les Naciones Uníes, asina como a los principios del Acta Final de Helsinki y a los oxetivos de la Carta de París, incluyíos los rellacionaos coles fronteres esteriores; d) apoyar el desendolque sostenible nos planos económicu, social y mediambiental de los países en desendolque, col oxetivu fundamental d’erradicar la probeza; e) fomentar la integración de tolos países na economía mundial, ente otres coses pentemedies de la supresión progresiva de los obstáculos al comerciu internacional; f) contribuir a ellaborar midíes internacionales de protección y meyora de la calidá del mediambiente y de la xestión sostenible de los recursos naturales mundiales, pa llograr el desendolque sostenible; g) ayudar a les poblaciones, países y rexones que s’enfrenten a catástrofes naturales o d’orixe humanu; y h) promover un sistema internacional basáu nuna cooperación multilateral sólida y nuna bona gobernanza mundial. 3. La Unión ha respetar los principios y ha persiguir los oxetivos mentaos nos apartaos 1 y 2 al formular y perfacer la so acción esterior nos distintos ámbitos que trata’l presente Títulu, asina como los aspectos esteriores de les sos demás polítiques. La 118 Unión ha velar por mantener la coherencia ente los distintos ámbitos de la so acción esterior y ente éstos y les sos demás polítiques. El Conseyu y la Comisión, asistíos pol Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, han garantizar dicha coherencia y han cooperar a tal efectu. ARTÍCULU III-293 1. Basándose nos principios y oxetivos enumberaos nel artículu III-292, el Conseyu Européu ha determinar los intereses y oxetivos estratéxicos de la Unión. Les decisiones europees del Conseyu Européu sobre los intereses y oxetivos estratéxicos de la Unión han tratar de la política esterior y de seguridá común y d’otros ámbitos de l’acción esterior de la Unión. Podrán referise a les rellaciones de la Unión con un país o una rexón, o tener un plantegamientu temáticu. Definirán la so duración y los medios qu’habrán facilitar la Unión y los Estaos miembros. El Conseyu Européu ha pronunciase por unanimidá, basándose nuna recomendación del Conseyu adoptada por ésti según les modalidaes previstes pa cada ámbitu. Les decisiones europees del Conseyu Européu ha executasen con arreglu a los procedimientos afitaos na Constitución. 2. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión nel ámbitu de la política esterior y de seguridá común, y la Comisión nos demás ámbitos de l’acción esterior, van poder presentar propuestes conxuntes al Conseyu.


CAPÍTULU II.POLÍTICA ESTERIOR Y DE SEGURIDÁ COMÚN[edit]

SEICIÓN 1 DISPOSICIONES COMUNES

ARTÍCULU III-294 1. Nel marcu de los principios y oxetivos de la so acción esterior, la Unión ha definir y ha aplicar una política esterior y de seguridá común qu’abarque tolos ámbitos de la política esterior y de seguridá. 2. Los Estaos miembros han apoyar activamente y ensin reserves la política esterior y de seguridá común, con espíritu de llealtá y solidariedá mutua. Los Estaos miembros han actuar concertadamente pa fortalecer y desendolcar la so solidariedá política mutua. Han abstenese de toa acción que seya contraria a los intereses de la Unión o que pueda amenorgar la so eficacia como fuerza de cohesión nes rellaciones internacionales. El Conseyu y el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión han velar por que se respeten estos principios. 3. La Unión ha perfacer la política esterior y de seguridá común: a) definiendo les sos orientaciones xenerales; 119 b) adoptando decisiones europees poles que s’establezan: i) les acciones que va realizar la Unión, ii) les posiciones que va adoptar la Unión, iii) les modalidaes d’execución de les decisiones europees acolumbraes nos incisos i) y ii); c) fortaleciendo la cooperación sistemática ente los Estaos miembros pa perfacer los sos polítiques. ARTÍCULU III-295 1. El Conseyu Européu ha definir les orientaciones xenerales de la política esterior y de seguridá común, tamién respecto de los asuntos que tengan repercusiones nel ámbitu de la defensa. Si un acontecimientu internacional asina lo esixe, el Presidente del Conseyu Européu ha convocar una xunta estraordinaria del Conseyu Européu pa definir les llinies estratéxiques de la política de la Unión ante dichu acontecimientu. 2. Basándose nes orientaciones xenerales y nes llinies estratéxiques definíes pol Conseyu Européu, el Conseyu ha adoptar les decisiones europees necesaries pa definir y aplicar la política esterior y de seguridá común. ARTÍCULU III-296 1. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, qu’ha presidir el Conseyu d’Asuntos Esteriores, ha contribuir coles sos propuestes a ellaborar la política esterior y de seguridá común y encargase d’executar les decisiones europees adoptaes pol Conseyu Européu y el Conseyu. 2. El Ministru d’Asuntos Esteriores ha representar a la Unión nes materies concernientes a la política esterior y de seguridá común. Ha dirixir el diálogu políticu con terceros en nome de la Unión y espresar la posición de la Unión nes organizaciones internacionales y nes conferencies internacionales. 3. Nel exerciciu del so mandatu, el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha sofitase nun serviciu européu d’acción esterior. Esti serviciu ha trabayar en collaboración colos servicios diplomáticos de los Estaos miembros y ha tar compuestu por funcionarios de los servicios competentes de la Secretaría Xeneral del Conseyu y de la Comisión y por personal en comisión de servicios de los servicios diplomáticos nacionales. La organización y el funcionamientu del serviciu européu d’acción esterior han afitase pentemedies de decisión europea del Conseyu, que s’ha pronunciar a propuesta del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, previa consulta al Parlamentu Européu y previa aprobación de la Comisión. ARTÍCULU III-297 1. Cuando una situación internacional esixa una acción operativa de la Unión, el Conseyu ha adoptar les decisiones europees necesaries. Estes decisiones han fixar los 120 oxetivos, l’alcance y los medios qu’heba que facilitar a la Unión, asina como les condiciones d’execución de l’acción y, si ye necesario, la so duración. Si se produz un cambiu de circunstancies con clara incidencia sobre un asuntu que seya oxetu d’una decisión europea, el Conseyu ha revisar los principios y oxetivos de dicha decisión y adoptar les decisiones europees necesaries. 2. Les decisiones europees acolumbraes nel apartáu 1 han ser venceyantes pa los Estaos miembros al adoptar la so posición y al perfacer la so acción. 3. Siempre que se prevea adoptar una posición nacional o entamar una acción nacional n’aplicación d’una decisión europea acolumbrada nel apartáu 1, l’Estáu miembru interesáu ha proporcionar información nun tope que permita, en casu necesariu, una concertación previa nel sen del Conseyu. La obligación d’información previa nun ha aplicase a les midíes que constitúin una mera tresposición de la decisión al ámbitu nacional. 4. En casu d’imperiosa necesidá derivada de la evolución de la situación y a falta d’una revisión de la decisión europea acolumbrada nel apartáu 1, los Estaos miembros van poder adoptar con calter d’urxencia les midíes que seyan de rigor, teniendo en cuenta los oxetivos xenerales de dicha decisión. L’Estáu miembru qu’adopte midíes tales ha informar d’ello inmediato al Conseyu. 5. Si un Estáu miembru tien dificultaes importantes p’aplicar una decisión europea acolumbrada nel presente artículu, ha plantegar l’asuntu al Conseyu, que tien de delliberar al respective y ha tratar d’afayar les soluciones adecuaes. Estes soluciones nun pueden ser contraries a los oxetivos de l’acción nin amenorgar la so eficacia. ARTÍCULU III-298 El Conseyu ha adoptar decisiones europees que definen la posición de la Unión sobre un asuntu concretu de calter xeográficu o temáticu. Los Estaos miembros han velar por que les sos polítiques nacionales seyan acordes coles posiciones de la Unión. ARTÍCULU III-299 1. Cualquier Estáu miembru, el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, o ésti col apoyu de la Comisión, va poder plantegar al Conseyu cualquier cuestión rellacionada cola política esterior y de seguridá común y presenta-y respectivamente iniciatives o propuestes. 2. Nos casos qu’esixen una decisión rápida, el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha convocar, d’oficiu o a pitición d’un Estáu miembru, una xunta estraordinaria del Conseyu, nun tope de cuarenta y ocho hores o, en casu de necesidá absoluta, nun tope más breve. 121 ARTÍCULU III-300 1. El Conseyu ha adoptar por unanimidá les decisiones europees acolumbraes nel presente Capítulu. Si un miembru del Conseyu s’abstién nuna votación, va poder completar la so abstención con una declaración oficial. Nesi casu, nun ha tar obligáu a aplicar la decisión europea, pero ha almitir qu’ésta seya venceyante pa la Unión. Con espíritu de solidariedá mutua, l’Estáu miembru de que se trate ha abstenese de cualquier acción que pueda entrar en conflictu cola acción de la Unión basada en dicha decisión o torgala, y los demás Estaos miembros han respetar la so posición. Si’l númberu de miembros del Conseyu que completa la so abstención con tala declaración representa siquier un terciu de los Estaos miembros qu’atropen como mínimu un terciu de la población de la Unión, nun ha adoptase la decisión. 2. Magar lo dispuesto nel apartáu 1, el Conseyu ha pronunciase por mayoría cualificada cuando adopte: a) una decisión europea qu’estableza una acción o una posición de la Unión a partir d’una decisión europea del Conseyu Européu relativa a los intereses y oxetivos estratéxicos de la Unión prevista nel apartáu 1 del artículu III-293; b) una decisión europea qu’estableza una acción o una posición de la Unión a partir d’una propuesta presentada pol Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión en respuesta a una pitición específica que’l Conseyu Européu-y dirixera bien por propia iniciativa, bien por iniciativa del Ministru; c) una decisión europea pola que s’aplique una decisión europea qu’estableza una acción o una posición de la Unión; d) una decisión europea relativa al nomamientu d’un representante especial acordies col artículu III-302. Si un miembru del Conseyu declara que, por motivos vitales y esplícitos de política nacional, tien intención d’oponese a l’adopción d’una decisión europea que se tenga d’adoptar por mayoría cualificada, nun s’ha proceder a la votación. El Ministru d’Asuntos Esteriores ha tentar d’afayar, en contactu arratáu col Estáu miembru de que se trate, una solución aceptable pa ésti. De nun s’afayar dicha solución, el Conseyu, por mayoría cualificada, va poder pidir que l’asuntu se remita al Conseyu Européu pa qu’adopte al respecto una decisión europea por unanimidá. 3. De conformidá col apartáu 7 del artículu I-40, el Conseyu Européu va poder adoptar por unanimidá una decisión europea qu’estableza que’l Conseyu se pronuncie por mayoría cualificada en casos distintos de los previstos nel apartáu 2 del presente artículu. 4. Los apartaos 2 y 3 nun s’han aplicar a les decisiones que tengan repercusiones militares o nel ámbitu de la defensa. ARTÍCULU III-301 1. Cuando’l Conseyu Européu o’l Conseyu afitaren un enfoque común de la Unión nel sen del apartáu 5 del artículu I-40, el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión y los 122 Ministros d’Asuntos Esteriores de los Estaos miembros han coordinar la so actuación nel sen del Conseyu. 2. Les misiones diplomátiques de los Estaos miembros y les delegaciones de la Unión nos terceros países y ante les organizaciones internacionales han cooperar ente sí y han contribuir a la formulación y puesta en práctica del enfoque común mentáu nel apartáu 1. ARTÍCULU III-302 El Conseyu va poder nomar, a propuesta del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, un representante especial al qu’ha conferir un mandatu en rellación con cuestiones polítiques específiques. El representante especial ha exercer el so mandatu baxo l’autoridá del Ministru. ARTÍCULU III-303 La Unión va poder celebrar alcuerdos con ún o varios Estaos u organizaciones internacionales nos ámbitos que trata’l presente Capítulu. ARTÍCULU III-304 1. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha consultar ya informar al Parlamentu Européu, acordies col apartáu 8 del artículu I-40 y col apartáu 8 del artículu I-41. Ha velar por que se tengan en cuenta apode les opiniones del Parlamentu Européu. Los representantes especiales van poder tar asociaos a la información al Parlamentu Européu. 2. El Parlamentu Européu va poder dirixir preguntes o formular recomendaciones al Conseyu y al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. Ha celebrar dos vegaes al añu un debate sobre los avances realizaos na puesta en práctica de la política esterior y de seguridá común, incluyida la política común de seguridá y defensa. ARTÍCULU III-305 1. Los Estaos miembros han coordinar la so acción nes organizaciones internacionales y nes conferencies internacionales. Los Estaos miembros han defender nesos foros les posiciones de la Unión. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha organizar dicha coordinación. Nes organizaciones internacionales y nes conferencies internacionales nes que nun participen tolos Estaos miembros, aquéllos que participen han defender les posiciones de la Unión. 2. De conformidá col apartáu 2 del artículu I-16, los Estaos miembros representaos n’organizaciones internacionales o en conferencies internacionales nes que nun participen tolos Estaos miembros han mantener informaos a los demás, asina como al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, sobre cualquier asuntu que presente un interés común. Los Estaos miembros que tamién seyan miembros del Conseyu de 123 Seguridá de les Naciones Uníes han concertase y caltener informaos apode a los demás Estaos miembros y al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. Los Estaos miembros que seyan miembros del Conseyu de Seguridá habrán defender, nel desempeñu de les sos funciones, les posiciones ya intereses de la Unión, ensin perxuiciu de les responsabilidaes que-yos incumben en virtú de la Carta de les Naciones Uníes. Cuando la Unión definiera una posición sobre un tema incluyíu nel orde del día del Conseyu de Seguridá de les Naciones Uníes, los Estaos miembros que seyan miembros d’ésti han pidir que s’invite al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión a presentar la posición de la Unión. ARTÍCULU III-306 Les misiones diplomátiques y consulares de los Estaos miembros y les delegaciones de la Unión nos terceros países y nes conferencies internacionales, asina como les sos representaciones ante les organizaciones internacionales, han cooperar pa garantizar el respetu y la execución de les decisiones europees qu’establezan posiciones o acciones de la Unión adoptaes en virtú del presente Capítulu. Han intensificar la so cooperación intercambiando información y realizando valoraciones comunes. Han contribuir a l’aplicación del derechu de los ciudadanos europeos a gociar de protección nel territoriu de terceros países, afitáu na lletra c) del apartáu 2 del artículu I-10, asina como de les midíes adoptaes n’aplicación del artículu III-127. ARTÍCULU III-307 1. Ensin perxuiciu del artículu III-344, un Comité Políticu y de Seguridá ha siguir la situación internacional nos ámbitos concernientes a la política esterior y de seguridá común y ha contribuir a definir les polítiques emitiendo dictámenes dirixíos al Conseyu, bien a pitición d’ésti o del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, bien por propia iniciativa. Poles mesmes, ha supervisar la execución de les polítiques acordaes, ensin perxuiciu de les competencies del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. 2. Nel marcu del presente Capítulu, el Comité Políticu y de Seguridá ha exercer, baxo la responsabilidá del Conseyu y del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, el control políticu y la dirección estratéxica de les operaciones de xestión de crisis acolumbraes nel artículu III-309. A efectos d’una operación de xestión de crisis y pa la duración de la mesma, tal como les determine’l Conseyu, ésti va poder autorizar al Comité a adoptar les midíes adecuaes no que se refier al control políticu y a la dirección estratéxica de la operación. ARTÍCULU III-308 La execución de la política esterior y de seguridá común nun ha afectar a l’aplicación de los procedimientos y al alcance respectivu de les atribuciones de les instituciones afitaos na Constitución pal exerciciu de les competencies de la Unión mentaes nos artículos I- 13 a I-15 y nel artículu I-17. Poles mesmes, la execución de les polítiques mentaes en dichos artículos nun ha afectar a l’aplicación de los procedimientos y al alcance 124 respectivu de les atribuciones de les instituciones afitaos na Constitución pal exerciciu de les competencies de la Unión en virtú del presente Capítulu. SECCIÓN 2. POLÍTICA COMÚN DE SEGURIDÁ Y DEFENSA ARTÍCULU III-309 1. Les misiones acolumbraes nel apartáu 1 del artículu I-41, nes que la Unión va poder recurrir a medios civiles y militares, han abarcar les actuaciones conxuntes en materia de desarme, les misiones humanitaries y de rescate, les misiones d’asesoramientu y asistencia en cuestiones militares, les misiones de prevención de conflictos y de caltenencia de la paz, les misiones nes qu’intervengan fuerces de combate pa la xestión de crisis, incluyíes les misiones de restablecimientu de la paz y les operaciones d’estabilización al términu de los conflictos. Toes estes misiones van poder contribuir a la llucha contra’l terrorismu, ente otres coses pentemedies de l’apoyu emprestáu a terceros países pa combatilu nel so territoriu. 2. El Conseyu ha adoptar les decisiones europees relatives a les misiones acolumbraes nel apartáu 1, y nelles ha definir l’oxetivu y l’alcance d’estes misiones y les normes xenerales de la so execución. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, baxo l’autoridá del Conseyu y en contactu arratáu y permanente col Comité Políticu y de Seguridá, ha facese cargu de la coordinación de los aspectos civiles y militares de diches misiones. ARTÍCULU III-310 1. Nel marcu de les decisiones europees qu’adopte acordies col artículu III-309, el Conseyu va poder encomendar la realización d’una misión a un grupu d’Estaos miembros que lo quieran y que dispongan de les capacidaes necesaries pa misión tala. La xestión de la misión ha alcordase ente dichos Estaos miembros, n’asociación col Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. 2. Los Estaos miembros que participen na realización de la misión informarán periódicamente al Conseyu acerca del desendolque de la mesma, por propia iniciativa o a pitición d’un Estáu miembru. Los Estaos miembros participantes han comunicar d’inmediatu al Conseyu si la realización de la misión acarrea consecuencies importantes o esixe una modificación del oxetivu, alcance o condiciones de la misión afitaos nes decisiones europees a que se refier l’apartáu 1. En tales casos, el Conseyu ha adoptar les decisiones europees necesaries. ARTÍCULU III-311 1. l’axencia nel ámbitu del desendolque de les capacidaes de defensa, la investigación, l’adquisición y l’armamentu (Axencia Europea de Defensa) creada pol apartáu 3 del artículu I-41 ha tar baxo l’autoridá del Conseyu y ha tener les siguientes funciones: 125 a) contribuir a identificar los oxetivos de capacidaes militares de los Estaos miembros y a evaluar el respetu de los compromisos de capacidaes contrayíos polos Estaos miembros; b) fomentar l’harmonización de les necesidaes operatives y l’adopción de métodos d’adquisición eficaces y compatibles; c) proponer proyectos multilaterales pa cumplir los oxetivos de capacidaes militares y coordinar los programes executaos polos Estaos miembros y la xestión de programes de cooperación específicos; d) apoyar la investigación sobre tecnoloxía de defensa y coordinar y planificar actividaes d’investigación conxuntes y estudios de soluciones técniques que respuenden a les futures necesidaes operatives; e) contribuir a identificar y, nel so casu, aplicar cualquier midida oportuna pa reforciar la base industrial y tecnolóxica del sector de la defensa y pa meyorar la eficacia de los gastos militares. 2. Podrán participar na Axencia Europea de Defensa tolos Estaos miembros que lo quieran. El Conseyu ha adoptar por mayoría cualificada una decisión europea na que s’ha determinar l’Estatutu, la sede y la forma de funcionamientu de l’axencia. La decisión ha tener en cuenta’l grau de participación efectiva nes actividaes de l’axencia. Dientro d’ésta se constituirán grupos específicos, formaos polos Estaos miembros que realicen proyectos conxuntos. La Axencia desempeñará les sos funciones manteniéndose, en casu necesariu, en contactu cola Comisión. ARTÍCULU III-312 1. Los Estaos miembros que quieran participar na cooperación estructurada permanente mentada nel apartáu 6 del artículu I-41 y qu’atropen los criterios y asumen los compromisos en materia de capacidaes militares que figuren nel Protocolu sobre la cooperación estructurada permanente notificarán la so intención al Conseyu y al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. 2. Nun tope de trés meses a partir de la notificación mentada nel apartáu 1, el Consexu ha adoptar una decisión europea pola que s’estableza la cooperación estructurada permanente y se fixe la llista de los Estaos miembros participantes. El Conseyu ha pronunciase por mayoría cualificada previa consulta al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. 3. Cualquier Estáu miembru que, con posterioridá, quiera participar na cooperación estructurada permanente, notificará el so intención al Conseyu y al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. El Conseyu ha adoptar una decisión europea pola que se confirme la participación del Estáu miembru de que se trate, que cumpla los criterios y asuma los compromisos acolumbraos nos artículos 1 y 2 del Protocolu sobre la cooperación estructurada permanente. El Conseyu ha pronunciase por mayoría cualificada previa consulta al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. Únicamente participarán na votación los miembros del Conseyu que representen a los Estaos miembros participantes. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de los miembros del Conseyu que represente a los Estaos miembros participantes qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de dichos Estaos. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu de miembros del Conseyu que 126 represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, máa un miembru, a falta de lo cual la mayoría cualificada ha considerase alcanzada. 4. Si un Estáu miembru participante yá nun cumple los criterios o yá nun puede asumir los compromisos acolumbraos nos artículos 1 y 2 del Protocolu sobre la cooperación estructurada permanente, el Conseyu va poder adoptar una decisión europea pola que se suspenda la participación de dichu Estáu. El Conseyu ha pronunciase por mayoría cualificada. Únicamente participarán na votación los miembros del Conseyu que representen a los Estaos miembros participantes, con escepción del Estáu miembru de que se trate. La mayoría cualificada ha definise como un mínimu del 55% de los miembros del Conseyu que represente a los Estaos miembros participantes qu’atropen como mínimu’l 65% de la población de dichos Estaos. Una minoría de bloquéu ha tar compuesta siquier pol númberu mínimu de miembros del Conseyu que represente más del 35% de la población de los Estaos miembros participantes, mas un miembru, a falta de lo que la mayoría cualificada s’ha considerar alcanzada. 5. Si un Estáu miembru participante decide abandonar la cooperación estructurada permanente, notificará la so decisión al Conseyu, que tomará nota de que finalizó la participación d’esi Estáu miembru. 6. Les decisiones europees y les recomendaciones del Conseyu nel marcu de la cooperación estructurada permanente, distintes de les acolumbraes nos apartaos 2 a 5, ha adoptasen por unanimidá. A efectos de l’aplicación del presente apartáu, la unanimidá ha tar constituyida únicamente polos votos de los representantes de los Estaos miembros participantes. SECCIÓN 3. DISPOSICIONES FINANCIERES ARTÍCULU III-313 1. Los gastos alministrativos que l’aplicación del presente Capítulu ocasione a les instituciones han imputase al Presupuestu de la Unión. 2. Los gastos operativos ocasionaos pola aplicación del presente Capítulu tamién han imputase al Presupuestu de la Unión, esceptu los derivaos de les operaciones que tengan repercusiones militares o nel ámbitu de la defensa y los casos en que’l Conseyu decida otra cosa. Cuando un gastu nun s’impute al Presupuestu de la Unión, ha ser sufragáu polos Estaos miembros con arreglu a una clave de repartu basada nel productu nacional brutu, a menos que’l Conseyu decida otra cosa. En cuantes a los gastos derivaos de les operaciones que tengan repercusiones militares o nel ámbitu de la defensa, los Estaos miembros de los que los representantes nel Conseyu efectuaren una declaración oficial con arreglu al segundu párrafu del apartáu 1 del artículu III-300 nun van tar obligaos a contribuir a la so financiación. 3. El Conseyu ha adoptar una decisión europea pola que s’estableza los procedimientos específicos pa garantizar l’accesu rápíu a los creitos del Presupuestu de la Unión destinaos a la financiación urxente d’iniciatives nel marcu de la política esterior y de seguridá común, particular los preparativos d’una misión acolumbrada nel apartáu 1 del artículu I-41 y nel artículu III-309. El Conseyu ha pronunciase previa consulta al 127 Parlamentu Européu. Los preparativos de les misiones acolumbraes nel apartáu 1 del artículu I-41 y nel artículu III-309 que nun s’imputen al Presupuestu de la Unión financiaránse pentemedies d’un fondu inicial constituyíu por contribuciones de los Estaos miembros. El Conseyu ha adoptar por mayoría cualificada, a propuesta del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, les decisiones europees qu’establezan: a) les modalidaes de constitución y de financiación del fondu inicial, particular los importes financieros asignaos al mesmu; b) les modalidaes de xestión del fondu inicial; c) les modalidaes de control financieru. Cuando la misión prevista acordies col apartáu 1 del artículu I-41 y l’artículu III-309 nun pueda imputase al Presupuestu de la Unión, el Conseyu autorizará al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión a utilizar dichu fondu. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha informar al Conseyu acerca de la execución d’esti mandatu.

CAPÍTULU III. POLÍTICA COMERCIAL COMÚN[edit]

ARTÍCULU III-314 Mediante l’establecimientu d’una unión aduanera acordies col artículu III-151, la Unión ha contribuir, nel interés común, al desendolque harmoniosu del comerciu mundial, a la supresión progresiva de les restricciones a los intercambios internacionales y a les inversiones estranxeres directes, asina como a la reducción de les barreres arancelaries y d’otru tipu. ARTÍCULU III-315 1. La política comercial común ha basase en principios uniformes, particular polo que se refier a les modificaciones arancelaries, la celebración d’alcuerdos arancelarios y comerciales relativos a los intercambios de mercancies y de servicios, y los aspectos comerciales de la propiedá intelectual ya industrial, les inversiones estranxeres directes, la uniformización de les midíes de lliberalización, la política d’esportación, asina como les midíes de protección comercial, ente elles les que tengan que s’adoptar en casu de dumping y subvenciones. La política comercial común ha perfacese nel marcu de los principios y oxetivos de l’acción esterior de la Unión. 2. La llei europea ha afitar les midíes poles que se defín el marcu d’aplicación de la política comercial común. 128 3. En casu de que deban negociase y celebrase alcuerdos con ún o más terceros países u organizaciones internacionales, ha aplicase l’artículu III-325, ensin perxuiciu de les disposiciones específiques del presente artículu. La Comisión ha presentar recomendaciones al Conseyu, que l’autorizará a entamar les negociaciones necesaries. Corresponderá al Conseyu y a la Comisión velar por que los alcuerdos negociaos seyan compatibles coles polítiques y normes internes de la Unión. La Comisión llevará a cabu diches negociaciones en consulta con un comité especial designáu pol Conseyu p’asistirla en dicha tarea y con arreglu a les directrices que’l Conseyu pueda dirixirle. La Comisión ha informar periódicamente al comité especial y al Parlamentu Européu de la marcha de les negociaciones. 4. Pa la negociación y celebración de los alcuerdos mentaos nel apartáu 3, el Conseyu ha decidir por mayoría cualificada. Pa la negociación y celebración d’alcuerdos nos ámbitos del comerciu de servicios y de los aspectos comerciales de la propiedá intelectual ya industrial, asina como de les inversiones estranxeres directes, el Conseyu ha pronunciase por unanimidá cuando dichos alcuerdos contengan disposiciones nes que se requier la unanimidá pal adopción de normes internes. El Conseyu ha pronunciase tamién por unanimidá pa la negociación y la celebración d’alcuerdos: a) nel ámbitu del comerciu de servicios culturales y audiovisuales, cuando dichos alcuerdos pueden perxudicar a la diversidá cultural y llingüística de la Unión; b) nel ámbitu del comerciu de servicios sociales, educativos y sanitarios, cuando dichos alcuerdos pueden perturbar gravemente la organización nacional de dichos servicios y perxudicar a la responsabilidá de los Estaos miembros na prestación de los mesmos. 5. La negociación y la celebración d’alcuerdos internacionales nel ámbitu de los tresportes han rixise pola Sección 7 del Capítulu III del Títulu III y pol artículu III-325. 6. L’exerciciu de les competencies atribuyíes pol presente artículu nel ámbitu de la política comercial común nun ha afectar a la delimitación de les competencies ente la Unión y los Estaos miembros nin conllevar una harmonización de les disposiciones llegales o reglamentaries de los Estaos miembros na midida en que la Constitución escluya dicha harmonización.


CAPÍTULU IV.COOPERACIÓN CON TERCEROS PAÍSES Y AYUDA HUMANITARIA[edit]

SEICIÓN 1. COOPERACIÓN PAL DESENDOLQUE

ARTÍCULU III-316 1. La política de la Unión nel ámbitu de la cooperación pal desendolque ha perfacese nel marcu de los principios y oxetivos de l’acción esterior de la Unión. Les polítiques de cooperación pal desendolque de la Unión y de los Estaos miembros han complementase y reforciase mutuamente. L’oxetivu principal de la política de la Unión nesti ámbitu ha ser la reducción y, finalmente, la erradicación de la probeza. La Unión ha tener en cuenta los oxetivos de la cooperación pal desendolque al aplicar les polítiques que pueden afectar a los países en desendolque. 2. La Unión y los Estaos miembros han respetar los compromisos y han tener en cuenta los oxetivos qu’aprobaren nel marcu de les Naciones Uníes y de les demás organizaciones internacionales competentes. ARTÍCULU III-317 1. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries pa executar la política de cooperación pal desendolque, que van poder referise a programes pluriañales de cooperación con países en desendolque o a programes que tengan un enfoque temáticu. 2. La Unión va poder celebrar colos terceros países y coles organizaciones internacionales competentes cualquier alcuerdu adecuáu pa la consecución de los oxetivos enunciaos nos artículos III-292 y III-316. El primer párrafu ha entendese ensin perxuiciu de les competencies de los Estaos miembros pa negociar nos foros internacionales y celebrar alcuerdos. 3. El Bancu Européu d’Inversiones ha contribuir, nes condiciones fixaes polos sos Estatutos, a la execución de les midíes acolumbraes nel apartáu 1. ARTÍCULU III-318 1. Con oxetu de favorecer la complementariedá y la eficacia de la so actuación, la Unión y los Estaos miembros han coordinar les sos polítiques de cooperación pal desendolque y concertarán los sos programes d’ayuda, tamién nes organizaciones internacionales y nes conferencies internacionales. Podrán emprender acciones conxuntes. Los Estaos miembros ha contribuir, si ye necesariu, a la execución de los programes d’ayuda de la Unión. 2. La Comisión va poder adoptar cualquier iniciativa adecuada pa fomentar la coordinación a que se refier l’apartáu 1. 3. Nel marcu de les sos respectives competencies, la Unión y los Estaos miembros han cooperar colos terceros países y coles organizaciones internacionales competentes. SECCIÓN 2. COOPERACIÓN ECONÓMICA, FINANCIERA Y TÉCNICA CON TERCEROS PAÍSES ARTÍCULU III-319 1. Ensin perxuiciu de les demás disposiciones de la Constitución, y particular de los artículos III-316 a III-318, la Unión llevará a cabu acciones de cooperación económica, 130 financiera y técnica, ente elles d’ayuda, particular nel ámbitu financieru, con terceros países distintos de los países en desendolque. Estes acciones han ser coherentes cola política de desendolque de la Unión y han perfacese conforme a los principios y oxetivos de la so acción esterior. Les acciones de la Unión y de los Estaos miembros se complementarán y reforciarán mutuamente. 2. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries pal aplicación del apartáu 1. 3. Nel marcu de les sos respectives competencies, la Unión y los Estaos miembros han cooperar colos terceros países y coles organizaciones internacionales competentes. Les formes de cooperación de la Unión van poder ser oxetu d’alcuerdos ente ésta y les terceres partes interesaes. El primer párrafu ha entendese ensin perxuiciu de les competencies de los Estaos miembros pa negociar nos foros internacionales y celebrar alcuerdos. ARTÍCULU III-320 Cuando la situación nun tercer país requiera que la Unión empreste ayuda financiera urxente, el Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, les decisiones europees necesaries. SECCIÓN 3. AYUDA HUMANITARIA ARTÍCULU III-321 1. Les acciones de la Unión nel ámbitu de l’ayuda humanitaria se llevarán a cabu nel marcu de los principios y oxetivos de l’acción esterior de la Unión. Diches acciones han tener por oxetu, en casos concretos, emprestar asistencia y socorru a les poblaciones de los terceros países víctimes de catástrofes naturales o d’orixe humanu, y protexerles, pa facer frente a les necesidaes humanitaries resultantes d’eses diverses situaciones. Les acciones de la Unión y de los Estaos miembros se complementarán y reforciarán mutuamente. 2. Les acciones d’ayuda humanitaria han perfacese conforme a los principios del Derechu internacional y a los principios d’imparcialidá, neutralidá y non discriminación. 3. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes que determinen el marcu nel que s’han realizar les acciones d’ayuda humanitaria de la Unión. 4. La Unión va poder celebrar colos terceros países y coles organizaciones internacionales competentes cualquier alcuerdu adecuáu pa la consecución de los oxetivos enunciaos nel apartáu 1 y nel artículu III-292. El primer párrafu ha entendese ensin perxuiciu de les competencies de los Estaos miembros pa negociar nos foros internacionales y celebrar alcuerdos. 5. Al envís d’afitar un marcu pa que los xóvenes europeos pueden aportar contribuciones comunes a les acciones d’ayuda humanitaria de la Unión, crearáse un 131 Cuerpu Voluntariu Européu d’Ayuda Humanitaria. La llei europea ha fixar el so Estatutu y les sos normes de funcionamientu. 6. La Comisión va poder adoptar cualquier iniciativa adecuada pa fomentar la coordinación ente les acciones de la Unión y les de los Estaos miembros, con oxetu d’aumentar la eficacia y la complementariedá de los mecanismos de la Unión y de los mecanismos nacionales d’ayuda humanitaria. 7. La Unión ha velar por que les sos acciones d’ayuda humanitaria tean coordinaes y seyan coherentes coles de les organizaciones y organismos internacionales, particular los que formen parte del sistema de les Naciones Uníes.


CAPÍTULU V. MIDÍES RESTRICTIVES[edit]

ARTÍCULU III-322 1. Cuando una decisión europea adoptada acordies col Capítulu II prevea la interrupción o la reducción, total o parcial, de les rellaciones económiques y financieres con ún o varios terceros países, el Conseyu ha adoptar por mayoría cualificada, a propuesta conxunta del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión y de la Comisión, los reglamentos o decisiones europeos necesarios. Ha informar d’ello al Parlamentu Européu. 2. Cuando una decisión europea adoptada acordies col Capítulu II asina lo prevea, el Conseyu va poder adoptar pol procedimientu afitáu nel apartáu 1 midíes restrictives contra persones físiques o xurídiques, grupos o entidaes nun estatales. 3. Los actos acolumbraos nel presente artículu han incluir les disposiciones necesaries en materia de garantíes xurídiques.


CAPÍTULU VI. ALCUERDOS INTERNACIONALES[edit]

ARTÍCULU III-323 1. La Unión va poder celebrar un alcuerdu con ún o varios terceros países u organizaciones internacionales cuando la Constitución asina lo prevea o cuando la celebración d’un alcuerdu bien seya necesaria p’alcanzar, nel contestu de les polítiques de la Unión, dalgún de los oxetivos afitaos na Constitución, bien tea prevista nun actu xurídicamente venceyante de la Unión, o bien pueda afectar a normes comunes o alterar l’alcance de les mesmes. 132 2. Los alcuerdos celebraos pola Unión venceyarán a les instituciones de la Unión y a los Estaos miembros. ARTÍCULU III-324 La Unión va poder celebrar un alcuerdu d’asociación con ún o varios terceros países u organizaciones internacionales p’afitar una asociación qu’entrañe derechos y obligaciones recíprocos, acciones en común y procedimientos particulares. ARTÍCULU III-325 1. Ensin perxuiciu de les disposiciones particulares del artículu III-315, pa la negociación y celebración d’alcuerdos ente la Unión y terceros países u organizaciones internacionales ha aplicar se’l procedimientu siguiente. 2. El Conseyu autorizará l’apertura de negociaciones, ha aprobar les directrices de negociación, autorizará la firma y celebrará los alcuerdos. 3. La Comisión, o’l Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión cuando l’alcuerdu previstu se refiera esclusiva o principalmente a la política esterior y de seguridá común, ha presentar recomendaciones al Conseyu, qu’ha adoptar una decisión europea pola que s’autorice l’apertura de negociaciones y ha designar, en función de la materia del alcuerdu previstu, al negociador o al xefe del equipu de negociación de la Unión. 4. El Conseyu va poder dictar directrices al negociador y designar un comité especial, al qu’habrá consultase per les negociaciones. 5. El Conseyu ha adoptar, a propuesta del negociador, una decisión europea pola que s’autorice la firma del alcuerdu y, nel so casu, la so aplicación provisional enantes de la entrada en vigor. 6. El Conseyu ha adoptar, a propuesta del negociador, una decisión europea de celebración del alcuerdu. Con escepción de los alcuerdos que se refieren esclusivamente a la política esterior y de seguridá común, el Conseyu ha adoptar la decisión europea de celebración del alcuerdu: a) previa aprobación del Parlamentu Européu nos casos siguientes: i. alcuerdos d’asociación; ii) adhesión de la Unión al Conveniu Européu pa la Protección de los Derechos Humanos y de les Llibertaes Fundamentales; iii) alcuerdos que creen un marcu institucional específicu al organizar procedimientos de cooperación; iv) alcuerdos que tengan repercusiones presupuestaries importantes pa la Unión; v) alcuerdos que se refieren a ámbitos a los que s’aplique’l procedimientu lexislativu ordinariu o, si se requier l’aprobación del Parlamentu Européu, el procedimientu lexislativu especial. En casu 133 d’urxencia, el Parlamentu Européu y el Conseyu van poder convenir nun tope pa l’aprobación. b) previa consulta al Parlamentu Européu nos demás casos. El Parlamentu Européu ha emitirel so dictame nun tope que’l Conseyu va poder fixar según la urxencia. De nun s’emitir un dictame al términu de dichu tope, el Conseyu va poder pronunciase. 7. Magar lo dispuesto nos apartaos 5, 6 y 9, el Conseyu, al celebrar un alcuerdu, va poder autorizar al negociador a aprobar, en nome de la Unión, les modificaciones del alcuerdu del que pa l’adopción ésti prevea un procedimientu simplificáu o la intervención d’un órganu creáu pol alcuerdu. El Conseyu va poder supeditar dicha autorización a condiciones específiques. 8. El Conseyu ha pronunciase por mayoría cualificada per tol procedimientu. Ensin embargu, el Conseyu ha pronunciase por unanimidá cuando l’alcuerdu se refiera a un ámbitu nel que se requiera la unanimidá pal adopción d’un actu de la Unión y cuando se trate d’alcuerdos d’asociación y de los alcuerdos previstos nel artículu III-319 colos Estaos candidatos a l’adhesión. 9. El Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión o del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, una decisión europea pola que suspenda l’aplicación d’un alcuerdu y s’establezan les posiciones qu’han adoptase en nome de la Unión nun organismu creáu por un alcuerdu, cuando dichu organismu deba adoptar actos que surten efectos xurídicos, con escepción de los actos que completen o modifiquen el marcu institucional del alcuerdu. 10. Se ha informar cumplida ya inmediatamente al Parlamentu Européu en toles fases del procedimientu. 11. Un Estáu miembru, el Parlamentu Européu, el Conseyu o la Comisión van poder solicitar el dictame del Tribunal de Xusticia sobre la compatibilidá cola Constitución de cualquier alcuerdu previstu. En casu de dictame negativu del Tribunal de Xusticia, l’alcuerdu previstu nun va poder entrar en vigor, sacante en casu de modificación d’ésti o de revisión de la Constitución. ARTÍCULU III-326 1. Magar lo dispuesto nel artículu III-325, el Conseyu, bien por recomendación del Bancu Central Européu, bien por recomendación de la Comisión y previa consulta al Bancu Central Européu cola fin de llograr un consensu compatible col oxetivu de la estabilidá de precios, va poder celebrar alcuerdos formales relativos a un sistema de tipos de cambiu pal euro en rellación coles monedes de terceros Estaos. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta al Parlamentu Européu y con arreglu al procedimientu afitáu nel apartáu 3. El Conseyu, bien por recomendación del Bancu Central Européu, bien por recomendación de la Comisión y previa consulta al Bancu Central Européu cola fin de llograr un consensu compatible col oxetivu de la estabilidá de precios, va poder adoptar, modificar o abandonar los tipos centrales del euro nel sistema de tipos de cambiu. El Presidente del Conseyu ha informar al Parlamentu Européu de l’adopción, modificación o abandonu de los tipos centrales del euro. 134 2. A falta d’un sistema de tipos de cambiu respecto d’una o varies monedes de terceros Estaos con arreglu al apartáu 1, el Conseyu, bien por recomendación del Bancu Central Européu, bien por recomendación de la Comisión y previa consulta al Bancu Central Européu, va poder formular orientaciones xenerales pa la política de tipos de cambiu respecto d’eses monedes. Estes orientaciones xenerales nun afectarán al oxetivu fundamental del Sistema Européu de Bancos Centrales de mantener la estabilidá de precios. 3. Magar lo dispuesto nel artículu III-325, si la Unión tien que negociar alcuerdos sobre cuestiones referentes al réxime monetariu o cambiariu con ún o varios terceros Estaos u organizaciones internacionales, el Conseyu, por recomendación de la Comisión y previa consulta al Bancu Central Européu, ha decidir el procedimientu de negociación y celebración de dichos alcuerdos. Esti procedimientu habrá garantizar que la Unión esprese una posición única. La Comisión ha tar plenamente asociada a les negociaciones. 4. Ensin perxuiciu de les competencies y de los alcuerdos de la Unión nel ámbitu de la unión económica y monetaria, los Estaos miembros van poder negociar nos foros internacionales y celebrar alcuerdos.


====CAPÍTULU VII. RELACIONES DE LA UNIÓN COLES ORGANIZACIONES INTERNACIONALES, TERCEROS PAÍSES Y DELEGACIONES DE LA UNIÓN====

ARTÍCULU III-327 1. La Unión ha afitar tou tipu de cooperación adecuada colos órganos de les Naciones Uníes y de los sos organismos especializaos, el Conseyu d’Europa, la Organización pa la Seguridá y la Cooperación en Europa y la Organización de Cooperación y Desendolque Económicos. La Unión mantendrá tamién rellaciones apropiaes con otres organizaciones internacionales. 2. El Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión y la Comisión s’encargarán d’aplicar lo dispuesto nel presente artículu. ARTÍCULU III-328 1. Les delegaciones de la Unión en terceros países y ante organizaciones internacionales han asumir la representación de la Unión. 2. Les delegaciones de la Unión van tar baxo l’autoridá del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. Actuarán en cooperación arratada coles misiones diplomátiques y consulares de los Estaos miembros.


CAPÍTULU VIII. APLICACIÓN DE LA CLÁUSULA DE SOLIDARIDÁ[edit]

ARTÍCULU III-329 1. Si un Estáu miembru ye oxetu d’un ataque terrorista o víctima d’una catástrofe natural o d’orixe humanu, a pitición de les sos autoridaes polítiques los demás Estaos miembros han empresta-y asistencia. Con esta fin, los Estaos miembros han coordinase nel sen del Conseyu. 2. Les modalidaes d’aplicación pola Unión de la cláusula de solidariedá prevista nel artículu I-43 ha ser definida pentemedies de decisión europea adoptada pol Conseyu, a propuesta conxunta de la Comisión y del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión. Cuando dicha decisión tenga repercusiones nel ámbitu de la defensa, el Conseyu ha pronunciase acordies col apartáu 1 del artículu III-300. Ha informarse al Parlamentu Européu. A efectos del presente apartáu, y ensin perxuiciu del artículu III-344, el Conseyu ha tar asistíu pol Comité Políticu y de Seguridá, col apoyu de les estructures creaes nel marcu de la política común de seguridá y defensa, y pol comité acolumbráu nel artículu III-261, que-y ha presentarn, nel so casu, dictámenes conxuntos. 3. P’asegurar la eficacia de l’actuación de la Unión y de los sos Estaos miembros, el Conseyu Européu ha evaluar de forma periódica les amenaces a que s’enfrenta la Unión.


TÍTULU VI: FUNCIONAMIENTU DE LA UNIÓN[edit]

CAPÍTULU I. DISPOSICIONES INSTITUCIONALES[edit]

SEICIÓN 1. INSTITUCIONES Subsección 1. El Parlamentu Européu ARTÍCULU III-330 1. Una llei o llei marcu europea del Conseyu ha afitar les midíes necesaries pa facer posible la elección de los diputaos al Parlamentu Européu por sufraxu universal directu según un procedimientu uniforme en tolos Estaos miembros o d’alcuerdu con principios comunes a tolos Estaos miembros. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, por 136 iniciativa del Parlamentu Européu y previa aprobación d’ésti, qu’ha pronunciase por mayoría de los miembros que lo componen. Dicha llei o llei marcu ha entrar en vigor una vez que fuera aprobada polos Estaos miembros acordies coles sos respectives normes constitucionales. 2. Una llei europea del Parlamentu Européu regulará l’Estatutu y les condiciones xenerales d’exerciciu de les funciones de los diputaos. El Parlamentu Européu ha pronunciase por propia iniciativa, previu dictame de la Comisión y previa aprobación del Conseyu. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá sobre toa norma o condición relativa al réxime fiscal de los diputaos o de los antiguos diputaos. ARTÍCULU III-331 La llei europea regulará l’Estatutu de los partíos políticos de dimensión europea a que se refier l’apartáu 4 del artículu I-46, y particular les normes relatives a la so financiación. ARTÍCULU III-332 Por decisión de la mayoría de los miembros que lo componen, el Parlamentu Européu va poder solicitar a la Comisión que presente les propuestes oportunes sobre cualquier asuntu qu’a xuiciu d’aquél requiera la ellaboración d’un actu de la Unión p’aplicar la Constitución. Si la Comisión nun presenta nenguna propuesta, comunicará les razones al Parlamentu Européu. ARTÍCULU III-333 En cumplimientu de les sos funciones y a pitición de la cuarta parte de los miembros que lu componen, el Parlamentu Européu va poder constituir una comisión temporal d’investigación pa esaminar, ensin perxuiciu de les atribuciones que la Constitución confier a otres instituciones o ganos, alegaciones d’infracción o de mala alministración na aplicación del Derechu de la Unión, sacante que de los fechos alegaos tea conociendo un órganu xurisdiccional, mentanto nun concluya’l procedimientu xurisdiccional. La esistencia de la comisión temporal d’investigación ha terminar cola presentación del so informe. Una llei europea del Parlamentu Européu regulará les modalidaes del exerciciu del derechu d’investigación. El Parlamentu Européu ha pronunciase por propia iniciativa, previa aprobación del Conseyu y de la Comisión. ARTÍCULU III-334 De conformidá cola lletra d) del apartáu 2 del artículu I-10, cualquier ciudadanu de la Unión, asina como cualquier persona física o xurídica que resida o tenga’l so domiciliu social nun Estáu miembru, ha tener derechu a presentar al Parlamentu Européu, individualmente o asociáu con otres persones, una pitición sobre un asuntu propiu de los ámbitos d’actuación de la Unión que-y afecte directamente. 137 ARTÍCULU III-335 1. El Parlamentu Européu ha elexir al Defensor del Pueblu Européu. Éste, acordies cola lletra d) del apartáu 2 del artículu I-10 y col artículu I-49, ha tar facultáu pa recibir les quexes de tou ciudadanu de la Unión, o de toa persona física o xurídica que resida o tenga’l so domiciliu social nun Estáu miembru, relatives a casos de mala alministración na actuación de les instituciones, órganos u organismos de la Unión, con esclusión del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea nel exerciciu de les sos funciones xurisdiccionales. Nel desempeñu de les sos funciones, el Defensor del Pueblu ha perfacer les investigaciones que considere xustificaes, cuándo por propia iniciativa, cuándo a partir de les quexes recibíes directamente o al través d’un diputáu al Parlamentu Européu, nun siendo que los fechos alegaos seyan o fueren oxetu d’un procedimientu xurisdiccional. En comprobando’l Defensor del Pueblu un casu de mala alministración, ha dar razón d’él a la institución, órganu u organismu interesáu, qu’ha disponer d’un tope de trés meses pa esponer la so posición al Defensor del Pueblu. Ésti ha remitir a continuación un informe al Parlamentu Européu y a la institución, órganu u organismu de que se trate. La persona de quien emane la quexa ha ser informada del resultáu d’estes investigaciones. El Defensor del Pueblu ha presentar cada añu al Parlamentu Européu un informe sobre’l resultáu de les sos investigaciones. 2. El Defensor del Pueblu ha ser elexíu dempués de cada elección al Parlamentu Européu pa tola lexislatura. **El so mandatu ha ser renovable. A pitición del Parlamentu Européu, el Tribunal de Xusticia va poder destituir al Defensor del Pueblu si ésti dexa de cumplir les condiciones necesaries pal exerciciu de les sos funciones o cometió una falta grave. 3. El Defensor del Pueblu ha exercer les sos funciones con total independencia. Nel desempeñu de les sos funciones nun ha solicitar nin almitir instrucciones de nenguna institución, órganu u organismu. Pel so mandatu, el Defensor del Pueblu nun va poder desempeñar nenguna otra actividá profesional, retribuida o non. 4. Una llei europea del Parlamentu Européu ha regular l’Estatutu y les condiciones xenerales d’exerciciu de les funciones del Defensor del Pueblu. El Parlamentu Européu ha pronunciase por propia iniciativa, previu dictame de la Comisión y previa aprobación del Conseyu. ARTÍCULU III-336 El Parlamentu Européu ha celebrar cada añu un periodu de sesiones. Ha aconceyase ensin necesidá de previa convocatoria el segundu martes de marzu. El Parlamentu Européu va poder aconceyase en periodu parcial de sesiones estraordinariu a pitición de la mayoría de los miembros que lu componen, del Conseyu o de la Comisión. ARTÍCULU III-337 1. El Conseyu Européu y el Conseyu han comparecer ante’l Parlamentu Européu nes condiciones fixaes pol Reglamentu Internu del Conseyu Européu y pol del Conseyu. 138 2. La Comisión va poder asistir a toles sesiones del Parlamentu Européu y compadecer ante ésti si asina lo solicita. Ha responder oralmente o por escrito a les preguntes que-y formulen el Parlamentu Européu o los sos diputaos. 3. El Parlamentu Européu ha debatir en sesión pública l’informe xeneral añal que-y ha presentar la Comisión. ARTÍCULU III-338 Sacante disposición a la escontra de la Constitución, el Parlamentu Européu ha pronunciase por mayoría de los votos emitíos. El so Reglamentu Internu ha fixar el quórum. ARTÍCULU III-339 El Parlamentu Européu ha aprobar el so propiu Reglamentu Internu por mayoría de los miembros que lu componen. Los actos del Parlamentu Européu han asoleyase na forma prevista pola Constitución y pol so Reglamentu Internu. ARTÍCULU III-340 En casu de que lu sometan a una moción de censura sobre la xestión de la Comisión, el Parlamentu Européu namás va poder pronunciase sobre dicha moción degolaos trés díes como mínimu dende la fecha de la so presentación y en votación pública. Si la moción de censura ye aprobada por mayoría de dos tercios de los votos emitíos que representen, a la so vez, la mayoría de los diputaos que componen el Parlamentu Européu, los miembros de la Comisión habrán dimitir colectivamente de los sos cargos y el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión habrá dimitir del cargu qu’exerce na Comisión. Han permanecer nos sos cargos y continuar despachando los asuntos d’alministración ordinaria hasta que seyan sustituyíos acordies colos artículos I-26 y I- 27. En tal casu, el mandatu de los miembros de la Comisión designaos pa sustituilos ha espirar na fecha en qu’espiraría’l mandatu de los miembros de la Comisión obligaos a dimitir colectivamente de los sos cargos. Subsección 2. El Conseyu Européu ARTÍCULU III-341 1. En casu de votación, cada miembru del Conseyu Européu va poder actuar en representación d’ún solu de los demás miembros. L’abstención de los miembros presentes o representaos nun ha torgar l’adopción de los alcuerdos del Conseyu Européu que requieren unanimidá. 2. El Conseyu Européu puede invitar al Presidente del Parlamentu Européu a comparecer ante él. 139 3. El Conseyu Européu ha pronunciase por mayoría simple nes cuestiones de procedimientu y pa l’aprobación del so Reglamentu Internu. 4. El Conseyu Européu ha tar asistíu pola Secretaría Xeneral del Conseyu. Subsección 3. El Conseyu de Ministros ARTÍCULU III-342 El Conseyu aconcéyase por convocatoria del so Presidente, por iniciativa d’ésti, d’ún de los sos miembros o de la Comisión. ARTÍCULU III-343 1. En casu de votación, cada miembru del Conseyu va poder actuar en representación d’ún solu de los demás miembros. 2. Cuando tenga d’adoptar un alcuerdu por mayoría simple, el Conseyu ha pronunciase por mayoría de los miembros que lu componen. 3. L’abstención de los miembros presentes o representaos nun ha torgar l’adopción de los alcuerdos del Conseyu que requieran unanimidá. ARTÍCULU III-344 1. Un Comité compuestu polos Representantes Permanentes de los Gobiernos de los Estaos miembros ha encargase de preparar los trabayos del Conseyu y de realizar les xeres qu’ésti-y confíe. El Comité va poder adoptar decisiones de procedimientu nos casos afitaos pol Reglamentu Internu del Conseyu. 2. El Conseyu ha tar asistíu por una Secretaría Xeneral, que va tar baxo la responsabilidá d’un Secretariu Xeneral nomáu pol Conseyu. El Conseyu ha decidir por mayoría simple la organización de la Secretaría Xeneral. 3. El Conseyu ha pronunciase por mayoría simple nes cuestiones de procedimientu y pa l’aprobación del so Reglamentu Internu. ARTÍCULU III-345 El Conseyu, por mayoría simple, va poder pidir a la Comisión qu’efectúe tolos estudios qu’él considere oportunos pa la consecución de los oxetivos comunes y que-y someta a les propuestes pertinentes. Si la Comisión nun presenta nenguna propuesta, ha comunicar les razones al Conseyu. 140 ARTÍCULU III-346 El Conseyu ha adoptar les decisiones europees poles que s’establezan los Estatutos de los comités previstos pola Constitución. Ha pronunciase por mayoría simple, previa consulta a la Comisión. Subsección 4. La Comisión Europea ARTÍCULU III-347 Los miembros de la Comisión han abstenese de tou actu incompatible coles sos funciones. Los Estaos miembros han respetar la so independencia y nun intentar influir nellos nel desempeñu de los sos funciones. Los miembros de la Comisión nun van poder exercer, mientres dure’l so mandatu, nenguna otra actividá profesional, retribuyida o non. Al asumir les sos funciones, han comprometese solemnemente a respetar, mentanto dure’l so mandatu y entá dempués de finalizar ésti, les obligaciones derivaes del so cargu, particular, los deberes d’integridá y discreción en cuantes a l’aceptación, una y bones termináu’l so mandatu, de determinaes funciones o beneficios. En casu d’incumplimientu de diches obligaciones, el Tribunal de Xusticia, a instancia del Conseyu, qu’ha pronunciase por mayoría simple, o de la Comisión, puede, según los casos, destituir al interesáu nes condiciones previstes nel artículu III-349 o priva-y del derechu a pensión o de cualquier otru beneficiu sustitutivu. ARTÍCULU III-348 1. Aparte de los casos de renovación periódica y defunción, el mandatu de los miembros de la Comisión conclúi individualmente por dimisión voluntaria o destitución. 2. El miembru de la Comisión dimisionariu, destituyíu o defuntu ha ser sustituyíu pel restu del so mandatu por un nuevu miembru de la Comisión de la mesma nacionalidá, nomáu pol Conseyu, de común alcuerdu col Presidente de la Comisión, previa consulta al Parlamentu Européu y con arreglu a los criterios afitaos nel apartáu 4 del artículu I- 26. El Conseyu, por unanimidá y a propuesta del Presidente de la Comisión, va poder decidir que dichu puestu nun quede cubiertu, en particular cuando quede pocu tiempu pa que termine’l mandatu de dichu miembru. 3. En casu de dimisión, destitución o defunción, el Presidente ha ser sustituyíu pol restu del so mandatu, acordies col apartáu 1 del artículu I-27. 4. En casu de dimisión, destitución o defunción, el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión ha ser sustituyíu pol restu del so mandatu, acordies col apartáu 1 del artículu I- 28. 5. En casu de dimisión de tolos miembros de la Comisión, éstos han permanecer nos sos cargos y despachando los asuntos d’alministración ordinaria hasta la so sustitución, pol restu del mandatu, acordies colos artículos I-26 y I-27. ARTÍCULU III-349 141 Tou miembru de la Comisión que dexe d’atropar les condiciones necesaries pal exerciciu de les sos funciones o cometiera una falta grave va poder ser destituyíu pol Tribunal de Xusticia, a instancia del Conseyu, qu’ha pronunciase por mayoría simple, o de la Comisión. ARTÍCULU III-350 Ensin perxuiciu del apartáu 4 del artículu I-28, les responsabilidaes qu’incumben a la Comisión han ser estructuraes y repartíes ente los sos miembros pol Presidente, acordies colo dispuesto nel apartáu 3 del artículu I-27. El Presidente va poder reorganizar el repartu de diches responsabilidaes pel mandatu. Los miembros de la Comisión han exercer les funciones que-yos atribuya’l Presidente baxo l’autoridá d’ésti. ARTÍCULU III-351 La Comisión ha adoptar los sos alcuerdos por mayoría de los sos miembros. El so Reglamentu Internu ha afitar el quórum. ARTÍCULU III-352 1. La Comisión ha adoptar el so Reglamentu Internu con oxetu d’asegurar el so funcionamientu y el de los sos servicios. La Comisión ha espublizar dichu reglamentu. 2. La Comisión ha espublizar tolos años, siquier un mes enantes de l’apertura del periodu de sesiones del Parlamentu Européu, un informe xeneral sobre les actividaes de la Unión. Subsección 5. El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ARTÍCULU III-353 El Tribunal de Xusticia ha actuar en Sales, en gran Sala o en Plenu, acordies col Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. ARTÍCULU III-354 El Tribunal de Xusticia ha tar asistíu por ocho abogaos xenerales. Si’l Tribunal de Xusticia lo solicita, el Conseyu va poder adoptar por unanimidá una decisión europea pa incrementar el númberu d’abogaos xenerales. La función del abogáu xeneral ha consistir en presentar públicamente, con toa imparcialidá ya independencia, conclusiones motivaes sobre los asuntos que, acordies col Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea, requieren la so intervención. ARTÍCULU III-355 142 Los xueces y abogaos xenerales del Tribunal de Xusticia, elexíos d’ente personalidaes qu’ofrezan plenes garantíes d’independencia y qu’atropen les condiciones requeríes pa exercer nos sos respectivos países les más altes funciones xurisdiccionales, o que seyan xurisconsultos de reconocida competencia, han ser nomaos de común alcuerdu polos Gobiernos de los Estaos miembros, previa consulta al comité previstu nel artículu III- 357. Cada trés años ha tener llugar una renovación parcial de los xueces y abogaos xenerales, nes condiciones afitaes pol Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. Los xueces han designar d’ente ellos al Presidente del Tribunal de Xusticia pa un mandatu de trés años. El so mandatu ha ser renovable. El Tribunal de Xusticia ha adoptar el so Reglamentu de Procedimientu. Dichu reglamentu ha sometese a l’aprobación del Conseyu. ARTÍCULU III-356 El númberu de xueces del Tribunal Xeneral ha ser fixáu pol Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. L’Estatutu va poder disponer que’l Tribunal Xeneral tea asistíu por abogaos xenerales. Los miembros del Tribunal Xeneral han ser elexíos d’ente persones qu’ofrezan plenes garantíes d’independencia y que posean la capacidá necesaria pa exercer altes funciones xurisdiccionales. Han ser nomaos de común alcuerdu polos Gobiernos de los Estaos miembros, previa consulta al comité previstu nel artículu III-357. Cada trés años ha tener llugar una renovación parcial del Tribunal Xeneral. Los xueces han designar d’ente ellos al Presidente del Tribunal Xeneral pa un mandatu de tres años. El so mandatu ha ser renovable. El Tribunal Xeneral ha adoptar el so Reglamentu de Procedimientu d’alcuerdu col Tribunal de Xusticia. Dichu reglamentu ha sometese a l’aprobación del Conseyu. Nun siendo que l’Estatutu disponga lo contrario, les disposiciones de la Constitución relatives al Tribunal de Xusticia han ser aplicables al Tribunal Xeneral. ARTÍCULU III-357 Ha constituise un comité pa que se pronuncie sobre la idoneidá de los candidatos pal exerciciu de les funciones de xuez y abogáu xeneral del Tribunal de Xusticia y del Tribunal Xeneral, enantes de que los Gobiernos de los Estaos miembros procedan a los nomamientos acordies colos artículos III-355 y III-356. El comité ha tar compuestu por siete personalidaes elexíes d’ente antiguos miembros del Tribunal de Xusticia y del Tribunal Xeneral, miembros de los órganos xurisdiccionales nacionales superiores y xuristes de reconocida competencia, ún de los cualos ha ser propuestu pol Parlamentu Européu. El Conseyu ha adoptar una decisión europea pola que s’establezan les normes de funcionamientu del comité, asina como una decisión europea pola que se designe a los sos miembros. El Conseyu ha pronunciase por iniciativa del Presidente del Tribunal de Xusticia. ARTÍCULU III-358 1. El Tribunal Xeneral ha ser competente pa conocer en primer instancia de los recursos acolumbraos nos artículos III-365, III-367, III-370, III-372 y III-374, con escepción de los que s’atribúin a un tribunal especializáu creáu n’aplicación del artículu III-359 y de 143 los que l’Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea reserve al Tribunal de Xusticia. L’Estatutu va poder afitar que’l Tribunal Xeneral seya competente n’otres categoríes de recursos. Contra les resoluciones dictaes pol Tribunal Xeneral en virtú del presente apartáu va poder interponese ante’l Tribunal de Xusticia recursu de casación llendáu a les cuestiones de Derechu, nes condiciones y dientro de les llendes afitaos pol Estatutu. 2. El Tribunal Xeneral ha ser competente pa conocer de los recursos que s’interpongan contra les resoluciones de los tribunales especializaos. Les resoluciones dictaes pol Tribunal Xeneral en virtú del presente apartáu van poder ser reesaminaes con calter escepcional pol Tribunal de Xusticia, nes condiciones y dientro de les llendes afitaes pol Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea, en casu de riesgu grave de que se vulnere la unidá o la coherencia del Derechu de la Unión. 3. El Tribunal Xeneral ha ser competente pa conocer de les cuestiones prexudiciales, plantegaes en virtú del artículu III-369, en materies específiques determinaes pol Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. Cuando’l Tribunal Xeneral considere que l’asuntu requier una resolución de principiu que seya susceptible d’afectar a la unidá o a la coherencia del Derechu de la Unión, va poder remitir l’asuntu al Tribunal de Xusticia pa qu’ésti resuelva. Les resoluciones dictaes pol Tribunal Xeneral sobre cuestiones prexudiciales van poder ser reesaminaes con calter escepcional pol Tribunal de Xusticia, nes condiciones y dientro de les llendes afitaes pol Estatutu, en casu de riesgu grave de que se vulnere la unidá o la coherencia del Derechu de la Unión. ARTÍCULU III-359 1. La llei europea va poder crear tribunales especializaos adxuntos al Tribunal Xeneral, encargaos de conocer en primer instancia de determinaes categoríes de recursos interpuestos en materies específiques. Dicha llei ha adoptase, bien a propuesta de la Comisión y previa consulta al Tribunal de Xusticia, bien a instancia del Tribunal de Xusticia y previa consulta a la Comisión. 2. La llei europea pola que se cree un tribunal especializáu ha fixar les normes relatives a la composición de dichu tribunal y ha precisar l’alcance de les atribuciones que se-y confieren. 3. Contra les resoluciones dictaes polos tribunales especializaos va poder interponese ante’l Tribunal Xeneral recursu de casación llendáu a les cuestiones de Derechu o, cuando la llei europea pola que se cree un tribunal especializáu asina lo acolumbre, recursu d’apelación referente tamién a les cuestiones de fechu. 4. Los miembros de los tribunales especializaos han ser elexíos d’ente persones qu’ofrezan plenes garantíes d’independencia y que poseen la capacidá necesaria pa exercer funciones xurisdiccionales. Han ser nomaos pol Conseyu por unanimidá. 5. Los tribunales especializaos han adoptar el so Reglamentu de Procedimientu d’alcuerdu col Tribunal de Xusticia. Dichu reglamentu ha sometese a l’aprobación del Conseyu. 144 6. Salvo disposición a la escontra de la llei europea pola que se cree’l tribunal especializáu, les disposiciones de la Constitución relatives al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea y les disposiciones del Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea han ser aplicables a los tribunales especializaos. El Títulu I del Estatutu y el so artículu 64 han aplicase en tou casu a los tribunales especializaos. ARTÍCULU III-360 Si la Comisión estima qu’un Estáu miembru incumplió una de les obligaciones que-y incumben en virtú de la Constitución, ha emitir un dictame motiváu al respecto, n’ofreciendo a dichu Estáu la posibilidá de presentar les sos observaciones. Si l’Estáu de que se trate nun s’atién a esti dictame nel tope determináu pola Comisión, ésta va poder someter l’asuntu al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. ARTÍCULU III-361 Cualquier Estáu miembru va poder recurrir al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea si estima qu’otru Estáu miembru incumplió una de les obligaciones que-y incumben en virtú de la Constitución. Enantes de qu’un Estáu miembru interponga, contra otru Estáu miembru, un recursu fundáu nun supuestu incumplimientu de les obligaciones que-y incumben en virtú de la Constitución, ha someter l’asuntu a la Comisión. La Comisión ha emitir un dictame motiváu, una y bona los Estaos interesaos tuvieren la posibilidá de formular les sos observaciones por escrito y oralmente en procedimientu contradictoriu. Si la Comisión nun emitió’l dictame nun tope de trés meses a partir de la solicitú, la falta de dictame nun ha obstar a que se someta l’asuntu al Tribunal. ARTÍCULU III-362 1. Si’l Tribunal de Xusticia de la Unión Europea declara qu’un Estáu miembru incumplió una de les obligaciones que-y incumben en virtú de la Constitución, dichu Estáu ha tar obligáu a adoptar les midíes necesaries pa la execución de la sentencia del Tribunal. 2. Si la Comisión estima que l’Estáu miembru afectáu nun adoptó les midíes necesaries pa la execución de la sentencia mentada nel apartáu 1, va poder someter l’asuntu al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea, dempués d’ofrecer a dichu Estáu la posibilidá de presentar les sos observaciones. La Comisión ha indicar l’importe de la suma a tanto alzao o de la multa coercitiva que tenga de ser pagada pol Estáu miembru afectáu y que considere adaptáu a les circunstancies. Si’l Tribunal declara que l’Estáu miembru afectáu incumplió la so sentencia, va poder impone-y el pagu d’una suma a tanto alzao o d’una multa coercitiva. Esti procedimientu ha entendese ensin perxuiciu del artículu III-361. 3. Cuando la Comisión presente un recursu ante’l Tribunal de Xusticia de la Unión Europea en virtú del artículu III-360 por considerar que l’Estáu miembru afectáu 145 incumplió la obligación d’informar sobre les midíes de tresposición d’una llei marcu europea, ha poder, si lo considera axeitao, indicar l’importe de la suma a tanto alzao o de la multa coercitiva que deba ser pagada por dichu Estáu y que considere adaptáu a les circunstancies. Si’l Tribunal comprueba la esistencia del incumplimientu, va poder imponer al Estáu miembru afectáu el pagu d’una suma a tanto alzao o d’una multa coercitiva dientro del límite del importe indicáu pola Comisión. L’efectu de la obligación de pagu ha surdir na fecha fixada pol Tribunal na sentencia. ARTÍCULU III-363 Les lleis o los reglamentos europeos del Conseyu van poder atribuir al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea competencia xurisdiccional plena pa les sanciones que prevén. ARTÍCULU III-364 Ensin perxuiciu de les demás disposiciones de la Constitución, la llei europea va poder atribuir al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea, na midida qu’ésta determine, la competencia pa resolver litixos relativos a l’aplicación de los actos adoptaos en virtú de la Constitución polos que se creen títulos europeos de propiedá intelectual ya industrial. ARTÍCULU III-365 1. El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha controlar la llegalidá de les lleis y lleis marcu europees, de los actos del Conseyu, de la Comisión y del Bancu Central Européu que nun seyan recomendaciones o dictámenes, asina como de los actos del Parlamentu Européu y del Conseyu Européu destinaos a producir efectos xurídicos frente a terceros. Ha controlar tamién la llegalidá de los actos de los órganos u organismos de la Unión destinaos a producir efectos xurídicos frente a terceros. 2. A efectos del apartáu 1, el Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha ser competente pa pronunciase sobre los recursos por incompetencia, vicios sustanciales de forma, violación de la Constitución o de cualquier norma xurídica relativa a la so execución, o disviación de poder, interpuestos por un Estáu miembru, el Parlamentu Européu, el Conseyu o la Comisión. 3. El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha ser competente, nes condiciones acolumbraes nos apartaos 1 y 2, pa pronunciase sobre los recursos interpuestos pol Tribunal de Cuentes, el Bancu Central Européu y el Comité de les Rexones cola fin de salvaguardar les prerrogatives d’éstos. 4. Toa persona física o xurídica va poder interponer recursu, nes condiciones acolumbraes nos apartaos 1 y 2, contra los actos de los que seya destinataria o que la afecten directa ya individualmente y contra los actos reglamentarios que la afecten directamente y que nun incluyan midíes d’execución. 146 5. Los actos polos que se creen los órganos u organismos de la Unión van poder prever condiciones y procedimientos específicos pa los recursos presentaos por persones físiques o xurídiques contra actos de dichos órganos u organismos destinaos a producir efectos xurídicos frente a ellos. 6. Los recursos acolumbraos nel presente artículu han interponese nel tope de dos meses de magar, según los casos, la publicación del actu, la so notificación al demandante o, nel so defectu, dende’l día en qu’ésti tuviera conocencia del mesmu. ARTÍCULU III-366 Si’l recursu ye fundáu, el Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha declarar nulu y ensin valor nin dal efectu l’actu impugnáu. De toes vueltes, ha indicar, si lo estima necesario, aquellos efectos del actu declaráu nulu qu’han ser consideraos como definitivos. ARTÍCULU III-367 Si, en violación de la Constitución, el Parlamentu Européu, el Conseyu Européu, el Conseyu, la Comisión o’l Bancu Central Européu s’abstienen de pronunciase, los Estaos miembros y les demás instituciones de la Unión van poder recurrir al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea pa que declare dicha violación. El presente artículu ha aplicase, nes mesmes condiciones, a los órganos y organismos de la Unión que s’abstengan de pronunciase. Esti recursu namás ha ser almisible si la institución, órganu u organismu de que se trate foi requeríu previamente pa qu’actúe. Si, degoláu un tope de dos meses a partir de dichu requerimientu, la institución, órganu u organismu nun definió la so posición, el recursu va poder ser interpuestu dientro d’un nuevu tope de dos meses. Toa persona física o xurídica va poder recurrir en quexa al Tribunal, nes condiciones fixaes nos párrafos primeru y segundu, por nun-y dirixir una de les instituciones, órganos u organismos de la Unión un actu distintu d’una recomendación o d’un dictame. ARTÍCULU III-368 La institución, órganu u organismu del qu’emane l’actu anuláu, o con una abstención que fuera declarada contraria a la Constitución, ha tar obligáu a adoptar les midíes necesaries pa la execución de la sentencia del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. Esta obligación entiéndese ensin perxuiciu de la que pueda resultar de l’aplicación del segundu párrafu del artículu III-431. ARTÍCULU III-369 El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha ser competente pa pronunciase, con calter prexudicial, sobre: 147 a) la interpretación de la Constitución; b) la validez ya interpretación de los actos adoptaos poles instituciones, órganos u organismos de la Unión. Cuando se plantegue una cuestión d’esta triba ante un órganu xurisdiccional d’ún de los Estaos miembros, dichu órganu va poder pidir al Tribunal que se pronuncie sobre la mesma, si estima necesaria una decisión al respective pa poder emitir el so fallu. Cuando se plantegue una cuestión d’esta triba nun asuntu pendiente ante un órganu xurisdiccional nacional con resoluciones que nun seyan susceptibles d’ulterior recursu xudicial de Derechu internu, dichu órganu ha tar obligáu a someter la cuestión al Tribunal. Cuando se plantegue una cuestión d’esta triba nun asuntu pendiente ante un órganu xurisdiccional nacional en rellación con una persona privada de llibertá, el Tribunal ha pronunciase cola mayor brevedá. ARTÍCULU III-370 El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha ser competente pa conocer de los litixos relativos a la reparación de los daños acolumbraos nel segundu y el tercer párrafu del artículu III-431. ARTÍCULU III-371 El Tribunal de Xusticia ha ser competente pa pronunciase sobre la llegalidá d’un actu adoptáu pol Conseyu Européu o pol Conseyu en virtú del artículu I-59, solamente a pitición del Estáu miembru oxetu de la constatación del Conseyu Européu o del Conseyu únicamente no que se refier al respetu de les disposiciones de procedimientu afitaes nel citáu artículu. Esta pitición tien que se presentar nel tope d’un mes a partir de la constatación. El Tribunal ha pronunciase nel tope d’un mes de magar la fecha de la pitición. ARTÍCULU III-372 El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha ser competente pa pronunciase sobre cualquier litixu ente la Unión y los sos axentes dientro de les llendes y nes condiciones que determinen l’Estatutu de los funcionarios de la Unión y el réxime aplicable a los otros axentes de la Unión. ARTÍCULU III-373 El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha ser competente, dientro de les llendes que s’esponen a continuación, pa conocer de los litixos relativos: a) al cumplimientu de les obligaciones de los Estaos miembros que se deriven de los Estatutos del Bancu Européu d’Inversiones. El Conseyu d’Administración 148 del Bancu ha tener, a esti respecto, los poderes que l’artículu III-360-y reconoz a la Comisión; b) a los alcuerdos del Conseyu de Gobernadores del Bancu Européu d’Inversiones. Cualquier Estáu miembru, la Comisión y el Conseyu d’Administración del Bancu van poder interponer recursu nesta materia, nes condiciones fixaes nel artículu III-365; c) a los alcuerdos del Conseyu d’Administración del Bancu Européu d’Inversiones. Namás van poder interponer recursu contra alcuerdos talos los Estaos miembros o la Comisión, nes condiciones fixaes nel artículu III-365 y únicamente por viciu de forma nel procedimientu afitáu nos apartaos 2, 5, 6 y 7 del artículu 19 de los Estatutos del Bancu; d) al cumplimientu por parte de los bancos centrales nacionales de les obligaciones que se deriven de la Constitución y de los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu. El Conseyu de Gobiernu del Bancu Central Européu ha disponer a esti respecto, frente a los bancos centrales nacionales, de los poderes que l’artículu III-360 reconoz a la Comisión respecto de los Estaos miembros. Si’l Tribunal de Xusticia de la Unión Europea declara qu’un bancu central nacional incumplió una de les obligaciones que-y incumben en virtú de la Constitución, dichu bancu ha tar obligáu a adoptar les midíes necesaries pa la execución de la sentencia del Tribunal. ARTÍCULU III-374 El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha ser competente pa pronunciase en virtú d’una cláusula compromisoria contenida nun contratu de Derechu públicu o de Derechu priváu celebráu pola Unión o pola so cuenta. ARTÍCULU III-375 1. Ensin perxuiciu de les competencies que la Constitución atribúi al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea, los litixos nos que la Unión seya parte nun van poder ser, por tal motivu, sustrayíos a la competencia de les xurisdicciones nacionales. 2. Los Estaos miembros comprométense a nun someter les controversies relatives a la interpretación o aplicación de la Constitución a un procedimientu de solución distintu de los afitaos na mesma. 3. El Tribunal de Xusticia ha ser competente pa pronunciase sobre cualquier controversia ente Estaos miembros rellacionada col oxetu de la Constitución, si dicha controversia se-y somete en virtú d’un compromisu. ARTÍCULU III-376 El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea nun ha ser competente pa pronunciase respecto de los artículos I-40 y I-41, de les disposiciones del Capítulu II del Títulu V relatives a la política esterior y de seguridá común y del artículu III-293 na midida en que se refiera a la política esterior y de seguridá común. Con too y con eso, el Tribunal 149 de Xusticia ha ser competente pa controlar el respetu del artículu III-308 y pa pronunciase sobre los recursos interpuestos nes condiciones acolumbraes nel apartáu 4 del artículu III-365 y relativos al control de la llegalidá de les decisiones europees poles que s’establezan midíes restrictives frente a persones físiques o xurídiques adoptaes pol Conseyu en virtú del Capítulu II del Títulu V. ARTÍCULU III-377 Nel exerciciu de les sos atribuciones respecto de les disposiciones de les Secciones 4 y 5 del Capítulu IV del Títulu III relatives al espaciu de llibertá, seguridá y xusticia, el Tribunal de Xusticia de la Unión Europea nun ha ser competente pa comprobar la validez o proporcionalidá d’operaciones efectuaes pola policía u otros servicios con funciones coercitives d’un Estáu miembru, nin pa pronunciase sobre l’exerciciu de les responsabilidaes qu’incumben a los Estaos miembros respecto del mantenimientu del orde públicu y de la salvaguardia de la seguridá interior. ARTÍCULU III-378 Anque espirara’l tope previstu nel apartáu 6 del artículu III-365, cualquiera de les partes d’un litixu nel que se cuestione un actu d’alcance xeneral adoptáu por una institución, órganu u organismu de la Unión va poder recurrir al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea alegando la inaplicabilidá de dichu actu polos motivos previstos nel apartáu 2 del artículu III-365. ARTÍCULU III-379 1. Los recursos interpuestos ante’l Tribunal de Xusticia de la Unión Europea nun han tener efectu suspensivu. Por embargu, el Tribunal puede, si estima que les circunstancies asina lo esixen, ordenar la suspensión de la execución del actu impugnáu. 2. El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea va poder ordenar les midíes provisionales necesaries nos asuntos de que tea conociendo. ARTÍCULU III-380 Les sentencies del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea han tener fuerza executiva nes condiciones fixaes nel artículu III-401. ARTÍCULU III-381 L’Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea ha afitase nun Protocolu. Les disposiciones del Estatutu, con escepción del so Títulu I y del so artículu 64, van poder modificase pentemedies de llei europea, qu’ha adoptase bien a pitición del Tribunal de Xusticia y previa consulta a la Comisión, bien a propuesta de la Comisión y previa consulta al Tribunal de Xusticia. 150 Subsección 6. El Bancu Central Européu ARTÍCULU III-382 1. El Conseyu de Gobiernu del Bancu Central Européu ha tar formáu polos miembros del Comité Executivu del Bancu Central Européu y los gobernadores de los bancos centrales nacionales de los Estaos miembros que nun s’acoyeren a una escepción con arreglu al artículu III-197. 2. El Comité Executivu ha tar compuestu pol Presidente, el Vicepresidente y otros cuatro miembros. El Presidente, el Vicepresidente y los demás miembros del Comité Executivu han ser nomaos pol Conseyu Européu, por mayoría cualificada, d’ente persones de reconocíu prestixu y esperiencia profesional n’asuntos monetarios o bancarios, por recomendación del Conseyu y previa consulta al Parlamentu Européu y al Conseyu de Gobiernu del Bancu Central Européu. El so mandatu ha tener una duración d’ocho años y nun ha ser renovable. Namás van poder ser miembros del Comité Executivu los nacionales de los Estaos miembros. ARTÍCULU III-383 1. El Presidente del Conseyu y un miembru de la Comisión van poder participar, ensin derechu a votu, nes reuniones del Conseyu de Gobiernu del Bancu Central Européu. El Presidente del Conseyu puede someter una moción a la delliberación del Conseyu de Gobiernu del Bancu Central Européu. 2. Ha invitase al Presidente del Bancu Central Européu a que participe nes reuniones del Conseyu nes que se dellibere sobre cuestiones relatives a los oxetivos y funciones del Sistema Européu de Bancos Centrales. 3. El Bancu Central Européu ha remitir un informe añal sobre les actividaes del Sistema Européu de Bancos Centrales y sobre la política monetaria del añu precedente y del añu en cursu al Parlamentu Européu, al Conseyu Européu, al Conseyu y a la Comisión. El Presidente del Bancu Central Européu ha presentar dichu informe al Parlamentu Européu, que ye a celebrar un debate xeneral basándose nel mesmu, y al Conseyu. El Presidente del Bancu Central Européu y los demás miembros del Comité Executivu, a pitición del Parlamentu Européu o por propia iniciativa, son a comparecer ante los órganos competentes del Parlamentu Européu. Subsección 7. El Tribunal de Cuentes ARTÍCULU III-384 1. El Tribunal de Cuentes ha esaminar les cuentes de la totalidá de los ingresos y los gastos de la Unión. Ha esaminar tamién les cuentes de la totalidá de los ingresos y los gastos de cualquier órganu u organismu creáu pola Unión na midida en que l’actu pol que se cree esi órganu u organismu nun escluya dichu esame. El Tribunal de Cuentes ha 151 presentar al Parlamentu Européu y al Conseyu una declaración sobre la fiabilidá de les cuentes y la llegalidá y regularidá de les operaciones correspondientes, qu’ha ser asoleyada nel Diariu Oficial de la Unión Europea. Dicha declaración va poder completase con observaciones específiques sobre caún de los ámbitos principales de l’actividá de la Unión. 2. El Tribunal de Cuentes ha esaminar la llegalidá y regularidá de los ingresos y gastos y garantizar una bona xestión financiera. Al facelo, ha informar, en particular, de cualquier irregularidá. El control de los ingresos ha efectuase a partir de les lliquidaciones y les cantidaes entegaes a la Unión. El control de los gastos ha efectuase a partir de los compromisos asumíos y los pagos realizaos. Dambos controles son a efectuase enantes del cierre de les cuentes del exerciciu presupuestariu consideráu. 3. El control ha perfacese sobre la documentación contable y, en casu necesariu, nes dependencies correspondientes de les otres instituciones, asina como nes dependencies de cualquier órganu u organismu que xestione ingresos o gastos en nome de la Unión y nos Estaos miembros, incluyíes les dependencies de cualquier persona física o xurídica que perciba fondos del Presupuestu. Nos Estaos miembros, el control ha efectuase en collaboración coles instituciones nacionales de control o, si éstes nun poseen les competencies necesaries, colos servicios nacionales competentes. El Tribunal de Cuentes y les instituciones nacionales de control de los Estaos miembros han cooperar con espíritu de confianza y respetando la so independencia. Tales instituciones o servicios han comunica-y al Tribunal de Cuentes si tienen la intención de participar nel mentáu control. Les demás instituciones, cualquier órganu u organismu que xestione ingresos o gastos en nome de la Unión, cualquier persona física o xurídica que perciba fondos del Presupuestu y les instituciones nacionales de control o, si éstes nun poseen les competencies necesaries, los servicios nacionales competentes, han comunica-y al Tribunal de Cuentes, a instancia d’ésti, cualquier documentu o información necesariu pal cumplimientu de la so función. Respecto a l’actividá del Bancu Européu d’Inversiones na xestión de los ingresos y gastos de la Unión, el derechu d’accesu del Tribunal de Cuentes a les informaciones que posee’l Bancu ha rixise por un alcuerdu celebráu ente’l Tribunal de Cuentes, el Bancu y la Comisión. A falta de dichu alcuerdu, el Tribunal de Cuentes ha tener, sicasí, accesu a les informaciones necesaries pal control de los ingresos y gastos de la Unión xestionaos pol Bancu. 4. El Tribunal de Cuentes ha ellaborar un informe añal dempués del cierre de cada exerciciu. Dichu informe ha ser tresmitíu a les instituciones y espublizáu nel Diariu Oficial de la Unión Europea, xunto coles respuestes d’estes instituciones a les observaciones del Tribunal de Cuentes. El Tribunal de Cuentes puede, amás, presentar en cualquier momentu les sos observaciones, que son a consistir n’informes especiales, sobre cuestiones particulares y emitir dictámenes a instancia d’una de les demás instituciones. El Tribunal de Cuentes ha aprobar los sos informes añales, informes especiales o dictámenes por mayoría de los miembros que lu componen. Sicasí, va poder crear nel so sen sales p’aprobar determinaos tipos d’informes o de dictámenes nes condiciones afitaes pol so Reglamentu Internu. El Tribunal de Cuentes ha asistir al Parlamentu Européu y al Conseyu nel exerciciu de la so función de control de la execución del Presupuestu. El Tribunal de Cuentes ha adoptar el so Reglamentu Internu. Dichu reglamentu ha sometese a l’aprobación del Conseyu. 152 ARTÍCULU III-385 1. Los miembros del Tribunal de Cuentes han ser elexíos d’ente personalidaes que pertenezan o pertenecieren nos sos respectivos Estaos a les instituciones de control esternu o que tean especialmente cualificaes pa esta función. Han ofrecer plenes garantíes d’independencia. 2. Los miembros del Tribunal de Cuentes han ser nomaos pa un periodu de seis años. El so mandatu ha ser renovable. El Conseyu ha adoptar pentemedies de decisión europea la llista de miembros afitada acordies coles propuestes presentaes por cada Estáu miembru. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. Los miembros del Tribunal de Cuentes han designar d’ente ellos al so Presidente pa un periodu de trés años. El so mandatu ha ser renovable. 3. Nel desempeñu de les sos funciones, los miembros del Tribunal de Cuentes nun han solicitar nin aceptar instrucciones de nengún Gobiernu nin de nengún organismu. Han abstenese de tou actu incompatible coles sos funciones. 4. Los miembros del Tribunal de Cuentes nun son a exercer, mientes dure’l so mandatu, nenguna otra actividá profesional, retribuyida o non. Al asumir les sos funciones, han comprometese solemnemente a respetar, mientres dure’l so mandatu y aínda dempués de finalizar ésti, les obligaciones derivaes del so cargu, en particular, los deberes d’integridá y discreción en cuantes a l’aceptación, en termináu’l so mandatu, de determinaes funciones o beneficios. 5. Aparte de los casos de renovación periódica y defunción, el mandatu de los miembros del Tribunal de Cuentes ha concluir individualmente por dimisión voluntaria o destitución declarada pol Tribunal de Xusticia acordies colo dispuesto nel apartáu 6. L’interesáu ha ser sustituyíu pol restu del so mandatu. Sacante en casu de destitución, los miembros del Tribunal de Cuentes han permanecer nel so cargu hasta la so sustitución. 6. Los miembros del Tribunal de Cuentes namás van poder ser relevaos de les sos funciones o privaos del so derechu a la pensión, o de cualquier otru beneficiu sustitutivu, si’l Tribunal de Xusticia, a instancia del Tribunal de Cuentes, declara que dexen d’atropar les condiciones requeríes o de cumplir les obligaciones derivaes del so cargu. SECCIÓN 2. ÓRGANOS CONSULTIVOS DE LA UNIÓN Subsección 1. El Comité de les Rexones ARTÍCULU III-386 El númberu de miembros del Comité de les Rexones nun ha esceder de trescientos cincuenta. El Conseyu ha adoptar por unanimidá, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pola que s’estableza la composición del Comité. Los miembros del Comité, asina como un númberu igual de suplentes, han ser nomaos pa un periodu de 153 cinco años. El so mandatu ha ser renovable. Nengún miembru del Comité va poder ser simultáneamente miembru del Parlamentu Européu. El Conseyu ha adoptar pentemedies de decisión europea la llista de miembros y suplentes establecida acordies coles propuestes presentaes por cada Estáu miembru. Al términu del mandatu mentáu nel apartáu 2 del artículu I-32 en virtú del cual fueren propuestos, el mandatu de los miembros del Comité conclúi automáticamente y han ser sustituyíos, pol mesmu procedimientu, pal restu de dichu mandatu. ARTÍCULU III-387 El Comité de les Rexones ha designar d’ente los sos miembros al Presidente y a la Mesa pa un periodu de dos años y mediu. El Comité ha ser convocáu pol so Presidente, a instancia del Parlamentu Européu, del Conseyu o de la Comisión. También va poder aconceyase por propia iniciativa. El Comité ha aprobar el so Reglamentu Internu. ARTÍCULU III-388 El Comité de les Rexones ha ser consultáu pol Parlamentu Européu, pol Conseyu o pola Comisión nos casos previstos pola Constitución y en cualesquiera otros en qu’una de diches instituciones lo estime oportuno, en particular aquéllos qu’afecten a la cooperación tresfronteriza. Si lo estima necesariu, el Parlamentu Européu, el Conseyu o la Comisión han fixar al Comité un tope pa la presentación del so dictame, que nun puede ser inferior a un mes a partir de la fecha de la notificación que, a tala fin, se curse al Presidente. Trescurríu’l tope fixáu ensin recibise’l dictame, va poder prescindise del mesmu. Cuando’l Comité Económicu y Social seya consultáu, el Parlamentu Européu, el Conseyu o la Comisión han informar al Comité de les Rexones d’esta solicitú de dictame. El Comité de les Rexones ye a emitir un dictame al respecto cuando estime qu’hai en xuegu intereses rexonales específicos. También ye a emitir un dictame por propia iniciativa. El dictame del Comité ha ser remitíu al Parlamentu Européu, al Conseyu y a la Comisión, xunto col acta de les sos delliberaciones. Subsección 2. El Comité Económicu y Social ARTÍCULU III-389 El númberu de miembros del Comité Económicu y Social nun ha esceder de trescientos cincuenta. El Conseyu ha adoptar por unanimidá, a propuesta de la Comisión, una decisión europea pola que s’estableza la composición del Comité. ARTÍCULU III-390 Los miembros del Comité Económicu y Social han ser nomaos pa un periodu de cinco años. El so mandatu ha ser renovable. El Conseyu ha adoptar pentemedies de decisión europea la llista de miembros establecida acordies coles propuestes presentaes por cada Estáu miembru. El Conseyu ha pronunciase previa consulta a la Comisión. Puede recabar la opinión de les organizaciones europees representatives de los diferentes 154 sectores económicos y sociales y de la sociedá civil a los que cinquen les actividaes de la Unión. ARTÍCULU III-391 El Comité Económicu y Social ha designar d’ente los sos miembros al Presidente y a la Mesa pa un periodu de dos años y mediu. El Comité ha ser convocáu pol so Presidente, a instancia del Parlamentu Européu, del Conseyu o de la Comisión. También va poder aconceyase por propia iniciativa. El Comité ha aprobar el so Reglamentu Internu. ARTÍCULU III-392 El Comité Económicu y Social ha ser consultáu pol Parlamentu Européu, pol Conseyu o pola Comisión nos casos previstos pola Constitución. Estes instituciones van poder consultalu en cualquier otru casu en que lo consideren axeitao. Puede poles mesmes emitir un dictame por propia iniciativa. Si lo estimen necesario, el Parlamentu Européu, el Conseyu o la Comisión han fixar al Comité un tope pa la presentación del so dictame, que nun puede ser inferior a un mes de magar la fecha de la notificación que, a tal envís, se-y curse al Presidente. Degoláu’l tope fixáu ensin recibise’l dictame, va poder prescindise del mesmu. El dictame del Comité ha remitise-y al Parlamentu Européu, al Conseyu y a la Comisión, xunto col acta de les sos delliberaciones. SECCIÓN 3. EL BANCU EUROPÉU D’INVERSIONES ARTÍCULU III-393 El Bancu Européu d’Inversiones tien personalidá xurídica. Los sos miembros son los Estaos miembros. Los Estatutos del Bancu Européu d’Inversiones figuren nun Protocolu. Una llei europea del Conseyu ye a modificar los Estatutos del Bancu Européu d’Inversiones. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá, cuándo a pitición del Bancu Européu d’Inversiones y previa consulta al Parlamentu Européu y a la Comisión, cuándo a propuesta de la Comisión y previa consulta al Parlamentu Européu y al Bancu Européu d’Inversiones. ARTÍCULU III-394 El Bancu Européu d’Inversiones ha tener como función contribuir al desendolque equilibráu y estable del mercáu interior n’interés de la Unión, recurriendo a los mercaos de capitales y a los sos propios recursos. A esti envís, el Bancu ha facilitar, n’especial pentemedies de la concesión d’emprestos y garantíes y ensin persiguir fines lucrativos, la financiación, en tolos sectores de la economía, de los proyectos siguientes: a) proyectos pal desendolque de les rexones menos desarrollaes; b) proyectos destinaos a la modernización o reconversión d’empreses o a la creación de nueves actividaes necesaries pal establecimientu o’l funcionamientu del mercáu interior que, pola so amplitú o naturaleza, nun puedan financiase 155 dafechu colos diversos medios de financiación esistentes en cada Estáu miembru; c) proyectos d’interés común a varios Estaos miembros que, pola so amplitú o naturaleza, nun puedan ser financiaos dafechu colos diversos medios de financiación esistentes en cada Estáu miembru. Nel cumplimientu de la so función, el Bancu Européu d’Inversiones ha facilitar la financiación de programes d’inversión en combinación con intervenciones de los fondos con finalidá estructural y otros instrumentos financieros de la Unión. SECCIÓN 4. DISPOSICIONES COMUNES A LES INSTITUCIONES, ÓRGANOS Y ORGANISMOS DE LA UNIÓN ARTÍCULU III-395 1. Cuando, en virtú de la Constitución, el Conseyu se pronuncie a propuesta de la Comisión, únicamente va poder modificar esta propuesta por unanimidá, sacante nos casos acolumbraos nel artículu I-55, l’artículu I-56, los apartaos 10 y 13 del artículu III- 396, l’artículu III-404 y l’apartáu 2 del artículu III-405. 2. En tanto’l Conseyu nun se pronunciara, la Comisión va poder modificar la so propuesta mentanto duren los procedimientos conducentes a l’adopción d’un actu de la Unión. ARTÍCULU III-396 1. Cuando, en virtú de la Constitución, les lleis o lleis marcu europees s’adopten pol procedimientu lexislativu ordinariu, han aplicase les siguientes disposiciones. 2. La Comisión ha presentar una propuesta al Parlamentu Européu y al Conseyu. Primer llectura 3. El Parlamentu Européu ha aprobar la so posición en primer llectura y ha tresmitila al Conseyu. 4. Si’l Conseyu aprueba la posición del Parlamentu Européu, ha adoptase l’actu de que se trate na formulación correspondiente a la posición del Parlamentu Européu. 5. Si’l Conseyu nun aprueba la posición del Parlamentu Européu, ha adoptar la so posición en primer llectura y ha tresmiti-yla al Parlamentu Européu. 6. El Conseyu ha informar cumplidamente al Parlamentu Européu de les razones que lu amenaren a adoptar la so posición en primer llectura. La Comisión ha informar apode de la so posición al Parlamentu Européu. Segunda llectura 7. Si, nun tope de trés meses a partir de dicha tresmisión, el Parlamentu Européu: 156 a) aprueba la posición del Conseyu en primer llectura o nun toma decisión dalguna, l’actu de que se trate ha considerase adoptáu na formulación correspondiente a la posición del Conseyu; b) refuga, por mayoría de los miembros que lu componen, la posición del Conseyu en primer llectura, l’actu propuestu ha considerase non adoptáu; c) propón , por mayoría de los miembros que lu componen, enmiendes a la posición del Conseyu en primer llectura, el testu asina modificáu ha tresmitise-y al Conseyu y a la Comisión, qu’ha dictaminar sobre diches enmiendes. 8. Si, nun tope de trés meses a partir de la recepción de les enmiendes del Parlamentu Européu, el Conseyu, por mayoría cualificada, a) aprueba toes estes enmiendes, l’actu de que se trate ha considerase adoptáu; b) nun aprueba toles enmiendes, el Presidente del Conseyu, d’alcuerdu col Presidente del Parlamentu Européu, ha convocar al Comité de Conciliación nun tope de seis selmanes. 9. El Conseyu ha pronunciase por unanimidá sobre les enmiendes que fueren oxetu d’un dictame negativu de la Comisión de Conciliación 10. El Comité de Conciliación, qu’ha tar compuestu polos miembros del Conseyu o los sos representantes y por un númberu igual de miembros que representen al Parlamentu Européu, ha tener por misión alcanzar, nel tope de seis selmanes a partir de la so convocatoria, un alcuerdu por mayoría cualificada de los miembros del Conseyu o los sos representantes y por mayoría de los miembros que representen al Parlamentu Européu, sobre un testu conxuntu basáu nes posiciones del Parlamentu Européu y del Conseyu en segunda llectura. 11. La Comisión ha participar nos trabayos del Comité de Conciliación y tomar toles iniciatives necesaries pa propiciar un averamientu ente les posiciones del Parlamentu Européu y del Conseyu. 12. Si, nun tope de seis selmanes de magar la so convocatoria, el Comité de Conciliación nun aprueba un testu conxuntu, l’actu propuestu ha considerase non adoptáu. Tercera llectura 13. Si, nesti tope, el Comité de Conciliación aprueba un testu conxuntu, el Parlamentu Européu y el Conseyu han disponer caún de seis selmanes de magar dicha aprobación p’adoptar l’actu de que se trate conforme a dichu testu, pronunciándose’l Parlamentu Européu por mayoría de los votos emitíos y el Conseyu por mayoría cualificada. Nel so defectu, l’actu propuestu ha considerase non adoptáu. 14. Los periodos de trés meses y de seis selmanes acolumbraos nel presente artículu van poder enamplase, como másimo, nun mes y dos selmanes respectivamente, por iniciativa del Parlamentu Européu o del Conseyu. Disposiciones particulares 157 15. Cuando, nos casos previstos pola Constitución, una llei o llei marcu europea se someta al procedimientu lexislativu ordinariu por iniciativa d’un grupu d’Estaos miembros, por recomendación del Bancu Central Européu o a instancia del Tribunal de Xusticia, nun s’han aplicar l’apartáu 2, la segunda frase del apartáu 6 nin l’apartáu 9. Nestos casos, el Parlamentu Européu y el Conseyu han tresmiti-y a la Comisión el proyectu d’actu, asina como les sos posiciones en primer y segunda llectures. El Parlamentu Européu o’l Conseyu va poder pidir el dictame de la Comisión a lo llargo de tol procedimientu y la Comisión va poder dictaminar poles mesmes por propia iniciativa. La Comisión tamién podrá, si lo considera necesario, participar nel Comité de Conciliación acordies col apartáu 11. ARTÍCULU III-397 El Parlamentu Européu, el Conseyu y la Comisión han perfacer consultes recíproques y organizar de común alcuerdu la forma de la so cooperación. A tal efectu y dientro del respetu a la Constitución, van poder celebrar alcuerdos interinstitucionales que pueden tener calter venceyante. ARTÍCULU III-398 1. Nel cumplimientu de les sos funciones, les instituciones, órganos y organismos de la Unión han apoyase nuna alministración europea abierta, eficaz ya independiente. 2. Dientro del respetu al Estatutu y al réxime adoptaos con arreglu al artículu III-427, la llei europea ha afitar les disposiciones a tal efectu. ARTÍCULU III-399 1. Les instituciones, órganos y organismos de la Unión han garantizar la tresparencia de los sos trabayos y han adoptar nos sos reglamentos internos, n’aplicación del artículu I- 50, les disposiciones particulares relatives al accesu del públicu a los sos documentos. El Tribunal de Xusticia de la Unión Europea, el Bancu Central Européu y el Bancu Européu d’Inversiones namás van tar suxetos al apartáu 3 del artículu I-50 y al presente artículu cuando exercen funciones alministratives. 2. El Parlamentu Européu y el Conseyu han velar por que se faigan públicos los documentos relativos a los procedimientos lexislativos nes condiciones afitaes pola llei europea acolumbrada nel apartáu 3 del artículu I-50. ARTÍCULU III-400 1. El Conseyu ha adoptar reglamentos y decisiones europeos polos que se fixen: a) los sueldos, dietes y pensiones del Presidente del Conseyu Européu, del Presidente de la Comisión, del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, de los 158 miembros de la Comisión, de los Presidentes, miembros y secretarios del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea y del Secretariu Xeneral del Conseyu; b) les condiciones d’emplegu, en particular los sueldos, dietes y pensiones del Presidente y de los miembros del Tribunal de Cuentes; c) cualesquiera otros emolumentos de calter retributivu de les persones mentaes nes lletres a) y b). 2. El Conseyu ha adoptar reglamentos y decisiones europeos polos que se fixen les dietes de los miembros del Comité Económicu y Social. ARTÍCULU III-401 Los actos del Conseyu, de la Comisión o del Bancu Central Européu qu’impongan una obligación pecuniaria a persones distintes de los Estaos miembros han ser títulos executivos. La execución forzosa ha rixise poles normes de procedimientu civil vixentes nel Estáu miembru onde se lleve a cabu en territoriu. La orde d’execución ha ser conseñada, ensin más control que’l de la comprobación de l’autenticidá del títulu, pola autoridá nacional que’l Gobiernu de cada Estáu miembru designe a tal efectu y con un nome qu’habrá comunicar a la Comisión y al Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. Cumplíes estes formalidaes a pitición del interesáu, ésti va poder promover la execución forzosa conforme a la lexislación nacional, recurriendo directamente a l’autoridá competente. La execución forzosa namás va poder ser suspendida en virtú d’una decisión del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. Sicasí, el control de la regularidá de les midíes d’execución ha ser competencia de los órganos xurisdiccionales nacionales.


CAPÍTULU II. DISPOSICIONES FINANCIERES[edit]

SEICIÓN 1. MARCU FINANCIERU PLURIAÑAL

ARTÍCULU III-402 1. El Marcu Financieru pluriañal ha afitase pa un periodu non inferior a cinco años, acordies col artículu I-55. 2. El Marcu Financieru ha fixar los importes de les llendes másimos añales de creitos pa compromisos, por categoría de gastos, y del límite másimu añal de creitos pa pagos. Les categoríes de gastos, con númberu qu’ha ser llendáu, han corresponder a los grandes sectores d’actividá de la Unión. 3. El Marcu Financieru ha afitar cualesquiera otres disposiciones adecuaes pal bon desendolque del procedimientu presupuestariu añal. 159 4. Si, al vencimientu del Marcu Financieru anterior, nun s’adoptó una llei europea del Conseyu pola que s’establez un nuevu Marcu Financieru, han prorrogase les llendes másimes y les demás disposiciones correspondientes al últimu añu d’aquél hasta que s’adopte dicha llei. 5. Pel procedimientu conducente a l’adopción del Marcu Financieru, el Parlamentu Européu, el Conseyu y la Comisión han adoptar cualquier midida necesaria pa facilitar la finalización del procedimientu. SECCIÓN 2. PRESUPUESTU AÑAL DE LA UNIÓN ARTÍCULU III-403 L’exerciciu presupuestariu ha entamar el 1 de xineru y finalizar el 31 d’avientu. ARTÍCULU III-404 La llei europea ha afitar el Presupuestu añal de la Unión con arreglu a les siguientes disposiciones: 1. Cada institución ha ellaborar, enantes del 1 de xunetu, un estáu de previsiones de los sos gastos pal exerciciu presupuestariu siguiente. La Comisión ha axuntar estes previsiones nun proyectu de presupuestu, que va poder contener previsiones diverxentes. Esti proyectu ha comprender una previsión d’ingresos y una previsión de gastos. 2. La Comisión ha presentar al Parlamentu Européu y al Conseyu una propuesta que contenga’l proyectu de presupuestu, a más tardar el 1 de setiembre del añu que precede al de la so execución. La Comisión va poder modificar el proyectu de presupuestu pel procedimientu, hasta la convocatoria del Comité de Conciliación acolumbráu nel apartáu 5. 3. El Conseyu ha adoptar la so posición sobre’l proyectu de presupuestu y tresmitila al Parlamentu Européu, a más tardar el 1 d’ochobre del añu que precede al de la execución del presupuestu. Ha informar cumplidamente al Parlamentu Européu de les razones que lu amenaren a adoptar la so posición. 4. Si, nun tope de cuarenta y dos díes dende dicha tresmisión, el Parlamentu Européu: a) aprueba la posición del Conseyu, la llei europea pola que s’establez el Presupuestu ha considerase adoptada; b) nun se pronuncia, la llei europea pola que s’establez el Presupuestu ha considerase adoptada; c) aprueba enmiendes por mayoría de los miembros que lu componen, el proyectu asina enmendáu ha ser tresmitíu al Conseyu y a la Comisión. El Presidente del Parlamentu Européu, d’alcuerdu col Presidente del Conseyu, ha convocar ensin demora al Comité de Conciliación. Sicasí, si nun tope de diez díes de magar la 160 tresmisión del proyectu el Conseyu comunica al Parlamentu Européu qu’aprueba toles sos enmiendes, el Comité de Conciliación nun s’ha xuntar. 5. El Comité de Conciliación, qu’ha tar compuestu polos miembros del Conseyu o los sos representantes y por un númberu igual de miembros que representen al Parlamentu Européu, ha tener por misión alcanzar, nun tope de ventiún díes de magar la so convocatoria, un alcuerdu por mayoría cualificada de los miembros del Conseyu o los sos representantes y por mayoría de los miembros que representen al Parlamentu Européu, sobre un testu conxuntu basáu nes posiciones del Parlamentu Européu y del Conseyu. La Comisión ha participar nos trabayos del Comité de Conciliación y tomar toles iniciatives necesaries pa propiciar un averamientu ente les posiciones del Parlamentu Européu y del Conseyu. 6. Si, nel tope de veintiún díes mentáu nel apartáu 5, el Comité de Conciliación algama un alcuerdu sobre un testu conxuntu, el Parlamentu Européu y el Conseyu han disponer caún de catorce díes de magar la fecha de dichu alcuerdu p’aprobar el testu conxuntu. 7. Si, nel tope de catorce díes mentáu nel apartáu 6: a) el Parlamentu Européu y el Conseyu aprueben el testu conxuntu o nun adopten dala decisión, o si una d’estes instituciones aprueba’l testu conxuntu mientres que la otra nun adopta dala decisión, la llei europea pola que s’establez el Presupuestu ha considerase definitivamente adoptada acordies col testu conxuntu, o bien b) el Parlamentu Européu, por mayoría de los miembros que lu componen, y el Conseyu refuguen el testu conxuntu, o si una d’estes instituciones refuga’l testu conxuntu mientres que la otra nun adopta dala decisión, la Comisión ha presentar un nuevu proyectu de presupuestu, o bien c) el Parlamentu Européu, por mayoría de los miembros que lu componen, refuga’l testu conxuntu mientres que’l Conseyu lu aprueba, la Comisión ha presentar un nuevu proyectu de presupuestu, o bien d) el Parlamentu Européu aprueba’l testu conxuntu mientres que’l Conseyu lu refuga, el Parlamentu Européu puede, nun tope de catorce díes de magar la fecha del rechazu del Conseyu, decidir por mayoría de los miembros que lu componen y trés quintes partes de los votos emitíos que confirma na so totalidá o en parte les enmiendes a que se refier la lletra c) del apartáu 4. Si nun se confirma una enmienda del Parlamentu Européu, ha caltenese la posición adoptada nel Comité de Conciliación con respecto a la partida presupuestaria oxetu de la enmienda. La llei europea pola que s’establez el Presupuestu ha considerase definitivamente adoptada sobre dicha base. 8. Si, nel tope de veintiún díes mentáu nel apartáu 5, el Comité de Conciliación nun algama un alcuerdu sobre un testu conxuntu, la Comisión ha presentar un nuevu proyectu de presupuestu. 9. En concluyendo’l procedimientu afitáu nel presente artículu, el Presidente del Parlamentu Européu ha declarar que la llei europea pola que s’establez el Presupuestu quedó definitivamente adoptada. 161 10. Cada institución ha exercer les competencies que-y atribúi’l presente artículu dientro del respetu a la Constitución y a los actos adoptaos en virtú d’ésta, en particular en materia de recursos propios de la Unión y d’equilibriu ente los ingresos y los gastos. ARTÍCULU III-405 1. Si la llei europea pola que s’establez el Presupuestu nun ta definitivamente adoptada al iniciase un exerciciu presupuestariu, los gastos van poder efectuase mensualmente por capítulos acordies cola llei europea acolumbrada nel artículu III-412, dientro del límite de la doceava parte de los creitos conseñaos nel capítulu correspondiente del Presupuestu del exerciciu precedente, ensin que pueda superase la doceava parte de los creitos previstos nel mesmu capítulu del proyectu de presupuestu. 2. El Conseyu puede adoptar, a propuesta de la Comisión y respetando les demás condiciones afitaes nel apartáu 1, una decisión europea pola que s’autoricen gastos qu’esceden de la doceava parte, acordies cola llei europea acolumbrada nel artículu III- 412. Ha tresmitir inmediato esta decisión al Parlamentu Européu. Esta decisión europea habrá prever les midíes necesaries en materia de recursos pa l’aplicación del presente artículu, respetando les lleis europees acolumbraes nos apartaos 3 y 4 del artículu I-54. Dicha decisión ha entrar en vigor a los treinta díes de la so adopción, nun siendo que dientro d’esi tope el Parlamentu Européu decida, por mayoría de los miembros que lu componen, reducir los gastos. ARTÍCULU III-406 Nes condiciones que determine la llei europea acolumbrada nel artículu III-412, los creitos que nun correspuendan a gastos de personal y que queden ensin utilizar al final del exerciciu presupuestariu namás van poder ser prorrogaos hasta l’exerciciu siguiente. Los creitos han especificase por capítulos, que van agrupar los gastos según la so naturaleza o destín y subdividise acordies cola llei europea acolumbrada nel artículu III- 412. Los gastos - del Parlamentu Européu, - del Conseyu Européu y del Conseyu, - de la Comisión y - del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea han figurar en secciones diferentes del Presupuestu, ensin perxuiciu d’un réxime especial pa determinaos gastos comunes. SECCIÓN 3. EXECUCIÓN DEL PRESUPUESTU Y APROBACIÓN DE LA XESTIÓN ARTÍCULU III-407 162 La Comisión, baxo la so propia responsabilidá y dientro del límite de los creitos autorizaos, ha executar el Presupuestu en cooperación colos Estaos miembros, acordies cola llei europea acolumbrada nel artículu III-412 y conforme al principiu de bona xestión financiera. Los Estaos miembros han cooperar cola Comisión pa garantizar que los autorizaos s’utilicen d’alcuerdu con dichu principiu. La llei europea acolumbrada nel artículu III-412 ha determinar les obligaciones de control y auditoría de los Estaos miembros na execución del Presupuestu, asina como les responsabilidaes que d’ello se deriven. Dicha llei ha afitar les responsabilidaes y les formes específiques de participación de cada institución na execución de los sos propios gastos. Dientro del Presupuestu, la Comisión va poder tresferir creitos ente capítulos o ente subdivisiones, dientro de les llendes y nes condiciones qu’estableza la llei europea acolumbrada nel artículu III-412. ARTÍCULU III-408 La Comisión ha presentar cada añu al Parlamentu Européu y al Conseyu les cuentes del exerciciu zarráu relatives a les operaciones del Presupuestu. Amás, ha remiti-yos un balance financieru del activu y pasivu de la Unión. La Comisión ha presentar poles mesmes al Parlamentu Européu y al Conseyu un informe d’evaluación de les finances de la Unión basáu nos resultaos obteníos, en particular, en rellación coles indicaciones daes pol Parlamentu Européu y el Conseyu en virtú del artículu III-409. ARTÍCULU III-409 1. El Parlamentu Européu, por recomendación del Conseyu, ha aprobar la xestión de la Comisión na execución del Presupuestu. A tal efectu, ha esaminar, dempués del Conseyu, les cuentes, el balance financieru y l’informe d’evaluación mentaos nel artículu III-408, l’informe añal del Tribunal de Cuentes, xunto coles respuestes de les instituciones controlaes a les observaciones del Tribunal de Cuentes, la declaración de fiabilidá a que se refier el segundu párrafu del apartáu 1 del artículu III-384 y los informes especiales pertinentes del Tribunal de Cuentes. 2. Enantes d’aprobar la xestión de la Comisión, o con cualquier otra finalidá enmarcada nel exerciciu de les atribuciones d’ésta en materia d’execución del Presupuestu, el Parlamentu Européu puede pidir la comparecencia de la Comisión en rellación cola execución de los gastos o’l funcionamientu de los sistemes de fiscalización financiera. La Comisión ha facilita-y al Parlamentu Européu, a instancia d’ésti, tola información necesaria. 3. La Comisión ha facer tolo necesario pa dar cursu a les observaciones qu’acompañen les decisiones d’aprobación de la xestión y les demás observaciones del Parlamentu Européu sobre la execución de los gastos, asina como a los comentarios qu’acompañen les recomendaciones d’aprobación de la xestión adoptaes pol Conseyu. 4. A instancia del Parlamentu Européu o del Conseyu, la Comisión ha informar de les midíes adoptaes a raíz de diches observaciones y comentarios y, en particular, de les instrucciones impartíes a los servicios encargaos de la execución del Presupuestu. Dichos informes han unviase tamién al Tribunal de Cuentes. 163 SECCIÓN 4. DISPOSICIONES COMUNES ARTÍCULU III-410 El Marcu Financieru pluriañal y el Presupuestu añal han afitase n’euros. ARTÍCULU III-411 La Comisión va poder tresferir a la moneda d’ún de los Estaos miembros los activos que posea na moneda d’otru Estáu miembru, na midida necesaria pa que puedan ser utilizaos pa les fines que-yos asigna la Constitución, siempre qu’informe d’ello a les autoridaes competentes de los Estaos miembros de que se trate. La Comisión ha evitar, na midida de lo posible, efectuar tales tresferencies si posee activos disponibles o realizables nes monedes que precise. La Comisión ha rellacionase con caún de los Estaos miembros de que se trate al través de l’autoridá qu’ésti designe. Pa la execución de les operaciones financieres, la Comisión ha recurrir al bancu d’emisión del Estáu miembru de que se trate o a otra institución financiera autorizada por ésti. ARTÍCULU III-412 1. La llei europea ha afitar: a) les normes financieres poles que s’han determinar, en particular, les modalidaes d’adopción y execución del Presupuestu, asina como les referentes a la rindición y censura de cuentes; b) les normes poles que se va organizar el control de la responsabilidá de los axentes financieros, en particular de los ordenadores de pagos y de los contables. La llei europea ha adoptase previa consulta al Tribunal de Cuentes. 2. El Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, un reglamentu européu pol que s’establezan les modalidaes y el procedimientu con arreglu a los qu’habrán ponese a disposición de la Comisión los ingresos presupuestarios previstos nel réxime de recursos propios de la Unión, asina como les midíes qu’han aplicase pa facer frente, nel so casu, a les necesidaes d’ayalguería. El Conseyu ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu y al Tribunal de Cuentes. 3. Hasta’l 31 d’avientu de 2006, el Conseyu ha pronunciase por unanimidá en tolos casos previstos nel presente artículu. ARTÍCULU III-413 El Parlamentu Européu, el Conseyu y la Comisión han velar por que la Unión disponga de los medios financieros que-y permitan cumplir les sos obligaciones xurídiques frente a terceros. 164 ARTÍCULU III-414 Por iniciativa de la Comisión, han convocase reuniones periódiques de los Presidentes del Parlamentu Européu, del Conseyu y de la Comisión nel marcu de los procedimientos presupuestarios acolumbraos nel presente Capítulu. Los Presidentes han adoptar toles midíes necesaries pa propiciar la concertación y l’acercamientu de les posiciones de les instituciones que presiden al envís de facilitar l’aplicación del presente Capítulu. SECCIÓN 5. LLUCHA CONTRA’L FRAUDE ARTÍCULU III-415 1. La Unión y los Estaos miembros han combatir el fraude y toa actividá illegal que perxudique los intereses financieros de la Unión pentemedies de midíes adoptaes acordies col presente artículu, qu’han ser disuasories y averar una protección eficaz nos Estaos miembros y nes instituciones, órganos y organismos de la Unión. 2. Al envís de combatir el fraude que perxudique a los intereses financieros de la Unión, los Estaos miembros han adoptar les mesmes midíes que les qu’adopten pa combatir el fraude que perxudique a los sos propios intereses financieros. 3. Ensin perxuiciu d’otres disposiciones de la Constitución, los Estaos miembros han coordinar les sos acciones empuestes a protexer los intereses financieros de la Unión contra’l fraude. Con esta fin, han organizar, xunto cola Comisión, una collaboración arratada y regular ente les autoridaes competentes. 4. La llei o llei marcu europea ha afitar les midíes necesaries nos ámbitos de la prevención y llucha contra’l fraude que perxudique a los intereses financieros de la Unión, con mires a ofrecer una protección eficaz y equivalente nos Estaos miembros y nes instituciones, órganos y organismos de la Unión. La llei o llei marcu ha adoptase previa consulta al Tribunal de Cuentes. 5. La Comisión, en cooperación colos Estaos miembros, ha presentar cada añu al Parlamentu Européu y al Conseyu un informe sobre les midíes adoptaes p’aplicar el presente artículu.


CAPÍTULU III. COOPERACIONES REFORCIAES[edit]

ARTÍCULU III-416 Les cooperaciones reforciaes han respetar la Constitución y el Derechu de la Unión. Les cooperaciones reforciaes nun han perxudicar al mercáu interior nin a la cohesión económica, social y territorial. Nun han constituir un enzancu nin una discriminación pa los intercambios ente Estaos miembros, nin provocar distorsiones de competencia ente ellos. ARTÍCULU III-417 Les cooperaciones reforciaes han respetar les competencies, los derechos y les obligaciones de los Estaos miembros que nun participen nelles. Éstos nun han impidir que les apliquen los Estaos miembros que participen nelles. ARTÍCULU III-418 1. Les cooperaciones reforciaes van tar abiertes a tolos Estaos miembros nel momentu en que s’establezan, siempre y cuando se respeten les posibles condiciones de participación afitaes na decisión europea d’autorización. También lo van tar en cualquier otru momentu, siempre y cuando se respeten, amás de les posibles condiciones mentaes, los actos yá adoptaos nesti marcu. La Comisión y los Estaos miembros que participen nuna cooperación reforciada han procurar fomentar la participación del mayor númberu posible d’Estaos miembros. 2. La Comisión y, nel so casu, el Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, han informar periódicamente al Parlamentu Européu y al Conseyu sobre la evolución de les cooperaciones reforciaes. ARTÍCULU III-419 1. Los Estaos miembros que quieran afitar ente sí una cooperación reforciada en cualquiera de los ámbitos acolumbraos na Constitución, con escepción de los ámbitos de competencia esclusiva y de la política esterior y de seguridá común, han dirixir a la Comisión una solicitú, na qu’han precisar l’ámbitu d’aplicación y los oxetivos de la cooperación reforciada prevista. La Comisión puede presentar al Conseyu una propuesta nesti sen. Si nun presenta dala propuesta, ha comunica-yos les razones a los Estaos miembros interesaos. L’autorización pa perfacer una cooperación reforciada ha concedese pentemedies d’una decisión europea del Conseyu, qu’ha pronunciase a propuesta de la Comisión y previa aprobación del Parlamentu Européu. 2. La solicitú de los Estaos miembros que quieran afitar ente sí una cooperación reforciada nel marcu de la política esterior y de seguridá común ha dirixise al Conseyu. Ha treslladase al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, pa qu’ésti dictamine acerca de la coherencia de la cooperación reforciada prevista cola política esterior y de seguridá común de la Unión, asina como a la Comisión, pa qu’ésta dictamine, en particular, sobre la coherencia de la cooperación reforciada prevista coles demás polítiques de la Unión. Ha treslladase poles mesmes al Parlamentu Européu a títulu informativu. L’autorización de perfacer una cooperación reforciada ha concedese pentemedies d’una decisión europea del Conseyu, que s’ha pronunciar por unanimidá. 166 ARTÍCULU III-420 1. Tou Estáu miembru que quiera participar nuna cooperación reforciada yá esistente nún de los ámbitos previstos nel apartáu 1 del artículu III-419 ha notificá-yoslo al Conseyu y a la Comisión. La Comisión ha confirmar la participación del Estáu miembru de que se trate nun tope de cuatro meses dende la recepción de dicha notificación. Ha facer constar, nel so casu, que se cumplen les condiciones de participación, y ha adoptar les midíes transitories necesaries pa l’aplicación de los actos yá adoptaos nel marcu de la cooperación reforciada. Sicasí, si la Comisión considera que nun se cumplen les condiciones de participación, ha indicar les disposiciones necesaries pa ello y ha afitar un tope pa reconsiderar la solicitú. Al términu de dichu tope, ha reconsiderar la solicitú con arreglu al procedimientu afitáu nel segundu párrafu. Si la Comisión considera que siguen ensin cumplise les condiciones de participación, l’Estáu miembru de que se trate va poder someter la cuestión al Conseyu, qu’ha pronunciase sobre la solicitú. El Conseyu ha pronunciase acordies col apartáu 3 del artículu I-44. Puede adoptar poles mesmes, a propuesta de la Comisión, les midíes transitories mentaes nel segundu párrafu. 2. Tou Estáu miembru que quiera participar nuna cooperación reforciada yá esistente nel marcu de la política esterior y de seguridá común ha notificá-yoslo al Conseyu, al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión y a la Comisión. El Conseyu ha confirmar la participación del Estáu miembru de que se trate, previa consulta al Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión y en comprobando, nel so casu, que cumple les condiciones de participación. El Conseyu, a propuesta del Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, va poder adoptar poles mesmes les midíes transitories necesaries pa l’aplicación de los actos yá adoptaos nel marcu de la cooperación reforciada. Sicasí, si’l Conseyu estima que nun se cumplen les condiciones de participación, ha acutar les disposiciones necesaries pa ello y ha afitar un tope pa reconsiderar la solicitú de participación. A efectos del presente apartáu, el Conseyu ha pronunciase por unanimidá y acordies col apartáu 3 del artículu I-44. ARTÍCULU III-421 Los gastos resultantes de l’aplicación d’una cooperación reforciada que nun seyan los gastos alministrativos ocasionaos a les instituciones han ser sufragaos polos Estaos miembros participantes, a menos que’l Conseyu, por unanimidá de tolos sos miembros y previa consulta al Parlamentu Européu, decida otra cosa. ARTÍCULU III-422 1. Cuando una disposición de la Constitución que pueda aplicase nel marcu d’una cooperación reforciada estableza que’l Conseyu tien que pronunciase por unanimidá, ésti puede adoptar por unanimidá, acordies colo dispuesto nel apartáu 3 del artículu I- 44, una decisión europea qu’estableza qu’ha pronunciase por mayoría cualificada. 2. Cuando una disposición de la Constitución que pueda aplicase nel marcu d’una cooperación reforciada estableza que’l Conseyu tien qu’adoptar lleis o lleis marcu europees con arreglu a un procedimientu lexislativu especial, el Conseyu ye a adoptar 167 por unanimidá, acordies colo dispuesto nel apartáu 3 del artículu I-44, una decisión europea qu’estableza qu’ha pronunciase con arreglu al procedimientu lexislativu ordinariu. El Conseyu ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. 3. Los apartaos 1 y 2 nun s’han aplicar a les decisiones que tengan repercusiones militares o nel ámbitu de la defensa. ARTÍCULU III-423 El Conseyu y la Comisión han velar pola coherencia de les acciones emprendíes nel marcu d’una cooperación reforciada, asina como pola coherencia de diches acciones coles polítiques de la Unión, y han cooperar a tal efectu.


TÍTULU VII: DISPOSICIONES COMUNES[edit]

ARTÍCULU III-424 Teniendo en cuenta la situación social y económica estructural de Guadalupe, la Guayana Francesa, Martinica, la Reunión, les Azores, Madeira y les Isles Canaries, agravada pola so llontanza, insularidá, superficie reducida, relieve y clima adversos y dependencia económica respecto d’un reducíu númberu de productos, perxudicando gravemente’l so desendolque la persistencia y combinación d’estos factores, el Conseyu ha adoptar, a propuesta de la Comisión, lleis, lleis marcu, reglamentos y decisiones europeos orientaes, en particular, a fixar les condiciones pa l’aplicación de la Constitución en diches rexones, incluyíes les polítiques comunes. Ha pronunciase previa consulta al Parlamentu Européu. Los actos acolumbraos nel primer párrafu han abarcar, en particular, les polítiques aduanera y comercial, la política fiscal, les zones franques, les polítiques agrícola y pesquera, les condiciones d’abastecimientu de materies primes y bienes de consumu esenciales, les ayudes públiques y les condiciones d’accesu a los fondos con finalidá estructural y a los programes horizontales de la Unión. El Conseyu ha adoptar los actos acolumbraos nel primer párrafu teniendo en cuenta les característiques y esixencies particulares de les rexones ultraperifériques, ensin tener a mengua la integridá y coherencia del ordenamientu xurídicu de la Unión, incluyíos el mercáu interior y les polítiques comunes. 168 ARTÍCULU III-425 La Constitución nun prexulga en dal mou el réxime de la propiedá nos Estaos miembros. ARTÍCULU III-426 La Unión ha gociar en cada Estáu miembru de la más amplia capacidá xurídica que les lexislaciones nacionales reconozan a les persones xurídiques. Puede, en particular, pescanciar o nayenar bienes muebles ya inmuebles y comparecer en xuiciu. A tal efectu, ha tar representada pola Comisión. Sicasí, la Unión ha tar representada por caúna de les instituciones, en virtú de l’autonomía alministrativa d’éstes, pa les cuestiones rellacionaes col funcionamientu de les mesmes. ARTÍCULU III-427 La llei europea ha regular l’Estatutu de los funcionarios de la Unión y el réxime aplicable a los otros axentes de la Unión. Ha adoptase previa consulta a les instituciones interesaes. ARTÍCULU III-428 Pa desempeñar les funciones que se-y encomienden, la Comisión va poder anublar toa mena d’informaciones y proceder a toles comprobaciones necesaries, dientro de les llendes y nes condiciones qu’estableza un reglamentu o decisión européu adoptáu pol Conseyu por mayoría simple. ARTÍCULU III-429 1. Ensin perxuiciu de lo dispuesto nel artículu 5 del Protocolu sobre los Estatutos del Sistema Européu de Bancos Centrales y del Bancu Central Européu, la llei o llei marcu europea ha afitar les midíes pa la ellaboración d’estadístiques cuando ello seya necesario pa perfacer les actividaes de la Unión. 2. La ellaboración d’estadístiques ha respetar la imparcialidá, fiabilidá, oxetividá, independencia científica, rentabilidá y el secretu estadísticu, y nun ha ocasionar cargues escesives a los operadores económicos. ARTÍCULU III-430 Los miembros de les instituciones de la Unión, los miembros de los comités y los funcionarios y axentes de la Unión van tar obligaos, inda en cesando nos sos cargos, a nun esparder les informaciones que, pola so naturaleza, tean abellugaes pol secretu 169 profesional, n’especial los datos relativos a les empreses y que se refieran a les sos rellaciones comerciales o a los elementos de los sos costes. ARTÍCULU III-431 La responsabilidá contractual de la Unión ha rixise pol Derechu aplicable al contratu de que se trate. En materia de responsabilidá extracontractual, la Unión habrá reparar los daños causaos poles sos instituciones o los sos axentes nel exerciciu de les sos funciones, acordies colos principios xenerales comunes a los Derechos de los Estaos miembros. Non obstante lo dispuesto nel segundu párrafu, el Bancu Central Européu habrá reparar los daños causaos por sí mesmu o polos sos axentes nel exerciciu de les sos funciones, acordies colos principios xenerales comunes a los Derechos de los Estaos miembros. La responsabilidá personal de los axentes ante la Unión ha rixise poles disposiciones del so Estatutu o del réxime que-yos seya aplicable. ARTÍCULU III-432 La sede de les instituciones de la Unión ha ser fixada de común alcuerdu polos Gobiernos de los Estaos miembros. ARTÍCULU III-433 El Conseyu ha adoptar por unanimidá un reglamentu européu pol que se fixe’l réxime llingüísticu de les instituciones de la Unión, ensin perxuiciu del Estatutu del Tribunal de Xusticia de la Unión Europea. ARTÍCULU III-434 La Unión ha gociar nel territoriu de los Estaos miembros de los privilexos ya inmunidaes necesarios pal cumplimientu de la so misión, nes condiciones afitaes nel Protocolu sobre los privilexos ya inmunidaes de la Unión Europea. ARTÍCULU III-435 La Constitución nun ha afectar a los derechos y obligaciones que resulten de convenios celebraos con anterioridá al 1 d’xineru de 1958 o, pa los Estaos que s’adhirieren, con anterioridá a la fecha de la so adhesión, ente ún o varios Estaos miembros, per una parte, y ún o varios terceros Estaos, per otra. Na midida en que dichos convenios seyan incompatibles cola Constitución, l’Estáu o los Estaos miembros de que se trate han recurrir a tolos medios afayadizos pa desaniciar les incompatibilidaes que s’observaren. Si ye menester, los Estaos miembros han emprestase ayuda mutua pa llograr tala finalidá y han adoptar, nel so casu, una postura común. Al aplicar los convenios mentaos nel primer párrafu, los Estaos miembros han tener en cuenta que les ventayes concedíes na Constitución por cada Estáu miembru son parte integrante de la Unión y tán, por ello, inseparablemente lligaes a la creación d’instituciones dotaes d’atribuciones 170 pola Constitución y a la concesión de ventayes idéntiques por tolos demás Estaos miembros. ARTÍCULU III-436 1. La Constitución nun ha torgar les normes siguientes: a) nengún Estáu miembru ha tar obligáu a facilitar información que la so divulgación considere contraria a los intereses esenciales de la so seguridá; b) tou Estáu miembru va poder adoptar les midíes qu’estime necesaries pa la protección de los intereses esenciales de la so seguridá y que se refieran a la producción o al comerciu d’armes, municiones y material de guerra; estes midíes nun habrán alterar les condiciones de competencia nel mercáu interior respecto de los productos que nun tean destinaos a fines específicamente militares. 2. El Conseyu va poder adoptar por unanimidá, a propuesta de la Comisión, una decisión europea que modifique la llista de 15 d’abril de 1958 de los productos a los que s’apliquen les disposiciones de la lletra b) del apartáu 1.


PARTE IV: DISPOSICIONES XENERALES Y FINALES[edit]

ARTÍCULU IV-437. Derogación de los Trataos anteriores 1. El presente Tratáu pol que s’establez una Constitución pa Europa deroga’l Tratáu constitutivu de la Comunidá Europea y el Tratáu de la Unión Europea, asina como, nes condiciones fixaes nel Protocolu sobre los actos y trataos que completaron o modificaron el Tratáu constitutivu de la Comunidá Europea y el Tratáu de la Unión Europea, los actos y trataos que los completaron o modificaron, ensin perxuiciu del apartáu 2 del presente artículu. 171 2. Queden derogaos los Trataos relativos a l’adhesión: a) del Reinu de Dinamarca, d’Irlanda y del Reinu Uníu de Gran Bretaña ya Irlanda del Norte b) de la República Helénica, c) del Reinu d’España y de la República Portuguesa, d) de la República d’Austria, de la República de Finlandia y del Reinu de Suecia, y

  • Constitution/es 331

e) de la República Checa, de la República d’Estonia, de la República de Chipre, de la República de Letonia, de la República de Lituania, de la República d’Hungría, de la República de Malta, de la República de Polonia, de la República d’Eslovenia y de la República Eslovaca. Sicasí: - les disposiciones de los Trataos mentaos nes lletres a) a d) que se recueyen o citen nel Protocolu sobre los Trataos y les Actes d’adhesión del Reinu de Dinamarca, d’Irlanda y del Reinu Uníu de Gran Bretaña ya Irlanda del Norte, de la República Helénica, del Reinu d’España y de la República Portuguesa, y de la República d’Austria, de la República de Finlandia y del Reinu de Suecia siguen en vigor y conserven los sos efectos xurídicos acordies con dichu Protocolu; - les disposiciones del Tratáu mentáu na lletra e) que se recueyan o citen nel Protocolu sobre’l Tratáu y l’Acta d’adhesión de la República Checa, de la República d’Estonia, de la República de Chipre, de la República de Letonia, de la República de Lituania, de la República d’Hungría, de la República de Malta, de la República de Polonia, de la República d’Eslovenia y de la República Eslovaca siguen en vigor y conserven los sos efectos xurídicos acordies con dichu Protocolu. A RTÍCULU IV-438. Sucesión y continuidá xurídica 1. La Unión Europea creada pol presente Tratáu asocede a la Unión Europea constituyida pol Tratáu de la Unión Europea y a la Comunidá Europea. 2. Ensin perxuiciu del artículu IV-439, les instituciones, órganos y organismos esistentes na fecha d’entrada en vigor del presente Tratáu, na so composición nesa fecha, han exercer les sos atribuciones nel sen del presente Tratáu, en tanto nun s’adopten les nueves disposiciones n’aplicación d’ésti, o hasta’l final del so mandatu. 3. Los actos de les instituciones, órganos y organismos, adoptaos sobre la base de los Trataos y actos derogaos pol artículu IV-437, continúen en vigor. Los sos efectos xurídicos caltiénense en tanto dichos actos nun fueren derogaos, anulaos o modificaos n’aplicación del presente Tratáu. Lo mesmo apuerta colos convenios celebraos ente Estaos miembros sobre la base de los Trataos y actos derogaos pol artículu IV-437. Los demás elementos del acervu comunitariu y de la Unión esistentes nel momentu de la entrada en vigor del presente Tratáu caltiénense tamién, en tanto nun fueren suprimíos o modificaos; en particular los alcuerdos interinstitucionales, les decisiones y alcuerdos adoptaos polos representantes de los Gobiernos de los Estaos miembros reuníos nel sen 172 del Conseyu, los alcuerdos celebraos polos Estaos miembros relativos al funcionamientu de la Unión o de la Comunidá o que tengan vínculu cola actuación d’éstes, les declaraciones, incluyíes les formulaes en conferencies intergubernamentales, asina como les resoluciones o demás tomes de posición del Conseyu Européu o del Conseyu y les relatives a la Unión o a la Comunidá que los Estaos miembros adoptaren de común alcuerdu. 4. La xurisprudencia del Tribunal de Xusticia de les Comunidaes Europees y del Tribunal de Primer Instancia relativa a la interpretación y aplicación de los Trataos y actos derogaos pol artículu IV-437, asina como de los actos y convenios adoptaos n’aplicación d’aquéllos, siguen siendo, mutatis mutandis, la fuente d’interpretación del Derechu de la Unión y, particular, de les disposiciones comparables de la Constitución. 5. La continuidá de los procedimientos alministrativos y xurisdiccionales iniciaos enantes de la fecha d’entrada en vigor del presente Tratáu garantízase dientro del respetu a la Constitución. Les instituciones, órganos y organismos responsables d’estos procedimientos han adoptar toles midíes adecuaes a tal efectu. ARTÍCULU IV-439. Disposiciones transitories relatives a determinaes instituciones Les disposiciones transitories relatives a la composición del Parlamentu Européu, a la definición de la mayoría cualificada nel Conseyu Européu y nel Conseyu, incluyíos los casos en que non tolos miembros del Conseyu Européu o del Conseyu participen na votación, y a la composición de la Comisión, incluyíu’l Ministru d’Asuntos Esteriores de la Unión, tán previstes nel Protocolu sobre les disposiciones transitories relatives a les instituciones y órganos de la Unión. ARTÍCULU IV-440. Ámbitu d’aplicación territorial 1. El presente Tratáu aplícase al Reinu de Bélxica, a la República Checa, al Reinu de Dinamarca, a la República Federal d’Alemaña, a la República d’Estonia, a la República Helénica, al Reinu d’España, a la República Francesa, a Irlanda, a la República Italiana, a la República de Chipre, a la República de Letonia, a la República de Lituania, al gran Ducáu de Luxemburgu, a la República d’Hungría, a la República de Malta, al Reinu de los Países Baxos, a la República d’Austria, a la República de Polonia, a la República Portuguesa, a la República d’Eslovenia, a la República Eslovaca, a la República de Finlandia, al Reinu de Suecia y al Reinu Uníu de Gran Bretaña ya Irlanda del Norte. 2. El presente Tratáu aplícase a Guadalupe, la Guayana Francesa, Martinica, la Reunión, les Azores, Madeira y les Isles Canaries, acordies colo dispuesto nel artículu III-424. 3. Los países y territorios d’ultramar que figuren na llista del Anexu II tán sometíos al réxime especial d’asociación definíu nel Títulu IV de la Parte III. El presente Tratáu nun s’aplica a los países y territorios d’ultramar que caltengan rellaciones particulares col Reinu Uníu de Gran Bretaña ya Irlanda del Norte que nun figuren na citada lista. 173 4. El presente Tratáu aplícase a los territorios europeos con rellaciones esteriores asumíes por un Estáu miembru. 5. El presente Tratáu aplícase a les Isles Åland++ coles escepciones que figuraben inicialmente nel Tratáu mentáu na lletra d) del apartáu 2 del artículu IV-437 y que se recueyen nel Protocolu sobre los Trataos y les Actes d’adhesión del Reinu de Dinamarca, d’Irlanda y del Reinu Uníu de Gran Bretaña ya Irlanda del Norte; de la República Helénica; del Reinu d’España y de la República Portuguesa, y de la República d’Austria, de la República de Finlandia y del Reinu de Suecia. 6. Non obstante lo dispuesto nos apartaos 1 a 5: a) el presente Tratáu nun s’aplica a les Isles Feroe; b) el presente Tratáu aplícase a Akrotiri y Dhekelia, zones de soberanía del Reinu Uníu de Gren Bretaña ya Irlanda del Norte en Chipre, tan solo na midida necesaria pa garantizar l’aplicación del réxime afitáu inicialmente nel Protocolu relativu a les zones de soberanía del Reinu Uníu de Gran Bretaña ya Irlanda del Norte en Chipre, anexu al Acta d’adhesión que forma parte integrante del Tratáu mentáu na lletra e) del apartáu 2 del artículu IV-437, y que se recueye nel Títulu III de la Parte II del Protocolu sobre’l Tratáu y l’Acta d’adhesión de la República Checa, la República d’Estonia, la República de Chipre, la República de Letonia, la República de Lituania, la República d’Hungría, la República de Malta, la República de Polonia, la República d’Eslovenia y la República Eslovaca; c) el presente Tratáu aplícase a les Isles de la Canal y a la Isla de Man namás na midida necesaria pa garantizar l’aplicación del réxime afitáu inicialmente pa diches isles nel Tratáu mentáu na lletra a) del apartáu 2 del artículu IV-437, y que se recueye na Sección 3 del Títulu II del Protocolu sobre los Trataos y les Actes d’adhesión del Reinu de Dinamarca, d’Irlanda y del Reinu Uníu de Gran Bretaña ya Irlanda del Norte; de la República Helénica; del Reinu d’Espñña y de la República Portuguesa, y de la República d’Austria, de la República de Finlandia y del Reinu de Suecia. 7. El Conseyu Européu, por iniciativa del Estáu miembru de que se trate, va poder adoptar una decisión europea que modifique l’estatutu respecto de la Unión de dalgún de los países o territorios daneses, franceses o neerlandeses a que se refieren los apartaos 2 y 3. El Conseyu Européu ha pronunciase por unanimidá, previa consulta a la Comisión. ARTÍCULU IV-441. Uniones rexonales Les disposiciones del presente Tratáu nun obsten a la esistencia y perfeccionamientu de les uniones rexonales ente Bélxica y Luxemburgo, asina como ente Bélxica, Luxemburgu y los Países Baxos, na midida en que los oxetivos de diches uniones rexonales nun seyan algamaos pentemedies de l’aplicación de dichu Tratáu. ARTÍCULU IV-442. Protocolos y Anexos 174 Los Protocolos y Anexos del presente Tratáu formen parte integrante del mesmu. ARTÍCULU IV-443. Procedimientu de revisión ordinariu 1. El Gobiernu de cualquier Estáu miembru, el Parlamentu Européu o la Comisión pueden presenta-y al Conseyu proyectos de revisión del presente Tratáu. El Conseyu ha remitir dichos proyectos al Conseyu Européu y notificalos a los Parlamentos nacionales. 2. Si’l Conseyu Européu, previa consulta al Parlamentu Européu y a la Comisión, adopta por mayoría simple una decisión favorable al esame de les modificaciones propuestes, el Presidente del Conseyu Européu ha convocar una Convención compuesta por representantes de los Parlamentos nacionales, de los Xefes d’Estáu o de Gobiernu de los Estaos miembros, del Parlamentu Européu y de la Comisión. Cuando se trate de modificaciones institucionales nel ámbitu monetariu, ha consultase tamién al Bancu Central Européu. La Convención ha esaminar los proyectos de revisión y ha adoptar por consensu una recomendación a una Conferencia de los representantes de los Gobiernos de los Estaos miembros según lo dispuesto nel apartáu 3. El Conseyu Européu puede decidir por mayoría simple, previa aprobación del Parlamentu Européu, nun convocar una Convención cuando la importancia de les modificaciones nun lo xustifique. Nesti postrer casu, el Conseyu Européu ha afitar un mandatu pa una Conferencia de los 3. Una Conferencia de los representantes de los Gobiernos de los Estaos miembros ha ser convocada pol Presidente del Conseyu cola fin de que s’aprueben de común alcuerdu les modificaciones del presente Tratáu. Les modificaciones han entrar en vigor en siendo ratificaes por tolos Estaos miembros acordies coles sos respectives normes constitucionales. 4. Si, degoláu un tope de dos años dende la firma del Tratáu pol que se modifica’l presente Tratáu, les cuatro quintes partes de los Estaos miembros lu ratificaron y ún o varios Estaos miembros afayaron dificultaes pa proceder a dicha ratificación, el Conseyu Européu ha esaminar la cuestión. ARTÍCULU IV-444. Procedimientu de revisión simplificáu 1. Cuando la Parte III disponga que’l Conseyu se pronuncie por unanimidá nun ámbitu o nun casu determináu, el Conseyu Européu puede adoptar una decisión europea qu’autorice al Conseyu a pronunciase por mayoría cualificada en dichu ámbitu o en dichu casu. El presente apartáu nun ha aplicase a les decisiones que tengan repercusiones militares o nel ámbitu de la defensa 2. Cuando la Parte III disponga que’l Conseyu adopte lleis o lleis marcu europees por un procedimientu lexislativu especial, el Conseyu Européu puede adoptar una decisión europea qu’autorice a adoptar diches lleis o lleis marcu pol procedimientu lexislativu ordinariu. 3. Cualquier iniciativa tomada pol Conseyu Européu en virtú de los apartaos 1 o 2 ha treslladase a los Parlamentos nacionales. En casu d’oposición d’un Parlamentu nacional notificada nun tope de seis meses a partir d’esta tresmisión, nun ha adoptase la decisión 175 europea acolumbrada nos apartaos 1 o 2. A falta d’oposición, el Conseyu Européu va poder adoptar la citada decisión. Pa l’adopción de les decisiones europees acolumbraes nos apartaos 1 y 2, el Conseyu Européu ha pronunciase por unanimidá, previa aprobación del Parlamentu Européu, qu’ha pronunciase por mayoría de los miembros que lu componen. ARTÍCULU IV-445. Procedimientu de revisión simplificáu relativu a les polítiques y acciones internes de la Unión 1. El Gobiernu de cualquier Estáu miembru, el Parlamentu Européu o la Comisión pueden presentar al Conseyu Européu proyectos de revisión de la totalidá o parte de les disposiciones del Títulu III de la Parte III relatives a les polítiques y acciones internes de la Unión. 2. El Conseyu Européu puede adoptar una decisión europea que modifique la totalidá o parte de les disposiciones del Títulu III de la Parte III. El Conseyu Européu ha pronunciase por unanimidá previa consulta al Parlamentu Européu y a la Comisión, asina como al Bancu Central Européu nel casu de modificaciones institucionales nel ámbitu monetariu. Dicha decisión europea namás ha entrar en vigor en siendo aprobada polos Estaos miembros, acordies coles sos respectives normes constitucionales. 3. La decisión europea acolumbrada nel apartáu 2 nun va poder aumentar les competencies atribuyíes a la Unión pol presente Tratáu. ARTÍCULU IV-446. Duración El presente Tratáu celébrase per un periodu de tiempu ilimitáu. ARTÍCULU IV-447. Ratificación y entrada en vigor 1. El presente Tratáu ha ser ratificáu poles Altes Partes Contratantes, acordies colos sos respectives normes constitucionales. Los instrumentos de ratificación han ser depositaos ante’l Gobiernu de la República Italiana. 2. El presente Tratáu ha entrar en vigor el 1 de payares de 2006, siempre que se depositaren tolos instrumentos de ratificación o, nel so defectu, el primer día del segundu mes siguiente al del depósitu del instrumentu de ratificación del últimu Estáu signatariu que cumpla dicha formalidá. ARTÍCULU IV-448. Testos auténticos y traducciones 1. El presente Tratáu, redactáu nun exemplar únicu, en llingües alemana, checa, danesa, eslovaca, eslovena, española, estonia, finesa, francesa, griega, húngara, inglesa, irlandesa, italiana, letona, lituana, maltesa, neerlandesa, polaca, portuguesa y sueca, siendo los testos en caúna d’estes llingües igualmente auténticos, ha ser depositáu nos 176 archivos del Gobiernu de la República Italiana, qu’ha remitir una copia autenticada a caún de los Gobiernos de los demás Estaos signatarios. 2. El presente Tratáu va poder poles mesmes traducise a cualquier otra llingua que determinen los Estaos miembros ente aquelles que, acordies colos sos ordenamientos constitucionales, tengan estatutu de llingua oficial na totalidá o en parte del so territoriu. L’Estáu miembru de que se trate ha facilitar una copia certificada d’estes traducciones, que s’ha depositar nos archivos del Conseyu. EN FE DE LO QUE, los plenipotenciarios infrascritos suscriben el presente Tratáu. Fechu en…, el… ______________________